LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
"Es duro decir a una madre que su bebé ha muerto": la emergencia migratoria dura ya 30 años en Canarias

Por qué el sector del aceite prevé que el precio de la botella se va a desplomar en otoño

Sección del aceite de oliva en un supermercado de Madrid (España), a 12 de enero de 2021.

El aceite de oliva se encamina hacia su segundo año consecutivo con un precio por las nubes. Mientras otros productos que se encarecieron por la guerra de Ucrania han vuelto a su ser, el aceite de oliva sigue por encima de los 10 euros por litro. De hecho, este martes, el Banco de España publicó un informe en el que explica que solo este artículo explica la mitad de la diferencia entre los precios de los alimentos que soportan los españoles, y los de sus vecinos europeos, cuya cesta es un 2% más barata. Pero todo apunta a que esta odisea está cerca de terminar, y que entre octubre y noviembre se producirá una fuerte bajada del precio del aceite de oliva en los supermercados.

La aceituna se empieza a cosechar a mediados de otoño, y en ese momento es cuando el mercado comienza a inundarse de aceite. En las últimas dos campañas, la cosecha fue muy inferior a la media, pero los expertos afirman que este año esperan recoger una cantidad cercana a la media de la última década, o incluso por encima, si hay suerte. Una producción media en España de aceite ronda los 1,3 millones de toneladas, pero el año pasado apenas se extrajeron 850.000 toneladas, lo que disparó su precio. Y en 2022, todavía menos, 666 toneladas. Sin embargo, este año se espera superar ampliamente el millón de toneladas.

Este martes se reunieron en Córdoba los mayores vendedores de aceite del país y todos adelantaron que este año será muy bueno, tanto para las empresas como para el consumidor. Solo uno de los presentes se aventuró a dar una previsión de producción, y dijo que muy probablemente se alcanzarán los 1,1 millones de toneladas de aceite, y si el tiempo acompaña serán 1,5 o 1,6, de manera que se podrían llegar a superar las cifras de las últimas cuatro campañas. La de 2018-2019 registró un récord al rozar los 1,8 millones de toneladas. El presidente de Deoleo (aceites Carbonell, Hojiblanca y Koipe), Ignacio Silva, también adelantó que, en su opinión, el precio del aceite de oliva virgen extra podría descender en el campo hasta los 4,50 o 5,00 euros, de los 8,00 euros por kilo que tiene ahora. En todo caso, ese es el precio en origen, y una vez que llega a los supermercados es algo más caro.

Las lluvias provocan que el precio del aceite de oliva en origen caiga un 20% pero la rebaja no llegará al súper

Las lluvias provocan que el precio del aceite de oliva en origen caiga un 20% pero la rebaja no llegará al súper

Los dos profesionales dieron horquillas de producción y de precios porque todavía falta por ver cómo termina el verano. Durante los meses de calor el crecimiento de la aceituna se ralentiza y hasta se congela, pero en septiembre y octubre empieza de nuevo a coger tamaño y se carga de grasa, por lo que unas lluvias en esa recta final son claves para determinar la recogida de aceite. "La percepción que tenemos hoy es que el olivo está en buenas condiciones, como para dar una cosecha media o ligeramente por debajo. Pero con un otoño bueno, que es clave para el crecimiento final de la aceituna, podríamos tener una cosecha incluso por encima de la media", valora Primitivo Hernández, director de Anierac, la patronal de envasadores de aceite. También matiza que la campaña empieza teóricamente a principios de octubre, pero que en función del tiempo se puede demorar a noviembre o incuso diciembre, y por lo tanto, la bajada del precio del aceite en el supermercado podría no llegar hasta finales de otoño.

Hasta ahora, la campaña va viento en popa gracias a las lluvias de marzo y abril, que llegaron en el momento que más lo necesitaba el árbol. También fueron claves las temperaturas suaves de abril y mayo, ya que el olivo alcanza ahí su proceso de floración y el calor excesivo quema las flores. "Esos momentos críticos en el desarrollo ha habido temperaturas y lluvias muy convenientes. El olivo es un árbol muy agradecido, y si tiene buenas condiciones se recupera rápido", afirma Silva. El año pasado ocurrió exactamente lo contrario, una primavera muy seca con temperaturas de verano en primavera. A finales de abril y principios de mayo, Andalucía sufrió una ola de calor temprana que quemó la flor de millones de olivos y redujo la cosecha. La suma de calor extremo y la sequía provocó que Andalucía produjese en 2023 un 46,5% menos de aceite que en la media de los últimos cinco años.

A la espera de la prometida rebaja de precios, el Gobierno anunció este miércoles que mantendrá la rebaja del IVA más allá del 30 de junio, cuando en teoría caduca la medida. Los productos básicos, como la harina, los huevos o la fruta, continuarán con un IVA del 0%, mientras que el del aceite será del 5%, frente al 10% que le corresponde originalmente. Según el último dato del IPC, publicado este jueves, el aceite de oliva es un 64% más caro que hace dos años. Aunque por primera vez en año y medio, su precio cae de un mes para otro: un 1,9% respecto a abril.

Más sobre este tema
stats