LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Del 'caso Begoña' al 'caso Peinado': el juez convierte una causa vacía en un espectáculo mediático

Desempleo

El paro registra en marzo la mayor subida de su historia debido al coronavirus: más de 300.000 nuevos desempleados

infoLibre

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se disparó en 302.365 desempleados en marzo (+9,3%), su mayor repunte en cualquier mes de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este jueves que recoge Europa Press. 

El volumen total de parados alcanzó así al finalizar marzo la cifra de 3.548.312 desempleados, la más alta del registro desde abril de 2017. Trabajo ha señalado que el Covid-19 ha cambiado la tendencia de la evolución del paro con la que se había iniciado marzo, ya que en los doce primeros días del mes el paro sólo subía en 2.857 personas. 

La subida del desempleo en marzo es la más alta registrada nunca en la serie histórica. Supera en más de 100.000 personas el que hasta ahora era el mayor repunte: el de enero de 2009, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en ese mes en casi 200.000 personas.

El dato de paro de marzo no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Marzo suele ser un mes de descenso del desempleo. En toda la serie, iniciada en 1996, sólo se han registrado aumentos del paro en los marzos del periodo 2009-2012, en plena crisis económica, y ahora, en marzo de 2020, por la crisis sanitaria. En términos de desestacionalizados, el paro subió en marzo en 311.037 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 293.228 personas (+9%)

200.000 parados más en el sector servicios

El impacto de la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento para superarla pasaron factura a todos los sectores económicos en el mes de marzo, pero especialmente al sector servicios y a la construcción. El primero registró el mayor aumento del desempleo en términos absolutos, 206.016 desempleados más (+8,9%), concentrando así más de dos tercios de lo que subió el paro en todo el mes. La construcción, por su parte, experimentó el mayor repunte en valores relativos, un 22,9%, tras sumar 59.551 desempleados.

Les siguieron la industria, con 25.194 nuevos desempleados (+9,1%); la agricultura, que añadió 6.520 parados a las listas (+4,2%), y el colectivo sin empleo anterior, con 4.984 parados más (+1,9%).

Mayor incremento entre varones

El paro subió en marzo en ambos sexos, aunque más entre los hombres, con 178.967 desempleados más (+13,2%), frente a un ascenso del desempleo femenino de 123.298 mujeres (+6,5%). Así, al finalizar el tercer mes del año, el número de mujeres en paro se situó en 2.019.370 y el de varones, en 1.528.942. 

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años subió un 10% en marzo, con 26.112 parados más que en febrero, mientras que el paro de las personas con 25 años y más aumentó en 276.153 desempleados (+9,2%). 

El paro subió en marzo en todas las comunidades autónomas, en términos absolutos especialmente en Andalucía (+138.569 parados), Comunidad Valenciana (+35.565) y Cataluña (+21.833), tres de las más pobladas. Por provincias, sólo se redujo en Melilla (-129 parados) y aumentó en las 51 restantes, encabezadas por Sevilla (+31.813 parados), Málaga (+30.234) y Cádiz (-25.649). 

El paro registrado entre los extranjeros subió en marzo en 34.974 desempleados (+8,5%) respecto al mes anterior, hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 443.554, con un repunte de 40.871 parados en el último año (+10,1%).

La contratación cae un 26%

En cuanto a la contratación, en marzo se realizaron 1.256.510 contratos, un 26,5% menos que en el mismo mes de 2019, de los que 145.393 fueron contratos indefinidos, el 11,6% del total, con un descenso del 19,1% respecto a marzo del año pasado.

Del total de contratos indefinidos realizados en marzo, los contratos a tiempo completo sumaron 89.309, un 17,9% menos que en igual mes de 2019, en tanto que los contratos indefinidos a tiempo parcial sumaron 56.048, con un retroceso anual del 21,1%.

Del resto de contratos, 1.111.117 fueron contratos temporales, de los que el 25,5% fueron eventuales por circunstancias de la producción a tiempo completo y el 27,6% fueron de obra o servicio, también a tiempo completo. Por su parte, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial supusieron el 27,1%.

Golpe a las cotizaciones de la Seguridad Social

La Seguridad Social, por su parte, cerró el mes de marzo con un descenso de 833.979 afiliados, su mayor recorte de la historia, hasta situarse el número total de ocupados en 18.445.436, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Este es el dato con el cerró el sistema a último día de mes y el que mejor refleja el impacto de la pandemia del coronavirus en la afiliación. Si se tiene en cuenta la afiliación media, el descenso fue de 243.469 cotizantes (-1,2%), hasta un total de afiliados medios de 19.006.760 trabajadores.

Primeras reacciones de los agentes sociales

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha destacado que los datos del paro del mes de marzo, con millones de trabajadores que están en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), no se pueden comparar "con ningún otro momento de la historia de España", y ha confiado en poder recuperar el empleo cuando pase la crisis del coronoavirus.  El líder sindical ha puesto en valor lo "extraordinariamente positivo" de las negociaciones mantenidas entre patronal y sindicatos y el propio Gobierno para poder arbitrar medias que no destruyan definitivamente el empleo.  "Si hay suerte y todo va bien cuando pase esta pandemia, podremos recuperar el empleo", ha añadido.

La Unión Sindical Obrera (USO), por su parte, advierte de que la "inmensa mayoría" de afectados por la crisis del Covid-19 no figura aún en las estadísticas, ya que los registros del SEPE que evidencian la mayor subida de la historia del paro en marzo, con 302.365 desempleados más, no refleja la realidad del "hachazo" al trabajo. Además, achaca el hundimiento de la afiliación de la Seguridad Social al "drama" de los trabajadores eventuales y las ETT. En una nota, el sindicato denuncia que los funcionarios del SEPE "no dan abasto" a tramitar los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) y el resto de gestiones ordinarias, ajenas al coronavirus.

En un comunicado, CSIF indicó a su vez que ha llegado el momento de repensar el sistema productivo, fortalecer nuestra industria y volver a crear empleo de calidad y cualificado. "Ofrecemos toda nuestra colaboración al Gobierno (y también a los partidos de la oposición que deben sumarse a las medidas) para empezar a diseñar un plan de reconstrucción social y económico a partir de las administraciones públicas, que a la fuerza han de jugar un papel esencial en la reanimación de la economía y del empleo", reiteró el sindicato.

Taambién se ha pronunciado la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que ha lamentado los "nefastos" datos de empleo. En una nota afirman que las cifras reflejan "la dureza y la crueldad" del impacto de la crisis sanitaria, si bien ha advertido de que en vez de una "hibernación" económica se producirá una "glaciación", con unos meses de abril y mayo "dramáticos" en empleo, si el Gobierno no apoya "de verdad" a pymes y autónomos.

Más sobre este tema
stats