La portada de mañana
Ver
Las sombras en la instrucción del ‘caso Begoña Gómez’ se ciernen sobre el juez Peinado

Televisión pública

El estrangulamiento económico de RTVE empuja a Echenique a la dimisión

El presidente del Consejo de Administración y de la Corporación RTVE, Leopoldo González-Echenique, ríe junto al diputado del PP Ramón Moreno, durante su comparecencia en la Comisión de Control parlamentario de RTVE.

El presidente de RTVE está considerando presentar su dimisión al Consejo de Administración de la Corporación que se reúne este jueves; formalmente es el órgano estatutario que procedió a su nombramiento y, en consecuencia, el que debe recoger su cese. El abandono de su cargo está estrechamente vinculado a los continuos recortes de la aportación que realiza el Gobierno, y que mantienen a RTVE en una permanente crisis financiera.

Una realidad que González Echenique dejó patente en su comparecencia parlamentaria de este martes cuando, a preguntas del diputado de Izquierda Unida en Valencia, Ricardo Sixto, afirmó que padecían "un déficit estructural de cien millones de euros", frase que le llevó a concluir que "era imprescindible un acuerdo político para una financiación estable", aseveración que, con otras palabras, repitió a lo largo de la sesión como cuando dijo que "para que TVE sea un medio relevante precisa una suficiencia financiera", tal y como informó Infolibre.

El Gobierno abre la puerta a la vuelta de publicidad a RTVE

Efectivamente, y así se nos ha ratificado desde fuentes del Consejo de Administración, ya en la última reunión del organismo, a comienzos del verano, el análisis de la situación económica quedó aplazado a la espera de recibir los 130 millones de euros que suponen el déficit del último año. El asunto, había de ser tratado en la reunión prevista para el pasado lunes, pero el mismo domingo por lo noche se avisó a los miembros del consejo del aplazamiento a este jueves. Las mismas fuentes subrayan que González Echenique pretendía ganar tiempo para comparecer ante la comisión parlamentaria de control, donde puso de manifiesto que todo dependía de los Presupuestos Generales del Estado, que el Gobierno aprobará este viernes.

En el fondo de la cuestión está la renuencia del ministro Montoro a segir aportando fondos sin que existan planes drásticos de reducción de gasto, ya que el Convenio Colectivo impide la reducción de plantilla, que es uno de los capítulos más onerosos de los presupuesto de RTVE. Frente a esta postura de Hacienda se encuentra la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, partidaria de mantener estable la Corporación durante al menos un año, y afrontar así las sucesivas convocatorias electorales. Del pulso entre ambos miembros del Gobierno depende la solución final, ya que el equipo de González Echenique µrecordemos que solo hace tres meses de la llegada del nuevo director de TVE, José Ramón Díez— se ve acosado por la perceptible bajada de audiencias, que solo podría afrontar con unos medios económicos tan escasos que han llevado a RTVE a situarse al borde de la disolución.

En definitiva, y salvo que la vicepresidenta acuda al rescate, este jueves se producirá la dimisión de Leopoldo González Echenique, el hombre elegido por el Gobierno para implantar la nueva RTVE del PP, y al que el propio Ejecutivo ha privado de la financiación mínima para conseguir su objetivo.

Más sobre este tema
stats