LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Somalia

Médicos sin Fronteras se retira de Somalia por los ataques recibidos

Médicos sin Fronteras se retira de Somalia por los ataques recibidos

INFOLIBRE

Médicos sin Fronteras (MSF) ha anunciado la clausura de todos sus programas en Somalia, una decisión adoptada por los últimos ataques sufridos por su personal. La ONG, que operaba en ese país desde 1991, ha realizado este anuncio en una rueda de prensa celebrada en Nairobi (Kenia).

La organización ha detallado que el cese de actividad en Somalia se debe a ataques como el denunciado el pasado viernes, cuando MSF comunicó que un trabajador local atacado el pasado 5 de agosto falleció al no poder recuperarse de las heridas sufridas. Otro miembro de la organización de ayuda humanitaria murió víctima del mismo ataque el 7 de agosto. En su comunicado, la ONG también ha subrayado que, de manera creciente, los grupos armados y los líderes civiles "justifican" las acciones violentas contra los trabajadores humanitarios.

"En algunos casos, en particular en el centro y sur de Somalia, aunque no exclusivamente, los mismos actores con quienes MSF ha negociado las garantías mínimas de respeto a su misión médica humanitaria han tenido una implicación directa en los abusos contra los equipos de MSF", ha insistido la ONG.

La ONU alerta de que se dan todas las condiciones para una crisis alimentaria “aguda” en Somalia

La ONU alerta de que se dan todas las condiciones para una crisis alimentaria “aguda” en Somalia

MSF ha recordado sus 22 años de actividad en Somalia, a lo largo de los cuales ha tenido que "tolerar niveles de riesgo incomparables" a los habituales por "la excepcionalidad de las necesidades humanitarias" que se viven en el área. Entre otras medidas excepcionales, la organización ha recordado que se ha visto obligada a contratar escoltas armados. A pesar de ello, desde 1991 y al margen de las dos últimas víctimas, otros 16 trabajadores de MSF han sido asesinados y, desde 1991, la organización ha sido objeto de "decenas de ataques".

"La población civil de Somalia será la que en última instancia pague el precio más alto", ha lamentado el presidente internacional de MSF, Unni Karunakara. "Gran parte de la población somalí nunca ha conocido su país sin guerra ni hambrunas. Cuando ya de por sí recibe menos atención de la necesaria, los ataques de grupos armados contra el personal humanitario, y la tolerancia de líderes civiles a estos abusos, han acabado finalmente con el escaso acceso a la atención médica de la que dispone el pueblo somalí", ha explicado Karunakara.

Los programas de MSF en Somalia implicaban hasta la fecha a más de 1.500 trabajadores, dedicados a proporcionar atención primaria de salud, tratamientos contra la desnutrición, y campañas de vacunación, agua y suministros, entre otras operaciones. Sólo en 2012, los equipos de esta organización proporcionaron más de 624.000 consultas médicas, atendieron a 41.100 pacientes en sus hospitales, trataron a 30.090 niños por desnutrición, vacunaron a 58.620 personas y asistieron el parto de 7.300 bebés.

Más sobre este tema
stats