x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
perfil

Un líder amado y odiado

  • Procedente del Ejército, el dirigente bolivariano participó en un golpe de Estado fallido en 1992 por el que fue detenido y encarcelado
  • Al presidente venezolano le fue detectado un tumor canceroso en junio de 2011 y fue operado en cuatro ocasiones en La Habana

Publicada el 03/03/2013 a las 17:25 Actualizada el 07/03/2013 a las 16:40
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Hugo Chávez, en febrero de 2006, tras firmar un convenio con Fidel Castro en La Habana.

Hugo Chávez, en febrero de 2006, tras firmar un convenio con Fidel Castro en La Habana.

EFE
Un jefe del Estado que conduce un programa de televisión de máxima audiencia, como Aló, presidente, no deja de ser una excentricidad en un país formalmente democrático. En el caso de Hugo Chávez, nacido en Sabaneta (Estado de Barinas) en 1954, no se trataba de una excentricidad, sino de un rasgo más de una personalidad demagógica, populista y con toques de caudillismo. Militar por formación y por convicción, llegó al poder en 1998, ya como civil, por la vía de las urnas después de protagonizar un fallido golpe de Estado en 1992. Desde su toma de posesión como presidente, Hugo Chávez ganó varias elecciones en todos los niveles y la oposición, unas veces desunida y otras agrupada, fue incapaz de arrebatarle la mayoría de forma democrática. En 2002 un sector de la derecha económica y política venezolana intentó un golpe de Estado contra Chávez que recuperó en pocos días el poder tras contar con el respaldo del Ejército. Admirado y odiado casi a partes iguales en Venezuela, Chávez y su revolución bolivariana o su socialismo del siglo XXI han marcado una década larga del país que ahora afronta un periodo lleno de incertidumbre. ¿Sobrevivirá un chavismo sin Chávez o la oposición logrará al fin ganar en las urnas?

Chávez era hijo de maestros y cursó sus estudios superiores en la Academia Militar de Venezuela donde ya comenzó a relacionarse con otros futuros oficiales que compartían ideas revolucionarias con el héroe nacional de la independencia, Simón Bolívar, como guía espiritual. En los años ochenta el país sudamericano arrastraba una situación de bipartidismo histórico, donde se turnaban invariablemente en el poder los democristianos de Copei y los socialdemócratas de Acción Democrática. Todo ello en medio de un panorama dominado históricamente por una oligarquía controladora de la producción petrolífera, la principal riqueza antes y ahora de Venezuela. De algún modo, el descrédito de los partidos tradicionales, salpicados por continuos escándalos y corrupciones, estuvo en el origen del éxito posterior del chavismo.

En 1992, junto con otros militares de graduación media, Chávez participó en un intento de golpe de Estado que fracasó tras arrojar un saldo de decenas de muertos. El entonces teniente coronel fue arrestado y pasó dos años en la cárcel hasta que fue indultado por el presidente democristiano Rafael Caldera. A partir de ese momento, Chávez puso en pie el Movimiento V República y abogó ya claramente por una ruptura con la partitocracia que había regido Venezuela. Tras años de acumulación de fuerzas y de extensión de las ideas bolivarianas, Chávez vence en las elecciones presidenciales de 1998 con el 58% de los votos para emprender reformas sociales y reforzar el papel del Estado en la economía y en la sociedad. Sus políticas generaron al principio un creciente descontento, con huelgas y manifestaciones constantes, y el abierto rechazo de la derecha económica que, en 2002, abanderó un golpe de Estado dirigido por Pedro Carmona, presidente de la organización empresarial. Respaldado por la mayoría del Ejército, con el general Raúl Baudel a la cabeza, Chávez recuperó el control del país en pocos días y regresó al palacio de Miraflores.

Dos años más tarde, los grupos opositores de la Coordinadora Democrática recogieron firmas suficientes para obligar a la celebración de un referéndum revocatorio contra Chávez que el líder bolivariano ganó en medio de denuncias de fraude de la oposición. Sin embargo, en 2006 el comandante volvió a ganar las presidenciales por un amplio margen, el 62%, frente al candidato de la oposición, Manuel Perales. Los analistas, incluso los más críticos con el chavismo, empezaron a rendirse a la evidencia de que el comandante ganaba en las urnas, elección tras elección, e intentaron descubrir las claves del éxito. Así las cosas, una combinación de debilidad de la oposición, cuantiosos ingresos por las divisas del petróleo y programas sociales en educación y sanidad explicaban que Chávez mantuviera una base social muy sólida. En el otro lado de la balanza, la oposición y los medios de comunicación más independientes destacaban las formas caudillistas del personaje, el control de la prensa, las alianzas con regímenes como el agresivo Irán de los ayatolás o la cubanización de Venezuela.

Entretanto, en la primera década del siglo XXI una corriente de izquierdismo, indigenismo y antiimperialismo estadounidense se impuso en los comicios de varios países y Chávez se sintió cada vez más acompañado por mandatarios como el ecuatoriano Rafael Correa, el boliviano Evo Morales o el nicaragüense Daniel Ortega, entre otros. Fruto de estos pactos nació en 2004 el ALBA (Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América) como contrapeso de la izquierda en el continente al ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) patrocinada por Estados Unidos. Este liderazgo de Chávez en el continente provocó en los últimos años la animadversión tanto de los organismos internacionales económicos, como el FMI, como de las autoridades estadounidenses o europeas. A pesar de ello y de que la oposición concurrió por primera vez con una candidatura conjunta, Chávez repitió triunfo electoral en octubre de 2012 y, ya enfermo, se impuso al líder opositor, Henrique Capriles, por un margen cercano a los 10 puntos.

Un tumor canceroso le fue diagnosticado a Chávez en junio de 2011 y, desde aquella fecha, fue operado en cuatro ocasiones en La Habana. La convalecencia de su última intervención quirúrgica, en diciembre de 2012, le impidió al presidente tomar posesión de su cargo el 10 de enero pasado de tal forma que, desde entonces, se desataron los rumores ante el secretismo del Gobierno venezolano. Con anterioridad a su última estancia en Cuba, no obstante, Chávez había anunciado públicamente que su delfín era el vicepresidente y excanciller, Nicolás Maduro. A finales de febrero Hugo Chávez regresó a Caracas y fue ingresado en un hospital militar de la capital donde ha permanecido hasta su muerte. A partir de ahora se abre un nuevo capítulo en la historia de Venezuela que se inició hace 14 años con la llegada de Chávez al poder.

Actualización: Este texto ha sido actualizado para corregir que el golpe de Estado de Hugo Chávez fue en 1992 y no en 1989. En 1989 se produjo la revuelta conocida como el caracazo, con la que el luego presidente no tuvo ninguna relación.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

4 Comentarios
  • Desde Mi Butaca Desde Mi Butaca 07/03/13 21:11

    Es cierto que Chávez ha sido un personaje odiado y amado a partes iguales, pero no sólo en Venezulea, sino en todo el mundo, sobre todo el occidental. En su haber aspectos tan importantes como la reducción de las desigualdades sociales o la apuesta por una América Latina más fuerte. En su debe, su actitud un tanto 'populista' y su apoyo a regímenes como el de Irán o Siria. http://www.desdemibutaca.com/2013/03/muere-hugo-chavez.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @antoniomaestre @antoniomaestre 07/03/13 15:46

    El Caracazo ni fue culpa de Chávez ni fue en 1992, sino en 1989. Quiero suponer que es un error y no intencionado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • joanet joanet 07/03/13 15:41

    Ya en la entradilla indicáis que Chavez "participó en un golpe de Estado fallido en 1992, conocido como el caracazo". El Caracazo, ni fue un golpe de Estado fallido, ni fue en 1992. http://es.wikipedia.org/wiki/Caracazo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • yolatengo yolatengo 07/03/13 15:20

    El Caracazo, ¿obra de Hugo Chávez? Mal empezamos, infolibre. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión