LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
"Es duro decir a una madre que su bebé ha muerto": la emergencia migratoria dura ya 30 años en Canarias

Pena muerte

Al menos 11 países condenan a muerte por delitos de narcotráfico

Al menos 11 países han condenado a muerte en los últimos dos años por delitos de narcotráfico

infoLibre

Ali Mohamed al-Nimr, de 21 años, fue detenido en 2012 por participar en las protestas contra el Gobierno de Arabia Saudí y difundirlas a través de su teléfono móvil. El pasado mayo, el Tribunal Supremo de su país le condenó a la pena de muerte por sedición, desórdenes públicos, manifestación pública, robo y pertenencia a cécula terrorista. Salvo un giro inesperado, en los próximos días será decapitado y crucificado.

Este sábado es el Día Mundial contra la Pena de Muerte, uno de esos días que se celebran en todos los países pero que muchos todavía no respetan. Como recuerda Amnistía Internacional, al menos 11 estados han aplicado la pena capital por delitos de drogas en los últimos dos años, entre ellos Arabia Saudí, China, Indonesia, Irán y Malasia. "Resulta descorazonador que tantos países sigan aferrándose a la falsa idea de que matando a personas conseguirán de algún modo terminar con la adicción o reducir la delincuencia. La pena de muerte no sirve para hacer frente a la criminalidad o para proporcionar a quienes necesitan ayuda acceso al tratamiento para superar la drogadicción”, criticó Chiara Sangiorgio, experta de Amnistía sobre la pena de muerte.

La guerra contra las drogas deja más de 12.000 soldados en prisiones mexicanas en los últimos diez años

La guerra contra las drogas deja más de 12.000 soldados en prisiones mexicanas en los últimos diez años

Además, según denuncia esta ONG, en algunos de los países donde se condena a muerte por este tipo de delitos relacionados con el narcotráfico y consumo de drogas, los juicios son "manifiestamente injustos". En Arabia Saudí, Indonesia e Irán habitualmente se niega a los acusados la asistencia de un abogado. La ONU se reunirá en abril de 2016 para debatir sobre el control del narcotráfico, y entre otros asuntos versará también sobre la pena de muerte como condena.

Por ejemplo, Irán, el país que más personas ejecuta solo por detrás de China, aplica la pena capital a quienes son detenidos con 30 gramos de heroína o cocaína. Por este motivo se ha acabado con la vida de unas 700 personas en lo que va de año según la denuncia que Amnistía hizo el pasado julio. 

Los datos recabados por Amnistía reflejan que en 2014 aumentó el número de condenas a muerte (2.466) pero descendieron un 20% las ejecuciones, que en total fueron 607 en 22 países según pudo documentar esta organización. En lo que va de año Arabia Saudí ha superado ya con creces sus últimas estadísticas (102 hasta el 25 de agosto), mientras que Estados Unidos se mantiene en su línea: 23 personas hasta el 6 de octubre, siendo uno de los países que más condenas aplica.

Más sobre este tema
stats