X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Las ranas cantan al anochecer y dicen que Esperanza es culpable

Publicada 13/02/2018 a las 06:00 Actualizada 12/02/2018 a las 21:16    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 57

“Si quieres descubrir a quien se esconde detrás de los más pequeños, mira hacia arriba”.

Si esto fuera una película del oeste, nos preguntaríamos quiénes son el feo, el bueno y el malo; si fuera una de las que ponen en Semana Santa, querríamos saber quién hace de Jesucristo y quién de Poncio Pilatos, quién de María Magdalena y quién de Judas. Pero no, vamos a hablar de la mezquindad de nuestra política, es decir, de estafas, irregularidades, corrupción, amaños, saqueos o mentiras, y eso se parece menos a la leyenda de Hollywood que a la de Sicilia; es una historia con aires, más bien, de novela negra de las de quiosco, mala pero entretenida, sobre todo ahora que empieza a entrar la luz en la guarida de los ladrones, que se señalan unos a otros con el dedo y al grito de sálvese quien pueda. “Uno se disfraza de lo que es por dentro”, escribió Chesterton, y aquí algunos se van a vestir de arrepentidos, soplones, infiltrados, delatores, confidentes o como se le quiera llamar. Una de las novelas del maestro inglés se titula El hombre que sabía demasiado; y otra, El club de los negocios raros. No me digan que no es casualidad.

En su declaración voluntaria ante el juez, Granados puso el dedo en la llaga, pero sin apretar; delató, pero poquito; nadó y guardó la ropa, tal vez por si todavía le pueden ofrecer los suyos algo a cambio de su silencio; pero la pregunta de doble filo es: ¿qué y, sobre todo, quiénes? Porque en eso, lleven la bandera que lleven en la mano, todos los truhanes se parecen, todos le exigen al Gobierno dejar de ser perseguidos, quedar en libertad, que se revoquen los cargos contra ellos, que no les persiga la ley… Creen en el poder, pero no en la separación de poderes, y uno se echa a temblar pensando que alguno de ellos pueda hacerse con las riendas del país o de una comunidad autónoma e implantar un sistema en el que los magistrados lleven correa y se pongan firmes ante un ministro o un consejero.

Parece que el antiguo segundo de a bordo de la derecha madrileña va a colaborar con la justicia, pero eso no lo convierte en alguien mejor, no da la impresión de que lo haga por decencia o arrepentimiento, sino por simple interés. Pero su bajeza es la de siempre, algo que demostró por todo lo alto, según algunos testigos de su comparecencia, al dejar caer que Cristina Cifuentes tuvo un “poder decisorio” en el manejo de la célebre caja b, a causa de una supuesta “relación sentimental” con su predecesor en el mando de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Hay gente que sólo está en su salsa si está en el lodo, y el único deporte que practican es el del golpe bajo, pero la realidad es que eso, sea cierto o sea mentira, no tiene absolutamente ningún interés, ni se lo va a aplaudir nadie: aquí lo que importa no es lo que pasaba encima de las camas, sino debajo, en los sótanos, los dobles fondos de los maletines, las famosas cloacas del Estado. El resto pertenece a la vida privada de los cargos públicos, y esa línea roja no se debe cruzar, es la que separa lo tolerable de lo miserable. A él mismo, nadie le va a preguntar a qué dedica el tiempo libre antes de volverlo a meter preso, sino qué hizo cuando era el número dos del Partido Popular en la capital y consejero de Presidencia y Transportes, porque eso es lo que le ha implicado en siete de las dieciséis piezas de que consta el sumario de la Púnica. Si va a contar y a dar pruebas de la verdad, que lo haga sin andarse por las ramas, que por la calle Génova están llenas de pájaros de cuidado.

Lo que importa aquí es que Granados haya certificado lo que cualquiera sabe, pero en una democracia hay que probar: que el PP se financiaba de manera ilegal, porque eso supone que los conservadores han hecho trampas, que han llegado a La Moncloa de un modo fraudulento, por el atajo de los tramposos. Hay que volver a poner de pie las fichas del dominó, a ver cuál era la que estaba en el origen de la caída; pero por pura lógica, tendrá que ser el jefe supremo, ¿no creen? Ese señor que se llama como "M. Rajoy". Dice Granados que no había asunto que fuese al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid que no fuera controlado por la lideresa Esperanza Aguirre y su delfín Ignacio González. ¿Y a ellos, quién los controlaba? Porque no deja de ser curioso que los partidos clamen por la uniformidad de criterios y la disciplina de voto, porque dicen que el éxito viene de actuar todos a una, y a la hora de asumir responsabilidades cambien de tercio para decir lo contrario: que cada uno iba a lo suyo, que no eran un ejército, sino unos cuantos francotiradores, un par de lobos solitarios.

Así que estamos leyendo una novela policiaca en la que nadie quiere cargar con el muerto, al menos solo, y en la que según se acerca el fin, se van aclarando ciertas cosas; por ejemplo, quién hacía en las tramas Púnica y Lezo de Al Capone y quién de rubia fatal, porque en una cosa sí que se parecen todos los capítulos de la serie y todos los personajes sombríos que la protagonizan: tire quien tire de la manta, debajo aparecen el expresidente González y la ex/de/todo Aguirre. La condesa de Bornos ha pasado de ser la reina del baile y caberle el pie en cualquier zapato de cristal, a no llegarle la camisa al cuerpo: será porque las ranas cantan al anochecer y el estribillo dice que fue ella quien al besarlos los hizo pasar de príncipes a sapos. Pero habrá que seguir mirando, hacia arriba, donde están quienes dan las órdenes a quienes mandan. “Me detengo a la orilla de mí y veo un abismo”, decía el poeta Fernando Pessoa. Igual a algunos en el PP les empieza a pasar exactamente lo mismo.


Hazte socio de infolibre



25 Comentarios
  • iregua1 iregua1 14/02/18 23:55

    “Me detengo a la orilla de mí y veo un abismo”
    Me miro y solo veo un ser mas viejo
    Me miro y no me asusto
    Lo que me asusta
    Es mirar la orilla de algunas calles
    Me asusta mirar de frente
    Las aceras de enfrente con las sedes de algunos partidos
    Me asusta mirar las ciénagas de enfrente
    Cuando hay luz y luna llena

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • NUÑEZ NUÑEZ 14/02/18 18:30

    Bravo Benjamín!!! Maravilloso el artículo!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Jose Luis77 Jose Luis77 14/02/18 10:30

    Como siempre, muy certero Benjamín.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Copito Copito 14/02/18 09:30

    De acuerdo contigo, es miserable revolcarse en la charca aludiendo a lo personal. Efectivamente qué relación afectiva o de cama tenga cada cual, es cosa de cada uno y no trascender sin necesidad. Ya sólo por como
    has titulado el artículo, merece la pena. Efectivamente, el PP se asoma al abismo y yo espero que desaparezca cansada de que nos robe, nos humille y haya contribuido a destrozar la vida, el bienestar de tantos ciudadanos de este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    23

  • juan alvarez juan alvarez 14/02/18 07:41

    En USA, por contra, WSJ, NYT, Wpost, hoy, importa lo que hay encima y lo que hay debajo. Normalmente l que hay encima se paga con lo que hay debajo. La vida privada no lo escvuando los vicios se pagancvon erario público, sobres y prebendas para la omertá, le laye del silencio. Lo peor no es ya lo latrocinio de lo público. Lo peor es estar gobernados por puteros macihstas y pederastas, que todo el mundo lo sepa, menos la prensa y la Conferencia Episcopal, incluida TV13, y nadie diga nada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/02/18 21:02

    Desgraciadamente, Granados no parece que vaya a dar pruebas de sus acusaciones con lo que, paradójicamente, puede que acabe beneficiando a los que acusa.

    Respecto a la corrupción, hace muchos años que está claro el mecanismo a grandes rasgos: los partidos obtenían financiación ilegal de empresarios y les adjudicaban obras: en definitiva, dinero público que acababa pagando ilegalmente facturas de partidos políticos y legalmente o con apariencia de legalidad, facturas de empresarios. Los tesoreros o personas que lidiaban estos morlacos se quedaban para sus "gastos de bolsillo" con algún que otro milloncete, que para eso eran los que irían al trullo si las cosas se torcían. Ese mecanismo es el que ha funcionado en el PP y en CDC (en eso no hay diferencias entre los europeos catalanes y los africanos españoles, mira tú) mientras que en el PSOE las cosas aún no están tan claras: veremos en qué para el juicio de los ERE. Pero pasar de las líneas generales a las responsabilidades concretas puede ser imposible porque de estas cosas, como es lógico, no suelen escribirse --y, menos aún, conservarse-- actas firmadas ni grabaciones. Es evidente que ninguna de estas cosas eran ignoradas por la cúpula, pero también lo es que el trato (tú le consigues el dinero al partido, asumes el riesgo y sacas para ti lo que puedas, que en eso no nos vamos a meter mientras cumplas el primer objetivo y, si vienen mal dadas, te tocará ir al trullo, seguramente por poco tiempo porque tenemos mucha mano con los jueces) será prácticamente imposible de probar judicialmente.

    Los ciudadanos, con independencia de lo que digan los jueces, deberían al menos tomar nota y obrar en consecuencia al llegar las elecciones, pero no lo han hecho hasta ahora en que parece (solo parece) que las tornas pueden estar cambiando. A ver si es verdad, porque no es mucho lo que cabe esperar de los juicios en marcha.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    11

    36

    • Ataio Ataio 16/02/18 16:49

      "las tornas están cambiando".Las encuestan dicen que el bloque "derechas" supera cada vez más al bloque"izquierdas-progresismo".Es usted de derechas?,porque eso no es cambiar ,es seguir igual o peor.
      Tal vez para usted lo importante sea que el PSOE remonte respecto de Podemos.Si es así,triste consuelo el suyo,pues si no es UNIDOS,nunca cambiarán las tornas.
      Claro que con Don Pedro nunca se sabe,es tal su ambición que parece quererlo todo para el.Tales devaneos cuestan muy caro al pueblo español,que en principio debería ser el objeto de sus preocupaciones.
      Que lástima!.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Ataio Ataio 16/02/18 17:36

        "las tornas pueden estar cambiando",perdón.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Fortunato Fortunato 13/02/18 20:37

    Yo pienso que los deditos deberían eliminarse. Quien quiera opinar, que lo haga en lenguaje articulado. El principio de parsimonia dice que entre teorías o explicaciones distintas de un fenómeno, hay que elegir la más sencilla, no que haya que reducir las respuestas a gruñidos binarios, que eso son los deditos.
    En cuanto al fondo del asunto, pienso que por mera probabilidad, tanta corrupción refleja un mal radical que aqueja a la política.

    Responder

    Denunciar comentario

    11

    11

  • Argaru Argaru 13/02/18 18:19

    Si hay algo que me cuesta mucho trabajo creer es que los GRANDES ORGANIZADORES de los “estratosfèricos” casos de corrupción no sacaban ningún rédito económico de ello. Este es un mantra que circula por ahí, cuyo fin es dar cierto barniz de honradez o limpieza a las figuras que están en el epicentro de esas corruptelas. ¿Es posible que la gran Reina Madre del lodazal madrileño no supiera nada de lo que pasaba en su pestilente charca? ¿Alguien se lo cree? ¿Conocen a alguien que esté dispuesto a mantener un pestilente lodazal si no saca provecho de ello? ¿Conocen a alguien que, con tal de estar en el poder de forma “altruista”, este dispuesto a rodearse de corruptos, por todas partes, a los que hace inmensamente ricos por “sus caras bonitas”? ¿Existe realmente, el corrupto INMACULADO? ¿Ustedes que opinan?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    39

