x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

¡Aparta de mí este cáliz!

Publicada el 12/02/2020 a las 06:00 Actualizada el 11/02/2020 a las 17:17
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Dentro de quince o veinte años la derecha española presumirá de que nuestra democracia fue de las primeras en aprobar una ley de eutanasia que consagra el principio de la libertad del individuo a la hora de decidir qué hacer en caso de padecer una enfermedad muy dolorosa, muy discapacitante y absolutamente incurable. Pero eso no va a ser ahora, no. Ahora, como manda el Concilio de Trento, la derecha española hace lo mismo que hizo ante el divorcio, el aborto o el matrimonio gay: aullar histérica y apocalípticamente. Como no tiene ni un pelo de liberal o de progresista, como es autoritaria y casposa hasta las cachas, la derecha española es muy previsible.

Bien sabemos que, luego, la gente de derechas se beneficia sin pudor de las conquistas cívicas como el divorcio, el aborto o el matrimonio gay combatidas ferozmente en su momento por sus representantes políticos. Así que ya les estoy viendo acogerse en el futuro a la ley de eutanasia que este martes volvió a presentar el PSOE en el Congreso. Y no seremos los progresistas los que les neguemos el amparo de esa ley, como no les hemos negado el de las anteriores. Estos derechos están al alcance de todo el mundo, pero, en contra de lo que piensan los del PP y Vox, no son obligatorios para nadie. Nadie está obligado a divorciarse, abortar, ser gay o solicitar la eutanasia por el hecho de que existan leyes que regulen estos asuntos.

Tras un primer paquete de modestas pero inequívocas mejoras sociales (pensiones, sueldos de funcionarios, salario mínimo), el Gobierno PSOE-Unidas Podemos se plantea ahora algunas novedades en el terreno de los derechos civiles. Bienvenidas sean. Desde los tiempos de Zapatero, España ha estado inactiva en esta materia. Pero no, inactiva no es la palabra. Gobernada por el PP de Rajoy, lo que España ha sufrido en la segunda década del siglo XXI ha sido una auténtica regresión, de la que el ejemplo más ominoso es la ley mordaza. ¡Y menos mal que el paso atrás en materia de aborto que promovía ese fariseo llamado Ruiz Gallardón asustó a las señoras menos meapilas del barrio de Salamanca, y estas convencieron a Rajoy de que se desprendiera tanto del proyecto como del ministro!

Catalanes como Torra y Puigdemont o españoles como Abascal, Casado y Arrimadas, los nacionalistas querrían que no se hablara de otra cosa que de lo suyo. Son francamente pesadísimos. Así que el Gobierno de Sánchez, Iglesias y compañía hace bien al intentar resolver civilizada y pacíficamente el lío en el que nos han metido unos y otros nacionalistas, pero está incluso mejor cuando habla de cosas que preocupan a esa mayoría de la gente que no somos nacionalistas, que no vivimos de las banderas. La eutanasia es una de ellas.

Traída en 2019 a colación por la triste y hermosa historia de amor de Ángel Hernández y María José Carrasco, la regulación del derecho a morir con la mayor dignidad y el menor dolor posibles interesa potencialmente a todo el mundo. Nadie puede decir que está completamente seguro de que no tendrá que planteárselo algún día. A mí, desde luego, me interesa. No querría que, llegado el caso, mis sufrimientos fueran prolongados de un modo tan cruel como inútil. En las circunstancias señaladas de un modo preciso en el proyecto de ley presentado, me acogería a la eutanasia.

Los propagandistas de la derecha son cenutrios o se hacen los cenutrios. Este martes mismo, un tal Echániz, jefecillo del PP, llegó a decir la barbaridad de que el actual Gobierno de izquierdas propone la eutanasia para ahorrar costes sanitarios (ver aquí). Los carcamales no se han enterado –o hacen como que no se han enterado– de tres cosas. La primera es que la ley presentada en el Congreso reconoce y ampara el derecho a la objeción de conciencia de los médicos que, en virtud de sus creencias religiosas o de otro tipo, no quieran colaborar en una eutanasia. La segunda es que, en contra de lo que dice el cuñadismo, ningún pariente podrá solicitar la eutanasia de su padre o su madre para heredar por la sencilla razón de que es obligatoria la demanda explícita –y en plena posesión del uso de razón– del enfermo. La tercera, elementalísima y ya citada, es que ningún paciente estará obligado a acogerse a la eutanasia.

Si un enfermo quiere seguir sufriendo y ofreciendo al Señor ese sufrimiento, podrá seguir haciéndolo con toda libertad. Aunque, si ustedes me lo permiten, haré en este punto una observación muy personal. Siempre me he preguntado cómo alguien puede defender desde un punto de vista cristiano la prolongación artificial, puro fruto de la vanidad humana, de la agonía, lo que algunos llaman distanasia o encarnizamiento terapéutico. Jesús de Nazaret tardó unas horas en morir en la cruz y el suyo fue un final atroz. Nadie con un mínimo de humanidad puede desear que su sufrimiento hubiera sido prolongado con suero, respiración asistida y mucha maquinaria. El mismo Jesús exclamó: “¡Padre, aparta de mí este cáliz!”. En fin…

Más contenidos sobre este tema




56 Comentarios
  • Antonio LCL Antonio LCL 17/02/20 17:20

    A mí también me interesa, y supongo que a gran parte de la ciudadanía, la regulación de la muerte digna y con el menor dolor posible. Por lo demás, que sigan ladrando, creyendo en dioses o en predicadores de mercado, aprendiendo a ser ciudadanos de nuestro tiempo, hasta que se les abra el cerebro y se rindan a la razón. Muchas gracias Javier.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • pep48 pep48 13/02/20 11:26

    Son el partido de los negacionistas, ya hemos que negaron la Constitución, el divorcio, el aborto y un sin fin de cosas requeridas por la ciudadanía, lo que me hace gracia es que después todo esto se ha conseguido gracia a ellos, son los adalides del progreso. Sus banderas son el cinismo y la hipocresía, en esto son verdaderos adalides, huelen que apestan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Queso Tierno Queso Tierno 12/02/20 20:12

    Seamos claros. la eutansia es una practica que ya se realiza en la sanidad española. Es habitual en nuestros hospitales y aceptada de forma natural por profesionales y usuarios. Su razon obvia: Nadie o casi nadie (no quiero generalizar) desea ver sufrir a un ser querido en una más que evidente e irrecuperable situación terminal. Cierto es que se necesita un firme consentimiento previo por parte de los familiares del pacente y la maxima discrecion, pero ocurre en el dia a dia.
    La Ley, si no se aprueba no va a cambiar esta práctica, pero si se aprueba va a afrontar la realidad, sacarla de la clandestinidad y darle un apoyo legal que ahora no tienen los usuarios sanitarios ni sus familiares y que necesitan y demandan a gritos.
    Y sobre todo, todos independientemente de su sesgo político, la utilizan sin Ley y la utiizarán con Ley, porque, aparte de valores morales y religiosos, es un tema de amor, de afecto y de profundo respeto a la digndad de una persona amada en su hora final. Que esa responsabiidad deje de estar en manos de los parientes y sea voluntad expresa de cada ciudadano en pleno uso de sus facultades es algo que cualquier gobierno que se precie debe a su ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    11

    • luzin luzin 12/02/20 20:25

      No creo que haya que confundir la eutanasia con cuidados paliativos. Reivindico mi posibilidad de decidir cómo y cuándo quiero morir, esto si es un derecho a decidir, soy yo el que decide sobre mi vida por los motivos que crea pertinente ... pero estoy seguro que lo restringirán a enfermedades terminales, de manera que siempre va a ser un tribunal médico el que decida por mí.
      Seguro que el famoso caso de Ramón Sampedro seguirá sin ser aceptado, dado que su enfermedad no era terminal.
      Personalmente me gustaría que aprobaran una Ley lo más abierta posible y que respete la libre voluntad de cada uno ... así de simple ...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      11

      • Queso Tierno Queso Tierno 12/02/20 21:27

        No se hasta que niveles llegará la ley. Dudo mucho que hasta la plena libertad de elección individual, porque podría acercarse peligrosamente a la legalización del suicidio asistido y no veo el horno para estos bollos. Personalmente y con los pies en la tierra, me conformo con ir dando pasos, sin prisa pero sin pausa y que sea la experiencia, la conciencia y la demanda ciudadana quien vaya marcando los límites hasta los que estemos dispuestos a llegar como sociedad. En mis aspiraciones intimas estoy totalmente en sintonía con la máxima libertad de elección para el individuo que expresa en su comentario.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        0

        5

        • luzin luzin 12/02/20 21:45

          Voy a poner un caso concreto y ya muy común. Si se me diagnostica una demencia tipo Alzheimer puedo tener el derecho a la Eutanasia si lo expreso antes de demenciarme?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 5 Respuestas

          0

          3

          • Queso Tierno Queso Tierno 12/02/20 21:59

            He padecido esa situación familiar durante 15 años. Es mi convicción personal que ya he manifestado en el pasado a amigos y familiares el derecho a acabar con esa situación de forma digna, tanto por el paciente como por sus familiares cercanos. Es muy duro porque cuanto más íntima es la relación más dificil es ver la realidad; pero creo que una ley honrada y moderna debe abarcar con valentía este problema y dejarlo en manos del entorno familiar con el asesoramiento profesional que se necesite hasta que seamos capaces de encontrar remedio en el futuro.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 4 Respuestas

            0

            7

            • luzin luzin 13/02/20 09:05

              Mi pregunta iba dirigida al desarrollo de la ley. Será contemplada esa opción?.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 3 Respuestas

              0

              2

              • Queso Tierno Queso Tierno 13/02/20 11:36

                La ley condiciona a enfermedad grave e incurable, crónica e invalidante y debe ser certificada por un profesional sanitario. La pregunta es ¿se encuentra el Alzheimer dentro de estos requisitos?
                En Holanda han tenido que abrir la ley a esta enfermedad. Aquí poca campaña se ha hecho y pocas explicaciones se han dado.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 2 Respuestas

                1

                0

                • Orlinda Orlinda 13/02/20 15:37

                  Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia.
                  CAPÍTULO I

                  Artículo 3

                  b) «Enfermedad grave, crónica e invalidante»: situación que resulta de una persona afectada por limitaciones que inciden directamente sobre su autonomía física, así como sobre su capacidad de expresión y relación, y que llevan asociadas un “sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable”, existiendo seguridad o gran probabilidad de que tales limitaciones vaya a persistir en el tiempo sin posibilidad de curación o mejoría apreciable.

                  c) «Enfermedad grave e incurable»: toda alteración del estado de la salud provocada por un accidente o enfermedad, originados independientemente de la voluntad del o la paciente, que lleva asociada sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable y “en la que existe un pronóstico de vida limitado”, en un contexto de fragilidad progresiva.

                  La Ley condiciona más: con “un pronóstico de vida limitado”.
                  Una persona con Alzheimer puede vivir muchos años. La cuestión es, ¿aceptará el médico que el “sufrimiento insoportable”, algo subjetivo, lo siente una persona cuando le diagnostican la enfermedad? ¿Entenderá que debe esperar a sufrir el ser consciente de cómo va perdiendo la memoria? ¿O considerará que el sufrimiento insoportable se da al llegar a la vida vegetativa?
                  Lo mismo en enfermedades degenerativas invalidantes sin ser de la gravedad de la de M. José Carrasco: para una persona insoportable puede ser el necesitar ayuda en las actividades rutinarias y para otra el estar en incapacidad absoluta. ¿Se va a contraponer la subjetividad del la médica a la mía? ¿A qué se refiere la Ley con “invalidante”?
                  ¿Qué va a pasar con los menores con por ejemplo 16 años? ¿Con los bebés? ¿Decidirán su padre y madre que su vida no va a ser digna si nacen con deficiencias? ¿En qué grado e intensidad?
                  Las enfermedades mentales no se contemplan aunque sí se hace referencia al sufrimiento psíquico. Una persona con esquizofrenia puede sufrir muchísimo.
                  Parece que se da la paradoja de que la Ley queriendo concretar cae en inconcreciones, además de tener lagunas que tendrá que resolver. 

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 1 Respuestas

                  0

                  1

                  • Queso Tierno Queso Tierno 13/02/20 18:03

                    Efectivamente. La ley estará rodeada de delicadas fronteras cargadas de polémicas y todo parece indicar que aportara casos y casos a los tribunales perdiendo sentido y efectividad hasta que estos y el tiempo equilibren su eficacia.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    0

                    0

  • luzin luzin 12/02/20 19:41

    Bueno ... a parte del panfleto típico y sin sustancia, la realidad es que las religiones prohiben la eutanasia, por supuesto la cristiana en todas sus variantes, el islam, el judaísmo, ... y así en casi todo el planeta está prohibido por los fuertes lazos entre iglesia y estado ... ¿alguien se acuerda aquello de la religión es el opio ...? ... Y aquí estos merluzos integristas católicos saltan por peteneras en un debate que muchos estamos deseando finalice con una ley de eutanasia de la que espero sea posible realizarla de manera segura y con recursos públicos ... aunque mucho me temo que conociendo el percal las clínicas privadas aparecerán como setas (seguro que con capital de todos esos que gritan) y realizar la eutanasia en un hospital público será como con el aborto ... ¿qué os apostáis? ... al final la eutanasia para el que pueda pagarla ...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Pepita Pepita 12/02/20 17:52

    Y con los años se apropiara, ellos la habrán instaurado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • jorgeplaza jorgeplaza 12/02/20 17:23

    Es difícil entender por qué el PP se opone por sistema --y en apariencia, ferozmente--, a cualquier ley que parezca amenazar la moral católica, para después, una vez aprobadas, hacer uso de ellas como cualquier hijo de vecino y hasta batir récords en algún caso concreto, como Álvarez-Cascos con la de divorcio. No solo eso, sino que tampoco las derogan cuando podrían hacerlo. No valen las explicaciones puramente mercantiles porque, aunque sea verdad que algunos hacen dinero con la privatización de abortos o cuidados paliativos, precisamente por ello les faltaría tiempo para rehacer y sanear el negocio cuando vuelven a gobernar, pero no lo hacen.

    Quizá la explicación tenga que ver con la Santa Madre Iglesia, como parece, pero mediante un mecanismo muy retorcido: ante la segura regañina de la jerarquía de la Santa Madre, es como si el PP se excusara diciendo algo así: "Ya se habrá dado cuenta Su Ilustrísima (o Su Eminencia Reverendísima o lo que toque) de que nos hemos opuesto con uñas y dientes, pero es que no hay nada que hacer porque estamos en minoría". La jerarquía, que sabe que tampoco se puede poner muy farruca porque de ello dependen sus colegios de curas subvencionados, su cuadradito del IRPF, sus inmatriculaciones y sus innumerables prebendas, finge que acepta la explicación a regañadientes... y a seguir inmatriculando. Es posible que opere en algunos peperos un retorcido mecanismo para convencerse a sí mismos de que no solo han salvado la cara ante la jerarquía, sino el alma ante el Altísimo (no: no me refiero al Rey) y que vendría a ser algo así: "Es verdad que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano y no se le puede pedir más al que hace todo lo que puede: el martirio no es exigible". Cuando tiempo después recuperan la mayoría y sí que podrían hacer bastante más, miran las encuestas, ven que derogar les costaría bastantes votos y procuran olvidarse del asunto, que la reelección es una cosa bastante más seria que la salvación eterna.

    A Valenzuela se le nota cabreado --como casi siempre, no es novedad-- con la inconsecuencia del PP. Yo no creo que sea para cabrearse sino, al contrario, para tomárselo a guasa.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    2

    7

    • unlector unlector 12/02/20 18:35

      si fuera por cumplir con el Altísimo no robarían, combatirían la pobreza, no matarían (dejando morir por inacción en pasillos de hospitales) y un largo etcétera. Si se oponen es por molestar, por aprovechar lo que sea para echar tierra sobre las medidas de cualquiera que no sean ellos mismos.
      Y la iglesia lo mismo.
      Proponen que todos sigamos viviendo mientras sea posible pero recortan en todo lo que pueda traernos bienestar. Hipócritas.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      7

    • José Luis53 José Luis53 12/02/20 17:39

      Hay algo que cabrea y eso es que a estas alturas pretendan imponer sus creencias. El tema es sencillo: si moralmente te repugna, pues no hagas uso. Como bien dices, su hipocresía es infinita, porque saben de sobras que depués la utilizarán.
      Lo que cabrea es que siendo un asunto estrictamente indivudual, pretendan convertirlo en colectivo, aunque sea de teatrillo. Como cabrea cuando Vox habla de democracia. Esa actitud, que desprende un tufo autoritario repugnante, es lo que cabrea. Y, créeme, lo comprendo. Quizás sea porque Valenzuela y yo hemos pasado por el mismo colegio de curas.....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      7

      • jorgeplaza jorgeplaza 12/02/20 18:50

        Pero es que es de chiste. Cada vez que se ha aprobado una de estas leyes han hecho sonar las trompetas del Apocalipsis... para olvidarse inmediatamente del asunto y pasar a aprovecharse de su existencia cuando así les ha convenido: Álvarez-Cascos, campeón de los divorcios; Maroto, si no recuerdo mal, matrimonio homosexual; y muchos más que no recuerdo o no conozco. Si fueran serios, si de verdad creyeran la mitad de lo que dicen, derogarían esas leyes en cuanto pudieran (tuvieron mayoría absoluta con Rajoy) pero no lo hacen. De hecho, no todos los países europeos han legalizado el matrimonio homosexual, me parece que ni siquiera la mayoría: en España hemos sido pioneros en el asunto. El PP vociferó en su día... pero ahí están Maroto y la ley.

        Y es que a los españoles, incluidos la mayoría de votantes del PP, nos tiene en el fondo bastante sin cuidado el asunto divino aunque digamos otras cosa. No tan poco como a chinos o suecos, pero bastante menos que a los italianos, por ejemplo. Este gráfico es muy ilustrativo:

        https://ourworldindata.org/grapher/how-important-is-god-in-your-life-vs-gdp-per-capita

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        4

  • bidebi bidebi 12/02/20 15:09

    2.2

    Todo ello nos ha llevado, en tan poco espacio de tiempo, insisto, a las iglesias vacías y a los partidos confesionales a tratar de sobrevivir. Y hay que reconocer que no es fácil para ellos porque su mundo se viene derrumbando.
    Cuando el divorcio acudieron al vínculo sagrado del matrimonio que ya nadie se lo creía. Cuando el aborto acudieron a la aberración de denominar persona a un feto.
    Cuando la normalización y legalización de la homosexualidad recurrieron a la falsedad de lo innatural de esa opción sexual desconociendo el significado de natural y cultural.
    Y ahora con la eutanasia recurren al peligro de asesinato inducido o suicidio consentido.
    Es decir, recurren siempre a la mentira porque su verdad es difícil ya de vender. Y su verdad en todos los casos es que algunos siguen creyendo que la vida humana no le pertenece al humano si no que es propiedad de un dios inventado.
    Por eso digo que tenemos que estar orgullosos en la evolución de nuestro pensamiento, y más si lo comparamos con estos restos de pensamiento medieval.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    16

    • Hammurabi Hammurabi 12/02/20 18:04

      Perdón, habría que hacer un poco más de separación entre el dedo verde y el rojo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • bidebi bidebi 12/02/20 15:08

    Yo suelo pensar que somos unos privilegiados en el tiempo que nos ha tocado vivir, en el poco tiempo (ilusión humana) que duran nuestras vidas. Y constatar la volatilidad del pensamiento humano.
    Somos unos privilegiados porque en pocas épocas, o ninguna, ha sucedido que personas que han sido educadas en masa en las supersticiones y creencias religiosas pasen en el otoño de sus vidas a resolver que todas esas enseñanzas eran mentira. Y ello sucede en un espacio de tiempo muy corto de mas o menos 50 años. Qué decir de las personas que ya nacen sin ser educadas en las creencias religiosas. Algo sorprendente en la historia de la humanidad que enseñanzas y creencias que tanto han condicionado las sociedades sean descalificadas por la ciencia y sean rechazadas por las mayorías de los países más desarrollados culturalmente. Yo creo que nos tenemos que felicitar y asombrar de que no haya tocado a nosotros. Avanzamos bastante aunque a veces lo discutamos. Pero también ello te lleva a constatar la volatilidad del pensamiento humano que lleva de creer en dogmas celestiales a rechazarlos en tan poco espacio de tiempo, cambiando con ello nuestras formas de percibir la realidad. O sea, de vivir.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    11

    • itnas itnas 12/02/20 19:44

      Pues te aplaudo por esa visión casi optimista de la especie humana y porque creo que llevas razón, entre otras cosas porque si esto alguien lo soluciona es precisamente el que lo ha averiado. Los comentarios que nos hacen gracia y socarrones están muy bien por un rato, pero de aportar soluciones cero. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

  • cegonzalsg cegonzalsg 12/02/20 14:26

    Sinceramente creo, que como ven que va a salir a pesar de ellos, el argumento que esgrimen en realidad es para preparar y poder convencer a sus acólitos de cara al futuro. Porque yo me imagino a los derechones de toda condición aceptando la eutanasia de los izquierdosos para ahorrar en sanidad. Y me imagino a alguno de esos iluminados subido a uno de sus púlpitos con sus seguidores más acérrimos debajo aplaudiendo a rabiar con la idea.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • jagoba jagoba 12/02/20 14:03

    Señor Valenzuela, deje que los políticos giratorios del PP, cojan las clínicas privadas concertadas donde se pueda realizar la eutanasia.

    Ya lo hicieron con el Doctor Luis Montes de cuidados paliativos de Madrid:"Luis Montes y su equipo en Urgencias del Severo Ochoa. Le dio pábulo la Consejería de Sanidad de Madrid, al cargo de Manuel Lamela, colocado ahí por Esperanza Aguirre"

    Ahora son firmes defensores y emprendedores de los cuidados paliativos, a los que sacan gran rentabilidad.


    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.