x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Los libros

En 500 palabras: 'Diario austral'

  • La obra ensayística de Antonio Rivero Taravillo aúna la confidencia autobiográfica, la sólida documentación y un perceptible sentido del humor
  • Lo que impele a la lectura del libro es el compromiso de que lo que se va a desplegar ante el lector es una poderosa subjetividad en trance de asombro

Publicada el 15/11/2019 a las 06:00
Diario austral. Crónica de un viaje a la Argentina
Antonio Rivero Taravillo
Ediciones La Línea del Horizonte
Madrid
2019
  Autor de otros tres libros de viajes y de sendas biografías de Luis Cernuda y Juan Eduardo Cirlot, el también traductor, poeta y novelista Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963) ha sabido desarrollar en su obra ensayística un reconocible registro en el que se aúna la confidencia autobiográfica, la sólida documentación, el recuerdo de infinidad de lecturas y un perceptible sentido del humor. No es que estos ingredientes no sean perceptibles en sus narraciones y poemas; pero lo cierto es que se revelan especialmente idóneos en esos otros libros, con frecuencia híbridos —tal es el caso de los de viajes, a mitad de camino entre el diario personal, el ensayo propiamente dicho y el reportaje periodístico—, en los que el autor practica la aproximación a algún asunto de su interés, ya sea un lugar físico, una cultura —véase su Diccionario de autor dedicado a Irlanda— o incluso un escritor admirado: sus biografías son también, como sus libros de viajes, auténticas quests o relatos de búsqueda, en los que no sólo son relevantes los resultados alcanzados, sino también los pasos dados para lograrlos, las impresiones personales cosechadas por el camino y el fondo biográfico que sustenta al personaje que lleva a cabo el empeño.

De estos ingredientes está hecho también el Diario Austral. Crónica de un viaje a la Argentina que acaba de dar a la imprenta. Hay un viajero y hay un conjunto de datos objetivos sobre el viaje que se quiere hacer llegar con toda probidad al lector. Pero lo que realmente impele a la lectura de este libro no es la mera curiosidad por tales o cuales detalles del país en cuestión, sino más bien el compromiso, que el autor plantea desde la primera página, de que lo que se va a desplegar ante el lector es una poderosa subjetividad en trance de asombro, un "catálogo de maravillas, irritaciones y formas de la estupefacción", en el que consignar, dice el autor, "realidades que imaginaba y también irrealidades que no alcanzaba a imaginar". Por ello, no resulta del todo improcedente que el viaje concluya en un escenario de asombro: el extremo sur argentino, con sus soledades esplendentes y sus inmensos glaciares, a los que el viajero se asoma con contenida emoción y notable parquedad expresiva: "[L]a sensación es extraña: ser, tan pequeño, casi dueño absoluto de todo esto".

Tampoco sorprende que el justo contrapunto a este fin de viaje en plena naturaleza sea una especie de epílogo de atmósfera libresca, bajo la sombra del maestro Borges, aunque también bajo las melancolías que causa en el viajero la evocación de algunas de las tragedias —la dictadura militar, la guerra de las Malvinas— que el país visitado ha tenido que arrostrar en su historia reciente y de los que el cronista alega tener memoria, siquiera sea como asombrado receptor de noticias. En gran medida, su viaje viene a ser un ajuste de cuentas con esos relatos indirectos, una conversión de esos conocimientos extraídos de libros, periódicos y boletines informativos en experiencia vivida.
_____

José Manuel Benítez Ariza es escritor. Sus últimos libros son Arabesco (poesía, Pre-Textos) y Trilogía de la Transición (novela, Dalya), ambos de 2018.

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión