x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Pobreza

Informe sobre desigualdad: crecen en España los hogares sin ningún ingreso y también el número de ultramillonarios

  • Oxfam Intermón publica un nuevo informe en el que denuncia que la desigualdad que se acentuó durante la recesión no sólo no ha desaparecido, sino que ha condenado a miles de personas
  • El problema, según la organización, es que el empleo es igualmente desigual y precario y que las políticas redistributivas no funcionan de forma correcta en España

Publicada el 21/01/2019 a las 00:01 Actualizada el 20/01/2019 a las 14:06
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Una manifestación de Barcelona en el año 2012 contra los recortes.

Una manifestación de Barcelona en el año 2012 contra los recortes.

Oxfam Intermón
Distintas organizaciones vienen denunciándolo desde hace años: la supuesta recuperación económica no ha llegado a los hogares españoles. La recesión económica que comenzó en el año 2007 afectó, en gran medida, a las clases medias y bajas. Siete años después, en 2014, el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba en el Congreso de los Diputados que España ya había salido de la crisis. El Ejecutivo, dijo, había “dado la vuelta a la situación”. “Ya hemos superado la crisis económica”, añadió también. Pero esa afirmación, en cambio, ocultaba un dato que, en 2019, demuestra que los que más la sufrieron todavía no han suturado las heridas que les dejó: una de cada seis familias de clase media cayó en la pobreza durante la crisis y no ha podido salir de ella.

Lo vuelve a denunciar Oxfam Intermón, que este lunes publica el informe Desigualdad 1 - igualdad de oportunidades 0. La inmovilidad social y la condena de la pobreza [se puede consultar en PDF en este enlace]. En el documento, de 54 páginas, se denuncia, precisamente, que pese a que la salida de la crisis se ha dado en términos macroeconómicos, no lo ha hecho en las pequeñas economías. Y mucho menos, además, en las de aquellas personas que nunca han gozado de una muy buena salud económica. De este modo, apunta la organización, la desigualdad que se acentuó durante la recesión no sólo no ha desaparecido, sino que ha condenado a miles de personas. Así pues, cada vez hay más pobres en términos numéricos. Pero también sufren más apuros económicos. En el polo opuesto, los ricos son cada vez más ricos.

Y la perspectiva de futuro no es muy halagüeña. Al menos, si hablamos a corto plazo. Según estiman desde Oxfam, hacen falta más de 11 años para recuperar los niveles de desigualdad que había en España antes de la crisis económica. Todo porque no sólo hay pobres cada vez más pobres, sino también porque este estado se ha cronificado.

Aumentan en 16.500 los hogares en los que no entra ningún tipo de ingreso

“En España la desigualdad se desbocó durante la crisis y aún no hemos conseguido controlarla”, critica la organización. Y es que nuestro país ocupa el cuarto puesto en el ranking de los países más desiguales de toda la Unión Europea. Pero es que, además, somos el segundo Estado europeo —por detrás de Bulgaria— en el que la distancia entre ricos y pobres ha aumentado más. “Mientras que, en 2008, el 10% de los hogares más ricos ya contaban con 9,7 veces más ingresos que el 10% de los más pobres, en 2017 tienen 12,8 veces más”, apunta. La distancia entre unos y otros, por tanto, se acentúa.

Lo ha hecho, además, a costa del empobrecimiento de los más desfavorecidos económicamente. Lejos de la recuperación, en el año 2017 aumentaron en 16.500 el número de hogares en los que no entraba ningún ingreso. Alcanzaron, así, los 617.000. Sin embargo, los ultramillonarios aumentaron en un 4% que cada vez acapara más riqueza. “El 1% más rico tiene 24,42 de cada 100 euros de riqueza, mientras que el 50% más pobre se tiene que repartir 7 euros de cada 100”, apunta el informe.
 
No hay movilidad: nacer en un hogar pobre condena a la pobreza

Tal y como denuncia Oxfam, el problema no es sólo que los pobres sean cada vez más pobres, sino que, además, estos están condenados a vivir de esta manera. “El impacto de la desigualdad se intensifica si no hay movilidad de ingresos, ya que las consecuencias negativas y positivas de la desigualdad se concentrarán siempre en las mismas personas”, critica el informe. Así, añade, “unas vivirán siempre las consecuencias de la pobreza y tendrán vidas más cortas, peor salud y menos oportunidades; y otras acapararán de por vida los privilegios de contar con más ingresos”.

La desigualdad española, por tanto, es inmóvil. De hecho, el nuestro es el país de la OCDE “donde es más posible seguir estando en el 20% más rico tras cuatro años” y donde “las posibilidades de seguir empobrecido superan en diez puntos la media”. Más concretamente, el 71,7% de las personas que se encuentran entre el 20% más rico de la población seguirá allí pasados cuatro años. En el lado contrario, el 65,7% de los más pobres continuarán en la misma situación una vez pase el mismo tiempo. 

Y es que, con la crisis, han desaparecido las clases medias. Muchas de ellas, durante los años duros de la recesión, fueron arrastradas “al 20% más pobre de los hogares”. “La cantidad de personas ricas y en situación de pobreza disminuía desde los 70 hasta los años anteriores a la crisis. Prácticamente siete de cada diez personas formaban parte de las clases medias”, apunta el documento. Pero “la tasa de pobreza aumentó en 5,8 puntos con la recesión hasta alcanzar al 24,6% en la población menor de 65 años y sólo ha bajado 1,4 puntos”. De este modo, la sociedad se ha polarizado. 
 
Pobreza hereditaria

La situación, por otro lado, se hereda de una generación a otra. Según estimaciones de la OCDE, en España hacen falta cuatro generaciones para que una familia del 10% más pobre de toda la sociedad llegue los ingresos medios. En términos numéricos, 120 años. La razón está clara, explica Oxfam: los hijos e hijas de familias más ricas tendrán más posibilidades que los que nazcan en una familia con más dificultades económicas. La igualdad de oportunidades, por tanto, es muy limitada en nuestro país

¿Por qué? Porque las políticas redistributivas no funcionan correctamente. “Son los países más equitativos y donde hay políticas reidstributivas más fuertes donde hay más movilidad social”, apunta el informe. En españa, en cambio, “el hijo de un padre de ingresos altos ganará, al hacerse adulto, un 40% más que el de un padre de ingresos bajos”, detalla. Y es que “allí donde hay menos posiciones socialmente valoradas y mejor retribuidas, éstas tenderán a ser ocupadas por chicos y chicas de familias de mejor renta”.

La herramienta para impedir que esto ocurra es la educación. Pero tampoco funciona adecuadamente en España porque también se caracteriza por la desigualdad. Así, son los chicos y chicas más pobres los que tienen unas probabilidades más altas de abandar el sistema antes de tiempo, condenándose, de este modo, a trabajos más precarios en su etapa adulta. “Mientras que, en 2008, los chicos y chicas del 20% más pobre de los hogares abandonan la escuela antes de obtener un título de educación secundaria postobligatoria 3,18 veces más que los que provienen del 20% de hogares de más ingresos, ahora lo hacen 11 veces más”, lamenta la organización. 
 
¿Qué falla?

A juicio de la organización, el problema es que los hogares de rentas bajas y medias dependen de dos fuentes de ingresos: los salarios y las transferencias públicas. Pero ninguno de los dos funciona como herramienta correctora de las desigualdades. Por un lado, los primeros son muy dispares, sobre todo desde la reducción masiva de empleo que se produjo durante los años de la crisis económica, que ha dejado un sistema laboral muy desigual. Los segundos, por su parte, no funcionan. “Sin tener en cuenta las pensiones, dedicamos 6,8 puntos porcentuales menos de PIB a la protección social que Francia, 5,7 menos que Dinamarca y 2,7 menos que la media comunitaria”, apunta el documento. 

Por tanto, ¿qué hacer para solucionar la desigualdad, cada vez más endémica? Apuntar, precisamente, a esas herramientas y convertirlas, por fin, en correctoras. En primer lugar, explica la organización, actuando sobre el empleo. “Recuperar el peso que los salarios tenían sobre el PIB antes del estallido de la crisis ha de ser un objetivo prioritario”, afirma. Y en este sentido, el primer paso es reducir la precariedad del empleo y aumentar, de este modo, los salarios más bajos. 

Por otro lado, se debe modernizar y dotar de los fondos suficientes al sistema de protección social y, a la vez, invertir más en asistencia social. “Hay que fijar como objetivo recaudatorio alcanzar, en el plazo de tres años, la media de presión fiscal de la zona euro” ya que, en este momento, estamos a casi siete puntos de PIB por debajo. 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 23/01/19 14:04

    Al PP, a Cs y a VOX les parece que todavía hay pocos pobres que trabajen para que ellos tengan más. Ejemplo, la modificación del Impuesto de Sucesiones en Andalucía.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Coronel Dax Coronel Dax 21/01/19 22:23

    Este informe nos proporciona una de las ideas creo que fundamentales para la reforma de este sistema de pensiones que nos dicen que está quebrado: Y es que los pobres están pagando las pensiones de los ricos.

    Si los más acomodados viven 10 años más, cobran diez años más de pensión. Eso puede significar el doble de años cobrando como jubilado. Aún podemos ir más lejos, porque suelen ser gente con mayor nivel de estudios, es decir, que entran más tarde a cotizar en el mercado laboral. Seguramente cotizan menos años. Y es posible que sean los más agraciados por las prejubilaciones.

    Por si entre los que me leen los hay que pueden cumplir alguna condición de las que he mencionado de ser un afortunado, yo no les puedo decir sino que tampoco renunciaría yo a lo que legalmente me toca, pero debemos reconocer cuándo tenemos un privilegio y que eso se debe corregir en el futuro, porque es de justicia.

