Irak

Comienza el avance hacia el último reducto de Estado Islámico en Mosul

Un soldado camina junto a una bandera del grupo terrorista Estado Islámico.

infoLibre

Las fuerzas iraquíes reanudaron este domingo su avance hacia el oeste de Mosul, el bastión del grupo terrorista Estado Islámico en Irak, tras tomar varias localidades periféricas al sur de la ciudad, según informó el Ejército iraquí y recogió Europa Press.

Por ahora, las fuerzas iraquíes han tomado la localidad de Azba, en la carretera de Mosul a Bagdad, y la de Alzaka, en la zona de Hamám al Alil.

Este anuncio tiene lugar después de que el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, diera esta mañana luz verde a la operación y pidiera a sus fuerzas que "respetaran los Derechos Humanos" durante los combates. "Aquí digo al mundo lo valientes que son mis soldados y lo orgullosos que todos están de ellos, de vuestro éxito y de vuestra victoria", dijo.

"A cualquier ejército del mundo", añadió por su parte el comandante de las fuerzas internacionales lideradas por EEUU, el general Stephen Townsend, "le resultaría durísimo combatir en Mosul".

"La crueldad de Estado Islámico, su brutalidad y su alcance no solo amenazan a Irak y a Siria", declaró Townsend. "Pero nuestras fuerzas han llevado la lucha hasta terreno enemigo y sacrificado su sangre por el pueblo de Irak y por el resto del mundo", añadió en un comunicado recogido por la agencia de noticias kurda Rudaw.

"La coalición entera aplaude y ruega para que la bendición de dios caiga sobre los valientes soldados iraquíes, que hoy combaten para liberar a su país y hacer de su región y de su país un lugar más seguro", concluyó el general.

El grupo terrorista responde

Una hora después de que Al Abadi anunciase el inicio de la ofensiva, un terrorista suicida de Estado Islámico se hizo estallar en las inmediaciones restaurante My Fair Lady, en el este de la ciudad iraquí de Mosul –bajo control de las fuerzas iraquíes–, según informaron fuentes de seguridad. Según el primer balance de víctimas, la explosión dejó al menos un muerto y nueve heridos.

Este atentado es el segundo contra el barrio del restaurante –una especie de símbolo de la recuperación de la ciudad– en menos de dos semanas. El viernes 11 de febrero, una explosión dejó al menos 14 muertos y 29 heridos.

El miedo a ser descubiertos lleva a los huidos de Mosul a sedar y tapar la boca de los niños

El miedo a ser descubiertos lleva a los huidos de Mosul a sedar y tapar la boca de los niños

Más sobre este tema
stats