X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Muros sin Fronteras

Escenarios (catastróficos) para las elecciones de EEUU

Publicada el 08/10/2020 a las 06:00

Empecemos por el final: nada es imposible, ni siquiera la posibilidad de una guerra civil en EEUU. Ya hubo una entre 1861 y 1865. Dejó heridas profundas que no han terminado de cicatrizar. La sociedad de hoy, un siglo y medio después, está más polarizada que nunca. Si saben inglés, tienen tiempo y paciencia les recomiendo It Could Happen Here, una serie de diez podcast realizados por Robert Evans. De momento, solo es ficción.

En la puesta en escena de su salida victoriosa del hospital militar Walter Reed, Donald Trump cruzó todas las fronteras de irresponsabilidad. Estamos ante un personaje desmedido, inculto y peligroso con un único interés en la vida: él, su imagen, venderse como el más fuerte. Ese ha sido el motor de su éxito como empresario inmobiliario, y no pagar impuestos federales. Es un tramposo en un sistema económico, el capitalismo de barra libre, que se basa en la trampa, no tanto en el mérito.

La presidencia de EEUU se ha reducido a un plató de televisión en el que desarrolla la segunda parte de su reality show favorito, The Apprentice. No hay colaboradores ni amigos, ni siquiera público. Todos son extras que bailan alrededor del emperador desnudo.

Salir del hospital contra la opinión de sus médicos, poner en riesgo a los pilotos de helicóptero Marine Number One, a los agentes del servicio secreto –que ahora saben que su misión no es proteger AL presidente, sino protegerse DEL presidente– y a los empleados de la Casa Blanca, muestra a un hombre fuera de control, una amenaza para su país y para el mundo.

No son los esteroides que ha tomado en su breve hospitalización los que le provocan euforia, es que es así, un tipo sin otra estrategia que amarse por encima de todas las cosas. No tiene plan, es un improvisador, un tipo que basa sus movimientos en la intuición. Los que sí tienen un plan son los políticos y empresarios de extrema derecha que cabalgan a su sombra.

La gran catástrofe para Trump sería regresar al hospital.

Minimizar el riesgo de un virus que ha matado a más de 200.000 estadounidenses y arrancarse la mascarilla delante de todos, como si fuera Vivien Leight en Lo que el viento se llevó, son signos de que nos encontramos ante un político que se comporta como un dictador.

Quizá lo sea en unos meses.

Lo que queda de campaña

Trump intentará regresar a la campaña lo antes posible, contamine o no, y estar en el debate del próximo jueves. Se juega la presidencia en once Estados. Su mensaje va a ser: ‘yo sé lo que es el Covid, lo he vivido; Biden, no’. Da igual que este juego obsceno de narcisismo patológico se desarrolle sobre decenas de miles de cadáveres. Lo que importa es él.

Biden, si es que le permite hablar, tiene un caso claro: presentar a Trump como un elemento divisivo, antipático y sin empatía por el sufrimiento en un momento de grave crisis sanitaria y económica. Quizá le funcione entre los escasos indecisos que quedan en un país polarizado y cada vez más enfadado. La clave será movilizar el voto presencial para reducir el peso del voto por correo y bloquear la estrategia de Trump de denunciar un fraude masivo.

Aunque Biden ha ampliado su ventaja en las encuestas nacionales, no se dejen guiar por ellas. Las encuestas que ofrecen información real y precisa de lo que puede suceder el día 3 son las de los once Estados en los que se decide la presidencia. En estos, Trump está en dificultades. En este artículo, David Wasserman analiza diez condados: The 10 Bellwether Counties That Show How Trump Is in Serious Trouble.

Biden mejora en Florida y Pensilvania, donde Hillary Clinton perdió por solo 44.292 votos. Son claves Michigan, Ohio, Wisconsin, Arizona y Carolina del Norte. Necesita una victoria inapelable.

Les recomiendo Real Clear Politics para seguir las últimas noticias de las elecciones y la evolución de las encuestas.

La noche electoral

No habrá resultados definitivos en varios de esos Estados clave. Florida es el único que procesa anticipadamente el voto por correo, que se abrirá al cierre de los colegios. Otros, permiten recibir las papeletas hasta una semana después. Si fuera masivo, no habría resultado en la noche electoral (madrugada del 4 de noviembre en España) en Wisconsin, Michigan y otros. Trump aprovechará para declararse vencedor si está por delante en el colegio electoral. Si Biden fuera el favorecido, pondría en marcha su plan B: denunciar el fraude, judicializar cada papeleta, emponzoñar el proceso.

Si los resultados oficiales finales no le dieran la victoria llamaría a los suyos a defender la Casa Blanca. Los suyos son los supremacistas blancos armados hasta los dientes. Por eso jamás los condena. Su entorno está cerca de los Proud Boys. EEUU es un país que tiene en la calle más armas que personas.

Trump tendrá a favor un Tribunal Supremo, la última instancia que ejerce de Tribunal Constitucional. Por eso tiene tanta prisa por colocar a la jueza Amy Coney Barrett, una ultra católica, para no depender del voto del presidente John Roberts, un tipo conservador que a veces se ha salido de la línea. Trump no quiere un empate 4-4 que le deje sin presidencia, trata de garantizarse un 5-4. Recuerden que hablamos de un país democrático.

Los demócratas no aceptarán un pufo como el de Florida en el año 2000. También hay armas entre la gente enfadada, las minorías y los grupos anti Trump. Portland es un aperitivo.

Peligro de enfrentamiento civil y de una dictadura 

Existe un riesgo elevado de que se produzcan enfrentamientos civiles tras las elecciones, durante el periodo de transición hasta el 20 de enero y después. No me atrevo a escribir guerra civil, pero una vez que empiezan los muertos es difícil poner un límite a la barbarie de los humanos. Tenemos múltiples ejemplos, el más reciente e inesperado en la antigua Yugoslavia.

