x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Nicaragua

Ortega descarta elecciones en Nicaragua porque crearían "inestabilidad" tras 300 muertos en las protestas

  • El presidente de Nicaragua ha asegurado que adelantar las elecciones generales crearía "inestabilidad, inseguridad y empeoraría las cosas", frente al lobby empresarial nicaragüense, que pide nuevos comicios
  • Casi 300 personas murieron durante las semanas de enfrentamientos con las fuerzas del Estado, en las protestas por los recortes adoptados por el Gobierno de Ortega

Publicada el 24/07/2018 a las 10:46 Actualizada el 24/07/2018 a las 11:16
Daniel Ortega

Daniel Ortega en el acto de celebración del 39 aniversario de la revolución sandinista, el 19 de julio de 2018.

Reuters
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha asegurado este lunes que celebrar elecciones anticipadas crearía inestabilidad en el país, después de que casi 300 personas murieran durante las semanas de enfrentamientos derivados por la represión gubernamental contra las protestas.

El principal lobby empresarial de Nicaragua y otros grupos han instado al mandatario a adelantar las próximas elecciones en el país, que se celebrarán en 2021, para poder salir de la crisis.

En una entrevista a Fox News, Ortega ha señalado que él y su esposa, Rosario Murillo, quien también es la vicepresidenta del país, no están tratando de comenzar una dinastía y que el próximo gobierno no será elegido hasta 2021.

"Adelantar las elecciones crearía inestabilidad, inseguridad y empeoraría las cosas", ha afirmado el presidente de Nicaragua.

Ortega llegó al poder por primera vez en 1979, después de que los rebeldes sandinistas derrocaran a la dictadura de Somoza, y luego regresó al poder en 2007.

Decenas de miles de personas salieron a las calles en abril por una nueva ley que aumentó las contribuciones a la seguridad social de los trabajadores y empleadores. Ortega eliminó los recortes, pero la represión violenta de la disidencia provocó más protestas.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión