PORTADA DE MAÑANA
Ver
PSOE y Unidas Podemos miden sus fuerzas en las leyes de trata y trans en la recta final de la legislatura

Una máquina de calumniar: así funcionaba el “ejército” de trolls del PSG contra medios, críticos y futbolistas

Fotomontaje que ilustra el "ejército digital" de falsas cuentas de Twitter creadas por el club.

Yann Philippin y Clément Fayol (Mediapart)

“Adrien Rabiot. Gran HDP. No te mueves". A primera vista, se trata de un tuit vulgar aunque tristemente banal en medio de un océano de reacciones en las redes sociales. Pero en realidad, este mensaje publicado el 7 de marzo de 2019 es uno de otros cientos que fueron publicados por las cuentas controladas por el departamento de comunicación del PSG.

Mientras la justicia francesa investiga las turbias operaciones realizadas en nombre del club por un lobbista y ex policía (leer en francés aquí), Mediapart ha obtenido un informe que detalla minuciosamente las operaciones de influencia realizadas por un subcontratista del PSG entre 2018 y 2020. 

El documento revela que el club, propiedad del Estado de Qatar, creó un "ejército digital" de falsas cuentas en Twitter responsables de llevar a cabo incursiones muy violentas y a menudo groseras contra numerosos objetivos: medios de comunicación considerados hostiles al PSG como Mediapart y L'Equipe, el hincha abofeteado por Neymar (leer nuestra investigación aquí), la joven que acusó a la estrella brasileña de violación, y también personalidades del club como el jugador Adrien Rabiot y el ex director deportivo Antero Henrique. Incluso el emblemático Kylian Mbappé ha sido atacado cuando insinuó que podría dejar el club en 2019.

Nuestro documento de 50 páginas es un informe elaborado por la agencia Digital Big Brother (DBB), que revisa su actividad en nombre del PSG para la temporada 2018/2019. Registrada en Barcelona, DBB está controlada por Lotfi bel Hadj, un empresario franco-tunecino al frente de una miríada de empresas que contratan sus servicios a personalidades, empresas o Estados para gestionar su comunicación digital.

En 2019, Lotfi Bel Hadj y su empresa UReputation trabajaron para el candidato presidencial tunecino Nabil Karoui mientras éste estaba en prisión. A raíz de eso, Facebook cerró decenas de cuentas y páginas sospechosas de estar vinculadas a Bel Hadj, y el think-tank Atlantic Council criticó sus prácticas de influencia en un informe titulado "Operación Cartago".

El informe especifica que este ejército de trolls operado por DBB estaba supervisado por el departamento de comunicación del PSG, dirigido por entonces por Jean-Martial Ribes. Este fue, durante siete años, uno de los más estrechos colaboradores del presidente del club, Nasser al-Khelaifi, hasta que se marchó el pasado mes de mayo al departamento de comunicación de una filial del gigante del lujo LVMH.

Al ser contactado, el PSG dijo que "el club nunca ha contratado a una agencia para perjudicar a las personas e instituciones". Según nuestras informaciones, aunque no existía un contrato con el club, sí era el PSG quien pagaba los servicios de influencia digital prestados por Digital Big Brother.

La agencia también confirmó que trabajó para el PSG bajo las órdenes de "Jean-Martial Ribes". "Como director de comunicación, Ribes era, cuando estaba en el cargo, el garante de la estrategia de comunicación del París Saint-Germain. Y nuestro papel con él [...] era adaptar la estrategia establecida por el entonces director de comunicación en el espacio digital, con nuestras diferentes herramientas", dice DBB.

Al ser contactado, Jean-Martial Ribes no nos respondió. "Es evidente que el presidente no se ocupa de campañas en las redes sociales o en Twitter, y que no tiene ni tiempo ni ganas de contratar gente para trollear a otras personas", dijo una persona cercana a Nasser al-Khelaifi.

En su informe de actividad 2018/2019 para el PSG, el DBB utiliza un tono muy operativo. Tras un breve resumen de los acontecimientos felices y amargos de la temporada, la agencia describe su "ejército digital": "Se trata de un ejército de cuentas de Twitter ‘asociadas’. A diferencia de las famosas ‘granjas de trolls’, nuestros ‘socios’ tienen una existencia real. El ejército digital puesto a disposición del PSG vive el fútbol, piensa el fútbol.”

Estos perfiles falsos son gestionados por humanos, para que parezcan verdaderos aficionados del club. El informe especifica que este "ejército" incluye "muchas cuentas pro-PSG, incluido el 10% de las cuentas consideradas "influyentes" en las redes sociales (en cuanto a su antigüedad, número de seguidores y relevancia de la información), dispuesto a intervenir para salvaguardar la imagen del PSG". Estas cuentas "permiten influir en otras cuentas que transmitan información, rumores o escándalos", pero también crear “cortafuegos” para intentar "poner fin a un rumor".

La estrategia se basa en una cuenta "de referencia": Paname Squad, que se presenta en Twitter como un "colectivo de entusiastas del París Saint-Germain". Creada en agosto de 2018, la cuenta ha sido alimentada por el PSG con información exclusiva sobre el mercado para aumentar su audiencia y credibilidad ante los periodistas e "influir en el tratamiento del periodistas y para "influir en el tratamiento de los temas de actualidad". También ha puesto en marcha una web para posicionarse como medio de comunicación. La cuenta de Paname Squad alcanzó la marca de 10.000 suscriptores, para después volver a caer en 2020, cuando no se renovó el contrato.

Alrededor del buque insignia Paname Squad gravitan una docena de cuentas "asociadas", llamadas Lana PSG, Ultra Attitude, Janot PSG o La daronne du parc, encargados de amplificar las campañas en modo "troll". Desde entonces, la mayoría de las cuentas satélite mencionadas en el informe de DBB han sido cerradas por Twitter.

Según el informe, el "ejército digital" cumplió varias misiones: "infiltración en la comunidad", “tomas de contacto con periodistas influyentes", "recopilación de información", "contacto con la competencia" y "promoción de la marca PSG".

Paname Squad aseguró así la promoción de Nasser al-Khelaïfi. La cuenta también hace presión sobre cuestiones estratégicas, especialmente luchando contra el juego limpio financiero (FPF), esa regla de disciplina presupuestaria decretada por la federación europea de fútbol, que el PSG ha violado a gran escala. Hay que "reventar la FPF", escribe Paname Squad.

Hay otro aspecto de la actividad más problemático. En su informe anual, la agencia DBB afirma haber llevado a cabo nueve "ataques" contra objetivos específicos en 2018/2019. "La estrategia de respuestas e interacciones se elaboran con el equipo de comunicación del PSG", señala el documento.

El "ejército digital" del PSG ha trabajado así para proteger la reputación del delantero brasileño Neymar, comprado por 222 millones de euros. Después de que la superestrella abofeteara a un aficionado del Stade Rennais, la cuenta Paname Squad publicó la identidad completa de la víctima y trató de hacerlo pasar por un delincuente (leer nuestras revelaciones aquí).

Cuando una ex novia de Neymar le acusó de violación (la investigación fue finalmente archivada), el "ejército digital" se propuso desprestigiar a la denunciante. "Najila Trindade, versiones que cambian a causa de los antidepresivos. [...] Eso es el karma de puta", tuiteó la cuenta de Lana PSG sobre ella.

Paname Squad también ha lanzado acusaciones violentas contra los opositores. El presidente del Olympique Lyonnais, Jean-Michel Aulas, que se quejó del presupuesto casi ilimitado ofrecido por Qatar al PSG, fue calificado de "llorona" y caricaturizado como Calimero en un fotomontaje. Marsella se describe como una "ciudad de guarras".

Paname Squad se utiliza también para denigrar a las personalidades del club durante los conflictos internos. Tras un “mercato” presentado como un fracaso, el relato criticaba al ex director deportivo Antero Enrique, afirmando que el entrenador y varios jugadores no "entienden [sus] decisiones".

Los ataques más insultantes se dirigieron a Adrien Rabiot y a su madre Véronique (que también es su agente), cuando el jugador se enfrentó al club por las condiciones de su salida. Varias cuentas del "ejército digital" le han tratado de "gran HDP", "sucio traidor" o "hijo de p***". "No tiene cojones de quitarse de en medio a su madre, que le dicta todo y manda su carrera al garete", añade Lana PSG.

Las cuentas falsas del PSG se atrevieron incluso a atacar al emblemático Kylian Mbappé, a pesar de su fama de intocable. En marzo de 2019, tras los rumores de su posible marcha al Real Madrid, el jugador declaró que quería seguir en el PSG, a pesar de la temprana eliminación del club en los octavos de final de la Liga de Campeones.

A continuación, Paname Squad felicita a Mbappé por "acallar los rumores", pero añade una entrada que invita al jugador a callarse y a tener un buen rendimiento:

"Curra en silencio y pasa desapercibido. [...] Necesitamos una respuesta desde el terreno.”

Dos meses más tarde, al recibir el trofeo al mejor jugador de la Liga 1 otorgado por la Union Nacional de Futbolistas Profesionales (UNFP), el delantero presionó a la dirección del PSG: "Siento que sea quizás el momento de tener más responsabilidades. Espero que sea en el PSG, sería un gran placer. O tal vez sea en otro lugar.”

A continuación, Paname Squad pasó al ataque contra el jugador: "La afición parisina te quiere mucho, lo sabes...Esta noche has transmitido tu ‘mensaje’, ¡y en qué momento! Si pudieras presionar así en el campo..."

Pero los ataques más frecuentes de las cuentas secretas del PSG se realizan contra los medios de comunicación, con dos blancos prioritarios: Mediapart y L'Equipe.

