Pensiones

Los pensionistas perderán el próximo año un 1,25% de poder adquisitivo

El paro bajará siete décimas en 2014 por la caída de la población activa y el aumento del contrato parcial

Nueve millones de pensiones amenazadas de recortes suponen millones de pensionistas entre enfadados y asustados. Por eso, el Gobierno y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se tientan mucho la ropa al hablar del tema. El viernes, al término del consejo de Ministros que aprobó la reforma de las pensiones, Montoro no quiso aclarar los cálculos que ha utilizado para ese apartado en los presupuestos del próximo año. Pero los números cantan. El nuevo escenario macroeconómico de Economía, recién aprobado, daba una serie de pistas que se han confirmado este lunes: el poder de compra de las pensiones puede caer un 1,25% en 2014.

Todo depende de un indicador, el llamado deflactor del consumo privado. El deflactor es un indicador, distinto del IPC, que los economistas utilizan para calcular la evolución real de la economía, de un bien o de cesta de productos a partir de un año base. En el caso del escenario recién aprobado, el deflactor del consumo privado que utiliza Economía para 2014 es el 1,5%.

Si a ese incremento mínimo del 0,25% se le aplica el corrector (deflactor) que utiliza Economía, el resultado es una pérdida de la capacidad de compra de los pensionistas del 1,25%. En pensiones reducidas, que en muchos casos palían situaciones de extrema necesidad de familias enteras, la pérdida en la capacidad de compra es notable.

Precios a la baja

El Gobierno, no obstante, confía en que la inflación eche una mano y facilite el trance de apretar más a los que más necesidades tienen. Montoro lo dejó claro el viernes: "las previsiones (de quienes pronostican recortes en pensiones) fallan por la base" dijo.

Sin embargo, la pérdida que se puede estimar para 2014 a partir de los documentos de  Economía, apenas si va más allá de los cálculos que ha esgrimido el propio Gobierno para calcular los efectos de la reforma de las pensiones.

Con una estimación de inflación (optimista) del 1% en los próximos años, el Ministerio de Empleo estimó que el ahorro en pensiones se situaría en 33.000 millones hasta 2022.

El nuevo sistema de revalorización de las pensiones (0,25% de subida mínima en años malos y 0,25% por encima del IPC en los años buenos) no gusta a los sindicatos y tampoco a la patronal CEOE.

El Consejo Económico y Social (CES), en el que están presentes todos los agentes sociales, ha emitido un informe —preceptivo pero no vinculante— en el que pide al Ejecutivo que “reconsidere la oportunidad” de desligar la evolución de las pensiones de  la inflación. Un golpe a la piedra angular de la reforma cuyo anteproyecto de ley ya está aprobado y que se ajusta a las exigencias de control de la Comisión Europea, el BCE y el FMI.

Santamaría no desmiente el intento de censura de parte de una entrevista a Rajoy

Santamaría no desmiente el intento de censura de parte de una entrevista a Rajoy

Más sobre este tema
stats