Unión Europea

Obama denuncia que “la austeridad ha contribuido a ralentizar el crecimiento europeo”

Obama defiende los resultados de la diplomacia en las negociaciones nucleares con Irán

infoLibre

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, denunció este martes que "la austeridad ha contribuido a ralentizar el crecimiento europeo", al tiempo que destacó el papel que asume Italia en la crisis de refugiados, informa Europa Press.

"Otros países han adoptado otro enfoque. Creo que las medidas de austeridad han contribuido a la ralentización del crecimiento de Europa. En algunos países, hemos visto años de estancamiento, que han alimentado las frustraciones económicas y las ansias que vemos en todo el continente, sobre todo entre los jóvenes que tienen más probabilidades de estar desempleados",afirmó el mandatario estadounidense, en una entrevista concedida al diario italiano La Repubblica y recogida por la agencia.

Obama manifestó su "pleno apoyo" a la agenda de reformas que está impulsando el primer ministro italiano, Matteo Renzi. "Creo que las visiones y las reformas ambiciosas que el primer ministro Renzi está impulsando son importantes", añadió.

Horas antes de que este jueves el primer ministro italiano llegue en visita oficial a la Casa Blanca, el mandatario estadounidense subrayó que Italia es "uno de los más fuertes" aliados de Estados Unidos y defendió el enfoque que ha mantenido el Gobierno norteamericano ante la crisis económica.

En este sentido, recordó que, tras su toma de posesión, el Gobierno aprobó la Ley de Recuperación, con el objetivo de reactivar la economía, y actuó con celeridad para "salvar" a la industria automovilística, estabilizar el sector bancario, invertir en infraestructuras, aumentar los préstamos a las pequeñas empresas y ayudar a las familias a no perder sus casas. "Los créditos han aumentado y las tasas de pobreza han caído. Todavía tenemos mucho que hacer para ayudar a los trabajadores y las familias a mejorar pero nos estamos moviendo en la dirección correcta", señaló.

Obama también se refirió al auge de los populismos "a izquierda y a derecha" en el mundo occidental y abogó por subrayar las ventajas de la "integración" global. "Nuestra economía global integrada, incluido el comercio, ha contribuido a poner en una situación mejor a miles de millones de personas de todo el mundo", destacó.

Destaca la reducción de la pobreza extrema

El presidente estadounidense subrayó que la "pobreza extrema se ha reducido drásticamente" y que, "gracias a la colaboración internacional en el campo de la ciencia, la salud y la tecnología", "las personas viven más tiempo y tienen más oportunidades que en el pasado". "La Unión Europea continúa siendo uno de los más grandes éxitos políticos y económicos de los tiempos modernos", dijo.

En este sentido, afirmó que ahora el "desafío" es hacer que los beneficios de la "integración" global sean más visibles y que los "eventuales problemas económicos, políticos y culturales se afronten correctamente". Obama hizo hincapié en que hay que "rechazar" la política basada en el "nosotros" contra "ellos" que busca convertir a los inmigrantes y a las minorías en "chivos expiatorios".

El mandatario estadounidense hizo un alegato contra el "proteccionismo" económico y dejó claro que esta práctica tiene consecuencias negativas en el desarrollo económico. "No es posible dar marcha atrás y construir un puente levadizo. El proteccionismo deja a nuestras economías más débiles, dañándolas a todas y, en particular, a nuestros trabajadores", advirtió.

Obama abogó por "aprender del pasado" e impulsar un comercio que permita que la economía global ofrezca "ventajas a toda la población y no solo a unos pocos que están en lo más alto". "Debemos continuar trabajando para frenar los excesos del capitalismo adoptando unos criterios más estrictos para el sector bancario y en materia fiscal, así como una mayor transparencia, para ayudar a prevenir las repetidas crisis que amenazan a nuestra prosperidad compartida", señaló. 

Alegato a favor del acuerdo Turquía-UE de refugiados

Sobre la guerra contra Estado Islámico en Irak y en Siria, Obama subrayó que la coalición militar internacional "continúa siendo implacable" contra el grupo terrorista "en todos los frentes". "Los ataques aéreos de la coalición continúan golpeando a los objetivos de Estado Islámico. Continuamos eliminando altos dirigentes y comandantes de Estado Islámico para impedir que vuelvan a amenazarnos de nuevo. Seguimos golpeando sus infraestructuras petroleras y redes financieras, privándoles del dinero para financiar su terrorismo", explicó. Sin embargo, advirtió de que esta organización "todavía tiene la capacidad de llevar a cabo o inspirar atentados", como se ha visto en Oriente Próximo, norte de África, Estados Unidos y Europa.

Por todo ello, el mandatario norteamericano abogó porque los países occidentales compartan "informaciones e Inteligencia", impidan el envío de terroristas extranjeros y refuercen la seguridad de sus fronteras.

En cuanto a la crisis de refugiados e inmigrantes, Obama afirmó que "es una catástrofe humanitaria" y "un test" para toda la "humanidad". "Las imágenes de tantos inmigrantes, hombres, mujeres y niños que se agolpan en embarcaciones y llenan el Mediterráneo son más que angustiosas", consideró.

Por último, señaló que "unos pocos países en primera línea" no pueden ser los que soporten por sí solos el "enorme peso" de la llegada de migrantes desde el Mediterráneo y recalcó la importancia que da Estados Unidos al acuerdo de Turquía con la UE porque supone "dividir los costes de esta crisis y garantizar un enfoque coordinado que respete los derechos humanos de los migrantes y una política migratoria ordenada y humana".

Obama se inclina por vetar la ley que permitiría a familiares de víctimas del 11-S denunciar a Arabia Saudí

Obama se inclina por vetar la ley que permitiría a familiares de víctimas del 11-S denunciar a Arabia Saudí

Más sobre este tema
stats