x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Coronavirus

El humor del 'coronavirus' de Twitter, "antídoto" contra la ansiedad del confinamiento

  • @CoronaVid19 se ha convertido en la estrella de las redes sociales durante esta pandemia. La cuenta se creó el 24 de febrero y ya suma más de 760.000 seguidores
  • Una de las claves de su éxito es que "personifica a un 'enemigo común', haciendo tangible a un enemigo invisible", reconoce Antoni Roig Telo, profesor e investigador de la UOC
  • El humor "funciona como válvula de escape" y "es una forma diferente de afrontar la situación: sin quitarle gravedad, pero sin dejar que nos hunda", explica Sandra Martorell, profesora de la UPV
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 13/04/2020 a las 06:00
Un guardia de seguridad consulta su móvil en

Un guardia de seguridad consulta su móvil en un hospital de Los Ángeles (EEUU).

EFE

"Voy a contagiar hasta al perro", así arrancó el pasado 24 de febrero @CoronaVid19 su exitosa carrera en Twitter con una cuenta que se hace pasar por el coronavirus en esta red social. En aquel momento, en España, solo se habían confirmado dos casos. Más de un mes después y ya con todo el país en confinamiento, este perfil acumula ya la friolera de más de 770.000 seguidores -y más de 50.000 en Instagram-, un montón de imitadores y una larga lista de otras cuentas de enfermedades o material sanitario que se han subido al carro de hacer humor y sátira a costa de la pandemia, algunas de reciente creación, como la de la gripe A o la de la vacuna del covid-19, y otras más veteranas como la de la gripe común -en funcionamiento desde 2016- o la de las mascarillas -en activo desde 2014-.

Contactado por infoLibre a través de la cuenta de correo que se encuentra en su cuenta de Twitter, @CoronaVid19 envía una respuesta automática en la que explica que "me pillas ocupado infectando a gente por todo el mundo, mutando todo lo que puedo" y advierte que "el hecho de haberte puesto en contacto conmigo te convierte en alguien perteneciente al grupo de máximo riesgo de infección". Asimismo, también se disculpa si no se recibe respuesta ya que será "por culpa de alguna cuarentena".

Finalmente, sí que hubo contestación aunque, tras enviarle cinco preguntas genéricas, decidieron no responder ya que "no vemos cómo contestarlas de manera que sea útil y no desvelar información nuestra". También explicaban que no están concediendo entrevistas a medios por dos razones: "tiempo y desvelar información" sobre quién se encuentra detrás de este perfil.

"La cuenta @coronavid19 tuvo un boom enorme sobre todo los primeros días, cuando todavía no nos imaginábamos el alcance de lo que se nos venía encima, porque era actualidad y lo vivíamos con suficiente distancia", explica Antoni Roig Telo, profesor e investigador de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), que junto a Sandra Martorell, profesora de la Universitat Politècnica de València (UPV), están analizando en tiempo real si este relato humorístico puede ayudar a mitigar el miedo colectivo ante la pandemia.

Una de sus primeras conclusiones es que el relato de @CoronaVid19 usado al principio, a finales de febrero y principios de marzo, no es el mismo que el que emplea ahora. "En un primer momento, incluía más entradas de humor negro", asegura Roig, que apunta que este tono "lo ha ido abandonando conforme la crisis se ha ido haciendo más grave". Aunque explica que mantiene alguna de sus costumbres iniciales: mencionar a políticos, hacerse eco de algunas declaraciones o "practicando la ironía costumbrista tan 'nuestra', como refleja en su ritual matutino, que ha mantenido todo el tiempo, esos ¡Buenos días: arriba esas…!". Sin embargo, ahora, tras más de un mes y con las actuales cifras de muertos y casos positivos de coronavirus, se ha centrado "en un tipo de humor ácido y con tintes negros, pero evitando lo escabroso". "Ahora, quizás lo más importante es que si nos fijamos en el fondo de su discurso, @CoronaVid19 está reforzando las recomendaciones básicas de la distancia social y el confinamiento", afirma este experto de la UOC.

A parte de esta evolución, lo cierto es que, de momento, lo que único sabemos a ciencia cierta es que el éxito de @CoronaVid19 se ha visto beneficiado, sin lugar a dudas, por el aumento de consumo de redes sociales que se ha producido durante las últimas semanas. Según datos de Twitter, la conversación global sobre el coronavirus ha incrementado un 23% el número de usuarios diarios de esta plataforma con respecto al primer trimestre de 2019 y un 8% con respecto a finales del año pasado. Y lo mismo ha ocurrido en las aplicaciones del imperio de Facebook, propietario también de Instagram y WhatsApp. Según un post del 24 de marzo, en los países más afectados por el virus -entre ellos España-, la mensajería aumentó más del 50%, y en Italia, específicamente, sus usuarios pasaban un 70% más tiempo en estas apps.

"Tenemos más tiempo libre y lo invertimos en consumir contenidos de todo tipo: informativos, formativos y de entretenimiento", explica Susana Pérez Soler, periodista y doctora de Comunicación Digital por la Universitat Ramon Llull, que apunta a que se han disparado no sólo el consumo de noticias o contenidos audiovisuales sino también "los cursos de yoga y de cocina o los monólogos" o llevar a cabo challenges -retos, en español, y cuyo origen se encuentra en TikTok- "para hacer más digerible el confinamiento como el de los toques con el papel higiénico o el de compartir fotos de cuando éramos pequeños". "Las redes sociales son espacios digitales donde la gente comparte sus intereses e inquietudes, y a veces lo hace en clave de humor y otras con enfado, ira o resquemor", reconoce esta experta que recuerda que hasta principios de marzo "el debate se centraba en el nuevo gobierno de coalición y el procés y ahora el tema estrella es el coronavirus".

"Está claro que en este tipo de situaciones necesitamos inputs positivos, necesitamos optimismo, entretenernos y también reírnos", admite Roig, que también asegura que no han detectado que durante estas últimas tres semanas se haya incrementado que se busque "específicamente" este tipo de contenido con un carácter más cómico o gracioso. Pero, explica Martorell, el humor "funciona como válvula de escape en tiempos de crisis y de drama" y "es una forma diferente de afrontar la situación: sin quitarle gravedad, pero sin dejar que nos hunda". Esta idea también la comparte Pérez Soler, que califica el humor de "antídoto" contra "el miedo, la ansiedad y el estrés" y por esto "está funcionando tan bien en tiempo de confinamiento". Esta experta va más allá y recuerda que en los peores momentos, el ser humano recurre al humor: "También había humor en los campos de concentración, tal y como podemos leer en El hombre en busca de sentido, de Victor Frankl: 'El humor es un arma del alma en su lucha para la conservación de la vida'".

Sin embargo, el incremento de uso las redes sociales y la necesidad de diversión en medio de una pandemia global no son las únicas claves del éxito de @CoronaVid19. Martorell y Roig apuntan a tres claves más. Primero, el uso de la primera persona ya que "le da personalidad al virus" y, de esta forma, afirma esta profesora de la UPV, "nos permite echarle las culpas a alguien, aunque sepamos que se trata de un contexto de juego, de humor". Segundo, el momento en el que surgió, a finales de febrero, ya que, según explica el investigador de la UOC, "la amenaza era conocida pero se veía todavía distante y menos grave de lo que acabaría siendo". Por último, la persona -o personas- detrás de la cuenta, que "dominan magníficamente el registro comunicativo y humorístico de Twitter, la rapidez, la concisión, el juego con la actualidad, las interacciones justas…".

Los otros @CoronaVid19

El éxito de @CoronaVid19 no es único. En la actualidad, otras enfermedades y material sanitario han cobrado vida tuitera tirando del mismo humor, aunque ninguna con los números de seguidores de la del coronavirus. "Muchas de ellas tienen nombre de virus o enfermedades y pandemias varias y no únicamente; también de remedios y medicamentos. Así encontramos varias cuentas de ébola, norovirus, herpes -de tipos varios-, VIH, gripe aviar, gripe española de 1918, o la gripe común sin ir más lejos. De igual forma varios ibuprofenos, antibióticos, penicilina, paracetamol, y hasta homeopatía. Todos ellos aparecidos en febrero y convertidos en personajes que interactúan y construyen, a partir de esas relaciones, relatos de ficción donde el humor -negro a ser posible- es el ingrediente principal", reconoce Martorell.

Pérez Soler también cita a otras cuentas que han ido haciéndose un hueco durante las últimas semanas. "Poco antes del confinamiento, los chistes sobre el virus tienen buena acogida, ahora, sin embargo, hay más bromas acerca de lo que es vivir confinado", explica esta experta que pone de ejemplo a @SrPepeDemi y a @Pantomima_Full.

El éxito actual de las parodias tuiteras no es nuevo. Desde hace años, otras cuentas como @Norcoreano o @diostuitero han ganado éxito y notoriedad en Twitter haciendo uso del humor y la sátira en primera persona. Aunque, como matiza Pérez Soler, estos perfiles funcionaban también como "antídoto", pero, en aquel momento, "contra la indignación". Este tipo de usuarios "conectan con su público con un tipo de humor que tiende a exponer la realidad a través de la crítica social y el costumbrismo, con lo que nos permite reírnos de nosotros mismos", afirma Martorell que también explica que este caso difiere de los conocidos hasta ahora porque "el personaje es el enemigo, pero lo que cuenta en el fondo es también la voz de los usuarios". Idea que comparte Roig ya que el coronavirus de las redes sociales "personifica a un 'enemigo común', haciendo tangible a un enemigo invisible, y esto ayuda incluso a los que han sufrido la enfermedad a poder desahogarse en un contexto de humor".

Y, ni mucho menos, este éxito se limita a los países hispanohablantes. "El concepto de humor, a pesar de sus variantes culturales, en su sentido macro es algo universal por eso funcionan este tipo de cuentas, aquí y allá", asegura Martorell. No obstante, eso sí, matiza que "el tono podrá variar en función de los patrones sociales y culturales de cada país". Roig explica que han observado casos similares en otros países que van desde personajes de ficción anglosajones como Voldemort o la Estrella de la Muerte hasta "infinidad de cuentas" que parodian a figuras públicas como la reina de Inglaterra, Barack Obama o Vladimir Putin.

¿El humor se salta las normas de las redes sociales?

El único obstáculo que pueden tener estas cuentas satíricas como @CoronaVid19 es el propio Twitter y sus normas. A mediados de marzo, la red social actualizó sus políticas de uso para tomar medidas contra el contenido que ponga en duda la gravedad de la situación o las recomendaciones de las autoridades sanitarias evitando así la desinformación.

¿Está @CoronaVid19 y el resto de perfiles de parodia saltándose este mandato de la red de microblogging? "No estamos hablando de una cuenta que nos ofrezca contenido engañoso o fake news. Es una cuenta parodia, que crea un personaje de ficción, pero que comparte comentarios y noticias reales y fieles a datos e informaciones oficiales; en este sentido no está tergiversando esa información, sino que se limita a transmitirla de forma aguda, distinta a cómo nos la cuentan otras cuentas y medios", explica Martorell.

Roig también ve "poco probable" que Twitter elimine o bloquee a @CoronaVid19 ya que a esta cuenta le avala "la intención paródica, amparada por la libertada de expresión" y "que se trata de una cuenta de ficción, con lo que no se está suplantando o usurpando la identidad de nadie".

Por su parte, Pérez Soler tampoco lo cree posible: "@CoronaVid19 no disemina desinformación, sino que ofrece cápsulas de humor para sobrellevar mejor el confinamiento". Sin embargo, esta experta alerta sobre los "algoritmos que moderan contenidos" ya que "algunas veces no son capaces de discernir el rigor informativo de un mensaje irónico o sarcástico, como ya hemos visto en otras ocasiones. Eso podría llevar a suspender la cuenta, aunque sólo fuera por unas horas...". A pesar de este aviso, pide "no llamar al mal tiempo, que bastante tenemos", ya que "cuentas como la de @coronavid19 son necesarias para que las risas no falten estos días en las casas".

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión