PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Gobierno busca fórmulas para garantizar que la enmienda de ERC no afecte a la lucha contra la corrupción

Investigación

Fomento investiga para decidir si expedienta a la directiva o si informa a la Fiscalía

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

La Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) ha solicitado al Ministerio de Transportes [antes Fomento] que abra “actuaciones de información” sobre su jefa de Informática, Nuria Marabini Martínez de Lejarza, al tiempo que le ha retirado el encargo del seguimiento del contrato cuya adjudicación a la UTE en que participaba la empresa de su marido aprobó, según prueban los documentos que obran en poder de infoLibre. La actuación del departamento que dirige José Luis Ábalos se produce después de que este periódico le recabase su versión sobre los hechos.

Además, se ha dirigido a la Abogacía del Estado “para recabar asesoramiento”, mientras la Subdirección General de Inspección de Servicios y Obras comenzará el procedimiento establecido en la ley para determinar si Nuria Marabini ha incurrido en una falta disciplinaria y se le abre expediente o incluso se da traslado de los hechos al Ministerio Fiscal, según ha explicado un portavoz del ministerio a este periódico. En cumplimiento del artículo 55 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, estas actuaciones al procedimiento sancionador deberán “determinar con la mayor precisión posible” los hechos en cuestión, e identificar a las personas responsables. Durante lo que duren esas actuaciones, la AESF no podrá encomendar a la jefa de Informática ninguna “tarea relacionada con la materia objetivo de la denuncia”.

El Ministerio de Transportes ha confirmado no sólo que Nuria Marabini era la “encargada” del contrato”, sino también que firmó el informe que valoraba las ofertas presentadas al concurso para llevar a cabo la actualización informática del Registro Especial Ferroviario. Pero precisa que “en este momento” desconoce “cuál era la participación de José Antonio González Velasco”, el esposo de la funcionaria, en el capital de Factoría de Iniciativas Internet Fi2 SA –la empresa que concursó con otras tres como UTE Alfil y que ganó el concurso– cuando ella firmó el citado informe de valoración, el 7 de septiembre de 2017.

infoLibre en el Registro Mercantil, González Velasco era desde 2012 el representante en Factoría de Iniciativas Internet Fi2 SA de otra sociedad Adra Desarrollos y Aplicaciones SL, que poseía el 100% de las acciones de la adjudicataria. Los accionistas de Adra Desarrollos y Aplicaciones SL eran José Antonio González Velasco y su hermano Jorge, cada uno con un 50% de las acciones. Esa situación cambió en marzo de 2017, cuando los hermanos decidieron liquidar Adra Desarrollos y Aplicaciones SL y el 100% de las participaciones que tenía en Factoría de Iniciativas Internet Fi2 SA se le traspasaron al marido de Marabini. En esa fecha, por tanto, pasó a ser su único dueño. La adjudicación del contrato a la UTE Alfil se formalizó el 1 de noviembre de ese año, ocho meses después.

Sobre la firma electrónica de Mercedes Marabini, hermana de la jefa de Informática, que aparece en la propuesta de adjudicación a la UTE Alfil enviada por la AESF al Ministerio de Hacienda el 19 de septiembre de 2017, Transportes asegura que Nuria Marabini “utilizó por error ese certificado”, que tenía “cargado en su ordenador”.

A preguntas de este periódico, el ministerio explica también que la UTE Alfil no ha concluido aún los trabajos que se le encargaron mediante el contrato adjudicado en noviembre de 2017. Su plazo de ejecución era de 15 meses, de forma que debería haber terminado la tarea en febrero de 2019. Por tanto, admite Transportes, lleva “retraso” en su ejecución –casi un año, de hecho– y ésta no es “satisfactoria”. “Cuando concluyan los trabajos, se realizará una valoración de los resultados obtenidos”, avanza.

Una directiva del Ministerio de Fomento aprobó la adjudicación de un contrato de 334.000 euros a la empresa de su marido

Una directiva del Ministerio de Fomento aprobó la adjudicación de un contrato de 334.000 euros a la empresa de su marido

stats