El problema de fondo es el racismo incrustado en el tejido social de EEUU. Los blancos sienten que están perdiendo poder, y que el país les pertenece. Tuvieron que conceder el derecho de voto a los afroamericanos en los años 60, pero han trabajado a fondo para que no lo ejerzan. Las herramientas son la pobreza y la ignorancia y, cuando no son suficientes, se modifican las circunscripciones y se reducen los colegios electorales para que tengan que desplazarse. Todo son obstáculos. Las minorías no se sienten representadas por la política de Washington, una desafección que afecta a los demócratas.

Los republicanos blancos tienen la misma reacción que los machistas que sienten que han perdido poder tras la liberación de la mujer. Su reacción es el maltrato y el asesinato.

Tras convocar a los suyos por Twitter, Trump trataría de utilizar la Guardia Nacional de los Estados con un gobernador republicano, o movilizar el Ejército. Es lo que intentó para poner fin a las manifestaciones por la muerte de George Floyd en un nuevo caso de brutalidad policial (blanca). El Pentágono se lo desaconsejó. ¿Seguirá en esa línea?

Los republicanos van a desplegar miles de observadores para vigilar los comicios, algo que estaba prohibido. Era una manera de acosar a los votantes. Hace poco, un juez levantó el veto. Trump no se detendrá en ninguna línea roja.

La Constitución indica que el 20 de enero de 2021 a las 12:00 del mediodía decae el mandato de Trump-Pence. ¿Qué pasaría si no jura otro presidente? Los años 30 están de regreso con una versión sofisticada de fascismo. Trump es solo el actor principal en una maquinaria de extrema derecha que lleva años preparando este momento. El año 2020 aún no ha terminado.

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • Lechatelier Lechatelier 10/10/20 11:00

    Un excelente artículo como nos tiene acostumbrados el sr. Lobo. Muy bien explicado el tremendo escenario de un país que con Trump refleja una parte de la crisis que vive. Me acuerdo cuando de los gobernantes de la antigua URSS se decía (Con razón) que eran una gerontocracia, pero viendo las edades de los candidatos me parece que estamos aquí en las mismas. USA seguirá teniendo la hegemonía militar pero su liderazgo moral consecuencia de la segunda guerra mundial, es ya historia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Grandota Grandota 09/10/20 07:15

    Muy buen artículo. Mucho miedo da lo posible, esperemos que no pase. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Argaru Argaru 08/10/20 22:50

    La política americana se ha convertido en un gran espectáculo del “Show Business”. En el país del marketing y los telepredicadores, la política está en manos de showmen, como Donald Trump, personajes que no intentan convencer a su electorado con sus ideas políticas, ya que carecen de ellas. Son vendedores de humo que se mueven como pez en el agua en un país convertido en un gigantesco plató de televisión. El producto que venden es el “averiado” AMERICAN WAY OF LIFE, pero lo embellecen de “color de rosa”, lo rebautizan con el MAKE AMERICAN GREAT AGAIN y luego se lo “endilgan” al americano medio, blanco, inculto, machista y xenófobo, todo ello cuidadosamente envuelto en papel de regalo con un bonito lazo. La democracia en Estados Unidos son puros “fuegos de artificios” y en estos momentos, un chimpancé pirómano y con una metralleta está a los mandos del espectáculo. ¡Qué Dios ( si existe) nos coja confesados! 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Epi Epi 08/10/20 16:59

    Si alguien sabe cómo se para este planeta, que me lo diga, porque yo me bajo en la primera parada. Gracias, Lobo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • JOECAR JOECAR 08/10/20 13:46

    Muy buen articulo. Todo está en TURMOIL y en caída. DT no es impredecible y lo que hace está pensado, aunque es en el lado del caos y el alboroto. Efectivamente, de el se ha dicho de todo y huelga decir nada más, pero el día tres de Noviembre puede marcar un antes y un después. Si Biden gana en Florida el alboroto de Trump está garantizado y si gana el también. Por eso en cualquier caso las cosas van a ser extraordinarias y marcará un hito. Lo único esperar que el recuento beneficie a Joe Biden.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fabrat1920 Fabrat1920 08/10/20 12:49

    M-A-E-S-T-R-O
    El 99.9% de los/las ¿periodistas? que pululan por los canales audiovisuales deberían volver a las aulas para hacer un comentario de texto sobre tu artículo. Estamos de ineptxs hasta ahí mismo; menos mal que me puedo refugiar en sitios como éste. Sobre el pato Donald creo que está dicho y escrito casi todo aunque, es curioso, yo también pensaba antes de leerte que hay una probabilidad nada desdeñable de que 'the orange man' se atornille en el Despacho Oval y empiece a juguetear con los botoncitos de colores (a no ser que alguien le encargue un 'trabajo limpio' a Chacal) Ahí lo dejo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • MIglesias MIglesias 08/10/20 10:31

    Hoy D. Ramón se ha levantado catastrófico. Comparto el fondo pero creo que hablar de guerra civil y dictadura es, como poco, precipitado y alarmista.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    1

    • mafalda2 mafalda2 08/10/20 17:35

      El artículo podría parecer catastrofista pero no lo es en absoluto. La referenciaa los años30 me parece muy acertada. EL FASCISMO en los gobiernos europeos( Polonia, Hungría) y americanos ( Bolsonaro, Trump) es, desgraciadamente, un hecho no una mera suposición

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      11

  • NICOPLATINI NICOPLATINI 08/10/20 09:35

    Excelente, como siempre.
    También observo muchísimos elementos en común con lo que ocurre aquí en España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

Lo más...
 
Opinión