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/02/18 21:10

      Yo creo que son dos cosas distintas: conocer la trama, incluso contribuir a su organización, es una; lucrarse personalmente, otra. Quienes tienen casi forzosamente que haberse lucrado son los que, en caso de torcerse las cosas, pueden ir a la cárcel: Bárcenas, Millet, Montull, etc. Los que están más arriba, aparte de ser ricos por su casa en muchas ocasiones, no necesitan delinquir abiertamente para lucrarse con su actividad política: sus relaciones, su información privilegiada (ilegal, pero imposible de probar o casi), las "puertas giratorias" y toda una serie de mecanismos legales les dan la posibilidad de ganar mucho dinero sin arriesgarse a acabar en la cárcel. Pujol sí robó para sí y su prole que, por desgracia, es muy numerosa. No está tan claro en el caso del PP y, como digo, no es en absoluto imposible que se hayan pringado, pero tampoco tienen por qué haberlo hecho. El beneficiario principal de todas estas corruptelas es el partido.

      Responder

      Denunciar comentario

      13

      15

  • CinicoRadical CinicoRadical 13/02/18 16:52

    Barbas en remojo. M.Rajoy y "los originales".Sálvese el que pueda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • itnas itnas 13/02/18 16:16

    Un poco penosa sí que parece la expresión 'vamos a hablar de la mezquindad de nuestra política, es decir, de estafas, irregularidades, corrupción, amaños, saqueos o mentira'. Quiero decir, que un poco de mesura sería buena cuando nos referimos a política ¿o es que toda ella es mezquina, corrupta, etc.? ¿O porque se conozcan 5, 10, 100, 1000 casos de poetas alcohólicos españoles estoy autorizado a decir 'ahora hablaré de nuestra viciada poesía, es decir, de alcoholismo, delirium tremens, etc'? No sólo es pernicioso confundir una parte con el todo, sino que tampoco es ideal calificar una materia (política) por cómo se comportan algunos expertos en la materia. Creo yo, y dicho con respeto.

    Es más, aparentemente sin relación alguna con esta columna, puedo sugerir-preguntar ¿sería una idea aceptable finalizar cada artículo escrito en este diario del mismo modo que finalizan los comentarios, a saber, 'dedito verde arriba', 'dedito rojo abajo', 'denunciar artículo' y `responder'? Tal vez sea un modo de aplicar el principio de parsimonia. Tal vez también, el lector considerase que su comentario puede resumirse perfectamente con un clic. Y tal vez, por último, su implantación pudiera originar un estudio sobre la calidad del columnista, calidad según la ven los lectores.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 12 Respuestas

    51

    25

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 13/02/18 19:32

      Con toda seguridad, generalizar no es justo.
      Por éso no se habla en abstracto de la corrupción, "se están dando nombres y detalles de sus atropellos" y de los partidos a los que pertenecen.
      Pedir lo que pides, me suena a "éso ha pasado hace muchos años, etc,etc,etc,", una manera de NO solucionar el problema NUNCA.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      26

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 13/02/18 19:29

      Flipante...!!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

    • M.T M.T 13/02/18 18:17

      Estoy muy de acuerdo con tu comentario, Itnas, y con tu propuesta. Desde el nombre literal de este diario, Infolibre, más allá de articulistas, socios, comentaristas, es de esperar del Consejo editorial de este medio, una actitud abierta, receptiva, de espíritu crítico, de amplitud de ideas y miras, puntos de vista quiero decir, concordantes o discordantes con la línea editorial o el contenido de cada artículo. Por consiguiente,desde ese espíritu libre y crítico, de crítica muy reflexiva, respaldo el contenido de tu comentario. Un cordial saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      28

      16

      • Orlinda Orlinda 13/02/18 18:58

        Precisamente con los deditos no se hace ninguna crítica reflexiva. Sin embargo en este medio puedes hacer todas las críticas, objeciones y dar opiniones sobre lo escrito por cualquier articulista. ¿Para qué se quieren los deditos, más deditos?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        20

        19

        • M.T M.T 13/02/18 19:22

          Puede que haya alguien interesado en considerar y valorar todos los factores que pudieran intervenir en esos criterios de valoración del dedito verde arriba o rojo abajo tras un artículo o comentario. Sería interesante conocer el alcance de algo que a simple vista puede parecer baladí. Todo puede ser objeto de observaciónby estudio. Es lo que opino, Orlinda. Un cordial saludo.

          Responder

          Denunciar comentario

          11

          6

    • Orlinda Orlinda 13/02/18 18:10

      Vaya, no sabía que la calidad de un libro se mida por el número de ejemplares vendidos.
      Bueno, que pongan los deditos, de quien dirán no será del articulista sino de lxs lectorxs de este medio. No en todos los ámbitos preferencia significa que existe calidad.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      12

      15

      • itnas itnas 13/02/18 18:16

        Tu comentario daría para muchos comentarios, pero en todo caso digo 'calidad según la ven los lectores' que, evidentemente, no es el universo de la calidad. ¿O eres partidaria de los comités de expertos para dilucidar qué es la calidad?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        12

        11

        • Orlinda Orlinda 13/02/18 19:03

          ¿Y de qué eres partidario tú? ¿De algorimizar la calidad de un escrito de forma sencilla? Mayoría del “me gusta” = calidad.

          Responder

          Denunciar comentario

          11

          15

        • Orlinda Orlinda 13/02/18 18:47

          ¿Qué se vota con un dedito? ¿La calidad literaria, el estilo, la forma de expresar, la de comunicar sensaciones, o ideas, el acuerdo con la idea general del artículo, o con un punto concreto que a mí me resulta relevante, o con una simple frase, o cita bien traída, o la ideología que subyace, ...?
          ¿Qué me estás contando, Itnas?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          9

          16

          • itnas itnas 13/02/18 20:02

            Tu discurso sobre calidad, estilo, etc. tal vez sea aconsejable que lo transmitas al consejo editorial de este diario para ver qué opina de la inclusión de deditos y demás signos de evaluación detrás de cada comentario del lector, una especie diferente, por lo visto, a la del columnista semanal. Sin saber aún tu criterio para evaluar lo que un articulista escribe en un diario que depende (teóricamente) de las suscripciones de los lectores, te comunico que un algoritmo hipotético deberá contener un criterio que describa lo que le parece al lector suscriptor sobre lo que lee, sea o no coincidente con la definición de calidad que un comité de sabios establezca. Eso sí, siempre considerando que es poco importante lo que yo diga aunque agradeciendo mucho que lo que se me diga sea dicho con amabilidad.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            5

            8

            • Orlinda Orlinda 13/02/18 21:24

              Cuando quiera trasmitir algo al diario lo haré, tú eres el que ha trasmitido algo de forma pública, en eso estamos.
              Mi criterio para evaluar es único, personal e intransferible, como el de todas las personas y mi opinión la puedo expresar en este medio siempre que quiero y puedo, igual que tú. Con eso Infolibre tiene medios para conocer nuestras preferencias y bastantes razones de ellas, porque hablamos.
              No entiendo el interés por esa calificación burda del me gusta no me gusta sin razones ni porqués que se puede hacer de forma tan facilona a la primera impresión o prejuicio sin justificar, salvo que lo que se pretenda sea una votación muy directa para decir: estxs sí, estxs no.

              Los deditos a los comentarios me traen sin cuidado. No me siento discriminada por eso respecto a lxs articulistas. 

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              5

              14

              • Orlinda Orlinda 13/02/18 21:37

                En todo caso, Itnas, como parece que a ti sí te molestan los deditos, lo suyo sería que pidieses que se eliminasen , no que se fastidien también los otros. Por eso de igualar siempre por arriba...

                Responder

                Denunciar comentario

                3

                9



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.