Medios de comunicación

El accionista de Prisa Adar Capital informará a la CNMV de que está registrada en las Caimán y no en Israel

Página web de Adar Capital Partners.

La última ampliación de capital por valor de 563 millones de euros ejecutada por Prisa ha permitido la entrada de nuevas caras en el accionariado del conglomerado mediático. Una de ellas es la firma de inversión Adar Capital Partners Ltd., capitaneada por el financiero israelo-argentino Diego Alfonso Marynberg, que ha pasado a controlar el 5,79% del grupo mediático a través de su principal fondo: Adar Macro Fund Ltd. En total, el hedge fund ha adquirido 29,8 millones de títulos con un valor en bolsa de unos 56 millones de euros.

En la comunicación de adquisición de derechos de voto remitida el pasado 21 de febrero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Adar Capital Partners Ltd. situaba su domicilio social en Jerusalén (Israel). Sin embargo, como ha podido comprobar infoLibre, tanto la compañía como su fondo insignia están registrados mercantilmente a miles de kilómetros de distancia, en las Islas Caimán. A preguntas de este periódico, un portavoz de Adar Capital Partners reconoció que la firma está asentada en el paraíso fiscal y asegura que ya se han puesto en marcha para corregir los datos en poder del organismo regulador.

“Esta discrepancia fue solucionada ayer –en referencia al martes– con nuestro bufete de abogados en España, dado que la compañía opera desde Israel pero tiene su registro en Caimán”, señaló un portavoz de la firma de inversión, que además anunció que "las próximas comunicaciones" ya  "mostrarán el efectivo domicilio de registro”.

Marynberg, el inversor que apostaba por Venezuela

Adar Capital Partners Ltd., que hace unos días se convirtió también en el accionista mayoritario de la inmobiliaria española Neinor Homes, se define en su web como una firma que “proporciona asesoramiento de inversión a instituciones, family offices y fondos de inversión privados, esencialmente en América Latina y Europa”. Sólo su principal fondo, Adar Macro, gestiona en la actualidad activos por más de 1.600 millones de euros.

La firma de inversión tiene como fundador y gestor a Diego Alfonso Marynberg, un financiero israelo-argentino que ahora usa con menor frecuencia su nombre en español y se hace llamar "Zev" (así figura por ejemplo en la página web de la compañía). El nuevo accionista del Grupo Prisa, cuyo buque insignia –el diario El País– lleva años criticando con dureza a los Gobiernos chavistas, se ha enriquecido durante bastante tiempo haciendo negocios en la Venezuela de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Marynberg lleva invirtiendo en el país latinoamericano desde al menos 2006. En ese año, por ejemplo, cerca del 90% del capital que manejaba Geo Equity Opportunities I Ltd., el fondo radicado en las Islas Vírgenes Británicas que controlaba el financiero israelo-argentino por aquel entonces, estaba invertido en empresas venezolanas. De hecho, su principal activo era Mercantil Servicios Financieros CA, empresa que poseía el segundo mayor banco del Estado bolivariano.

En 2013, su nombre volvió a saltar a la palestra después de que varios medios venezolanos publicasen que el Banco Central de Venezuela estaba negociando con Goldman Sachs poner 1,45 millones de onzas de oro como garantía de un préstamo del banco de inversión estadounidense. En la operación, Adar Capital Partners Ltd. actuaría como intermediario, llevándose una comisión del 0,25%. Un portavoz de la firma confirmó este martes a infoLibre que esa propuesta “existió” pero que no se llegó a materializar nunca.

Uruguay prohibió operar en Bolsa a una empresa del nuevo accionista de Prisa por incumplir la ley sobre lavado de dinero y financiación del terrorismo

Uruguay prohibió operar en Bolsa a una empresa del nuevo accionista de Prisa por incumplir la ley sobre lavado de dinero y financiación del terrorismo

Más sobre este tema
stats