X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Pérez Tapias se despide del PSOE

Publicada 10/01/2018 a las 06:00 Actualizada 09/01/2018 a las 19:04    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 121

En mayo de 2017 Pedro Sánchez conectó con las ideas y los sentimientos de la mayoría de la militancia del PSOE al presentarse como el candidato a la secretaría general que, puño en alto, cantando La Internacional, proclamándose de izquierdas, se rebelaba contra el establishment de su partido encarnado por Susana Díaz. Ese club de felipistas apoltronados y barones castizos como el cuplé le había derrocado de malas maneras el anterior octubre para permitir que Rajoy siguiera en La Moncloa en aras de la gobernabilidad, la razón de Estado, la tranquilidad de los mercados financieros y otros argumentos igualmente conservadores, algo que había llenado de indignación y vergüenza a millares de socialistas.

Sánchez parecía querer emprender una nueva vía, más próxima a la insumisión de Jeremy Corbyn, Bernie Sanders o los socialistas portugueses que a la sacralización del pragmatismo de Manuel Valls. Prometía una oposición a Rajoy que culminara lo antes posible con su salida de la Moncloa, ofrecía una reconciliación al resto de fuerzas progresistas, instaba a situar las reivindicaciones socioeconómicas de la gente en el primer lugar de la agenda política, proclamaba que solo el federalismo expresaría el carácter plurinacional de España. Escribí aquí mismo que todo el mundo merece una segunda oportunidad, también Pedro Sánchez.

Este año ha comenzado en las filas socialistas con la noticia de que José Antonio Pérez Tapias abandona el partido. Como tantos militantes, simpatizantes y votantes del PSOE, Pérez Tapias llevaba mucho tiempo apenado por la catarata de renuncias y rendiciones que ha terminado por convertirse en la más reconocible seña de identidad del PSOE y, en general, de la socialdemocracia europea, ese crónico temblor de piernas ante los poderosos que ha arruinado su credibilidad entre buena parte de las clases populares y medias. No obstante, él, con carné de ese partido desde hacía cinco lustros, había querido darle una nueva oportunidad apoyando con todas sus fuerzas la rebelión de Sánchez.

Pérez Tapias ha sido en los últimos tiempos el líder de la gente que en el PSOE se considera de izquierdas sin adjetivos, prefijos o sufijos. Es un hombre culto, coherente y honrado que, en una entrevista con Miguel Mora en CTXT, ha explicado que su postrera e insuperable decepción ha sido la actitud del PSOE en la crisis catalana. Lejos de aprovecharla para convertirse en el adalid de un proceso constituyente que intente poner al día la democracia española cuarenta años después de la Transición, que aborde una resolución de sus muchas insuficiencias institucionales, territoriales y sociales, el PSOE ha actuado como un mero auxiliar del inmovilismo burocrático de Rajoy y la fogosidad españolista de Ciudadanos. Un auxiliar apenas recompensado con unos canapés en los saraos borbónicos, una foto de Sánchez en la portada del Abc y la promesa de una comisión que estudie un par de retoquillos constitucionales. Promesa que la derecha no piensa cumplir, como bien se ha encargado de hacer saber.

¿En qué habría sido distinto un PSOE liderado por Susana Díaz? En poco o nada, me parece. Tal vez ella hubiera sido más vehemente y folclórica en la defensa de la enseña rojigualda, la dureza policial, la aplicación del 155 y el encarcelamiento de independentistas catalanes, pero, en lo esencial –el apoyo al statu quo– Sánchez ha actuado a plena satisfacción de todos aquellos que lo depusieron el 1 de octubre de 2016.

El resto de las fuerzas progresistas debe tomar buena nota. No cabe contar con el PSOE para una  Segunda Transición que materialice el deseo de una España más limpia, justa y democrática expresado por el movimiento del 15M. Los partidarios del cambio pueden contar con ese partido para cuestiones tácticas, sí, pero no para un proyecto estratégico.

Y cabe añadir que sin el PSOE no hay ahora fuerza suficiente para proponer una alternativa al régimen del 78. Unidos Podemos y las demás opciones a la izquierda del PSOE deberían actualizar su análisis, sus objetivos y sus métodos. Pensar y actuar más en términos de medio y largo plazo. Pisar más la calle y confiar menos en las instituciones, aprender de los independentistas y construir un tejido social propio –asociaciones vecinales, sindicales y deportivas, ateneos, albergues y comedores populares, ese tipo de cosas–, librar una intensa batalla ideológica y crear una cultura alternativa.

Aplastada ahora por el choque de los nacionalismos, la España progresista debe forjar los elementos racionales y emocionales que le permitan ofrecer una opción unitaria y atractiva al malestar político, social y territorial. Bien podría ser la República Federal Española.

El cielo, en todo caso, no se va a tomar ni por consenso ni por asalto en los próximos años. Eso lleva su tiempo y su trabajo.
Correo Electrónico
Relacionados


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • svara svara 14/01/18 01:36

    "Pisar más la calle y confiar menos en las instituciones, aprender de los independentistas y construir un tejido social propio –asociaciones vecinales, sindicales y deportivas, ateneos, albergues y comedores populares, ese tipo de cosas–, librar una intensa batalla ideológica y crear una cultura alternativa. "
    Gracias Sr. Valenzuela, esto son alternativas para crear ciudadanos de izquierda comprometidos.
    Salud y REPUBLICA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Huichilobos Huichilobos 12/01/18 14:59

    La República Federal Española, única solución. ¿Y quizá hoy podría ser ya la República Federal Ibérica?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

  • Huichilobos Huichilobos 12/01/18 14:56

    En realidad el PSOE ha hecho siempre lo mismo. En el último instante traiciona. Es una maldición en la historia de este país, y los que aún esperamos algo nos sentimos siempre frustrados.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    21

  • avelino avelino 12/01/18 14:38

    Señor Valenzuela, simplemente magistral.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    13

  • Paviqui Paviqui 12/01/18 09:54

    El psoe siempre dice que es de izquierdas. Y siempre termina favoreciendo a los poderosos.
    La ultima apoyar al PP en el 155.
    La penultima, firmar con Ciudadanos y echar la culpa aPodemos.
    Ah, y abstenerse para que gobernara El de los 35 sobres en B.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    23

  • Grever Grever 11/01/18 13:18

    Leídos los dos últimos párrafos de su columna me pregunto si el Sr. Valenzuela se está proponiendo como líder de una nueva izquierda. Lo que nos faltaba ¡otra más!

    Responder

    Denunciar comentario

    29

    7

  • MAGAPA MAGAPA 11/01/18 10:53

    Señor Valenzuela, acierto pleno en su artículo, por desgracia para los intereses de millones de españoles progresistas y socialistas. Una mayoría de las aspiraciones de izquierda de este país se canaliza a través de este partido (PsoE) y acaban en saco roto, para provecho de la derecha conservadora y reaccionaria. Es una estafa de partido.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    34

  • AMP AMP 11/01/18 10:35

    Despedirse del PsoE es de lo más normal, incluso creo que ha tardado mucho en hacerlo.
    Discutir a estas alturas si la cúpula de ese partido es de izquierda no tiene ningún sentido.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    25

  • Coronel Dax Coronel Dax 11/01/18 08:08

    Para los que dudaron que el resucitado Pedro Sánchez podía ser un camelo, les paso este artículo de El País, del año 2015. A mi modesto entender lo aclara todo:


    http://politica.elpais.com/politica/2015/10/23/actualidad/1445595648_819903.html

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • Galeno1 Galeno1 11/01/18 02:33

    "Izquierda Socialista ha vivido una constante ducha escocesa entre criticar y acabar apoyando a los diferentes aparatos felipistas que no pablistas. Un quiero y no puedo y una constante esperanza en que algún día las cosas cambiarían y el PSOE se ubicaría en la izquierda. Siempre ilusionados, siempre utilizados como señuelo de izquierdas. Pero han representado a muchas y muchos sindicalistas, trabajadoras y trabajadores, concejalas o cuadros locales que han luchado de forma tan entregada como jamás agradecida por el partido que fundará Pablo Iglesias, que no Felipe Gonzalez y/o Alfonso Guerra.

    Han vivido en IS varias crisis y no es Pérez Tapias el primero en abandonar el PSOE, e intuyo que no será el último. El PSOE se está demostrando incapaz de ubicarse en la izquierda por sus deudas bancarias, sus miedos y la falta de ideas políticas fundamentadas, de la mayor parte de sus dirigentes, que son de una inconsistencia ideológica y de un conservadurismo escandalizador. En ese desierto IS pretende ser la lejana estrella roja que guíe el PSOE a su razón de ser fundacional y a los nuevos tiempos. Imposible.

    El PSOE no se deja. Pero en nuestra sociedad el socialismo sigue siendo imprescindible para cambiarla. Un socialismo que hunde sus raíces en la clase obrera, la ilustración y el yunque con un tintero. Un socialismo democrático y con modos democráticos que recuperé su afán republicano, regeneracionista, que solo pasa por apoyar un proceso constituyente que acabe con el nefasto régimen del 135 y del 155 de la actual Constitución y su tramposa utilización. De la corrupción coronada."

    https://www.diariocritico.com/noticia/516071/opinion/izquierda-socialista-ante-su-ultima-encrucijada.html

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    14

    • Galeno1 Galeno1 11/01/18 02:40

      "Eso solo será posible construyendo socialismo, laborismo cabal, socialdemocracia obrera, lucha de clases, federalismo y en esa tarea Izquierda Socialista o lo que de ella queda tras su actual crisis que es muy profunda y autodestructiva se ponga manos a la obra y juntas y juntos las y los socialistas reiniciemos una tarea libres de ataduras y conscientes de que lo que no es y no puede ser, tan solo se puede recuperar construyendo un nuevo socialismo regenerado y libre. Nada excepto el socialismo podrá recuperar y unir a la izquierda."

      (Carlos Martínez. Politólogo y ex portuario. Del consejo científico de Attac y del secretariado de Alternativa Socialista y Socialistas. Lunes 8 de enero de 2018)

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      4

      7

      • monstruo monstruo 16/01/18 13:10

        No puede ser más real, que tristeza¡¡¡

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.