A finales de 2018, el "ejército digital" lanzó una operación especial contra Mediapart, rebautizada como "Mediapartouze" (juego de palabras entre media y orgía, ndt) , para contrarrestar las revelaciones de la segunda temporada de las Football Leaks, publicadas en colaboración con el consorcio EIC, con infoLibre, y el programa "Envoyé Spécial" de France 2.

"Seamos solidarios y estemos unidos detrás del PSG, no dejemos que estos buitres manchen nuestra imagen", tuiteó Paname Squad. La cuenta acusa a Mediapart de publicar "fake news" y de hacer sensacionalismo con el único objetivo de ganar dinero. Nuestro socio alemán Der Spiegel está acusado de haber comprado los datos del denunciante Rui Pinto, lo cual es absolutamente falso.

El "ejército digital" se ha mostrado especialmente activo en relación con nuestras revelaciones sobre el fichaje y la discriminación étnica en materia de contratación de jóvenes jugadores. Lana PSG afirma que los artículos sobre este tema de los "periodistas sin techo" de Mediapart son falsos: "Su investigación de los huevos es una mierda para su credibilidad.” La investigación de Envoyé spécial sobre el mismo tema es calificada de "falsa" y de "patraña".

Varios periodistas de Mediapart han sido objeto de ataques personales, en particular Yann Philippin, uno de los autores de este artículo, que coordinó la investigación Football Leaks. Se le llama "hacker", "agresivo", y se le invita a "cambiar de oficio".

La cuenta de Paname Squad fue más allá y amenazó el 16 de noviembre de 2018 con revelar la "números" e "intercambios" de varios periodistas de Mediapart. Al día siguiente, la cuenta publicó los seis primeros dígitos del número de teléfono móvil del director editorial de Mediapart, Edwy Plenel, rebautizado como "Crawsy el rojo" (derivación de crazy o loco, ndt).

El segundo medio de comunicación odiado por el PSG es L'Equipe, rebautizado como "L'Epipe" (composición entre ‘`´Equipe” y “pipe”, en argot, felación, ndt). Este diario deportivo es regularmente objeto de ataques, por ejemplo cuando reveló la apertura de una investigación judicial sobre las sospechas de amaño de partidos entre el PSG y el Estrella Roja de Belgrado. "Lamentable", tuiteó Paname Squad con el hashtag "#BoycottLEquipe".

La tensión alcanzó su punto álgido el 8 de diciembre de 2018, cuando L'Equipe publicó un artículo en el que se afirmaba que el PSG "podría resignarse a desprenderse de una de sus dos estrellas, Kylian Mbappé o Neymar", si el club fuera golpeado con "fuertes sanciones" por violar el juego limpio financiero.

Esa misma noche, el PSG publicó un comunicado titulado "L'Équipe, medio de desinformación". El club decidió prohibir a los periodistas del diario asistir a las sesiones de formación y a las conferencias de prensa. El boicot, inédito, duró diez meses.

En ese momento, el ejército digital se desató contra L'Equipe y su director editorial Jérôme Cazadieu. El 8 de diciembre de 2018, Paname Squad tuiteó el comunicado del PSG, acompañado de un beso dirigido a @Cazadieu y un vídeo de un hombre recibiendo un violento puñetazo en la cara.

El mismo día, Paname Squad se burla del hecho de que Jérôme Cazadieu haya protestado contra el comunicado del club. “Pero, si hemos sido siempre fieles a nuestra línea editorial de grandes p****”, ponen en boca del director editorial de L’Equipe.

El 11 de diciembre de 2018, Paname Squad publicó una falsa portada de "L'Epipe", en la que aparecía Jérôme Cazadieu pidiendo disculpas al PSG tras "estos dos últimos meses de malestar que han sumido a nuestra redacción en la desinformación".

La misma cuenta volvió a la carga en marzo de 2019, con otro tuit basura: "¿Cómo podemos respetar a L'Equipe con su línea editorial clickbait, su odio visceral al PSG y sus periodistas de cartón [...]. Pedazo de pu***".

La agencia Digital Big Brother se ha negado a comentar el contenido de las "diversas operaciones y campañas" realizadas para el PSG, "por razones de confidencialidad". "Estamos obligados a la discreción sobre los expedientes que tratamos y los acuerdos que firmamos", dice DBB. El PSG, preguntado sobre este tema, no respondió. 

Queda por ver si los tribunales se van a hacer cargo del caso, ya sea en el marco de la investigación que se está llevando a cabo o en el de otros procedimientos. Nelson, el hincha abofeteado por Neymar cuya identidad fue revelada por el "ejército digital" del PSG, nos ha dicho que tiene intención de presentar una denuncia.

Traducción de Miguel López.

Lee el artículo original en francés:

Révélations Sur « l’Armée Numérique » Du Paris Saint-Germain _ Mediapart by infoLibre on Scribd

El presidente del PSG, implicado en el escándalo de corrupción de los mundiales de atletismo de Catar

El presidente del PSG, implicado en el escándalo de corrupción de los mundiales de atletismo de Catar

Más sobre este tema
stats