X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

La fantasía y la retórica fascista de Díaz Ayuso

Juan José Torres Núñez
Publicada el 17/05/2021 a las 06:00

Poco podemos añadir que no se haya dicho sobre el gran éxito de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones del 4M en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, encontramos en Ayuso una visión de la política tan llena de fantasía y tan alejada de la realidad que nos recuerda a otro personaje bien conocido en la literatura norteamericana, Willy Loman, en Death of a Salesman [La muerte de un viajante o de un vendedor]. Hay un leitmotiv que se repite en todo el drama. Willy está convencido de que para tener éxito en la vida se necesitan dos cosas: ser well liked [muy querido o que uno guste a los demás] y tener personal attractiveness [un atractivo personal]. En la obra de teatro Willy, en su mundo de ensueño, mintiendo todo el tiempo para poder sobrevivir, jamás habla del producto que vende. Y este es el caso de Ayuso, al hacer una campaña electoral con un discurso vacío, simple, lleno de mentiras y vaguedades, sin hablar del “producto” que ha vendido. No ha hablado de la realidad de la Comunidad de Madrid ni de los problemas de sus habitantes. Era más fácil hablar de salir a la calle porque somos más libres cuando hacemos lo que nos da la gana. Lo que aconsejan los inmunólogos no importaba. Prestar atención a los científicos hubiera significado para Ayuso entrar en el mundo de la realidad. Ella no podía hablar de los escándalos del Partido Popular, del estado de la educación pública, de la corrupción, de la salud pública, de los servicios públicos, de las residencias de mayores, de las privatizaciones y tampoco de la pandemia del covid-19. Eso hubiera significado hablar de la miseria y de la esclavitud de la clase obrera en un sistema neoliberal. Ir de cañas resulta más divertido. Ayuso, pues, ha hablado en su campaña de las banalidades que la gente quería escuchar. Ayuso y Willy rechazan reconocer la realidad. Ambos personajes reemplazan la verdad por la fantasía.

El discurso vacío de contenido de Ayuso lo encontramos en la derecha y en la extrema derecha. En las elecciones hemos constatado que Madrid se ha rendido a las derechas y que resulta difícil entender cómo la clase trabajadora se ha tragado el anzuelo neoliberal y los discursos carentes de soluciones. Si leemos los periódicos de la Guerra Civil española del día en que Franco entró en Madrid, vemos una retórica fascista muy familiar en los discursos de Ayuso y en la ultraderecha. Esos periódicos nos muestran que las derechas de hoy en España son las herederas del franquismo y del nazismo, si comparamos el lenguaje que emplean. Veamos, pues, unos ejemplos de los textos de algunos artículos del periódico El telegrama del Rif, del miércoles 29 de Marzo de 1939, y del Diario de Navarra, del mismo día, para después contrastarlos con el discurso de Ayuso.

En el primer periódico, leemos que Madrid se ha rendido a Franco y a su excelsa Santa Cruzada. Todo Madrid está lleno de banderas rojo gualdas. La ciudad entera está llena de “un desbordado entusiasmo”. La primera página nos muestra que Madrid “vuelve a ser la capital de España”. Madrid es “por fin, otra vez España”. Madrid es “el acogedor hogar de todas las regiones españolas”. Madrid es “el corazón de todos los españoles”. Y su españolismo se ha salvado “de la zarpa inicua del cruel bolchevismo”. Madrid, pues, “es y será el corazón de la Patria”. La capital de España “ha sido liberada de la barbarie roja”. Sí, “con los colores gayos de nuestra bandera Madrid es mucho Madrid”.

En el segundo periódico, encontramos los discursos de José María Pemán y de Ramón Serrano Suñer –que también se pueden leer en el primero, pero más borrosos. Pemán escribe que Madrid “es y será siempre la suprema representación de España”. Ahora “lucen los colores de la bandera rojo gualda por doquier. Hemos quitado ese inicuo morado que tenía incrustado como un clavo de dolor”. El Excelentísimo Sr. Ministro de la Gobernación, Suñer, habla de todas las fuerzas nacionales que acompañan a Franco en la entrada en Madrid y pronto entra en materia. Según Suñer, todos los dirigentes del “gobierno criminal de la República” huyeron y “abandonaron a las masas entontecidas del proletariado español”. También huyeron “las mujeres comunistas que fueron sembrando el terror con su rufianesca vecindad”. En un párrafo de su discurso, señala que “Madrid, proclamado tumba del fascismo, con la estúpida fanfarronería de los charlatanes, será, sí, para nosotros todo él tierra sagrada, porque es como templo que cobija las cenizas de nuestros mártires; tumba gloriosa de fascistas gloriosos en la cual la Historia escribirá un epitafio de áurea leyenda”.

Cuando Ayuso repite en sus intervenciones que “Madrid es España y España es Madrid”, declarando, como la ultraderecha, que si te llaman fascista “es estar en el lado bueno de la historia, su retórica se remonta a la que hemos visto en la prensa de 1939, con las exaltaciones de las hazañas de los “fascistas gloriosos”, que la Historia escribirá un epitafio. Ayuso ha vendido su discurso vacío hablando del peligro y del miedo al “social-comunismo” y de la necesidad de luchar contra el comunismo por medio de la libertad. Esta confusión entre comunismo y libertad resulta tan absurda como irrisoria. Su forma de infundir miedo a los votantes es una nueva versión “de la zarpa inicua del cruel bolchevismo”, que Suñer también utilizó. En los periódicos de 1939 se presenta la Guerra Civil como una Cruzada “de la lucha del bien contra el mal”. Ayuso y la ultraderecha se enorgullecen de estar “en el lado bueno de la historia”. Se produce así la apoteosis de la unión de la derecha y la ultraderecha, que tanto predica Aznar en su discurso lleno de odio contra Unidas Podemos.

Hace ya tiempo que casi todos los medios de comunicación se lanzaron en tromba contra UP. En estas elecciones del 4M han alcanzado su punto álgido con una técnica y una propaganda comparable con la forma de proceder de la CIA. Pablo Iglesias era el enemigo a batir. Pero también los enemigos de Iglesias han venido de las filas del Partido Socialista. Lo más triste es que algunos de estos “socialistas”, que nunca lo fueron, han atacado y criticado a Iglesias con el mismo odio y la misma virulencia que las derechas. Algunos ya están ayudando a la derecha. También resulta muy triste que parte de la clase obrera haya votado a la derecha, olvidando que esta clase ya la definió Suñer como “las masas entontecidas del proletariado”. Iglesias es el único que ha hablado desde la izquierda sobre las cloacas de la sociedad liberal. Eso nunca se lo ha perdonado la sociedad del orden y la explotación de la economía de mercado neoliberal.

Ayuso y el PP, en su mundo de fantasía, no deben confundir los molinos de viento con gigantes, pensando que ahora pueden extrapolar los resultados electorales de la Comunidad de Madrid a toda España. Claro, para que esto no ocurra la izquierda tiene que trabajar conjuntamente con el resto de las fuerzas de centroizquierda, limando sus diferencias y hablando de la realidad y de la unión, pero sin olvidar el atractivo personal de los candidatos o candidatas que se presenten en las próximas elecciones. Necesitamos, pues, que la Historia escriba un epitafio que diga: Más izquierda, luchando contra las injusticias para esclarecer la verdad.


Juan José Torres Núñez es escritor y socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Turismundo Turismundo 18/05/21 10:35

    Ayuso es una periodista fascista del lado bueno de la historia y Almeida es un abogado del Estado que será fascista pero sabe gestionar, A estas personas, han elegido algunos, no todos, pero si más,de mis convecinos, para gobernar el destino de nuestra ciudad. Esperamos de las personas que actuen como lo haríamos nosotros entendiendo nuestras acciones como las mas correctas. Pero estupefactos contemplamos que la matoría de nuestros convecinos prefiere la desantención y desmantelamiento de la Atención Primaria, la ausencia de rastreadores, el abandono de la sanidad pública, el aniquilamiento de la educación pública, el olvido buscado de políticas sociales que faciliten la vida, para según ellos ,de los mantenidos y subvencionados, vagos inutiles que no han sabido buscarse un lugar en la sociedad. Estos convencinos han votado para defender que cada uno es responsable de su situación y que nadie tiene porque ocuparse de nadie que no sea de su incumbencia, cada perrico que se lama su pijico. Hay que emponderar, según su criterio, a las personas y no hacerlos creer que todos somos hijos de Dios e iguales ante la muerte, al paraíso van los guay, y si no no es paraíso, a ver si nos vamos a encontrar allí a todos los mindundis de aquí, pues vaya mierda, el paraiso es un club selecto, como en la Tierra. Los autosuficientes votantyes del PPVOX seguiran usando y abusando de lo público que es privado suyo y s seguiran quejandose de lo público que ellos pagan y dicen no usar ni necesitar, una mentira más que más dá?, Y no es que sean financieros ni albañiles, ni listos ni idiotas, son sencillamente ellos mismos y estan contentos consigo mismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Cesar MV Cesar MV 18/05/21 08:39

    Lo has clavado. Más claro agua pero este MAD es fascista ideológico fruto de aquel Movimiento Nacional hoy. VOXPP.  Gracias por aclarar esos conceptos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • javier herrera javier herrera 18/05/21 00:29

    Enhorabuena por el análisis que comparto aunque creo que bien haríamos ya en no sacarle más punta al tema porque cuanto más te centres en él más le estás sirviendo como caja de resonancia: lo más efectivo son los antídotos por la vía de los hechos tanto del gobierno central como de la oposición de Más Madrid (lo de Podemos va a perjudicar mucho). Dejemos que se delecten en las mieles del triunfo y que saquen conclusiones favorables para exportar su modelo al resto del Estado... así pues deseémosle todo lo mejor, que en positivo no saben funcionar

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • nosé nosé 17/05/21 18:41

    Huir hacia delante, no reconocer la nefasta o nefasto desgobierno madrileño, decir palabras inocuas, tener cara de muñeca diabólica, ser una simple marioneta de l los que están detrás de esta POBRE MUJER, no no tiene carisma de nada, es un personajillo que caerá de bruces al igual que su otro personajollo, el P. Casado Títulos regalados. Están valentonado sporque Madrid a votado en mayoría a la Derecha Extrema y a la Ultraderecha? No recuerdan el batacazo de Catalunya o País Basco? Creen de verdad que este país es solo madrid? Dice "Hace ya tiempo que casi todos los medios de comunicación se lanzaron en tromba contra UP. En estas elecciones del 4M han alcanzado su punto álgido con una técnica y una propaganda comparable con la forma de proceder de la CIA." Forma de proceder de la CIA y la no denostabla ANS, dos orgaanismo que "velan" por "nuestra seguridad" , dos Agencias de Espionaje para delimitar las actuaciones de todos los paises satélites del Imperio Anglosajón. Estamos vajo la atenta mirada de los Cinco Ojos, no nos libramos nadie y, el que se mueva, puede salir muy mal parado. Está demostrado, las dos Derechas (son hermanas) son teledirigidas por nuestros venefactores y todos los medios (o casi todos) bailan al son que toca las notas desde el extrerior. Verdad Sr. F. Gonzáslez? Verdad Sr. J.M. Azzzznar?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • jorgeplaza jorgeplaza 17/05/21 17:21

    El que no se consuela, como el autor del artículo, es porque no quiere. Porque Franco no hizo unas elecciones libres a los pocos días de entrar victorioso en Madrid (se había sublevado justamente para evitarlas) y Willy Loman, pese a sus mentiras, no solo no es muy querido en la ficción teatral sino que a nadie le importa. Es un recurso psicológicamente muy comprensible inventarse le realidad cuando lo real no nos satisface, pero Díaz Ayuso no ha tenido que triunfar en una guerra civil para imponer su discurso por las malas al enemigo vencido y humillado y es más bien el PSOE el que, como Willy Loman, se cree muy querido y no entiende, aunque los hechos hablen por sí mismos, por qué nadie le quiere, sobre todo quienes (la clase obrera, los más pobres) supuestamente más agradecidos tendrían que estarle. Digo PSOE y no la izquierda porque ni UP ni MM lo han hecho tan mal estas elecciones, ya que los dos han subido respecto a 2019 más del 12% de incremento de participación y, como mucho, se podrán quejar de su bajo techo electoral incluso cuando les va bien: la clase obrera no es lo que fue. El PSOE-Willy Loman tendría que pensar por qué se ha estrellado tan estrepitosamente, qué ha hecho tan mal para que los supuestos beneficiarios de sus políticas le hayan dado la espalda de una manera tan categórica. El rollo del lenguaje "fascista" de Díaz Ayuso no cuela y parece mentira insistir en lo mismo que probablemente le haya costado al PSOE el descalabro: esto no era "comunismo o libertad" ni "fascismo o democracia", ni el principio del triunfo del nazismo mundial (¡menos mal!) sino algo mucho más prosaico, algo tan a ras de suelo como unas elecciones autonómicas de media legislatura para un electorado harto de "haber doblegado al virus" y seguir sin poder trabajar ni cobrar, ni siquiera salir a la calle con normalidad, un año después. Porque, a ver si nos enteramos, no todos los "objetivamente" interesados en las políticas de izquierdas son viejos, ni saben lo que es el peronismo de izquierdas (ni les importa), ni son funcionarios o pensionistas con un modesto haber asegurado a fin de mes llueva o truene. Igual va a ser por eso.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    0

  • Angel10 Angel10 17/05/21 16:58

    Las derechas, el poder, para conservarlo siempre prefiere masas embrutecidas que masas críticas.

    La izquierda, las izquierdas deben ser conscientes de la diferencia, deben ser conscientes y trabajar para despertar a las masas, para hacerles ver cuales son sus intereses y quien se los defiende.

    No aspiro a que la gente vote por ideales, me parece igual de sensato y de democrático votar por intereses, pero entonces hay que explicar muy claro cuales son los intereses de los distintos colectivos y quienes son capaces de defender y garantizar esos intereses.

    Si un trabajador vota a quien considera normal que la Banca mande al paro a mas de 10.000 trabajadores mientras sus directivos tienen salarios millonarios, el problema es hacer entender a ese trabajador que está equivocado. Si considera que hay que votar a los que venden a fondos buitre las viviendas sociales hechas con el dinero de todos en vez de votar a quien hace y reparte con justicia esas viviendas, pues hay que explicarle lo que le conviene a el como ciudadano y como trabajador.

    La izquierda en Madrid tiene dos años para hacer pedagogía y en el resto del Estado espero que un tiempo parecido

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Pedro PC Pedro PC 17/05/21 12:56

    Totalmente de acuerdo. Díaz Ayuso parece cualquier cosa menos una persona normal, con inteligencia y criterio. Hace lo que le dicen, aml lee lo que le escriben y no sabe explicar lo poco que piensa. A mí me resulta un ente extraño-



    Pedro

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • jorgeplaza jorgeplaza 17/05/21 17:22

      Pues menos mal que es así de burra, que si llega a ser más espabilada saca más votos que electores.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      1

Lo más...
 
Opinión