x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




EL HOMBRE MODERNO

Olli Rehn es un payaso ladrón

Publicada el 08/08/2013 a las 06:00 Actualizada el 07/08/2013 a las 21:38
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

En la reciente entrada en su blog personal, Olli Rehn suscribe la propuesta del FMI de bajar los salarios un 10% en España para reducir el paro.

Para hacerlo, utiliza la canción de Bob Dylan The Ballad of a Thin Man.



Interesante.

Utilizar uno de los textos más oscuros de uno de los creadores contemporáneos más complejos para arrojar luz sobre nuestra economía parece atrevido.

Bueno, no sólo atrevido, es tan torpe como inútil. Tan político como idiota.

Habla Olli Rehn de Mr. Jones, el misterioso personaje central de la canción. Una canción que empieza así:

* Entras a la habitación
con tu lápiz en la mano,
ves a alguien desnudo
y tú, tú dices, “¿quién es ese hombre?”

¿Lápiz en la mano? ¿Un hombre? ¿Desnudo?

Pues parece sencillo: Ese hombre sería Strauss-Kahn, el exdirector gerente del FMI. El mismo organismo que ahora sugiere que la gente en España gane menos dinero, para que más gente en España gane dinero.

Así de sencillo, quieren que tengamos menos dinero para ser más productivos, de manera que más gente pueda aprovecharse del ya maltrecho panorama para el trabajador en España.

Pero volvamos a lo musical. La canción está llena de referencias fálicas, algo que los especialistas en la obra de Dylan interpretan como crítica a la intolerancia de la sociedad con respecto a la homosexualidad. Dylan nunca ha explicitado quién es ese Mr. Jones.

¿Podría ese enigmático personaje ser el propio Olli Rehn?

La canción habla de payasos y ladrones. Por ejemplo, la quinta estrofa de la canción dice lo siguiente:

Has estado con catedráticos
y a todos ellos les gustaban tus ideas,
con grandes abogados has
discutido sobre leprosos y criminales,
te has empollado todos
los libros de F. Scott Fitzgerald,
eres un muy buen lector,
es cosa sabida.
Pero algo está ocurriendo aquí,
y no sabes lo que es,
¿no es así, Mr. Jones?

¿Podría ser el comisario Europeo de asuntos Económicos ese Mr. Jones que no se entera de nada?

A Olli Rehn le pasa como a la mayoría de políticos del viejo continente, esos que confunden palabras con pensamientos y que se sienten en la obligación de hablar mucho, aunque no tengan nada que decir.

Lo perverso del comisario europeo de Asuntos Económicos no es que utilice a Bob Dylan para darse la razón, lo perverso llega, cuando en ese texto afirma: “Aquellos que rechacen la propuesta de forma instantánea cargarán sobre sus hombros la enorme responsabilidad del coste social y humano”.

Es decir, si no aceptamos bajarnos el sueldo seremos nosotros los culpables del drama, presente y futuro, que vivimos en nuestro país. Y eso no es una opinión sobre prácticas o propuestas relacionadas con la economía (esa es su tarea), ese es un juicio de valor moral hacia los ciudadanos totalmente inaceptable.

Tan inaceptable como calificar a Olli Rehn de payaso ladrón.

O tan inadecuado como afirmar que el comisario es miembro de esa casta de tipos que se han metido en política para pagar sus propios vicios, siempre dispuestos a poner en riesgo su dignidad a cambio de una buena ocurrencia.

Lo cierto es que sus ideas son tan buenas como las de cualquier otro insecto.

Muchos de ellos en las próximas elecciones no pedirán el voto, sino el indulto.

Por que algo está ocurriendo, y no sabes lo que es.
¿No es así Mr. Jones?


* Nota: He tomado la traducción de The Ballad of a Thin Man de aquí. La canción es realmente compleja y entre todas las traducciones creo que esta es la que mejor captura la esencia del tema.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

17 Comentarios
  • Uber Uber 26/02/16 15:52

    Cada cierto tiempo recuerdo este articulo y me veo obligao a releerlo . Excelente .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • fernández turbica fernández turbica 19/08/13 20:16

    Oli Rehn y todos los inútiles de Bruselas deberían acordarse del gran Groucho, cuando decía de una persona que hablaba poco "es mejor que este callado por que si habla oiremos lo que tiene que decir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • isachampman isachampman 18/08/13 18:25

    Me cabrearía con este payaso ladrón, si no fuera por el ejército de payasos ladrones que tenemos nosotros por aquí.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • indio-ixil indio-ixil 12/08/13 14:27

    El problema real es el grado de estúpido alcanzada por una clase que no solo no sabe que hace, sino que modela sus argumentos y respuestas a un problema, en función de una situacion económica y de las salidas que los empresarios quieren darle a ese problema, Nadie habla de liberalizar de verdad el mercado energético, o de romper barreras de monopolios o de una bajada significativa de impuestos o de un aumento en la capacidad adquisitiva de los ciudadanos para que la demanda aumente de forma drástica y la economía real por ende ...nadie habla de las soluciones sino que tararean la melodía que les repiten quien paga la cena. De seguir así la cena acaba en resaca y en una cuenta que pagaremos carisma porque el sinpa esta asegurado

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • hey-ho-lets-go hey-ho-lets-go 11/08/13 23:40

    - Es una amenaza en toda regla. Es inaceptable que un tipo de estos nos amenace como un matón en una taberna. Debería dimitir inmediatamente, ese sinvergüenza debería ir a la calle. Este tipo cobra un sueldo millonario de nuestros impuestos y todavía tiene la puta cara de amenazarnos. Infumable. - Él no se va a bajar el sueldo para aliviar nuestros bolsillos, seguramente se lo suba todos los años y todavía tiene la cara de pedir que nos lo bajemos nosotros. No es un insecto es una rata con la rabia. - Toni, lo más grave de todo es que dejan entrever que ellos no cargan con nada, es decir, que los que nos han metido en esta crisis, los que nos meten cada día más en ella, no sienten ni un pequeño remordimiento, son psicópatas de manual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jlamoros jlamoros 09/08/13 19:08

    En el fondo lo de Olli Rehn no está tan mal: - Nos bajan el sueldo y suben la gasolina: habrá menos accidentes en carretera - Nos bajan el sueldo y suben la luz: habrá menos emisiones de CO2 a la atmósfera - Nos bajan el sueldo y suben los alimentos básicos: habrá menos problemas de obesidad - Nos bajan el sueldo y suben las tasas: habrá menos masificación en las universidades - Nos bajan el sueldo y fomentan la sanidad privada: habrá menos jubilados a los que mantener ... Eso si, que el estado pague la vaselina, que últimamente nos están jodiendo mucho 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Inconsciente Inconsciente 10/08/13 00:42

      ¡Uy, vaselina! Se le ve a usted muy fino. Para la clase media quizá tengan manteca pero a los pobres ya sabe, nos pondrán tierra "para que agarre". Por otra parte, el Estado comenzó a destruirse allá por los ochenta y no está para gastos superfluos, Por lo demás estoy de acuerdo con su comentario. Saludos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Maria garcia Maria garcia 09/08/13 15:16

    Si hay que vivir en un piso, ya que está prohibido acampar, tiene que ser propio. Si es de otro te pueden echar Miju33, cuando menos te lo esperas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jhal Jhal 09/08/13 12:57

    "Los Santos Inocentes" es su película fetiche, y para el PP es película de culto. Gobernar y controlar vidas al estilo mas feudal, pura extorsión y esclavismo. Y la iglesia católica, prima hermana de estos millonarios no dice nada, claro, le va tan bien con el dinero que nos quita de nuestros pobres presupuestos! Para que hablar, no sea que si se ponen del lado del pobre en vez del lado del rico (que es donde están ahora y han estado siempre) les vayan a rebajar su asignación!: eso ni tocarlo!.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • La RAF La RAF 11/08/13 12:09

      Totalmente de acuerdo... Se hace necesario recordar la inmatriculación de edificios y solares que la iglesia católica ha rapiñado. Gracias por el artículo, Sr. Garrido

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Chulisanchez Chulisanchez 09/08/13 07:18

    Siendo europeista,  al leer este artículo me dan ganas de decir, en que hora entramos en el euro!!!! ¿Nos quieren manejar a su antojo? Dejar el país tan barato para poder ellos pagar sus vacaciones y su jubilación aquí?, ser la Cuba de los Yankis?. Se creen visionarios o nos lo quieren hacer creer, cuando ya han fracasado ostensiblemente. No quiero dar más el rollo,,,,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Miju33 Miju33 09/08/13 00:31

    Los payasos son en general gente digna que alegran la vida a los chicos y mayores. El Sr. Rehn es un amito del Universo que se cree superior, como otros muchos congéneres, al resto de bípedos. Pero en unos pocos años el Sr. Rehn será igual a lo que en realidad es ahora: nada. Vivir en un piso de alquiler es algo digno que permite utilizar los recursos, cuando son limitados, en el propio disfrute de la vida. Y la causa mayor de la crisis que padecemos es precisamente la obsesión de una buena parte de la población en comprar una vivienda. O dos o tres como forma de ahorro e inversión haciendo el cuento de la lechera mediante hipotecas que se irían pagando con los alquileres. Viene a se un poco el timo de la estampita en que un delincuente provoca la codicia de un ciudadano, y acaba timándole, como es lógico. ¡O es que alguien podía pensar que los bancos daban todas las facilidades del mundo por su infinita bondad, y que en caso de impago no iban a cobrar de todas formas!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.