    No estaría mal ese estudio de las pensiones segmentando por clase social. Me estoy refiriendo a las públicas; de las que disfrutan ciertos piratas consejeros del IBEX 35 habría para otro estudio. Por ejemplo, ¿cuánto se podría aumentar los salarios de los empleados de esas empresas (o mejor, de sus subcontratas, que es donde de verdad están los explotados) si esos asaltaviejas cobraran unos sueldos y unas pensiones como las que cobraban en esos mismos puestos hace 30 años (actualizadas por el IPC)?

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Africa61 Africa61 21/01/19 15:41

    Nosotros somos una de esas familias en las que no ha entrado dinero - salvo ayudas de amigos y familiares - desde hace 5 años; y nada cambia. Estamos hartos de que se pongan parches o cosas como el mal llamado BONO SOCIAL de la LUZ diciendo que te reduce el 40% del importe de la factura cuando lo hace sobre un baremo establecido por las compañías eléctricas y no llega al 7%, pese a ser VULNERABLE SEVERO. Lo cierto es que nos estamos dando cada vez más cuenta que no le importamos a nadie y servimos de pretexto a mil iniciativas más o menos rigurosas que justifican más sueldos amigos sin resultados en nuestra vida cotidiana. Ya nos da igual...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • paco arbillaga paco arbillaga 21/01/19 11:50



    «La herramienta para impedir que esto ocurra es la educación.» Y también la igualdad de oportunidades; de nada sirve que lxs hijxs de lxs trabajadorxs accedan a la universidad, a una buena formación, si luego muchísimos puestos de trabajo son para los «hijos de papá».

    Si a ello no se añade una mejor distribución de la riqueza que generan el trabajo y el consumo, vía impuestos a las grandes empresas de producción y distribución, algo que hasta ahora no se ha hecho, mal pueden cambiar las tornas en la actual situación económica. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • senenoa senenoa 21/01/19 11:29

    Los ricos tienen, por definición, más recursos para acentuar la diferencia con los pobres; es la eterna guerra que siguen ganado ellos. Cuando existía el bloque soviético, antes de la caída del muro, el Estado de Bienestar era el escudo social e ideológico para defender nuestro sistema capitalista. Después de la caída del muro, el capitalismo más salvaje no necesitó más excusas para imponer sus dogmas. Y tiene pasta para comprar ideólogos (léase Vox, PP, C's en España) que lo justifiquen.
    La izquierda (no solo los partidos, también y sobre todo, los intelectuales) debe plantar batalla directa y sin medias tintas contra esta ideología que está ondeando a una gran parte de la población a la indigencia, no solo económica, y al planeta a la destrucción. Esta es la guerra... Y la estamos perdiendo. Plantemos cara, con nuestros votos, y que sean ellos los que empiecen a tener miedo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • senenoa senenoa 21/01/19 12:00

      “Ondeando” no. Condenando.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • jorgeplaza jorgeplaza 21/01/19 08:24

    Aquí si tiene tajo de verdad la izquierda. Pero me temo que a la actual le viene grande el tema y por eso se dedica a defender casi cualquier asunto menos el que es el meollo de la cuestión, que es justamente el tratado en este artículo.

    No soy un iluso: ya sé que las fuerzas que se oponen son formidables, pero por eso mismo convendría centrarse desde ya o, mejor, haberse centrado hace muchos años en vez de hablar de redimir a las dos o tres mil minorías que lo son tanto que suman entre todas poco más de dos o tres mil individuos. Este artículo habla del problema fundamental, que afecta a la gran mayoría de la población de nuestros países (no hay que irse con una ONG al Congo a redimir negritos) y que no se puede resolver a escala nacional, menos aún a escala regional (¿han oído, separatistas?)

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 20/01/19 23:57

    No me cansaré de insistir porque ésta es la solucion correcta en un mercado capitalista. Modificar las condiciones de trabajo para que la ley de oferta y demanda alcance el nuevo equlibrio acorde con esa modificaciñin. Y la modificacion que hay que hacer es disminuir la jornada laboral, comoocurrió de 1900 a 1950 en que se redujo al 50 %. Ahora el aumento de productividad tecnoógica es muy superior al que se produjo entonces por lo que se podrá producir esa reduccion con mútiples beneficios, los mismos que entonces: al incorporar al mercado a todos los que están en el paro aumentarían la demanda con lo que bajarían los costes de produccion al reaprtirse los costes fijos en mas unidades vendida; con ello aumentarían los beneficios; ademas, aumentaría la recaudación por impuestos (IVA, IRPF e IS) y se reduciría el gasto en subsidios de paro. Ese doble incremento de impuestos netose permitiría reecuperar el deterioro hecho en sanidad, en educacion y en investigación y en atención a los dependientes i¡que ha sido inmenso! Si alguien tiene interés en obtener un informe donde se demuestra numéricamente que lo dicho es una realidad y no una quimera puede dirigirse a alfonsojvvv@gmail.com y le enviaré un informe donde se demuestra la viabilidad de esta propuesta. Esperi que ente los solicitantes hay a alguien del gobierno que también este interesado en leerlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.