x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Estados Unidos

Trump compara la lucha de EEUU contra los nazis con su batalla para "vencer a la extrema izquierda"

  • El presidente estadounidense se compromete a "proteger el modo de vida americano que comenzó con Cristóbal Colón"
  • Asegura que el 99 % de los casos de coronavirus son "inofensivos"
 

Publicada el 05/07/2020 a las 12:31 Actualizada el 05/07/2020 a las 12:32
Donald Trump junto a Melania Trump durante la celebración del Día de la Independencia en la Casa Blanca.

Donald Trump junto a Melania Trump durante la celebración del Día de la Independencia en la Casa Blanca.

EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha comparado este sábado la lucha del país contra los nazis con sus esfuerzos para "vencer a la extrema izquierda", al tiempo que ha acusado a los manifestantes antirracistas de intentar destruir Estados Unidos. "Los héroes estadounidenses vencieron a los nazis, destronaron a los fascistas, derribaron a los comunistas, salvaron los valores estadounidenses, defendieron los principios de Estados Unidos y persiguieron a los terroristas hasta los confines de la Tierra", ha indicado en un discurso pronunciado en un evento celebrado con motivo del Día de la Independencia en la Casa Blanca.

"Ahora, nosotros estamos en proceso de vencer a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y las personas que en muchos casos no tienen idea de lo que están haciendo", ha remachado.

En un discurso que ha seguido la misma línea que el pronunciado este viernes en el monte Rushmore, centrado en su mayoría en recordar el pasado de Estados Unidos, proyectarlo bajo un halo de gloria y que puso el foco en denunciar reiteradamente los intentos de examinar los fallos del pasado, Trump ha tratado de profundizar en las divisiones raciales y culturales de Estados Unidos. Así, ha acusado de "fomentar el odio, la discordia y la desconfianza". "No permitiremos que nadie divida a nuestros ciudadanos por raza o pasado. No permitiremos que fomenten el odio, la discordia y la desconfianza", ha avisado, según ha informado la cadena de televisión CNN.

Se compromete a "proteger el modo de vida americano que comenzó con Cristóbal Colón"

Además, como ya hiciera el viernes, Trump se ha presentado como protector de la historia estadounidense y su legado, insistiendo en proteger el legado de los padres fundadores estadounidenses y otras figuras históricas. "Nuestro pasado no es una carga que desechar", ha zanjado. "Nunca permitiremos que una multitud enojada derribe nuestras estatuas, borre nuestra historia, adoctrine a nuestros hijos o pisotee nuestras libertades", ha añadido. "Salvaguardemos nuestros valores, tradiciones, costumbres y creencias", ha instado.

En esta línea, Trump ha manifestado su voluntad de "proteger el modo de vida americano que comenzó con Cristóbal Colón". "Juntos lucharemos por el sueño americano y lo defenderemos, para proteger y preservar el estilo de vida estadounidense, que comenzó en 1492 cuando Colón descubrió América", ha declarado el mandatario, en plena ofensiva contra la retirada de estatuas y monumentos históricos en todo el país por parte de activistas y manifestantes de oposición, que denuncian su carácter colonialista.

Sin ir más lejos, esta pasada noche un grupo de manifestantes ha derribado una estatua de Colón y la han tirado al puerto de Inner Harbor en Baltimore, ciudad ubicada en el estado estadounidense de Maryland. Según Louis Krauss, que ha compartido el vídeo del derribo de la estatua en redes sociales, había al menos 300 personas reunidas en el lugar. "Después de caer, la estatua se ha roto en varios pedazos, que han sido arrastrados y arrojados al Inner Harbor", ha dicho Krauss a la cadena de televisión CNN. Esta estatua de Colón -una figura polémica en Estados Unidos, especialmente entre los nativos americanos- se colocó hace más de 30 años.

En respuesta, el presidente estadounidense ha avisado que "jamás permitiremos que una turba enfurecida derribe nuestras estatuas, borre nuestra historia, adoctrine a nuestros hijos o pisotee nuestras libertades".

Trump firmó a finales de mes una orden ejecutiva para proteger los monumentos estadounidenses, que incluye anexos donde se anuncia que los responsables de incitar a desórdenes públicos serán perseguidos "hasta donde alcance la ley". La orden, publicada el 27 de junio en la web de la Casa Blanca, garantiza que cualquier persona o grupo que destruya o destruya un monumento o estatua podría enfrentarse a una pena de hasta 10 años de prisión por daño intencionado a una propiedad federal. La ley, además, ordena que quienes incitan a la violencia y la actividad ilegal san procesados "hasta donde alcance la ley" y avisa a las agencias de seguridad estatales y locales que permitan este daño de que podrían quedarse sin ayudas federales como castigo.

Casos de coronavirus "inofensivos"

El presidente estadounidense también ha aludido a la pandemia del coronavirus durante su discurso y ha asegurado que el 99 % de los casos del covid-19 son "totalmente inofensivos", aunque no ha proporcionado ninguna evidencia para respaldar su aseveración. "Hemos probado a casi 40 millones de personas. Al hacerlo mostramos resultados, el 99 % son totalmente inofensivos", ha afirmado, congratulándose porque son "resultados que ningún otro país puede mostrar porque ningún otro país tiene las pruebas que tenemos nosotros". "Ni en términos de números ni en términos de calidad", ha matizado.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del coronavirus del mundo, con más de 2,8 millones de casos confirmados y al menos 129.000 fallecidos. En este sentido, y coincidiendo con las reaperturas económicas, al menos 37 estados experimentan un aumento en los nuevos casos confirmados. De hecho, Florida ha marcado este sábado su récord con más de 11.000 casos adicionales detectados en las últimas 24 horas. A pesar de estas cifras y las recomendaciones emitidas por autoridades estadounidenses, muchos de los asistentes al evento de la Casa Blanca no han llevado mascarilla ni respetado el distanciamiento físico, ha destacado la CNN, algo que también ocurrió durante la apertura de las celebraciones del Día de la Independencia en el monte Rushmore.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Lo más...
 
Opinión