Precariedad laboral

Fedea advierte del aumento de la temporalidad y los peligros del tiempo parcial

El salario mínimo acumula una pérdida de poder adquisitivo del 6,1% desde 2010

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) cifra en 140.000 los empleos perdidos sólo en el cuarto trimestre de 2013. Según las cifras de su Observatorio Laboral de la Crisis, de esos puestos de trabajo 60.000 corresponden a menores de 25 añosmenores de 25 años. Y sólo en el sector servicios se liquidaron desde el pasado septiembre un total de 250.403. Únicamente en la agricultura hubo creación neta de empleo: 80.000 puestos de trabajo. Además, Fedea, en cuyo patronato están integradas las principales empresas y entidades financieras españolas, alerta sobre el aumento de la temporalidad y el riesgo de precarización laboral que supone cronificar el recurso al contrato a tiempo parcial,contrato a tiempo parcial cuyo aumento advierte también en su Observatorio.

Así, los economistas de Fedea aseguran que el 42% de todas las personas que encontraron un empleo en el cuarto trimestre de 2103 firmaron un contrato temporal. Los indefinidos, por el contrario, no superan el 16%. Es más, destacan que tener un contrato temporal multiplica por cinco la probabilidad de perder el empleo, compartiendo la misma edad, educación, nacionalidad, sexo y antigüedad. Y esa diferencia ha aumentado en el último trimestre del año pasado respecto a 2012. Los expertos de Fedea son los mayores promotores en España del contrato único, que consideran la solución al problema de la dualidad del mercado laboral: la diferencia entre contratos temporales –y precarios– e indefinidos –y estables, también mejor pagados–.

Pero la amenaza de la precariedad también viene del lado de los trabajos a tiempo parcial, según alerta Fedea. De cada 100 nuevos empleados, 37 han firmado una jornada parcial, una de las apuestas del Gobierno para combatir el paro. Y de ellos, además, el 30% eran temporales. De los indefinidos, el 7% también tenía jornadas a tiempo parcial. “Este creciente uso de la jornada a tiempo parcial podría ser utilizado a corto plazo para repartir mejor el trabajo mientras la demanda sea tenue”, explican los economistas de Fedea. Ése es el caso de España, con crecimientos del PIB medidos en décimas. Sin embargo, advierten de que, si continúa el aumento de su uso cuando la recuperación sea firme y los trabajadores acceden a este tipo de empleos de forma involuntaria –el 60% en el cuarto trimestre, según ha confirmado la última Encuesta de Población Activa (EPA)– se “agudizaría la precariedad” en el empleo.

Probabilidades

El Observatorio de Fedea destaca también que los menores de 25 años tienen un 49% más de probabilidades de perder el empleo respecto a quienes cuentan hasta 34 años. Además, para encontrar trabajo quienes tienen entre 25 y 44 años poseen el doble de probabilidades que los más jóvenes. Conseguir un empleo es un 73% más probable para un mayor de 45 años que para un joven.

Otro tanto ocurre con las mujeres: tienen un 25% más de probabilidades de perder el trabajo y un 30% menos de encontrar un empleo.

Si el trabajador es universitario, las posibilidades de lograr trabajo son hasta un 70% superiores a las de quienes sólo tienen educación secundaria. Éstos, a su vez, perderán el empleo con hasta un 49% más de facilidad que los universitarios, resalta Fedea.

También corroboran los economistas de la fundación la gravedad del paro de larga duración en esta crisis. Con sólo tres meses desempleado, la probabilidad de que el trabajador vuelva al mercado laboral es cuatro veces mayor que si lleva más de un año en los registros del antiguo Inem. Y si se queda sin subsidio, es el doble de probable que encuentre un empleo.

España tiene más de tres millones de trabajadores pobres

España tiene más de tres millones de trabajadores pobres

Más sobre este tema
stats