x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Muy fan de...

Donald Trump

Publicada el 07/11/2016 a las 06:00
Me tiemblan las manos sobre el teclado cuando inicio este artículo a modo de conjuro. Es un intento, casi esotérico, de que no suceda aquello que podría ser. Es el reverso del “no te lo cuento, por si se gafa”. Hoy escribo, precisamente, para que se gafe, para que no ocurra, para que la remota posibilidad no se convierta en realidad. Ante la pavorosa idea de que Trump consiga regir una parte importante de nuestras vidas desde la Casa Blanca, con más miedo que vergüenza y viceversa, me encomiendo a Diego El Cigala y grito ¡Atrás!.

Ni siquiera como humilde practicante de la sátira política me compensa su llegada. La cáscara del fenómeno, ideal para hacer humor grueso y sin trasfondo, no es tan fuerte como para minusvalorar el interior serio y trágico del asunto.

Miren, si el precio de su presencia en el puente de mando es tan caro, no compensa el gusto que da poder hacer chistes fáciles –ya sea sobre el desmesurado bronceado de Donald, dos tonos por encima del de Christine Lagarde, o acerca de ese toldo amarillo, de cabello natural, según él, que debe de calentarle las ideas–. Ni siquiera consuela lo cómodo que resulta hacer un encadenado de las burradas que suelen salir por su boca, cual ristra de chorizos, y poder servirlo tal cual, añadiendo, como mucho, un remate final en plan aderezo.

Detrás de cada uno de nuestros chistes, subyace la tragedia de que sea posible que la locomotora mundial, la que conduce nuestras vidas, acabe pilotada por un señor con sombrero de Napoleón, hecho con papel de periódico, y un machete entre los dientes. Sí, resulta cómico a primera vista pero no, no tiene gracia.

A dos días del primer martes después del primer lunes de noviembre –fecha en la que, desde 1845, los americanos celebran sus elecciones, cumpliendo con la tradición agraria y religiosa–, los pronósticos amenazan con un Trumpasso, versión americana del sorpasso europeo, salvando las diferencias, claro, en Estados Unidos no hay izquierda a la que adelantar por otro carril.

Y da mucho más miedo que el que expresaba Rocío Jurado al cantar aquella copla de Rafael de León: ♪ “miedo, tengo miedo”♪. Aunque, en el caso del Enfant TerRubius, no sería yo quien le dedicara ♪ “miedo de perderte” ♪ sino, más bien, este otro pasaje: ♪ “tiemblo de verme contigo”♪.

Es que es para echarse a temblar, la posibilidad acojona, reconozcámoslo. Y no solo por lo que podría sucedernos si él consigue su objetivo, sino porque tampoco nos gustaría encontrar la respuesta a la pregunta recurrente e inevitable: “¿Qué hemos hecho nosotros para merecer esto?”.

Dedica el periodista Francisco Reyero su último libro: Trump, el león del circo, al análisis de este fenómeno sociopolítico próximo a eclipsar a sus homólogos meteorológicos. El tornado Trump no llega a nuestras vidas azarosamente, la tormenta Donald no irrumpe porque sí, no es casualidad que un elemento como él, ese chiste de humor negro con patas; ese millonario provocador que presume de arrogancia y de una incorrección política que, de tan evidente y tan burda, es como una parodia; ese señor que ha comparecido en más de 3.000 juicios –ojo al dato–, pueda aspirar a la jefatura del Estado de Estados.

La política convertida en show es una horma perfecta para un showman y a este agitador sin límites morales le hemos hecho la campaña entre todos. Ni siquiera ha tenido que gastar dólares en anuncios, explica Reyero en su libro. Las teles repican cada una de sus campanadas una y otra vez, y nosotros ayudamos a multiplicar el efecto Trumpizador.

Trump vende porque entusiasma o indigna pero nunca deja indiferente. Trump concita la atención aunque sea a través del rechazo. Trump sube la audiencia, ¿what else?.

El personaje es perfecto para triunfar en el referéndum del share, esa máquina de titulares llamativos, tan alejados de la reflexión, el análisis y el razonamiento. Trump es garantía de éxito mediático y eso computa en las urnas.

Que un ser así tenga posibilidades reales de alcanzar la presidencia de los Estados Unidos, dice mucho de la sociedad americana en particular y del mundo en general. Trump es insuperable en este régimen de audienciocracia por el que nos regimos.

Y, ojo, el triunfo de Hillary Clinton, si llegara o llegase, no provocaría la ilusión que supuso el de su antecesor Obama. Más allá de la etiqueta de “demócrata” y del valor que implicaría ser la primera mujer presidenta de los Estados Unidos, Clinton tiene las luces y las sombras de quien ha sido Primera Dama y secretaria de Estado. En opinión de muchos, Hillary, más que la esperanza, sería “el mal menor” lo que sea menos Trump. Esto del “mal menor” está tan extendido...

Por decir algo positivo del personaje –no vayan a tacharme ahora de pesimista con lo romántica y positiva que acostumbro a ser–, Trump no desentona dentro del elenco de líderes mundiales que parece diseñado por un psicópata. Y otra cosa, no haría falta que el líder bailara Thriller a las puertas de la Casa Blanca el día 31 de octubre, con Donald siempre sería Halloween. Muy fan.

Ahora, si me permiten, vuelvo a invocar al Cigala y, con los ojos fuera de las órbitas, grito: ¡Atrás!

NOTA DE LA AUTORA: Les regalo esta reflexión de Seth Meyers en la que explica la difícil elección entre los dos candidatos:


El análisis mencionado comienza en el minuto 6:11 del vídeo
Más contenidos sobre este tema




18 Comentarios
  • korrosivo korrosivo 08/11/16 10:41

    Después de ojear algunos comentarios, no puedo por menos que alegrarme de que las elecciones estadounidenses no sean aquí. Habiendo votado casi ocho millones a una banda de gangsters como el PP, habría que ver lo que saldría de elegir entre una candidata de derechas y un candidato de ultraderecha. Málaga y Malagón.  Lo malo y lo peor. ¡Puf!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Nagore Nagore 07/11/16 19:13

    El problema y la razón del éxito de Trump es que la clase trabajadora estadounidense , como también está ocurriendo en Francia, ha perdido su capacidad de discernir y culpa a colectivos como los negros, hispanos, etc. de fenómenos muy complejos que son casi todos consecuencia del sistema capitalista y a veces simplemente de la tecnología, como la robotización de las industrias, el declive inevitable de la industria del carbón que acarrea miles de desempleados, etc.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 07/11/16 19:35

      Culpa a las élites que han gobernado hasta ahora... por eso quieren cambiarlas. Lo que ahora pasa en EEUU, el miedo de los blancos a quedarse en minoría en el país que crearon y construyeron... es similar al que provocó que los nacionalistas "eslavofilos" de la URSS (muchos de ellos comunistas) se cargaran a la URSS ante la posibilidad de que a mediados de este siglo los musulmanes fueran mayoritarios allí... (la guerra de Afganistán... tuvo consecuencias insospechadas también en la URSS). Solyenitsin ya habló de ello en su tiempo.... ahora la preocupación ha llegado a EEUU y no solo por los musulmanes sino por la DECENA DE MILLONES de hispanos que están al sur del río grande... esperando su oportunidad. Semejantes cambios "demográficos" y culturales... se están dando también, por ejemplo, en Argentina donde los ingredientes del "melting pot" han variado dramáticamente en los últimos 40 años... con las consecuencias que están empezando a padecer... y que puede observar cualquiera que haya estado en Buenos Aires... y en otras grandes ciudades hace décadas... y vuelva ahora.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • logicayrazon logicayrazon 07/11/16 15:33

    A ver si aprendes MUJER, lo que importa, lo único que importa en un hombre, es lo que hace, y no lo que te cuenta al oído para conseguir que te abras de piernas. Killary Clinton junto Barack Hussein Obama es una asesina, es culpable y cómplice de que estemos en las puertas de una 3ª guerra mundial. Es la RESPONSABLE Y CULPABLE de que miles de mujeres y niñas hayan sido violadas, asesinadas y esclavizadas, gracias a el apoyo de Obama y de ella a la peor gentuza fascisto-islamica. Solo que Trump proponga una auditoria de la reserva federal, es suficiente motivo para apoyarle. Pero es que además, propone la colaboración con Rusia y no la guerra nuclear como esa de mente. Recordar hace 7 años la propaganda : El primer negro en la casa blanca, que maravilla todo iba a cambiar, pero al nobel de la paz afroamericano se le ha visto pronto el plumero. No importa tenemos el repuesto, propaganda para los necios de ahora: la primera mujer en la casa blanca, Oh por dios que maravilla el mundo será mejor. Recuerda que ERES LO QUE HAS SIDO, y no lo que serás.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • marasme marasme 08/11/16 09:59

      ¿lógica y RAZÓN? ¿En serio? Reailly. guau, muy, muy fan.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • marasme marasme 08/11/16 10:36

        se coló una "i" en really... sorry.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Jrol Jrol 07/11/16 14:57

    1.Pues Hillary tampoco me parece mejor que Trump, Trump por lo menos sabemos que no ha financiado al Isis ni apoyado golpes de estado en Latinoamérica contra líderes elegidos democráticamente. Algo de lo que Hillary no puede decir lo mismo. 2. La esposa de ese señor infiel sí es reflejo de feminismo, reflejo que es mejor callar ante los líos de falda de tu marido porque si no no serías presidenta en una sociedad tan machista como la gringa. 3. Trump sabemos que es puro interés empresarial, pero de Hillary no se habla de las lobbys que la auparon como la del petróleo saudí. 4. Por tanto no sé si nos se podría considerar si quiera mal menor; estamos ante dos déspotas que quieren el poder a cualquier precio y que gane quien gane algún país o etnia va a salir bombardeado o expulsada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 07/11/16 13:42

    Cuando oigo hablar de sátiras, de humor grueso...etc y me acuerdo de Hillary apoyando a GW en Irak, o destruyendo el estado libio, igual que antes, los mismos, destruyeron Yugoeslavia-Serbia... y ahora Ucrania... pienso ¡En qué mundo vivimos!. Pues nada... a seguir con más de lo mismo... y que siga la fiesta... y alimentando el fuego, que cada vez está más cerca... aunque nos empeñemos en no verlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Jrol Jrol 07/11/16 15:00

      Totalmente de acuerdo; Trump será un asesino de mexicanos y negros pero es que Hillary es una genocida reincidente.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • cepeda cepeda 07/11/16 16:15

        1.Que yo sepa, al menos de momento, Trump no ha asesinado a nadie pero cualquiera que se de una vuelta por hispano américa y vea la situación social, de violencia, inseguridad general y de estados fallidos... se dará cuenta rápidamente de la razones que hay para que los estadounidenses (incluidos las decenas de millones de hispanos que llevan muchos años viviendo allí....) estén preocupados. Como decía un amigo... una bala en si misma no es practicamente nada y es inofensiva... el problema está en la velocidad, y en la dirección que traen... 2.Es verdad que EEUU ahora cosecha lo que ha sembrado en ibero américa a lo largo de un siglo PERO se entiende que los que AHORA viven allí... se resistan a "pagar la cuente". 3.Algo parecido nos ocurre aquí en Europa con los emigrantes refugiados y la cantidad de estados destruidos y fallidos... que nuestras élites "liberales y socialdemócratas" se han afanado en que proliferen...

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • cepeda cepeda 07/11/16 13:38

    1.Mañana puede cambiar el mundo. Un cambio mayor que el que supuso el final de la guerra fría. Un cambio que acabe con lo que surgió después de la caída del muro de Berlín... 2.Se supone que los progresistas deberían estar a favor de ese cambio... aunque venga de la mano de Trump. 3.Lo que no se entiende es que los "progresistas" quieran que gane Hillary, con todo lo que ella es, significa y defiende..., para que las cosas sigan en la misma dirección que hasta ahora. 4.Un poco de coherencia "progresistas". P.D. Que alguien que puede ser mañana por la noche presidente de EEUU diga que no quiere ser el presidente del mundo... sino solo de los EEUU y que piensa dedicarse a resolver los problemas de casa.... ES LO MÁS REVOLUCIONARIO que se ha oído en EEUU en más de un siglo.... Vamos a cruzar los dedos... y a ver si hay suerte.... (aunque sería demasiado bueno para ser verdad...)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Arkanoid Arkanoid 07/11/16 13:03

    Parece como si Clinton hubiera elegido a su contrincante, este produce tanto desasosiego que hasta nos parece un mal menor que se elija a una señora que entre sus sueños tiene invadir la URSS, lo que nos llena de tranquilidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • EAJ49radio EAJ49radio 07/11/16 12:22

    Raquel es verdad que saldrían muy caros los chistes si Trump llegara a ser presidente de EEUU, aunque Clinton le va a la zaga, estoy de acuerdo contigo, no merece la pena. Si fuera que llegara, a este cargo, sería demasiado duro ver en que condiciones está la sociedad de ese país, al menos los que votan, porque los que no lo hacen es aún peor. Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 07/11/16 10:59

    Trump es como Gil y Gil, pero sustituyendo la grasienta ordinariez hispana de callos y panceta, por grasienta ordinariez yanki de McDonalds y pollo frito estilo Kentucky. Aquí, el "gorrrrdo infecto" prometió el tren bala y sacar a los delincuentes de las calles a punta de escopeta. En USA, el "repeinao" misógino-racista promete repatriaciones masivas de inmigrantes y muros antiinmigración, además de "hacer que America vuelva a ser grande" (hay que ver la fijación de estos yankis con creerse que ellos son América). No sé lo que considera Trump "ser grande", pero me lo imagino, y no me gusta un pelo. Eso sí: en  país donde la mayor recua de ladrones que en el mundo ha sido votada por caso ocho millones de ciudadanos, ¿vamos a extrañarnos de que en los EE.UU. muchos voten a Trump? No tenemos derecho.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • marasme marasme 08/11/16 10:21

      Pues derecho... derechos tenemos cada vez menos, la verdad. Pero aún sin derecho... Es lamentable e inquietante ver lo que rige la 'política', y que sean esos "próceres" aquí, allí y en Sebastopol, los encumbrados en las urnas. ¿qué tenemos? la mujer menos querida de América, como maquinaria para el mantenimiento del sistema capitalista, pero en plan buenoide, que intenta aparentar un mínimo de 'democracia' al menos en su país, frente a un personaje 'antisistema' capitalista salvaje hasta las cachas, racista, xenófobo , despreciativo de minorías, egoísta patológico (como no podía ser de otra manera) y que tiene como religión: arrodíllate ante mi maloliente fortuna; podría ser el primo graciosillo de Adelson.// Sin derecho, opino que tienen una buena mierda entre manos; aquí tenemos fascistas en el poder, pero al menos no tienen bombas atómicas, ni pueden invadir países, ellos, pobres, solo apoyan a quienes pueden, con devoción eso sí. Lo dicho lamentable panorama.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • AML AML 07/11/16 11:12

      Muy buena comparación. Totalmente de acuerdo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • AML AML 07/11/16 10:16

    "Trump no desentona dentro del elenco de líderes mundiales que parece diseñado por un psicópata". Esta frase sintetiza en gran medida y con gran elegancia esa ácida realidad que vivimos y que hasta a ti te impide tratar esta barbaridad con tu humor habitual, aunque lo del toldo amarillo lo tomo prestado. Líderes mediocres, ladrones o enloquecidos en un mundo cada vez más revuelto.... prefiero tu humor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión