PORTADA DE MAÑANA
Ver
No sólo Cataluña es singular: del 'dumping fiscal' de Madrid al criterio de dispersión en Galicia

Coronavirus

Repatriaciones, cierre de fronteras y cuarentenas: las reacciones contra el coronavirus

Imagen de ciudadanos con mascarillas en Manila, Filipinas.

Se va a cumplir un mes desde que se conocieran los primeros casos de enfermos por el coronavirus(2019-nCoV), llamado de Wuhan por ser la localidad china donde se indentificó el brote. La alarma se ha ido extendiendo a lo largo de todo el mes de enero. Los afectados no han parado de multiplicarse y la lista de fallecidos no ha hecho nada más que engordar. La Comisión de Salud de China informó este jueves de que ya ha habido 170 víctimas mortales y de que hay otros 7.711 casos confirmados. Además, las autoridades del país sospechan de que podría haber otras 4.148 personas contagiadas.

Pero no todo está allí. El virus ha viajado y ya se han detectado casos en 17 países distintos a China, según el informe diario que este jueves publicó el Ministerio de Sanidad. Y como todavía no se conoce ni cuál es el origen de la enfermedad —aunque es seguro que el foco fue un animal— ni cómo curarla —aunque ya se trabaja en vacunas para evitar la propagación—, cada país lucha como puede para evitar que los contagiados se multipliquen. Algunos han cerrado fronteras, otros tienen a posibles contagiados en cuarentena y muchos han comenzado a repatriar a sus nacionales atrapados en Wuhan para tratarles dentro de sus fronteras.

En España, por ahora, tan sólo ha habido casos sospechosos que, al final, han sido descartados. Desde el primer momento, tanto el Ministerio de Sanidad como el propio ministro Salvador Illa han llamado a la calma, argumentando que en el caso de que alguno de esos análisis dé positivo, hay medios para reaccionar. De hecho, la institución ya ha publicado el protocolo de actuación, elaborado junto al Instituto de Salud Carlos III. No sólo eso. Tal y como ha informado el propio Ministerio en su informe de este jueves, se estableció "un Comité de seguimiento de la situación que se reúne diariamente para valorar la evolución del riesgo, las acciones que realizan las diferentes unidades del departamento implicadas, las propuestas de actuaciones de coordinación con las CCAA y las actividades de comunicación técnica, institucional y a la población y medios". 

Además, España ha sido uno de esos países que ha decidido repatriar a los españoles que se encuentran en Wuhan, una ciudad en cuarentena desde hace una semana. Se trata de una veintena de personas que saldrán de Wuhan a las 05:00 horas —22:00 horas en España— en un avión que hará escala en Reino Unido, donde se quedará el grupo de británicos que viajará con ellos. Una vez allí, despegarán de nuevo hasta Madrid, tal y como ha informado El País. ¿Y cuando aterricen? Según informó este jueves el propio Illa, serán trasladados al Hospital Gómez Ulla, donde pasarán un periodo de cuarentena de 14 días, el tiempo que se tarda en incubar la enfermedad y en que sus síntomas se hagan evidentes. 

¿Y qué significa que estarán en cuarentena? Tal y ecomo explica el Reglamento sanitario internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de una medida de prevención que consiste en "la restricción de las actividades y/o la separación de los demás de personas que no están enfermas, pero respecto de las cuales se tienen sospechas, o de equipajes, contenedores, medios de transporte o mercancías sospechosos, de forma tal que se prevenga la posible propagación de la infección o contaminación". Aunque parezca muy similar, no es lo mismo que la medida de aislamiento, que significa "la separación de los demás de personas enfermas o contaminadas o de equipajes, contenedores, medios de transporte, mercancías, paquetes postales afectados, con objeto de prevenir la propagación de una infección y/o contaminación".

El Gómez Ulla, en cualquier caso, ya está preparado. Tal y como indicó Europa Press a partir de la información facilitada por las fuentes del hospital, gestionado por el Ministerio de Defensa, el equipo médico va a recibir en las próximas horas un curso para conocer cómo tienen que atender a esta veintena de españoles que, aunque estén en cuarentena, tendrán libertad de movimiento. Eso sí, en un área delimitada. No obstante, y a pesar de las medidas de seguridad adoptadas, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, prefirió hacer un llamamiento a la calma. Como lleva haciendo el Ministerio y el propio Illa desde que comenzó todo. Según aseguró, la alarma está siendo un "temor infundado".

Pero lo cierto es que, con motivos o no, la alerta se expande por todo el mundo en paralelo al coronavirus.

Francia, Alemania e Italia: repatriaciones

Los españoles no son los únicos que pretenden volver a sus países de origen para evitar continuar cerca del foco de infección. Según las estimaciones realizadas por la Comisión Europea a partir de los datos trasladados hasta ahora por los Estados miembros, unos 600 ciudadanos europeos comunicaron su voluntad de ser evacuados de China. En concreto, según explicó el comisario de Gestión de Crisis Janez Lenarcic, contactaron con el Ejecutivo comunitario para repatriar a sus nacionales Austria, Bélgica, Bulgaria, Alemania, España, Finlandia, Francia, Italia, Letonia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía y Reino Unido

Pero de momento no han iniciado las operaciones todos ellos. Además de España, sólo Francia —donde ya hay cinco casos confirmados—, Reino Unido —donde de momento no hay ninguno—, Alemania —donde ya ha habido cuatro positivos en el coronavirus— e Italia —donde tampoco hay ningún afectado— han comenzado a llevar a cabo las gestiones para la repatriación. 

Reino Unido pretende llevar de vuelta a 200 británicos que, cuando aterricen, serán puestos en cuarentena también durante 14 días, según avanzó el secretario de Salud Británico, Matt Hancock. La misma medida que tomará Alemania con alrededor de 90 personas y Francia con sus 800 nacionales. El Ministerio de Exteriores italiano, por su parte, informó este jueves de que trabaja junto al Ministerio de Defensa, el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas para repatriar a todos los italianos que se encuentran en Wuhan. 

Repatriaciones también fuera de Europa

Fuera de Europa, muchos países han tomado la misma medida. Y Japón —donde ya hay ocho casos confirmados— ha sido uno de los primeros en llevarla a cabo. Este miércoles, unos 200 japoneses fueron evacuados de la ciudad china de Wuhan, según informó Europa Press. Como medida de seguridad, todos fueron sometidos a exámenes médicos dentro del avión y, posteriormente, fueron trasladados a centros sanitarios para continuar con las pruebas. Cinco presentaban síntomas, como tos y fiebre, y fueron directamente ingresados en hospitales equipados para enfermedades infecciosas. 

No obstante, no serán los únicos que salgan de China. Las autoridades japonesas informaron de que fletarán más vuelos chárter en los próximos días para sacar de Wuhan a los cerca de 650 ciudadanos japoneses que quieren ser repatriados.

Imagen de personal con mascarillas en el Aeropuerto Internacional de Tokio, en Japón. | EFE

Por su parte, este jueves llegarán a Singapur —donde hay diez afectados— 92 ciudadanos procedentes de Wuhan, que serán sometidos también a un examen médico en el aeropuerto. Y Nueva Zelanda tiene los mismos planes: el Gobierno pretende fletar un vuelo chárter que, según ha informado el ministro de Exteriores, tendrá una capacidad para alrededor de 300 pasajeros y será costeado en su mayoría por las propias autoridades. 

Estados Unidos —donde ya hay cinco casos—, por su parte, anunció el pasado domingo la evacuación de un número "limitado" de ciudadanos estadounidenses. De hecho, la Embajada norteamericana en Pekín informó de que el vuelo de evacuación que prepara no bastará para el número de ciudadanos estadounidenses ubicados en la región. "Su capacidad está extremadamente limitada y si no hay espacio suficiente para transportar a todo al que esté interesado, se dará prioridad a los individuos con mayor riesgo de contraer el coronavirus", dijo la embajada.

Además, el Gobierno de Turquía enviará este jueves un avión de carga a la ciudad de Wuhan para evacuar a un grupo de sus ciudadanos y de otros países como Albania, Azerbaiyán y Georgia. Según las informaciones recogidas por la agencia estatal turca de noticias, Anatolia, el avión despegará del aeropuerto militar de Etimesgut, en la capital, Ankara, para evacuar de China a 34 turcos y a un número indeterminado de albanos, azeríes y georgianos.

Los casos de Rusia y Australia

No todo son repatriaciones. Hay otros países que han tomado medidas más drásticas. Uno ha sido Rusia, que anunció este jueves que blindará su frontera con China. El primer ministro ruso, Mijail Mishushtin, que precisamente asumió este mes el cargo, explicó que informarán de las "medidas pertinentes" para cerrar la frontera en la zona de Extremo Oriente, así como de "otras decisiones tomadas" por el Gobierno. 

Australia —que ha confirmado siete casos—, por su parte, ha sido más dura. El Gobierno está negociando con Pekín para llevar de vuelta a los australianos que actualmente se encuentran en Wuhan. Sin embargo, a estos no les saldrá el viaje gratis, sino que tendrán que pagar 610 euros para ser evacuados de la zona. Además, cuando consigan hacerlo no irán a su país, sino al centro de detención de la Isla de Navidad, donde serán puestos en cuarentena. 

Varias aerolíneas cancelan sus vuelos

También por seguridad, varias aerolíneas decidieron suspender sus vuelos a China. Y no fueron pocas. Por ejemplo, la aerolínea británica British Airways ha sido una de las más duras aplicando medidas contra el coronavirus, ya que ha suspendido todos los vuelos con origen y destino en China continental. Iberia, la principal aerolínea española, ha suspendido de forma temporal todos sus vuelos con Shanghái, así que quienes ya tengan comprados los billetes podrán ser compensados con el reembolso de lo que les costó. 

El alemán con coronavirus en La Gomera "evoluciona bien" y los repatriados "están tranquilos"

El alemán con coronavirus en La Gomera "evoluciona bien" y los repatriados "están tranquilos"

La estadounidense United Airlines ha decidido suspender algunos vuelos que tenía previstos a Pekín, Hong Kong y Shanghai hasta el 8 de febrero. Pero en este caso la decisión se ha tomado por la bajada de la demanda. American Airlines, por su parte, ha anunciado que cancelará la conexión que une la ciudad de Los Ángeles con Shanghai a partir del 9 de febrero. Justo ese día, Lufthansa, Swiss y Australian Airlines, todas integradas en el grupo Lufthansa, levantarán el veto a las conexiones con China.

Otras aerolíneas serán más suaves. La compañía francesa Air France ofrece la devolución del dinero a aquellos viajeros que decidan renunciar viajar a China, lo mismo que la japonesa Japan Airlines

Más sobre este tema
stats