x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis humanitaria

El ministro del Interior finlandés critica las patrullas ciudadanas de grupos de extrema derecha

  • "En Finlandia son los oficiales los que supervisan y protegen a la sociedad. Es un asunto simple y lo vamos a mantener", dijo el ministro del Interior de Finlancia, Petteri Orpo
  • Las patrullas están encabezadas por grupos de extrema derecha como Soldados de Odín y tienen como objetivo declarado hacer frente a los "invasores musulmanes"

infoLibre
Publicada el 08/01/2016 a las 09:54 Actualizada el 08/01/2016 a las 11:05
Miles de exiliados esperan en un campo de refugiados a obtener el asilo en Noruega y Finlancia.

Miles de exiliados esperan en un campo de refugiados a obtener el asilo en Noruega y Finlancia.

EUROPA PRESS
El ministro del Interior de Finlandia, Petteri Orpo, criticó este jueves las patrullas ciudadanas establecidas en varias ciudades del país, recalcando que no deben entrometerse en las tareas de las fuerzas de seguridad.

Las patrullas están encabezadas por grupos de extrema derecha como Soldados de Odín y tienen como objetivo declarado hacer frente a los "invasores musulmanes", en respuesta a la llegada de refugiados desde Oriente Próximo al país.

Las palabras de Orpo llegaron en respuesta a las facilitadas por el comisario de la Policía Nacional, Seppo Kolehmainen, quien dijo que las patrullas eran algo positivo, ya que podría notificar a las autoridades posibles crímenes.

"En Finlandia son los oficiales los que supervisan y protegen a la sociedad. Es un asunto simple y lo vamos a mantener", dijo el ministro, según informó la cadena de televisión local YLE y que recogió Europa Press.

En 2015, Finlandia recibió a 32.000 solicitantes de asilo, fundamentalmente iraquíes, lo que convierte el país en el cuarto receptor por porcentaje de población. La cifra fue además diez veces superior a la registrada en 2014.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión