x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Literatura

El Saramago pacifista regresa en otoño

  • Alfaguara publicará en octubre 'Alabardas alabardas, espingardas espingardas', una novela inconclusa del premio Nobel portugués

INFOLIBRE
Publicada el 29/07/2014 a las 18:24 Actualizada el 29/07/2014 a las 18:41
El escritor portugués José Saramago.

El escritor portugués José Saramago.

FICG.mx
Alfaguara publicará en octubre Alabardas alabardas, espingardas espingardas, una novela inconclusa del premio Nobel portugués José Saramago. Así lo ha adelantado la revista Blimunda, parte de la Fundación a nombre del escritor. De acuerdo con un editorial firmado por la viuda de Saramago, la traductora española Pilar del Río, aunque solo escribió unos capítulos, el tema “queda claro y el texto tiene unidad”.

La novela, protagonizada por un trabajador de una fábrica de armas inmerso en un grave dilema moral, continúa así en la línea de rechazo a la violencia que marcó la senda literaria del escritor, fallecido en 2010. "José Saramago", dice Del Río, "creía que la paz es posible si los seres humanos, en sus conciencias y en las calles, se manifiestan por ella sin aceptar los criterios que se han impuesto como dogma o se han ridiculizado cínicamente, como el pacifismo". 

Este libro, que toma el título de unos versos del poeta luso Gil Vicente, es el último que queda del escritor tras la publicación en 2012 de su primer texto, Claraboya, perdido durante años, y saldrá a la venta simultáneamente en Europa y América Latina en ediciones en portugués, castellano, catalán e italiano. Alabardas alabardas, espingardas espingardas, agrega Pilar del Río en el editorial, titulado Contra la guerra, repudia “la violencia que se ejerce sobre las personas y sociedades que no nacen para ser víctimas, sino dueños de sus vidas”.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión