X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Miedo a la educación libre

Publicada 23/10/2014 a las 06:00 Actualizada 22/10/2014 a las 19:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

Cuando se profundiza en los problemas más graves del planeta —pobreza, hambre, guerra, machismo, desempleo, intolerancia, corrupción…— y se buscan soluciones se llega a la conclusión de que la clave de todo es la educación, el motor que lo puede cambiar todo. La educación es la gran batalla. No importa qué religión, qué gobierno, sea democrático o dictatorial, todos tratan de controlar el proceso de producción de ciudadanos, decidir qué se enseña, qué se piensa. Es la educación como castración. Educamos a niños y niñas para un mundo que aún no sabemos cómo va a ser.



Resulta sencillo ver el integrismo de los talibanes afganos y el de los bárbaros en el norte de Pakistán, también en las zonas controladas por el Estado Islámico en Siria e Irak. La barbarie de los otros siempre parece más barbarie que la nuestra. La de cuello blanco parece tan natural que algunos creen que es legal.

El objetivo debería ser permitir el desarrollo de ciudadanos libres y capaces. Dos de los modelos opuestos y que funcionan son el hipercompetitivo surcoreano y el finlandés, más cerca de la ruptura que de la tradición.





Los integristas islámicos imponen una educación para varones; a las niñas se les permite acudir a la primaria, y no siempre, pero no a la secundaria. El aprendizaje en las madrasas resulta agotador: años memorizando el libro sagrado como si en la repetición de lo que no se discute estuviera la salvación eterna. Así se protegen en todas las religiones los intérpretes de la palabras divina, los sacerdotes, rabinos e imanes, así logran que su autoridad jamás sea criticada. Sería un desafío a dios. Son estos mismos valores los que se enseñan en las escuelas islámicas en Europa. Este fue el reportaje de Panorama (BBC). No todo el mundo musulmán comparte esta visión.





Aunque la religión es un instrumento de poder y control, a muchas personas les sirve de guía en la vida, les ayuda a saber cuál es el camino; la religión les hace mejores. Un buen libro para profundizar en este asunto: Tratado de Ateología del pensador francés Michael Onfray.  Les recomiendo sobre todo las primeras páginas, en las que narra la historia de un hombre pío y analfabeto que teme no llegar al paraíso porque un día atropelló a un chacal en el desierto frente a la de unos jóvenes ilustrados que creen que al estrellar dos aviones contra las Torres Gemelas tendrán acceso a las célebres huríes. El problema no es el libro ni la raza ni los apellidos; el problema son las personas. Y a las personas se las educa o se las fanatiza.

La tradición empuja a las niñas a las labores domésticas y a matrimonios pactados cuando son preadolescentes. La educación les hace perder valor en el proceso de compra-venta. En Sudán del Sur, un país de mayoría cristiana y animista, nada que ver pues con el Islam, la unidad de pago en los matrimonios acordados son vacas. Las niñas que han ido a la escuela valen menos que las ignorantes. Se supone que la educación las hace levantiscas, difíciles de domar.

En la Europa medieval, la educación cristiana no distaba tanto de la que se imparte hoy en Afganistán y Pakistán. El motor de la radicalidad es el mismo. Son las luces de la Ilustración y la Revolución francesa los factores que rompen la correlación de fuerzas. Pese a los grandes cambios, la escuela sigue siendo un elemento de batalla entre la Iglesia católica y el poder político, más en los países del Sur de Europa y en los países latinoamericanos. En España, el PP considera adoctrinamiento dejar de adoctrinar.

¿Cómo debería ser la escuela? ¿Un espacio para aprender el saber científico, los hechos demostrados, para aprender a pensar y ser mejores ciudadanos? ¿Un lugar para desarrollar la creatividad y ser felices? Les recomiendo esta divertida charla de Ken Robinson: Do schools kill creativity? Está subtitulada.





En Francia se apuesta por una educación en la que se enseña a relacionar asuntos complejos para alcanzar un punto de vista propio. Es célebre el examen con una única pregunta: ¿Conduce la lucidez al pesimismo? No basta un sí o un no, lo que se pretende es que el alumno empiece por exponer las razones opuestas a las que él defiende y después sepa desmontarlas con inteligencia y rigor. Fue un examen de cinco horas. Pero no es oro todo lo que reluce.

En España aún apostamos por la memoria. Cambiamos versos sagrados por la lista de los Reyes Godos, los ríos o cualquier otra lista inútil. Hemos mejorado, sí, pero en el fondo no tanto. Es un problema de inversión.



La cuestión es para qué educamos: para crear ciudadanos competentes y casi seguro críticos, que demanden de sus autoridades eficacia, respeto a la ley y honestidad, o ciudadanos adormilados, sin iniciativa, consumidores de televisión basura o de prensa basura. No se educa para ser libres.

Este documental, La educación prohibida, es muy bueno, merece la pena. Plantea todos los debates de fondo que deberíamos resolver.



Hubo intentos en Europa, sobre todo en el Reino Unido, de alcanzar una educación alternativa a la tradicional. Educar en libertad. Está el célebre experimento de Neill en Summerhill y la escuela experimental de John Ord y Bill Murphy, que esta semana rescataba la BBC en un largo reportaje. Eran años hippies, de LSD, psicodelia y sueños revolucionarios. No funcionaron, pero el reto sigue vivo: atreverse a educar. Educar en libertad es el arma que cambiaría el mundo, que sembraría la paz.




Hazte socio de infolibre



9 Comentarios
  • Estrella Estrella 24/10/14 22:49

    --- Todos sabemos algo, todos ignoramos algo--- decía Paulo Freire en " Cartas a quien pretende enseñar". La Educación como dices, es lo transversal, lo infinito ¡ cuántas veces echamos y echaremos de menos al ministro Angel Gabilondo! ¡cuántas!..; un medio de comunicación educa, mi consejera de educación maleduca, la educación para el desarrollo necesita divulgación,las escuelas para alumnos con plurideficiencias o específicas para una de ellas necesitan más recursos... , todos educamos o maleducamos. Recomendable el documental Biblioburro que conocí este verano en unas jornadas sobre Educación para el Desarrollo. Por cierto, no sé inglés y lo que es peor aún, todavía no sé bailar por bulerías pero no me rindo. Saludos!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • scout scout 24/10/14 04:10

    Me ha gustado,una visión que comparto,a mis hijos los eduque en valores criticos, solidarios, justicia y laicos metodo Rosa Sensat,escuela Cooperativa y estoy satisfecho de como se formaron.siempre he opinado que la iglesia tiene mucho culpa de la forma ser nuestra sociedad, has cometido un pecado te confiesas y quedas absuelto. La comparativa con otras sociedades me ha parecido muy bueno..un placer leer su articulo.Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • José González José González 23/10/14 22:56

    En el primer párrafo del artículo está la clave de todo el razonamiento: "Cuando se profundiza en los problemas más graves del planeta y se buscan soluciones, se llega a la conclusión de que la clave de todo es la educación, el motor que lo puede cambiar todo. La educación es la gran batalla. No importa qué religión, qué gobierno, sea democrático o dictatorial, todos tratan de controlar el proceso de producción de ciudadanos, decidir qué se enseña, qué se piensa. Es la educación como castración." Absolutamente de acuerdo con el autor. Llevo los últimos 40 años de mi vida pensando en ello y hablándolo con mis hijas y amigos. Por eso el fascismo español se dedicó a eliminar masivamente a los maestros de la república; por eso los curas tienen hoy tanto interés en no perder el control de la educación de nuestros niños; por eso el gobierno actual impone la ley que tanto puede perjudicarnos como país. Me da miedo la poca importancia que se da a tan fundamental principio. Miedo y desesperanza

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Mendizábal Mendizábal 24/10/14 01:56

      Me gusta mucho su artículo, muy bueno.  La religión que se de para los suyos (la católica) y que las demás hagan otro tanto.   Los padres cuando espera o llevan a los niños al colegio comentan: que si los curas tal, que si los curas cual etc., posteriormente van a llevarlos a toda prisa al adoctrinamiento de los criticados curas dan.   De chiste...    

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 23/10/14 21:58

    Muy muy muy buen artículo señor Lobos. Gracias por su trabajo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Turiellos45 Turiellos45 23/10/14 15:28

    De acuerdo, Ramonín, pero no te olvides de un importante trozo de Europa en el que la economía es más importante (o le dan más importancia) que la educación. Y no me refiero a "la pela es la pela" y tópicos de este estilo; hablo del trabajar, acumular y el dios del dinero, esa religión que esclaviza a millones de trabajadores europeos, la generación mejor preparada de la Historia que apenas sobrevive a la oligarquía de organismos internacionales y multinacionales. La educación puede hacer que Marx y sus seguidores sean perseguidos y condenados como educadores contra la dictadura de los poderes fácticos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • rita rita 23/10/14 11:54

    Un auténtico placer leer tus artículos. Muchísimas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria garcia Maria garcia 23/10/14 08:30

    Los EEUU, demuestran que la Educacion es insuficiente. El mercado laboral, manda. Hay que mantenerse vivo. La Prostitución a todos los niveles, es la causa inicial..

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • baldos baldos 23/10/14 07:50

    Apreciado Ramón, la educación os hará libres y eso no les interesa a ningún Gobierno, un pueblo educado se puede levantar contra las injusticias, tanto sociales, morales y avasallamiento, mientras un pueblo inculto, será siempre aborregado, dominado, por el pastor que los conduce, inmune a su esquilmamiento, una lección de esto, nos la dio el Gran Paco Rabal en los Santos Inocentes y hacia ese sistema, es el que siempre nos han querido llevar los gobernantes. A UN PUEBLO QUE PUEDA SER SIEMPRE PISOTEADO.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre