LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La elección de Von der Leyen muestra al PP cómo funciona el cordón sanitario contra la ultraderecha

La crisis de los refugiados

El mal tiempo reduce el flujo de refugiados pero empeora las condiciones de vida de los que ya han llegado

Una familia espera en la vía de un tren

infoLibre

El número de inmigrantes y refugiados que llegan a las costas de Grecia se ha reducido en la última semana debido a las malas condiciones meteorológicas pero se reanudará si el tiempo mejora, según ha advertido este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Casi 400.000 personas han realizado la peligrosa travesía en barco hasta las costas griegas este año y 6.600 de ellas llegaron sólo el 25 de septiembre, como informa Europa Press. Sin embargo, las llegadas han ido descendiendo y este jueves la cifra de personas que cruzaron fue de 1.500, ha precisado la agencia de la ONU. No obstante, ACNUR prevé que al menos 1,4 millones de inmigrantes y refugiados crucen el Mediterráneo entre este año y el que viene y ha solicitado 128 millones de dólares para atenderles.

"Cabe esperar que cualquier mejora en el tiempo traiga un nuevo aumento de las llegadas", ha subrayado el portavoz de ACNUR Adrian Edwards en Ginebra. Grecia es uno de los países que más inmigrantes y refugiados recibe por mar y el "tiempo actual más fresco y ventoso ha hecho que las travesías desde Turquía a Grecia sean incluso más peligrosas", ha señalado el portavoz. "El miércoles hubo cuatro operaciones de rescate separadas en Lesbos en las que se recuperó a 283 personas", ha precisado.

Ayuda "vital" para refugiados ante la llegada del invierno

La Federación Internacional de Cruz y Media Luna Roja (IFRC) ha reclamado una ayuda "vital" para los refugiados atrapados en los Balcanes por el cierre y los controles en las fronteras, que quedarán aún más expuestos ante la llegada del invierno.

"Los inmigrantes en los Balcanes se enfrentan a condiciones cada vez más difíciles con la llegada de las fuertes lluvias y el tiempo frío" en unas condiciones ya de por sí vulnerables, ha advertido en un comunicado. La llegada del invierno supone temperaturas medias por debajo de los seis grados "y ya han comenzado a bajar", lo que significa que el tiempo para responder a la emergencia humanitaria con posibilidades de éxito se reduce rápidamente.

Socorristas españoles salvan refugiados en la costa de Lesbos

Socorristas españoles salvan refugiados en la costa de Lesbos

El invierno es el último desafío para unos refugiados que "ya han viajado cientos de kilómetros, muchas veces con acceso limitado a la comida, a un alojamiento, a atención sanitaria y, en general, sin cobertura de las necesidades básicas". "En los últimos siete días, 25.000 personas han llegado a Serbia, muchas inmigrantes vulnerables -incluidas familias con niños pequeños- están viajando hacia zonas que probablemente experimentarán temperaturas heladas e intensas precipitaciones", ha señalado.

La secretaria general de la Cruz Roja Serbia, Vesna Milenovic, ha advertido de que "el mal tiempo ya ha llegado", según ha recogido Europa Press. "Nuestra principal preocupación es qué pasará en los próximos semanas y meses, porque el otoño y el invierno pueden ser muy duros en esta región", ha subrayado. Milemnovic ha explicado que "la situación humanitaria podría empeorar" y que, aunque el IFRC está distribuyendo ropa de abrigo y kits para el invierno, no será suficiente, por lo que ha instado a la comunidad internacional a "acelerar sus esfuerzos y reforzar su apoyo a la gente vulnerable que está moviéndose por toda Europa".

El IFRC ha realizado una petición de 13,3 millones de euros para ayuda humanitaria de emergencia destinada a las 675.000 personas que se agolpan en Serbia, Hungría, Macedonia, Italia y Grecia.

Más sobre este tema
stats