X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Héroes

Román Reyes: "Mi madre no se suicidó, la mató el sistema"

  • El joven actor y director madrileño es la cara detrás de la plataforma STOP Suicidios
  • Con su lucha quiere prevenir más muertes como la de su madre: “Que no se pongan más medios en salud mental es un crimen de Estado”

Publicada el 28/07/2021 a las 06:00

Román Reyes: "Mi madre no se suicidó, la mató el sistema"

El joven actor y director madrileño es la cara detrás de la plataforma STOP Suicidios.

4 de noviembre de 2019. El día que su madre se tiró desde un sexto piso los candidatos a presidente del Gobierno se echaban los trastos a la cabeza en un debate electoral. Ninguno creyó necesario hablar de salud mental. Ni Sánchez, ni Casado, ni Iglesias, ni Rivera, ni Abascal. Tampoco de cómo evitar que en España se sigan suicidando diez personas al día, 3.600 al año. “Las muertes por suicidio multiplican por cuarenta los feminicidios, son el doble que las de los accidentes de tráfico, pero no hay ni una sola campaña de concienciación para prevenirlas. Son vidas de segunda. Que no se pongan más medios en salud mental es un crimen de Estado”, afirma con una serenidad que asusta.

Román Reyes (Madrid, 1987) es la cara visible detrás de la plataforma STOP Suicidios. Desde que murió su madre, este joven actor y director de cine denuncia con su activismo las deficiencias de una sanidad pública que olvida por completo a los enfermos de salud mental: “A mi madre la mató el sistema, le dio la espalda cuando estaba enferma”. Isabel, que había trabajado como funcionaria en varios ministerios, “lo tenía todo para vivir”: un hijo que la quería con locura, un trabajo estable, seguridad económica, una casa. Una de sus grandes ilusiones era viajar a Argentina, pero nunca pudo hacerlo.

La depresión entró de lleno en sus vidas cuando Román era muy pequeño y con el tiempo se fue agravando en trastornos más serios como brotes de manía persecutoria. Tras muchos años de lucha, la enfermedad y la falta de una atención sanitaria de calidad se la llevaron por delante. Como a la chica que hace dos semanas dejó programados unos tuits después de suicidarse en los que denunciaba el “trato degradante y horrible” que había padecido como paciente. “Yo llevaba a mi madre al hospital y, aún con su grave historial, no la ingresaban. Al final empiezas a darte cuenta de que son números y de que es caro un ingreso. Solo le cambiaban la medicación. Es como si vas con cáncer y te dan una aspirina. Sigues mal, vuelves, y te dan un ibuprofeno… Y así hasta que te mueres. ¿Quién es el responsable de esto?”, se pregunta con rabia contenida.

Él está desencantado con la política, pero sabe también que solo a través de ella se pueden cambiar y mejorar las cosas. Por eso remueve cielo y tierra. Colabora con cientos de asociaciones y lucha mediáticamente para alertar sobre el grave problema que tenemos como sociedad normalizando el suicidio. “En su momento, me reuní con Salvador Illa para presentarle una petición que tengo abierta en change.org, pero me dijo que ‘todo era muy complicado, que había mucho corporativismo’. No sé, no lo entiendo, no lo veo tan complicado. Ahora se ha empezado a politizar un poco el tema a raíz de la intervención de Errejón en el Congreso. Lo celebro porque el silencio es peor que la politización”.

Más psicólogos, campañas de sensibilización y un teléfono de atención

Los intentos de suicidio han aumentado mucho durante la pandemia entre la gente joven, pero España todavía no tiene un plan nacional de prevención ni existe coordinación a nivel autonómico. Román pide muy poco: reforzar la atención primaria con más psicólogos, más campañas de sensibilización y un teléfono de atención estatal. Este es uno de los servicios que presta la Asociación La Barandilla: “Funciona de nueve de la mañana a nueve de la noche. Son muy pocos psicólogos, hacen lo que pueden, pero prevenir es lo primero. Estamos esperando a que esto lo asuma el Estado y que haya un teléfono corto y conocido como el del maltrato”.

Después de intentarlo varias veces con pastillas, las peores pesadillas de Román —que había soñado con la forma en la que su madre se acabó suicidando varias veces—, se hicieron realidad. Lo último que le dijo a su hijo fue un “te quiero” por WhatsApp: “La gente se hace una imagen de mí como de Superman, pero simplemente estoy haciendo esto porque mi madre era muy luchadora. Lo menos que puedo hacer por ella es coger esa fuerza y contribuir a que no haya más muertes injustas como la suya. Nadie merece morir así”.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




17 Comentarios
  • elcapitantan elcapitantan 09/08/21 11:32

    Todo comenzó en la época del primer gobierno de Felipe Gonzalez (PSOE) y debido a una estúpida teoria psiquiatrica venida de los paises anglosajones (esos que nos inundan con sus publicaciones medicas muchas de ellas debidas a la "obligacion" anual de publicar una cantidad de textos por los medicos para que se les renueve el contrato, con lo cual se publica mucha paja y poco grano... pero viene en inglessss).
    Dicha teoria decia que no hay enfermos mentales, que la enfermedad mental no existe... algo que a aquellos, socialistas de boquilla pero neoliberales al estilo thatcheriano, les vino de perlas.
    Y con esa excusa se cerraron prácticamente todos los centros psiquiatricos en España y nunca se volvieron a reabrir. Esto produjo un ahorro considerable en la Sanidad publica, dejando en manos privadas cualquier sanatorio para enfermos mentales.
    Los locos, o enfermos mentales, fueron enviados con sus familias que sufrieron y sufren lo indecible, porque tener un esquizofrenico, un paranoico en casa es terrible.
    La psiquiatria publica se redujo a la minima expresion, y hace muchos años que está absolutamente sobracargada haciendo imposible el control y seguimiento efectivo de los enfermos.
    Despues de casi 40 años el panorama actual es desalentador. Una vez más, gracias PSOE.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • Rubenhor Rubenhor 31/08/21 11:15

      El gobierno de Felipe González revolucionó la psiquiatría franquista, basada en la represión. A mediados de los 80 se descubrieron pacientes que llevaban hasta 30 años ingresados de manera perpetua. A partir de aquella visión de que "no había locos" sino enfermedades mentales y trastornos emocionales... comenzó una etapa liberadora. Gran cantidad de pacientes empezaron a crear con sus manos toda clase de obras (alfombras, pinturas...): laborterapia e infinidad de técnicas de readaptación. Hasta entonces las mujeres podían ser declaradas incapaces mentales con la mera firma del marido... y un juez generalmente sumiso. Este germen provenía del gran cambio producido en los 60-70 en Europa, a partir también de las polémicas creadas por los responsables de la llamada Antipsiquiatría. Todo lo bueno del cambio se frenó ante un elemento socialmente grave: las familias en su mayoría de pocos recursos culturales y económicos se veían incapaces de afrontar el tratamiento ambulatorio de muchos enfermos (esquizofrénicos de diferente tipo) aptos para estudiar y trabajar... siempre y cuando atendieran sus diarias medicinas... Este conflicto se ha ido agrandando a medida que la sociedad fue creciendo en injusticias. Hoy hay mucho por hacer, la gente está más preparada, pero hay aún una serie de prejuicios que han revivido tras la transición. Los centros de salud mental ambulatorios existen y los pabellones psiquiátricos de grandes hospitales también, pero el criterio de atención es retrógrado. Un contraste tremendo entre aquello a lo que se aspiraba y lo que estamos viviendo. Los ingresos arbitrarios son tan graves en su resultado como el mero cambio de tratamiento ambulatorio. Si la sanidad pública tiene toda clase de fisuras, más o menos salvadas por la concertación privada, en la salud mental no existen estos parches.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • leandro leandro 31/07/21 21:05

    Artículo demoledor . Por desgracia sucede eso de que vayas a un hospital y se te quiten de encima como si fueras una avería de teléfono , una segunda vez igual , una tercera y al final quien sabe cuantas veces y el desastre . Hay que humanizar el sistema y esto significa dotar de más medios y esto significa más infraestructuras y más gente y tambien mejor formación y por supuesto enseñar a la gente en la escuela , no solo en casa , a ser mejores personas . Estamos en la cuesta abajo del capitalismo y si no queremos acabar como usa tenemos que acabar esa dinámica .

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • Riadeortigueira Riadeortigueira 31/07/21 20:21

    "vete al médico" - Rebuznó el diputado del PP Carmelo Romero para regocijo y aplauso de su banda politica. "vete al médico" - Y todavía sigue sentado en aquel escaño, saben porqué? pues porque aquella panda de impresenrables piensan todos lo mismo. Ellos cuando tienen un problema de salud, se van a la privada, que para eso cobran mordidas de constructores y otros secuaces. "vete al médico" -gritó aquel gilipollas creyéndose el más simpático de la clase, mientras el diputado Errejón denunciaba la poca dotación de especialistas en salud mental que hay en la Sanidad Pública.
    Vete al médico, imbécil?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • Otoño Otoño 31/07/21 01:56

    3600 es el número de suicidios que se han contabilizado a lo largo de un año en España.
    La cifra , en relación a la tasa de suicidios es descomunal. y devastadora, tratándose de. España,un país con un Sistema Seguridad Social Universal y gratuita para todos los ciudadanos.
    Antes de la crisis 2006 y. de la imposición de las políticas austericidas: los Recortes de Rajoy a la Sanidad , desmantelamiento, y privatización....En fin, al parecer en este periodo de tiempo, se han" cargado" la atención psiquiatrica/ psicologica que el paciente requiere, la empatía y asertividad , fundamental en la relación con el enfermo , tanto en la Consulta del Ambulatorio Urgencias o Ingreso. en Hospital.
    STOP SUICIDIOS. Gran trabajo.Grandes Personas.Mucho Ánimo.
    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • nidea nidea 30/07/21 17:51



    https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_tasa_de_suicidio

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Juanalaloca Juanalaloca 30/07/21 14:17

    Mi enhorabuena a Román por su fortaleza y su lucha, por su madre, por la familia y en realidad por todos, porque tristemente no será la última.
    Y sí Román la responsabilidad es de un Estado tremendamente DESIGUAL e INJUSTO.
    Y una sociedad que cierra los ojos.
    Un fuerte abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Luluska Luluska 28/07/21 20:07

    Román, qué duro sentirte tan desamparado e incomprendido!

    Un abrazo y un recuerdo para tu madre Isabel.

    Creo que tu labor es muy buena y que aunque todo vaya lento, conseguirás que sea un tema visible y que pronto destinen recursos.

    Ya ves que deportistas de élite, ahora en los JJOO de Japón están ha siendo visible una realidad tan brutal como que en España se suicidan 10 personas al día!! Me parece que los gobiernos tanto autonómicos como central no son conscientes ( yo no creía que fueran tantos)

    Me quedo con que es muy necesaria la concienciación.

    Sigue en la lucha!! Un abrazo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • peruntros peruntros 28/07/21 19:15

    La falta de sensibilidad de la gente, incluso de profesionales de la salud, es absolutamente obscena. Muy poca gente entiende que no hay nada más incapacitante que la ansiedad o la depresión. En casos intensos, la solución pasa casi en exclusiva por la pareja, la cual debe ser muy robusta, pues quedará por completo anulada.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    14

  • Mesther Mesther 28/07/21 17:30

    Algo falla en el sistema sanitario.La llegada al Ambulatorio o la consulta con un Especialista en el Hospital provoca en mi,como paciente tal desolacion,ninguneo y desamparo,causada por la falta de asertividad de los facultativos,sin tiempo ni para dirigirse al paciente como se merece,la vista en el ordenador,tu eres un ente que suelta alli sus sintomas y miedos y sin conectar visualmente te receta y gracias por la silla inanimada.Mejor seria de pie y en minutos recetado y a la calle.Sales tan fria cual tempano incluida la cercania y la humanidad demostrada del automata galeno.Por no exponer el caso doloroso y de desamparo que sufren los enfermos del alma.El suicidio es la antesala del cobarde silencio de una politica de mercaderes sin alma que solo buscan ,en infinidad de casos ,la poltrona y sus privilegios añadidos al cargo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Antonio LCL Antonio LCL 28/07/21 16:43

    Mi admiración por tu lucha Román. Todo mi apoyo y el de tanta gente que está contigo. Objetivo: Salud Mental como servicio público básico. Gracias por el artículo Eva.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18



 
Opinión