PRECARIEDAD DEL MERCADO DE TRABAJO

Los contratos de menos de siete días se disparan un 48% tras dos reformas laborales

Los contratos de menos de siete días se disparan un 48% tras dos reformas laborales

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, proclamó el pasado viernes tras el Consejo de Ministros que 2014 ha sido “el año del empleo”. Se refería a la creación de 417.574 puestos de trabajo, tal y como se desprende de las cifras de cotizantes a la Seguridad Social. Pero Báñez no detalló cómo es ese empleo que se ha generado. Pero, a la luz de los datos sobre la contratación de 2014 que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) acaba de hacer públicos, la salida de la crisis, además de ser lenta, se apoyará en el trabajo precario.

Lenta si se ha hace caso a la OIT, que prevé que el paro en España no baje del 21% hasta 2020. Y precaria porque de la crisis y las reformas de 2010 –con el PSOE en el Gobierno– y 2012 –la del PP– está surgiendo con fuerza una nueva trampa laboral, el empleo a tiempo parcial, sumado a la cada vez mayor brevedad de los contratos temporales, esa resistente distorsión del mercado de trabajo español.

En 2014 se firmaron en España 4,01 millones de contratos de menos de siete días de duración, el 24% de los 16,72 millones que registraron las oficinas de empleo. En 2008, con un volumen similar de contratos –16,6 millones– los de menos de una semana fueron sólo 2,71 millones. Es decir, durante la crisis el número de contratos hiperbreves se ha disparado un 40%. Otro tanto puede decirse de los contratos que duraron menos de un mes, que el año pasado ascendieron a 6,32 millones, el 37,8% del total, y que han aumentado desde 2008 un 33%.

Aunque todavía se puede bajar un escalón más en precariedad. En 2014 se firmaron 1,6 millones de contratos de menos de siete días con jornada a tiempo parcial. Son nada menos que el 40% de esos contratos hipercortos, cuando en 2008 no pasaban del 28,4%. Además, son a tiempo parcial un total de 2,26 millones de contratos de menos de un mes de duración, el 35,7%. En 2008 representaban el 24,4%, 11 puntos menos.

Contratos de 53,27 días de media

No es de extrañar, entonces, que la duración media de un contrato temporal –el 92% de los que se firman en España cada año– se haya desplomado durante la crisis. En 2008 se elevaba a 78,48 días. En 2012, tras la reforma laboral, ya era de sólo 59,27 días. En 2014 se ha quedado en 53,27 días.

En el mercado laboral español no sólo está enquistada la temporalidad, sino también el carácter estacional de la contratación. Así, el pasado mes de diciembre el número de contratos de menos de un mes de duración fue del 42,5%, casi cinco puntos por encima de la media anual. Es el reflejo de la campaña de Navidad en comercios y hostelería. En julio, temporada alta en el turismo, los contratos de menos de 30 días alcanzaron el 40%. Los de menos de una semana, el 25%.

Independientemente de cuánto duren los contratos, la combinación de temporalidad y jornada parcial se encuentra en estado de gracia. Los contratos temporales por horas se han disparado un 31% desde 2008. Entonces representaban el 25% de los temporales y el 23,3% del total de contratos. Seis años después, equivalen al 34% de los primeros, y al 36,7% de los segundos. Sólo en 2014 crecieron un 12,6% respecto al ejercicio anterior.

Salarios de 400 euros

Las estadísticas de Empleo nada dicen sobre los salarios que llevan a aparejados estos minicontratos, ya sean a jornada completa o por unas pocas horas. Pero según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras un trabajador a tiempo completo cobra 15,67 euros por hora, uno a tiempo parcial sólo ingresa 10,33 euros.

La Encuesta de Población Activa también incluye una muestra de salarios medios. Los últimos datos están referidos a 2013. Los trabajadores a tiempo parcial que cobran los salarios más bajos han reducido aún más si cabe sus escasos ingresos desde 2008. Entonces, el salario medio a tiempo parcial más bajo era de 496 euros. Cinco años después se ha quedado en sólo 401,67 euros. En cualquier caso, el salario medio de un asalariado por horas ascendía en 2013 a 696,97 euros al mes, por 2.121,27 euros el de un trabajador a tiempo completo. No hay que olvidar que el 63% de los empleados a tiempo parcial en España aceptaron ese tipo de contrato porque no pudieron encontrar uno de ocho horas.

Los contratos cada vez duran menos: 50 días de media

Los contratos cada vez duran menos: 50 días de media

Más sobre este tema
stats