X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Generalizaciones, género y neolenguaje

Francisco Lozano Sanz Publicada 21/01/2017 a las 06:00 Actualizada 23/01/2017 a las 12:35    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 26

La pobre y mala utilización del lenguaje que practican: políticos, comunicadores y periodistas; es algo cada vez más habitual y desolador.

En una carta escrita a Tinta Libre titulada “Los incendios en Asturias” reprochaba a todos los medios y profesionales de la información por su confusión entre “incendiario” y “pirómano”.

Ya han dejado de aparecer en las televisiones esas pavorosas imágenes y relatos en las cuales se informaba de que “miembros del Daesh/ISIS, habían “decapitado” a varios rehenes” cuando en realidad no los decapitaban, si no que los degollaban, que no es lo mismo, pues esta última práctica tiene connotaciones religiosas en el Islam, que sería muy largo de explicar.

Hace tan sólo unos pocos de meses todos aquellos a quienes un contertulio, político e incluso periodista criticaba o no le gustaban eran “radicales” (desde Podemos hasta el Estado Islámico) En cuestión de semanas los “radicales” se han convertido en “populistas”.

Últimamente parece que está perdiendo fuerza la etiqueta de “privilegiado”, que se aplicaba a cualquier persona que: tuviese trabajo, cobrase mil euros o fuese empleado público (sobre todo cuando se aprobó la Reforma Laboral) sin haberse tomado la molestia de leer el significado de “privilegiado”. También eran privilegiados quienes vivíamos en el campo o en eso que llaman Occidente, Europa, el mundo libre etc. Y todo esto sucedía “como no podía ser de otra manera” que siguen repitiendo como loros los comunicadores, políticos y periodistas como recurrente muletilla a aplicar en cualquier frase. Ya se sabe la Teología de la Predestinación es científicamente incuestionable.

Ahora… cualquier manifestación artística, jugada o gol de un partido de fútbol y todas las situaciones buenas o felices son “maravillosas”, único adjetivo para definir: lo bello, agradable, sublime, placentero, exultante, hermoso… etc., pero si haces una crítica de la Sharía o ley islámica y de cómo se aplica en los países musulmanes… entonces eres un “islamófobo” aunque tu argumentación se base en datos, cifras, denuncias de Amnistía Internacional, Human Rights Watch… etc.

La financiación popular es crowfunding, el entrenador, apoderado o representante es un coach, el lápiz de memoria es un pen” o pendrive.

“En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es "cantante" y el de existir, “existente”. ¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “-nte”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no “dirigenta”; “residente”, no “residenta”.Como la Bella Durmiente, y no “durmienta”. (Este último párrafo lo he copiado literal de una profesora –no sé su nombre- que lo colgó en internet).

Y yo añado que una mujer puede ser líder –y no lideresa de un partido, como escucho cada vez que citan a Esperanza Aguirre o Susana Díaz-. De igual manera se dice “la chófer” y no “choferesa” y también “la juez” o “la fiscal” de la misma forma que se dice “la oficial” o “la alguacil” –si es que queda alguno/a - y no “oficiala”, “alguacila” o “tenienta” de alcaldesa o alcalde.

No me imagino a ningún periodisto que, enfadado por el giro que está tomando esto del neo-lenguaje escribiese: “Rafa Nadal es un gran tenisto, maneja el raqueto con el mano izquierdo que es un primor, y le pega al peloto…como el gran artisto que es”

Y regreso al escrito del citada profesora que termina así:

“Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino.”

Espero no molestar o enfadar por esta referencia al género. Sinceramente lo único que pretendo ser es:“Una buena persona que trabaja en La Naturaleza, con las aves, la floresta; que ama la música, la danza, las Bellas Artes, la Luna Llena, las playas desiertas, la bicicleta… que valora la amistad, la belleza y ¡tantas cosas buenas que nos ofrece la vida!”. Ya ven todo de género femenino.

Quizá pueda parecer que es una banalidad lo que critico en este artículo pero hay más.

Tras la finalización de la Conferencia de Presidentes Autonómicos, celebrada hace unos días son muchas las cabeceras de periódicos y medios de información digital –infoLibre también- que ha utilizado expresiones tales como: “Cataluña y el País Vasco no asisten a la Conferencia…”, “Rajoy advierte a Cataluña…”, “Cataluña y País Vasco se rebelan contra Madrid”.

Viene siendo muy habitual entre los periodistas, contertulios, opinadores y prensa en general referirse a Cataluña, País Vasco o cualquier Comunidad Autónoma cuando en realidad están aludiendo a: el Gobierno de las mismas, los partidos políticos en el poder, sus presidentes… etc. Así mismo desde las comunidades autónomas se suele citar como “Madrid” cuando en realidad se refieren a el Gobierno de la Nación o la Administración del Estado , y no a la Comunidad Autónoma de Madrid, ni a su capital ni a los ciudadanos que la pueblan.

En un artículo mío titulado "Identidad", daba a conocer –me lo comentó un periodista- la orden que había recibido de los medios en los que colaboraba (periódico local, televisión y radio autonómicos de Asturias) en citar siempre la procedencia del citado como “asturiano”. Algo que he podido constatar con el gentilicio de “aragonés”, cuando viajo al Alto Aragón y leo los periódicos locales, y que también satura las televisiones de ambas comunidades.

Me preocupa esta deriva étnica, identitaria, excluyente. El Brexit aún no ha mostrado su peor cara, y el aislacionismo de Donald Trump, anuncia males aún por venir, así como el expansionismo nacionalista de Vladimir Putin… el ISIS/Daesh. Una ola de nacionalismo étnico, alienante, empobrecedor cultural y humanamente, renace en la vieja Europa, trayendo recuerdos de antiguos conflictos bélicos que asolaron el mundo en guerras que hoy parecen olvidadas.

“La poesía es un arma cargada de futuro” (Gabriel Celaya) pero… también lo es que las palabras a veces son un arma que carga el diablo. Y estas generalizaciones de: Cataluña, País Vasco, Madrid, España… sirven para darle más pólvora a populistas –esta vez sí que utilizo el término con conciencia de su significado- demagogos, nacionalistas victimistas y rancios y oxidados patriotas.

Cuidemos el lenguaje, pero más aún su contenido. No confundamos, por torpeza o manipulación interesada a los ciudadanos, las personas que moran et laboran los campos, las ciudades y montañas; con esos gentilicios tan subjetivos como son el lugar donde vinieron a la vida, y el azar ha decidido que sean nuestros vecinos y compañeros.
 


Francisco Lozano Sanz es socio de infoLibre 


Hazte socio de infolibre



26 Comentarios
  • Ipí Ipí 26/01/17 15:18

    Concuerdo con Ud. en la pésima corrección lingüística de periodistas y personajes públicos. La utilización de "deber" y "deber de" indistintamente es algo generalizado. Pero me llama la atención que en las conexiones telefónicas, tanto en la radio como en la televisión, ante las dificultades de comunicación, se diga " no te escucho" en lugar de " no te oigo" ( o eres un maleducado o no estás haciendo tu trabajo) Pero más me irrita oír a Francisco Maruenda , director de un periódico y profesor universitario, utilizar la segunda persona de singular del pret. perfecto simple acabada en "s". Ej: dijistes. Se me ocurre castigarlo ( no castigarle) a oír 200 veces aquella canción de Perales que decía: " Y te pintaste... y te colgaste.... y aquel vestido que no estrenaste... Pero discrepo con Ud. en cuanto al sexismo en el lenguaje. " No existe lo que no se nombra". Estoy harta de entrar en la "sala de profesores", cuando en mi centro hay un 5% de hombres. ¿ Que tal " profesorado"? ¿ O alumnado, humanidad, ciudadanía...? Le puedo asegurar que mis alumnas lo agradecen. No es baladí.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Orlinda Orlinda 26/01/17 16:20

      Este verano tuve una discusión con dos mujeres, con formación académica ellas. Les comentaba yo como Ana Pastor, Presidenta del Congreso, había dicho en el acto de juramento de inicio de legislatura: "van a proceder a prestar juramento los señores diputados". Ante mi extrañeza, o mejor escándalo, me trataron poco menos que de loca radical, para ellas los diputados incluye a las diputadas. Eso es sexismo. No verlo, lo peor. No hacernos conscientes del mal, en todos los ámbitos de la vida, el mal que está en todxs nosotrxs, es la mejor forma de perpetuarlo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 26/01/17 17:52

        Si Orlinda, imagino a qué te refieres con eso de que te "trataron poco menos que de loca radical", muy extendido sí, y para mí lo más grave, es cuando se hacen esas apreciaciones y aseveraciones desde una supuesta autoridad académica, ya sea sobre ese asunto o sobre otros, olvidando, o queriendo olvidar que en distintos ámbitos de máxima autoridad académica, hay muchas veces varias teorías, interpretaciones, posturas ..... Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • M.T M.T 26/01/17 15:58

      Muy interesante su comentario. Únicamente debatiría encantada con usted acerca de ciertos usos en el vocabulario: qué me dice de 'loba'/lobo, 'zorra' individua, tipa, fulana, golfa... frente a los terminados en -o? En el uso del femenino referido a personas no le parece peyorativo frente al valor meliorativo( no sé si cabe esta palabra) del masculino? Me refiero en mis comentarios a esos usos desde los ejemplos que he citado. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Damas Damas 26/01/17 01:13

    Sí a mí también me gustaría que cuidáramos, mejor digo que tod@s diéramos importancia al lenguaje, tan relevante en esa faceta humana de la comunicación; y lo de cuidar, en el sentido de utilizarlo adecuadamente, se lo pediría en primer lugar a l@s polític@s, después a l@s periodistas y por último al resto, pero no sólo en cuanto a los aspectos formales, también, y muy especialmente, atendiendo al "contenido" como dice el autor del artículo, y no manipulando intencionadamente como se viene haciendo con los conceptos, por ejemplo la utilización torticera y otra veces espuria de palabras como: demagogia, populismo, radical, etc.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Orlinda Orlinda 25/01/17 23:45

    Tenéis razón, machista no es palabra de género femenino y creo que también he cometido un leísmo. Cosas de madrileñxs. El caso es que mucho debate sobre corrección lingüística y nada sobre el fondo del artículo, su intento de ridiculizar el uso del femenino para nombrar a las mujeres. Claro que se puede forzar el uso del lenguaje, muchas mujeres lo hacemos. El uso es lo que normaliza las palabras.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 26/01/17 00:52

      Orlinda, no comparto que el fondo del artículo sea el intento de ridiculizar ese uso del femenino, porque creo que quien lo escribe toca algunos palillos más, pero sí que me parece que esa ridiculización a la que te refieres ocupa una parte considerable en extensión. Todo eso que según se cita, es de una "profesora" yo ya lo conocía, supongo que como much@s, me lo habían pasado amigas que no son machistas, y yo concretamente no lo había discutido ¿para qué? pero desde luego no lo acepté, por muy presentado "como que estaba escrito por una profesora", ya esa etiqueta me produce cierta prevención, me gustan l@s profesoras/es que lo muestran y demuestran, no quienes así se presentan o se etiquetan. Soy muy partidaria, a nivel personal (de hacerlo yo) de forzar el lenguaje en el sentido que dices. Un apunte, como sabes, seguro, también lo hacen hombres. En mi caso no es por las palabras en sí mismas, sino por lo que yo entiendo que implican.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • M.T M.T 25/01/17 23:50

      Bravo Orlinda. En la voluntad de desterrar el sexismo del léxico me tienes a tu lado. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Segedano Segedano 25/01/17 19:58

    Una discusión interesante, porque también entiendo que tras las confusiones lingüísticas vienen otras muchas ideológicas de no poco calado. Y me permito introducir otra posible polémica a la espera de sus opiniones: se refiere a la creciente confusión en los medios, tanto escritos como audiovisuales, en el empleo de los pronombres personales, según estos deban desempeñar la función de complemento directo o indirecto. Observo que el uso de "le", "les", propio del complemento indirecto, se está generalizando para todos los casos. Por ejemplo, creo que no es lo mismo decir; hablando de los malos, que “la policía 'les' llevó a la cárcel” (¿qué 'les' llevó flores, panecillos?”), que decir que 'los' llevó a la cárcel”, es decir, que "los" encarceló.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    0

    • M.T M.T 25/01/17 21:06

      Con gusto le contesto a su cuestión del leísmo. Dice bien cuando se refiere al uso del pronombre lo/ los para el complemento directo. Ej : vi a Juan (lo vi). Oí a los niños (los oí). Es lo correcto. Se admite le, les referido a nombres persona en maculino, exclusivamente, debido a un uso generalizado de este pronombre sing. o pl. para esos casos. Es incorrecto usar le o les (leísmo) referido al complemento directo femenino en personas, animales, o a objetos. Le, les es función de complemento indirecto. Ej. Le he prestado el libro a María. No sé si he  podido aclarar su duda. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 25/01/17 21:40

        Una ocurrencia ignorante, ¿No supone una cierta discriminación, por muy basada en el uso que esté, el admitir le y les en lugar de lo y los y no en lugar de la y las?. Y ya que estoy con las consultas, en el com. 9 Orlinda pone: "machista y sexista son palabras de género femenino" ¿estás de acuerdo M.T? a mí me parece que no son ni de género masculino ni femenino, ¿genero neutro? ¿ese tipo de adjetivos no tienen género? Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        0

        0

        • M.T M.T 25/01/17 22:29

          Indistinta para hombres y mujeres son los ejemplos que indicas y que encontramos en palabras como logopeda, dentista, pianista, conducta machista o sexista.Salió inconcluso el comentario anterior involuntariamente, ¡perdón!. Saludos muy cordiales, Damas. Quizás me he

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • M.T M.T 25/01/17 22:29

          Indistinta para hombres y mujeres son los ejemplos que indicas y que encontramos en palabras como logopeda, dentista, pianista, conducta machista o sexista.Salió inconcluso el comentario anterior involuntariamente, ¡perdón!. Saludos muy cordiales, Damas. Quizás me he

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • M.T M.T 25/01/17 22:34

            ¡ Quizás me he enrollado! Discúlpame, Damas.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

        • M.T M.T 25/01/17 22:25

          ¡Hola Damas! En modo alguno juzgaría tu ocurrencia como ignorante. Es una pregunta muy lógica desde la simetría o paralelismo que se podría establecer en el uso de pronombres. Sin embargo te diría que una cosa es la Lengua, con sus propios mecanismos (razones históricas de origen y evolución fundamentalmente) y otra bien distinta la realidad. La lengua se va adaptando de un modo paulatino y natural a las necedidades comunicativas de los hablantes. Somos los hablantes con nuestro uso del lenguaje los que vamos propiciando los cambios en una Lengua. En los hablantes, desde un uso mayoritario, generalizado, se van estableciendo los cambios que finalmente pasan a la Lengua. Lo correcto o incorrecto, lo aceptable o inaceptable en el uso de una Lengua no lo deciden por imposición una minoría de usuarios: ni académicos, ni escritores...Lo deciden los hablantes con el paso del tiempo si llegan a consolidarse esos cambios. No puede forzarse un determinado uso, aunque nos guste más que otro. Una Lengua utilizada por una inmensa mayoría de usuarios es propiedad de todos, no de unos pocos, hombres o mujeres.Respecto a sustantivos o adjetivos de terminación única, indistinta para hombre

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 25/01/17 23:23

            Gracias, M.T, una observación: en ese tiempo desde que aparecen nuevos usos hasta que se consolidan, se aceptan, supongo que esos "nuevos usos" se calificarán de "incorrectos" ¿sí? De nuevo, saludos cordiales.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • M.T M.T 25/01/17 23:41

              Te diría que sí. Procuremos evitar el leísmo, laísmo, loísmo...Saludos. Buenas noches.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

  • Orlinda Orlinda 25/01/17 17:46

    Francisco Lozano, machista y sexista son palabras de género femenino que no por eso designan a mujeres. Designan a "personas". El sufijo "ista" hace referencia a "la persona especialista en..... O a la persona partidaria de...". Si no os gusta a algunos que os designen por la palabra persona, podéis hacer una sugerencia a la Real Academia, con lo que hay ahí metido seguro que prospera.PresidentA, con la misma normalidad que asistenta o dependienta, para visibilizar que profesión de tan alto prestigio también es propia de mujeres.Todo lo que designe a una mujer, ¡en femenino! A las cosas, como los chismes para jugar al tenis, les puedes llamar como te salga de las pelotas o de los huevos, no incurrirás en sexismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Birth 1 Birth 1 23/01/17 14:55

    Uno de los placeres del inglés es que el Reino Unido no creó una Real Academia de la Lengua, con académicas/os pertinentes. Eso no le ha impedido tener excelente e influyente literatura así como excelentes diccionarios que se acomodan a la evolución de la sociedad. Al final de su artículo, sr Lozano Sanz, dice algo que comparto totalmente: “Cuidemos el lenguaje, pero más aún su contenido”. Cuando de una sociedad machista se pasa a una sociedad en la que la mujer quiere tambien su protagonismo un juez no es lo mismo que una jueza, una doctora no es lo mismo que un doctor. Al menos no en España. Y cuando la sociedad impulsa como necesaria un mayor reconocimiento al cambio de papeles se manifiesta, naturalmente en el lenguaje. Por otra parte, cuando oigo hablar o leo sobre Cataluña o País Vasco, el contexto siempre me da a qué se refiere y no incluyo en esas expresiones otra cosa. Intuyo que no debe disfrutar mucho de la lectura estos días. A mí me ocupa mas el Trumpismo de Trumton que habíamos ya descubierto en Rajoy desde hace tiempo, sin que hubiéramos dado noticia: insistir que lo que es no es como se ve sino como se dice que es por el que tiene el poder. Me ocupa que se comprometan a un programa y se saquen otro de la manga. Otros aspectos de su contribución son interesantes. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • M.T M.T 23/01/17 17:01

      Me ha resultado muy interesante la lectura de su comentario. ¿ Me permite algunas observaciones?: No entiendo bien la relación que pudiera establecerse entre una excelente literatura o la existencia de diccionarios con la función de la RAE. Respecto a su labor lexicográfica en Diccionarios creo ver en los académicos un papel similar al de un notario:dar fe o registrar los usos del idioms a lo largo de la vida e historia de una Lengua.Disiento, y disculpe, en su apreciación respecto al uso actual de juez o jueza, doctor o doctora en el ejercicio de su profesión. Como observadora del idioma entiendo que en la actualidad son sinónimos perfectamente intercambiables en una misma situación comunicativa o contexto. Sin duda, los cambios sociales tienen su repercusión en el lenguaje. Basta con que la sociedad se vaya familiarizando con esos usos para que estos se consoliden.Estoy de acuerdo en que el sexismo sigue estando muy presente en el léxico: no es lo mismo para describir una conducta utilizar 'zorro' o " zorra". Bastaría con dejar de utilizar estos términos en este sentido para que pasaran a ser arcaísmos. Un saludo cordial.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • Birth 1 Birth 1 23/01/17 17:31

        Dice "No entiendo bien la relación que pudiera establecerse entre una excelente literatura o la existencia de diccionarios con la función de la RAE" Exactamente eso es lo que quiero decir, que no existe relación y que la rae, a mi entender, no tiene una función esencial que no pueda ser realizada de otras maneras. Como en el derecho y las leyes constitucionales existen otras aproximaciones al mantenimiento del "orden" y aplicación de la ley. Y tiene sus ventajas pero responden a una idiosincracia. Usted mism@ revela la suya. Y es normal. Por mi parte, a pesar de los buenos trabajos, me parece algunas veces insoportables la actitud altiva de la institución y sus intentos de imponer vallas al campo. Personalmente no me atrae sus polvos ni la insinuación de que sin la RAE la lengua no estaría limpia y resplandeciente. Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • M.T M.T 23/01/17 17:52

          Lamento discrepar respecto a la actitud altiva que usted observa en la institución. No puedo calificar de ese modo a algunos de los académicos que he podido conocer, ni que en la actualidad la RAE se dedique a las tareas de limpieza para dejar resplandeciente el idioma, ni por supuesto estos académicos que conozco y a los que me refiero, excelentes lexicógrafos en mi opinión pretendan poner vallas al campo. Lamento decirlrle que tenemos una visión distinta de la labor de la RAE y de algunos de dus académicos. No osaría hablar de la idiosincrasia de alguien sin conocerlo suficientemente.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • Birth 1 Birth 1 25/01/17 09:32

            Me pregunto si se da cuenta de la petulancia de creerse que otros no conocen personalmente a miembros de la RAE, así como el proceso de elcción de l@s mism@s y el funcionamiento de la institución, Si es todo lo que tiene como argumentación, I rest my case. Lo que yo lamento es que haya quedado oscurecido mi reconocimiento al artículo, que se lo merece, y a su autor, Lozano Sanz.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • M.T M.T 25/01/17 11:53

              Usted ha manifestado con total libertad su opinión y yo la mía. No pongo en cuestión si conoce o no a académicos ni el sistema de elección de los mismos. Un artículo de opinión puede gustarme o no, independientemente del trabajo de realizarlo y publicarlo, que tengo en cuenta. De la Academia debo reconocer su trabajo en las tres herramientas que me parecen de suma utilidad para el conocimiento y buen uso del idioma: Ortografía, Gramática y Diccionarios. Me parece igualmente meritoria su labor, junto al resto de academias de habla hispana, en pro de la unidad del idioma, dentro de la diversidad. de ahí mi reconocimiento hacia una institución que, en mi opinión. considero funciona extraordinariamente bien. Pretendo decírselo con todo el respeto, a pesar de que haya podido parecerle petulante. Me reservo otras opiniones. Saludos.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

    • M.T M.T 23/01/17 17:01

      Me ha resultado muy interesante la lectura de su comentario. ¿ Me permite algunas observaciones?: No entiendo bien la relación que pudiera establecerse entre una excelente literatura o la existencia de diccionarios con la función de la RAE. Respecto a su labor lexicográfica en Diccionarios creo ver en los académicos un papel similar al de un notario:dar fe o registrar los usos del idioms a lo largo de la vida e historia de una Lengua.Disiento, y disculpe, en su apreciación respecto al uso actual de juez o jueza, doctor o doctora en el ejercicio de su profesión. Como observadora del idioma entiendo que en la actualidad son sinónimos perfectamente intercambiables en una misma situación comunicativa o contexto. Sin duda, los cambios sociales tienen su repercusión en el lenguaje. Basta con que la sociedad se vaya familiarizando con esos usos para que estos se consoliden.Estoy de acuerdo en que el sexismo sigue estando muy presente en el léxico: no es lo mismo para describir una conducta utilizar 'zorro' o " zorra". Bastaría con dejar de utilizar estos términos en este sentido para que pasaran a ser arcaísmos. Un saludo cordial.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • M.T M.T 22/01/17 08:02

    Desde la lectura de su artículo con la miscelánea de cuestiones que plantea me surgen muchas dudas: ¿ qué se entiende por neolenguaje, género, precisión y propiedad en el uso de palabras, combinación o construcción sintáctica, vida de una lengua y poder de los hablantes en el destino o futuro del idioma? Otras muchas las dejo en el tintero por eso de que hablando se entiende la gente. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    Por qué nadie se atreve con el concierto vasco

    Por injusto que sea que dos comunidades autónomas tengan un sistema de financiación completamente distinto de las demás y hoy nítidamente insolidario, no es posible cambiarlo en este momento.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    Una vía reconstituyente

    Cualquiera diría que el orden del día parlamentario para este jueves ha sido ideado por el mayor enemigo de Pedro Sánchez o por el mejor amigo de Mariano Rajoy. El PSOE vota la actualización del Cupo vasco y después se reúne una comisión territorial que nace moribunda. 
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Se fue el caimán

    Ha dimitido Mugabe. Está más cerca de la infamia de los Mobutu que de la gloria de los Mandela. Deja un país exhausto, sin estructura política, con una casta de mangantes.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre