X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Criminalizar la ficción

Publicada 17/02/2016 a las 06:00 Actualizada 17/02/2016 a las 10:19    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 46

Jordi Évole decía hace unos días en un informativo de La Sexta que tenía la impresión de que en los años 1980 había en España más libertad de expresión que en la actualidad. Puedo confirmarlo testimonialmente: yo ya era mayor de edad en aquella época y, sí, había más libertad, humor y tolerancia que ahora. Como subrayaron Manuela Carmena y Maruja Torres en sus conversaciones del pasado verano, hoy sería imposible que un Tierno Galván ejerciera la alcaldía de Madrid con el desparpajo libertario con que él lo hacía. ¿Podría decir hoy cosas como ésta: “¡Rockeros: el que no esté colocado, que se coloque… y al loro!” En absoluto; lo lincharían política y mediáticamente.

Me ha apenado ver a Carmena tan acobardada por el asunto de los titiriteros. De ella hubiera esperado que, desde el primer instante, atajara con contundencia lo que hay de aterrador en el encarcelamiento de esos muchachos. Porque el fallo de programación –la obra no era para niños- es un pecado venial que puede resolverse con un coscorrón al responsable del mismo. Lo que resulta gravísimo es que en España se haya sentado el precedente de que te puedan meter entre rejas por un elemento narrativo en una obra de ficción.

O sea, cualquier policía, fiscal o juez puede extraer de una novela, una obra de teatro, un cuadro, una película o una serie televisiva esta o aquella frase, imagen o escena, y detener sin contemplaciones al autor de la obra por apología de tal o cual delito. Por ejemplo, si yo incluyo en una novela a un yihadista imaginario que, en conversación con mi protagonista, intenta justificar las razones de su delirio, es posible que un Torquemada me lleve a Soto del Real por apología de ISIS o Al Qaeda.

A fuerza de ir criminalizando comportamientos so pretexto de luchar contra el narcotráfico o el terrorismo, o en aras de lo “políticamente correcto”, se ha llegado a la apoteosis del liberticidio: criminalizar lo que explícitamente es ficción. Si unos titiriteros sacan una marioneta que lleva una pancarta a favor de ETA con el objetivo de endosársela como prueba falsa a otra marioneta, los titiriteros son cómplices de ETA. Resulta espeluznante, así no hay arte (bueno, mediano o malo) posible.

La culpa también la tenemos nosotros, los que nos consideramos nietos del Siglo de las Luces. Hemos ido consintiendo recortes incesantes de libertades y derechos desde los años 1980. La derecha más reaccionaria, la que asociamos a los Reagan, Thatcher, Aznar y compañía decidió entonces “desacomplejarse” y desencadenar una gran contraofensiva ideológica para imponer universalmente como “naturales” sus principios y valores. Dueña de colegios, universidades, fundaciones y medios de comunicación, esa derecha empaquetó en frases simplonas sus criterios de orden, disciplina y primacía del beneficio privado, y las repitió hasta la saciedad.

Consiguió su objetivo. La derecha ha ganado por goleada la “guerra cultural” contra lo que ella misma identificó con el Mayo del 68. En parte porque, en busca de “respetabilidad”, buena parte de la izquierda asumió como propia la agenda conservadora. A partir del momento en que se sintió avergonzada por hablar de libertad, igualdad y fraternidad, esa izquierda estaba derrotada ideológicamente.

El fenómeno no es, por supuesto, exclusivamente español. En Francia –cuna junto a Inglaterra y Estados Unidos de las ideas progresistas-, el primer ministro, un supuesto socialista llamado Manuel Valls, dice ahora que intentar explicar científicamente las causas del yihadismo equivale a justificarlo. Es decir, que un periodista, un historiador o un sociólogo pueden ser vistos como cómplices de la matanza de París si osan decir que la lucha contra el yihadismo sería mucho más eficaz si se desecaran los pantanos de pobreza, desigualdad y autoritarismo donde nace y se cultiva.

Todavía no han encarcelado a nadie en Francia por intentar aportar la luz de la razón a la lucha contra la sinrazón, pero Valls ya ha comenzado a satanizar ese comportamiento. En España, de tradición más inquisitorial, vamos por delante: ya han sido llevados a prisión dos muchachos por el delito de intentar contar una historia de ficción con marionetas. ¿Qué es lo siguiente? ¿Inventar una máquina que penetre en nuestros pensamientos y se los chive a la Audiencia Nacional?

Relacionados


Hazte socio de infolibre



18 Comentarios
  • JoséPérez JoséPérez 21/02/16 12:51

    a Carmena le pasa lo que le pasó a zapatero, quiere quedar bien con tirios y troyanos [ese acojono vestido de una falsa buena educación] y que más quieres darles a la derechona católica, para empezar a levantar falsos testimonios y mentirte en la cara y así le irá a carmena y saldrá por la puerta falsa y vilipendiada por la gentuza de la caverna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Moondog69 Moondog69 20/02/16 11:13

    Carmena debe dar un puñetazo sobre la mesa y dejar bien claro a la oposición y su media que los podridos y ladrones no tienen ningún derecho a opinar hasta que no se hayan hecho el hara-kiri y limpiar esa podredumbre que los infecta totalmente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • HERBÓN HERBÓN 19/02/16 10:51

    Manuela Carmena sabe de sobra que van a por ella, que lo que quieren es que asome la cabeza para cobrarse la pieza y que el poder judicial es temible cuando quiere. La situación apena, sí, y también indigna hasta la naúsea. Sin embargo, si recurren a la Brunete judicial es porque consideran que hay que ir más allá del debate de las ideas, con este no basta para desalojar a los perroflautas de los lugares que les pertenecen. Han pasado del desprecio y el insulto a la movilización de los resortes de su Estado. Están preocupados, e incapaces de aceptar intrusos con rastas en sus instituciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • J.urrutia J.urrutia 19/02/16 09:47

    "...Hemos ido consintiendo recortes incesantes de libertades y derechos desde los años 1980...", se resume en eso; una obra de titiriteros termina con la aplicacion de la ley antiterrorista, prision incondicional; que obispos digan que es peor el aborto que la pederastia, o que algunos niños vienen pidiendo guerra, o que esperanza diga que Franco no impuso su regimen a la fuerza y era un democrata...queda impune. gora mi jETA y me cago en la puta madre que pario a todos los hijos de putas de los santos que trabajan para el puto Dios de los cojones que sirve de sombrilla para los putos fascistas de mierda de este pais de mierda (he dicho ya puto y mierda?)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • marisela marisela 18/02/16 10:47

    Totalmente de acuerdo, hemos perdido libertades, derechos etc...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 18/02/16 12:44

      Sobre todo de manifestación.... ¿verdad que si?, verdad que en los últimos 4 años ha habido pocas manifestaciones en España... y sobre todo en Madrid... y más comparándolas con las que había a mediado de los 80?.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • José Enrique Centén Martín José Enrique Centén Martín 17/02/16 19:32

    Triste pero cierto, recuerdo perfectamente aquellos felices 80, felices por la explosión  demostrada del deseo de libertad  que dio sus frutos en grandes escritores, cineastas, actores posteriormente. Hoy encarcelan a unos titiriteros, enjuician a otro por unos chistes, otros por manifestarse y mañana ¿porqué? será por tirarse una flatulencia junto a un político podrido o junto a un policía, es casi condena de muerte por un intento de gasear a alguien aplicando la "Ley mordaza" que es tan estricta para unas cosas, y con la intermediación del Fiscal al servicio del poder, pero obvia a aquellos que tranquilamente dicen que si tuviese una escopeta me liaría a tiros a determinadas personas con nombre y apellidos, o pasa por alto la persecución a un edil del Ayuntamiento perseguido por policías, tal vez alguno armado, como suelen hacer para faldar más de uno.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • taxista y rojo taxista y rojo 17/02/16 22:25

      Con tu permiso, puntualizo tu último párrafo. Unos policías que protestan porque se disuelve el cuerpo municipal de "antidisturbios", es decir, que no les van a dejar pegarnos. ¡Por eso protestan!. Lo siguiente me lo autocensuro.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • taxista y rojo taxista y rojo 17/02/16 19:18

    Impresionante artículo. Yo también doy fe, en los ochenta había mucha más libertad, no sólo exterior sino interiormente. Autocensuras como la que aprecias en Carmena (el mayor ridículo de su vida) eran inconcebibles

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Dossy Dossy 17/02/16 18:49

    Da gusto leer sus artículos sr. Valenzuela. Comparto su análisis sobre la intolerancia y la persecución de ideas políticamente incorrectas para la mayoría de los medios mediocres y de pensamiento único que nos rodean. No hay más que enumerar los casos de Zapata. Rita, los titiriteros, las continuas descalificaciones a Carmena, sin argumentos sólidos en los que sustentarse. Nos quedamos en lo anecdótico en vez de posicionarnos valientemente en lo sustancial que hay que pelear. ¿Dónde está la defensa del laicismo, la libertad de opinión, el posicionamiento ante los privilegios consentidos de la iglesia, la defensa tibia del terrorismo contra las mujeres, la pelea por las libertades y derechos de los trabajadores...?. Hemos bebido el neoliberalismo más obsceno sin ser plenamente conscientes de lo que esto ha supuesto para la mayoría de la ciudadanía.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jaca1930 Jaca1930 17/02/16 18:43

    Resulta muy clarificador comprobar como comentaristas adscritos al autodenominado bloque "constitucionalista" recelan de la actuación de doña Manuela Carmena, y dan a entender que está en manos de esos bolivarianos con tantos defectos (que los tienen y en más de una ocasión los he puesto de manifiesto); olvidándose de que en su trayectoria personal y profesional como magistrada no se dejó presionar por nadie, y actuó en todo momento con esos criterios de equidad y de imparcialidad que echamos tan en falta en otros/as compañeros/as de profesión.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 17/02/16 18:52

      Algunos constitucionalistas pensamos que con amigos como los que ha puesto de concejales en madrid... no necesita enemigos... porque ellos mismos se encargan de complicarle la vida y la gobernación de la villa... creándole problemas absolutamente evitables.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • Alfónsigo Alfónsigo 18/02/16 18:51

        Querrá decir fanáticos defensores de la Constitucion del 78, porque constitucionalistas serían todos aquellos que creen en la organización del estado con constituciones que se dan a sí mismos los ciudadanos y que las reforman cuando lo creen necesario. Una constitución se basa en principios acordados no en dogmas. Las derechas y sus constituciones no han sido nunca paradigmas de libertades salvo de liberalismo económico y represión.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Jaca1930 Jaca1930 18/02/16 13:44

        Una matización a su comentario nº 23, ciudadano Cepeda: doña Manuela Carmena "no ha puesto de concejales" en el Ayuntamiento de Madrid a esos "amigos" a los que usted se refiere. Estos últimos iban en una lista que ella encabezaba, y que obtuvo el número de votos suficiente como para que entraran a formar parte del Consistorio. Le guste a usted (y a otros "constitucionalistas") o no. Procure hablar con propiedad, porque al no hacerlo (como en este caso) siembra dudas acerca del rigor de sus comentarios.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • cepeda cepeda 18/02/16 16:38

          Le prometo que le contesté hace un par de horas.... a ese comentario. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Jaca1930 Jaca1930 18/02/16 18:41

            Respuesta al comentario nº 37 del Sr Cepeda: Supongo que no seré yo el responsable de no conocer su respuesta. En todo caso, hasta mañana no podré responderle.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

        • cepeda cepeda 18/02/16 14:11

          Estoy de acuerdo con su matización y corrijo mi comentario: Algunos constitucionalistas pensamos que con los candidatos a concejales que llevaba en su lista y que resultaron elegidos... no necesita enemigos... porque ellos mismos se encargan de complicarle la vida y la gobernación de la villa... creándole problemas absolutamente evitables. ¿Le parece mejor aunque no esté de acuerdo con mi comentario?.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Folgo Folgo 17/02/16 17:28

    Coincido en parte con lo expresado en este artículo. Discrepo de su afirmación: "la derecha ha ganado por goleada la “guerra cultural” contra lo que ella misma identificó con el Mayo del 68. [...] Buena parte de la izquierda asumió la agenda conservadora." No coincido en que a las gentes de izquierdas les avergüence hablar de libertad, igualdad, fraternidad. Todo lo contrario, sólo las izquierdas hablan y pelean por lograr su desarrollo y perfeccionamiento en la sociedad. En el caso de los titiriteros Manuela Carmena cometió un primer error al no condenar su detención (sin causa) y su posterior encarcelamiento sin fianza por un delito inexistente. Actuó correctamente negándose a destituir a la concejal de cultura. Y perdió, por el primer error, la oportunidad de dar ejemplo de respeto y aplicación de los principios de libertad, igualdad, fraternidad. Pero la reacción de las gentes de izquierdas del Ayto. (con Carmena a la cabeza) y de la sociedad civil ha sido, en mi opinión, correcta, por lo que hoy encontramos a nuestra ínclita derecha, con algun@s ppersonejes pseudoizquierdistas, criminalizando la ficción y la sátira, para intentar recupperar el gobierno en el Ayto. de Madrid, que sólo a ell@s les correspponde y ppertenece. Tampoco encuentro acertado el ejemplo de Francia y Manuel Valls. Éste no es de izquierdas y aún no hay nadie encarcelado en ese país por estudiar y analizar el jihaidismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre