X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Del río Hudson al molino de Guadalajara

Publicada 16/11/2016 a las 06:00 Actualizada 16/11/2016 a las 12:17    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 134

La carta de Pablo Echenique a Donald Trump me ha parecido una respuesta ingeniosa a las declaraciones de Albert Rivera y Susana Díaz asemejando a Podemos con el multimillonario estadounidense. La majadería de Rivera y Díaz es tan grande, y su mala fe tan evidente, que Echenique ha acertado al darle réplica desde el punto de vista humorístico de un Jonathan Swift.

El mundo aún no quería creer en la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos cuando buena parte de nuestra clase política y mediática ya estaba llevando el agua del río Hudson a su molino de Guadalajara, el de la politiquería y el partidismo locales. Como en tantos acontecimientos internacionales de los últimos años se trataba de explotar lo que pueda ocurrir aquí o allá para zurrarle a Podemos. El partido de Pablo Iglesias sería así el más complejo y diabólico en la historia de la humanidad, coincidiendo a la vez con Trump y Maduro, con Le Pen y Dáesh, con Syriza y Amanecer Dorado, con Castro y el ayatolá Jamenei, con el Chapo Guzmán y Kim Jong-un.

El brochazo grueso, el uso del manoseado estigma de populismo, exime de cualquier esfuerzo intelectual para intentar comprender la realidad. ¿Para qué hacer la distinción entre un elefante y una sardina si ambos necesitan oxígeno para vivir? Es obvio que a la mayoría de nuestros políticos y tertulianos les interesa un carajo la política internacional, así que prefieren hacer acrobacias disparatadas para emplearla en el navajeo carpetovetónico. A ese ejercicio Jesús Maraña lo ha bautizado con la fórmula de españoleando a Trump.

Susana Díaz, en concreto, parece estar enfermizamente obsesionada con Podemos. No se le ve muy preocupada por el deterioro de la sanidad pública andaluza, que provoca masivas manifestaciones de protesta en Granada, ni por el paro y la pobreza al sur de Despeñaperros, que motivan la huelga de hambre del malagueño Francisco Vega, pero cada vez que tiene un micrófono a su alcance comienza a soltar lindezas contra Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez.

El otro día dijo en el Parlamento andaluz que Trump y Podemos beben de las mismas fuentes. Empleó ese tonillo malévolo y encantado de conocerse a sí mismo con el que pretende concederle un profundo significado a sus frases más hueras. Pues sí, señora Díaz, podría decirse que Trump, Podemos y otros fenómenos políticos actuales beben en las fuentes del cabreo de las clases populares y medias de Occidente con el capitalismo salvaje y la globalización alevosa. ¿Y qué?

Lo suyo sería que el PSOE empatizara con ese malestar y le ofreciera sus propias soluciones, ¿no? Sostener que vivimos en el mejor de los mundos posibles es, precisamente, lo que hace que la socialdemocracia clásica europea sea percibida como parte del sistema, y, por cierto, lo que ha recortado las alas de Hillary Clinton al otro lado del Atlántico. La aceptación beata del capitalismo global está llevando a la insignificancia al centroizquierda. Con esa actitud, no es una alternativa a la ultraderecha. Acabamos de verlo en Estados Unidos y volveremos a verlo en Francia.

Trump ha triunfado porque, junto a la xenofobia y el machismo, ha sabido utilizar el descontento de los trabajadores norteamericanos. Tiene bemoles que lo haya hecho un multimillonario, pero así es. Reconocer la existencia de ese descontento no es populismo, es realismo. Negarla es ceguera cuando no complicidad. Muchos de los que votaban antaño a los demócratas en Estados Unidos o a los socialdemócratas en Europa están hoy entre la gente que sufre.

El problema no es diagnosticar la existencia de la enfermedad, el problema puede estribar en el tratamiento que quiera aplicarse para extinguirla. Hoy como ayer, las respuestas al malestar de las clases populares y medias pueden ser fascistas o progresistas. Trump y Le Pen se sitúan entre las primeras, las que culpan de todos los males a los que son aún más débiles: ayer los judíos, hoy los inmigrantes latinos o musulmanes; de lo que se trata es de que la ira no se dirija contra los banqueros y los grandes empresarios. Por su parte, Podemos y Syriza se encuentran entre las segundas, las que proponen ponerle coto a los abusos del capitalismo desaforado.

La socialdemocracia clásica bien podría sumarse al segundo tipo de respuestas si no hubiera olvidado su patrimonio regulador. El modelo de libre comercio y globalización triunfante tras la caída del Muro de Berlín puede ser considerado como competencia desleal desde el pensamiento socialdemócrata. Y sería perfectamente socialdemócrata el deseo de blindar los salarios, las condiciones de trabajo y el Estado de bienestar de Europa frente al aluvión de productos asiáticos elaborados con dumping social. ¿Cómo? Exigiéndoles a los fabricantes y proveedores que esos productos cumplan unos mínimos en materia de derechos humanos y laborales y de respeto al medio ambiente.

No otra cosa le han dicho a Jordi Évole las víctimas de la explotación del coltán en Congo. Occidente tendría que establecer mecanismos para impedir la importación de ese material cuando ha sido extraído en condiciones de violencia, esclavitud y violación. ¿Libre comercio? Por supuesto, pero en igualdad de condiciones. ¿Globalización? Sí, pero también de las libertades y los derechos.
EL AUTOR
Relacionados


Hazte socio de infolibre



13 Comentarios
  • Fredi Fredi 23/11/16 11:15

    Muy bien tu reflexión, en manos de quien estamos para que no se produzca un cambio ya, desde la política  se visualiza un desconcierto total y absoluto,  que hacer para  cambiar el rumbo. Un saludo,,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fredi Fredi 23/11/16 11:02

    Muy acertada tu reflexión, el problema es que quien debe y puede cambie los procedimientos y no seguir en esta situación en la cual la sociedad se esta adormeciendo cada vez más.Un saludo,,,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Laila Laila 18/11/16 01:23

    Magnífico artículo, señor Valenzuela. /// Lo cierto es que desde la noche del 20D, cuando se vieron los 5 millones de votos de Podemos, y que había alguna posibilidad remota de que se uniera con el PSOE y los nacionalistas, las élites económicas gobernantes dieron la orden de que Podemos no entrara jamás en el gobierno de España. Y desde ese día, el acoso de los medios y los políticos PPSOEC's ha sido bestial. Todos contra Podemos, con mentiras, exageraciones, doble vara de medir y estupideces. Cuánto deben de tener que ocultar los demás para que no puedan soportar la idea de que Podemos estuviera en un gobierno o manejara el CNI. De punta se le pusieron los pelos a Soraya cuando Iglesias se postuló para vicepresidente con Sánchez./// De Susana, lo único que puedo decir es que si acaba siendo la jefa del PSOE, hundirá al partido definitivamente. ¿De verdad no se dan cuenta sus dirigentes de que fuera de Andalucía no la quiere nadie?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 17/11/16 12:04

    Los grandes olvidados de lo que está pasando...http://www.lavanguardia.com/internacional/20161117/411925600143/si-trump-dialoga-con-rusia-siria-tendra-paz.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 17/11/16 11:45

    Trump prohíbe las puertas giratorias a los miembros de su futuro Gobierno... ¡Ostras...!. ¿Será verdad lo que dicen ....?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Socialista desde 1949 Socialista desde 1949 17/11/16 10:51

    Un artículo muy bueno. Gracias Sr. Valenzuela.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 17/11/16 09:06

    Excelente artículo. Lo malo es que parece que los partidos de siempre no saben cómo atajar lo que está ocurriendo. Y se dedican a torpedear, insultar, menospreciar, despreciar, ningunear a los que tienen nuevas ideas. Por locas que parezcan, pueden ser la solución en un mundo loco. Hace poco leí en un periódico una frase similar a esta: "no votaba a los comunistas porque me iban a quitar mi casa, mi granja y mis vacas, y resulta que quien me ha quitado mi csa, mi granja y mis vacas es el capitalismo". Seguir por donde van algunos (Susanita y su ratoncito Albert) no les lleva más que al precipicio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 17/11/16 07:38

    Buen artículo y verdades para dar y tomar, gracias Sr. Valenzuela por los puntos sobre las íes bien colocados. Cuando faltan las libertades y los derechos es síntoma claro de putrefacción sistémica. No debeos olvidar que estas situaciones no se crean de la noche a la mañana y de ahí que se vea la mano del capitalismo atroz, más bien monstruoso, que nos azota. Saludos a todos los comentaristas a los que ya no puedo leer a diario.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 17/11/16 20:41

      MASEGOSO, acabo de leer como finaliza el com.93 “…. a los que YA NO PUEDO LEER A DIARIO” y me pregunto ¿habrá algún problema? Espero que no. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • manuel romero mesa manuel romero mesa 17/11/16 00:21

    No suelo leer los artículos de opinión, pero,este me ha llamado la atencion por el título. Después de leído no puedo estar más de acuerdo con su contenido. Lo que han hecho los partidos de gobierno, o tal vez mejor del desgobierno, si se compara con sus programas no es más que populismo del malo, ya que se han plegado a los deseos de esta capitalismo casi décimo nonico que  sufrimos. La globalización es un gran fraude, y es en lo único que coincido con las propuestas de Trump, que además va a ser una de las que nova  a cumplir, no sólo porque ni el mismo se lo cree, sino porque tanto los de su partido como los demócratas no se lo van a permitir. A la vista está la muy comunista China, que con solo mentar lo d la antiglobalizacion ha sacado a relucir su descontento, y la imposición de aranceles a los productos. Esto tendría de positivo ,que los paraísos fiscales no fuesen necesarios y arma el tráfico dinerario internacional, y en consecuencia, cada país recibiría el importe arancelario que resultase en función del importe del producto declarado, y no como ahora que la multinacional d turno vende el producto del Sudeste asiático, realizado por trabajadores que no tienen ni. Seguridad social, ni vacaciones pagadas, ni seguro de desempleo, ni pensión e jubilación, a un paraíso fiscal, y si el coste de producción en China ha sido de 0,5 € lo vendn a una empresa suya en un paraíso fiscal a un precio muy superior, con la declaracion en el país e origen de los correspondientes impuestos, que son una minucia, por otro lado, ese importe se incorpora al PIB del país de origen y sube la renta per capit, y la empresa del,paraíso fiscal lo reexportarla a España o a Francia, o a EEUU, por un importe algo superior al que ha declarado en el paraíso. Este es en sustancia el mecanismo que emplean la s empresas tecnológicas, las de ropa o las deportivas, que fabrican en el sureste asiático, y pagan una ridiculez de impuestos en el país de destino. Por ello los ricos serán cada vez más ricos y los pobres cada vez nos pareceremos más a los del Sudeste asiático. ¿Alguien cree que Trump va a hacer lo contrario de lo que hoy es la norma? Eel que se lo crea debe de ver como va la botella

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gusalo gusalo 16/11/16 22:03

    Termino de leer la carta bastante por encima (mi inglés no da para más, y no la he encontrado en español). Me gustaría ver una versión en castellano del propio Echenique para no perderme los matices de estilo.   ¶    Subrayo dos últimos párrafos: si ha de haber globalización en el comercio, que las reglas sean también globales. Y al lado del coltán y al “dumping” social, yo mencionaría también la existencia de paraísos fiscales.   ¶    Me hacen gracia las paradojas hiperbólicas de los emparejamientos del segundo  párrafo; y menos gracia cuando pienso que no son hipérboles. Realmente esas asimilaciones las han hecho, y los mismos que llaman demagogos a los de Podemos.    ¶    Saludos, señor Valenzuela, y mi admiración.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 16/11/16 22:26

      Gusalo, si en el artículo de arriba, en la primera línea, pinchas donde pone en rojo: .. carta de Pablo Echenique a Donald Trump, te lleva a la carta en español (en El Plural). No descarto que ya lo hubieras hecho, y pretendieras otra cosa, pero.... por si acaso. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • gusalo gusalo 16/11/16 23:02

        Gracias, Damas. Termino de leerlo y “copiapegarlo”. Como me imaginaba, tiene –al menos, para mí– mucha más gracia en castellano, que supongo sería la versión original: me parece verlo en su silla con su elocución entrecortada y socarrona riéndose de la pareja (coyuntural, que no de 'partido') de genios.   ¶   Terminaba de enviarte el comentario (86º) cuando he visto el 85º tuyo.    ¶    Repito el saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre