X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
@cibermonfi

Dudas razonables

Publicada el 25/03/2021 a las 06:00

“Mis dudas son mi única fortaleza”, dijo Albert Camus en el discurso que pronunció en Estocolmo al recibir el premio Nobel de Literatura. Permítanme que me acoja hoy a esta fórmula de Camus, que reivindica la libertad intelectual del individuo frente a las certidumbres de las mayorías, para expresar mis perplejidades frente a algunas de las formas que adopta en esta primavera la lucha patria contra el coronavirus.

Soy, por ejemplo, de los que no acaban de entender por qué los españoles no podemos viajar libremente por nuestro territorio esta Semana Santa, mientras los franceses pueden practicar el turismo de juerga en Madrid y los alemanes el de sol en Mallorca. No tengo nada contra una razonable apertura de nuestro país a los vecinos europeos en estos momentos, que conste. Al contrario, creo que no debemos retrasar mucho más el comienzo del restablecimiento de nuestra industria turística con los criterios higiénicos y sanitarios de rigor. Ya saben, certificado de vacunación o PCR o test de antígenos negativos, uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos, distancias de seguridad, limitaciones de aforo que impidan aglomeraciones…

No me opongo, pues, a que vengan franceses, ingleses y alemanes, aunque el coronavirus no haya sido erradicado. Me preocupan, claro está, las imágenes de guiris emborrachándose en Madrid, pero esto tiene que ver con el libertinaje de juerga que propicia Isabel Díaz Ayuso para nacionales y extranjeros, no con el turismo en sí mismo. Lo que de veras no comprendo es que los españoles no podamos viajar libremente por nuestros territorios. ¿Por qué un barcelonés no puede visitar a su madre en Granada o un madrileño descansar en su segunda residencia en Alicante?

Si los extranjeros pueden entrar en España con una PCR negativa, ¿por qué no podemos desplazarnos los españoles por nuestro país con una documentación similar? La situación parece manifiestamente discriminatoria. En un artículo titulado Franceses y alemanes sí, españoles no... Pero, ¡¿en qué país vivimos?!, Isaac Rosa expresó ayer sus propias dudas al respecto. Aunque más críticas con nuestra dependencia del turismo que las mías –acepto resignadamente que ahora no tenemos otras alternativas para relanzar la economía–, encuentro razonables las dudas de Isaac.

Conozco las respuestas de oficio a la persistente prolongación de las limitaciones de movimientos de los españoles: la pandemia no ha terminado, hay peligro de rebrotes, no hay que bajar la guardia, es por vuestro bien, etcétera, etcétera. Es el argumento político y mediático que escuchamos un montón de veces al día desde hace más de un año. Confieso que empieza a aburrirme por lo que tiene de mantra, de renuncia al análisis concreto de la situación concreta.

Que no nos traten como niños. Somos mayores y ya sabemos que no hay que bajar la guardia. La gran mayoría de los españoles llevamos trece meses demostrando paciencia, compromiso y responsabilidad. Sabemos también que hay algunos que no siguen las precauciones elementales, pero ¿es legítimo prohibir que conduzcamos nuestros coches porque algunos circulen borrachos? Castíguese con dureza a los infractores y vayan devolviéndonos las libertades. Nosotros hemos cumplido, cumplan ustedes, gobernantes nacionales o autonómicos. Refuercen una sanidad pública tan enclenque con los recursos humanos y materiales necesarios, cosa que no parecen haber hecho. Aceleren la vacunación, y si Europa no provee de dosis suficientes, cómprenselas a Rusia, China, Cuba o quien sea menester.

Al libertario que soy le irritan algunas coartadas de los gobernantes. Por ejemplo, el uso de la cantinela Hacemos lo que dicen los expertos. Soy bisnieto del siglo de las Luces, aprecio a los científicos y los médicos, pero no creo que sean ellos los llamados a gobernar. Estoy contra la tecnocracia y a favor de la democracia. No son los economistas los que tienen que decidir las políticas económicas y sociales, no son los policías y jueces los que tienen que redactar las leyes, no son los epidemiólogos los que tienen que dictar la lucha contra una pandemia que también produce daños mentales, políticos y socioeconómicos. Los que tienen que hacerlo, escuchando a los expertos, son los políticos elegidos democráticamente. Asimismo, encuentro mediocre parapetarse tras Europa para justificar decisiones manifiestamente locales.

No me confundan con el ayusismo, por favor. Ni con los negacionistas folklóricos a lo Miguel Bosé o Victoria Abril. No niego la existencia de la pandemia, ni me opongo a medidas enérgicas para impedir su extensión, ni estoy contra una vacunación rápida y masiva. Si les parece que algunas de mis dudas coinciden con el ayusismo, atribúyanlo a que un reloj de madera como el de la presidenta de la Comunidad de Madrid también da la hora correcta dos veces al día.

Llevado al absurdo, el oficialismo que nos tiene encerrados en nuestras provincias esta Semana Santa puede extenderse al puente de mayo y también al verano. Es difícil que en esas fechas la pandemia se haya hecho imperceptible, es difícil que, a este ritmo, la vacunación haya alcanzado a la mayoría de la población. ¿Vamos entonces a dejar el regreso a una mínima normalidad para el otoño o el invierno próximos? ¿Puede permitírselo la salud mental de millones de españoles? ¿Puede permitírselo nuestra economía? ¿No estará para entonces muy malherida?

No creo que sea de derechas manifestar una honda preocupación por la pérdida o congelación de empleo de cientos de miles de compatriotas asalariados, muchísimos de ellos jóvenes. No creo que lo sea preguntarse si multitud de pequeños comercios, empresas y negocios van a poder aguantar cerrados o semicerrados varios meses más. No creo que lo sea imaginar que tendremos que seguir conviviendo bastante tiempo con la pandemia, intentando minimizar sus dolores y muertes, mientras vamos recuperando nuestra libertad, nuestra vitalidad y nuestra economía. Al contrario, creo como Camus que exponer honestamente tus dudas es lo progresista. Y, por supuesto, acepto de antemano que puedo estar equivocado.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




49 Comentarios
  • Artero Artero 25/03/21 23:47

    ¿ También son mayores esos cientos y cientos, que día tras día se les pilla en botellones o fiestas ilegales, ya no digo lo de los pisos turísticos, que son el albergue de los gabachos, que vienen a Madrid en viaje para ver a Baco ?
    De ser posible, prohibiría la entrada de extranjeros a España, con la excepcición de quienes van a Baleares y Canarias pero Bruselas lo impediría

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Chinchirina Chinchirina 25/03/21 19:57

    Al parecer, esta medida de que se pueda ir a Madrid si es desde Berlín o París y viceversa es una normativa de UE, y es a esa normativa a la que hay que criticar ¿A que viene tanta laxitud para viajar? Si se sabe que los mejores antídotos contra el bicho son el aislamiento y la vacuna. Es aquí donde las críticas no se ven. Se llevó casi al cielo a Illa por su lucha contra el bicho y la verdad: dejó mucho por el camino. Lo mismo que ahora con la nueva ministra. En un día Inglaterra vacunó a casi un millón de personas. Aquí, se necesitan meses. Sí, nadie se atreve a preguntarse el porqué. Nadie le dice a Ayuso, que los extranjeros de Madrid no vienen de museos. Y como esa distorsión es valorada positivamente, se unen más. Paquito de la Torre, alcalde de Málaga, dice que deberíamos encerrarnos y dejar que los extranjeros ocupen nuestras calles.
    Page, no se que ha dicho, pero debe estar en sintonía.
    D. Javier, libertario es aquél que solo le queda el refugio de su amada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    3

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 26/03/21 11:24

      Usted pone en la normativa comunitaria aquello que es un problema de cada pais. Los españoles pueden viajar a Alemania y algunos viajan pero no representan un peligro de contagio en Alemania. ¿por qué? Porque si los principales inicios de contagios son en reuniones sociales y hosteleria allí no las pueden tener porque la hostelería esta cerrada. Si la hostelería en Madrid estuviera cerrada y los pisos turísticos controlados no vendrían los jovenes franceses a las fiestas. Vendrían solo los de museos, un 3% de los que vienen, y respetando los controles que existen en Museos. Usted en su argumento para combatir un problema español y particularmente un problema que se da en Madrid, nos dice que hay que cambiar las normas comunitarias que nos hemos dado los europeos: El problema de los contagios en España hay que solucionarlo en España. Echar balones fuera es decir que el problema está en la frontera y no aquí, en nuestro pais.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 25/03/21 18:28

    El comentario del sr Valenzuela es el típico comentario populista y demagógico. Dice "Si los extranjeros pueden entrar en España con una PCR negativa, ¿por qué no podemos desplazarnos los españoles por nuestro país con una documentación similar" Y lo dice faltando a la verdad de manera populista. El equivalente a que el extranjero pueda entrar en España es que el español pueda entrar en Europa. Y la situación no es discriminatoria porque el español puede entrar en Alemania de la misma manera que el alemán en España. con una prueba PCR y cumpliendo las restricciones de Alemania. Si usted sr Valenzuela va a Alemania puede ir libremente siempre que cumpla las restricciones en Alemania. Por ej no puede ir a bares porque están cerrados para los alemanes. Lo mismo que los alemanes. ¿Qué discriminación hay entre un español que va a Alemania y un alemán que viene a España?. Los dos pueden ir libremente con su PCR y los dos tienen que cumplir las restricciones, que en Alemania significa que no pueden cambiar de land y en España que no pueden cambiar de comunidad autónoma. ¿Dónde está la discriminación del español frente al alemán. Lo que pasa es que usted juega con trampa. No compara las cosas como hay que compararlas, sino populista y demagogicamente. Compara los derechos de los alemanes en el extranjero no con los derechos de los españoles en el extranjero sino con los derechos de los españoles en España. Es excitar a las vísceras del nacionalismo mas primario, ese que usted califica muchas veces de fascista, que consiste en ir de victimas y de estar marginados y discriminados. Hemos sido los españoles los que hemos decidido poner los confinamientos perimetrales entre provincias o comunidad autónoma para controlar el virus, no nos ha sido impuesto. Pues cada extranjero que viene a España por avión no puede cambiarse de comunidad autónoma igual que cada español. Y si un extranjero pasa la frontera de Francia hacia Cataluña no puede viajar a ninguna otra Comunidad autónoma igual que un español. Deje de hacer nacionalismo populista barato, sr Valenzuela y de vender victimismo populista. Y usted, de libertario nada a no ser que entienda el libertarismo como los Cayetanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    14

    15

    • Mascarat Mascarat 25/03/21 21:45

      Deja de rebuznar y vuelve a leer el artículo que no te has enterado de nada.
      Toda la vida amorrado a la mamandurria del Psoez ya te falla la comprensión lectora...
      Qué mal habéis hecho y hacéis los palanganeros de Felipe Gal como tú, parásito...!!! 

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      10

    • alcornoque alcornoque 25/03/21 19:08

      Razonamiento impecable, Sr. Basanta. Lo que no acabo de exlicarme es que los medios de comunicación, ante esta evidencia tan clara, sigan insistiendo en la misma idea que expone el Sr. Valenzuela. ¿Será que pretenden exasperar más a la población?

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      5

  • TURACA TURACA 25/03/21 18:12

    Estoy contigo. Laborables como sardinas en transporte público... pero fin de semana encerrados en casa.
    Nos han tomado la medida. Un asco.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Argaru Argaru 25/03/21 16:19

    Esta más claro que el agua que no hemos sabido luchar contra el “maldito y minúsculo bichito” o, quizás, no hemos querido. Es como el chiste del borracho que pierde las llaves en la calle y las busca debajo de la farola, porque hay más luz. Y la razón es que quieren eliminar el COVID-19 sin exponer y, por lo tanto, defendiendo  al “bicho mayor”. Y ese BICHO MAYOR, que es el dueño absoluto del planeta, se llama CAPITALISMO. Si pudiéramos preguntar al planeta por su estado de salud, seguramente nos diría que se está curando de las lesiones graves que la humanidad, en nombre de este “sacrosanto” sistema, le ha y le sigue infligiendo. Gracias a este “bendito virus”, el hombre se ha visto obligado a reducir su insostenible actividad y en pueblos al pie del Himalaya pudieron ver, por primera vez, a simple vista el Everest, que lo tenían enfrente. Mucha gente está perdiendo la vida, porque los que mandan han decidido que la bolsa de la economía pesa mucho más que la vida del común de los ciudadanos. Esto se ha demostrado ya como un falso dilema, pero es igual, la economía siempre debe de prevalecer sobre cualquier cosa. Somos rehenes de un sistema económico tan débil e inhumano, que no da respuestas a nuestras necesidades. ¿Por qué si cuando baja la marea, baja para todos los barcos por igual, no pasa lo mismo en la economía? Acaso en esta crisis, ¿no se debería dar una tregua económica para salvar los negocios y, de esta manera, salvar la economía global? La respuesta es NO, ya que el Capitalismo tiene la misma naturaleza que el alacrán y NO LO PUEDE EVITAR. Nosotros somos la RANA de la parábola y nadie con mando en plaza está dispuesto a cambiarlo. Esta pandemia solo es el principio de un desastroso final que nos espera y sino paramos a este BICHO MAYOR, de esta bestia que galopa sin tregua hacia el abismo y que parece que nadie quiere frenarla, acabaremos diciendo lo mismo que decía el rey Leónidas de Esparta, algún día acabaremos cenando en el infierno.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    12

  • Exbancario Exbancario 25/03/21 15:20

    Por esta vez no nos vamos a poner de acuerdo, ni entre nosotros ni con J. Valenzuela. Pero casi todos los comentarios son difíciles de rebatir. Están bien fundamentados y al mismo tiempo nos resultan contradictorios. 

    Creo que tener gobiernos autonómicos dirigidos contra el gobierno central por criterios partidistas durante 4 meses, en donde nadie sabía a ciencia cierta cómo actuar pero sí contra quien, y tener 17 opiniones igualmente partidistas en las sucesivas olas, ahora con gestión autonómica, para terminar con las ayusadas ya conocidas no invitan a formarse un criterio contrastado. 

    No parece que nuestros socios comunitarios estén acertando, más bien retrocediendo. Y no tienen discrepancias políticas relevantes, además de pensar en proteger a sus ciudadanos. 


    Y en algún momento acabaremos aceptando que hay que aprender a convivir con la pandemia. Con vacunas, con refuerzos reales en la sanidad pública, con protección individual y reproche social a los que se la saltan,  con pedagogía, con coordinación y respeto, con información veraz, evitando Zendales sin quirófanos y eligiendo a gobernantes con capacidad para hacer su trabajo, como elegimos en cualquier ámbito cuando nos afecta personalmente, si podemos pagarlo.

    Porque es probable que salvemos económicamente el puente, el verano, etc. a costa de más víctimas, también económicas y sociales. Recuerden los  allegados de Navidades. 


    Y el 4 de mayo en Madrid vamos a tener un referente de lo que nos puede venir.  ¿Adivinan?. Lo primero salvar la economía. Lo demás, sálvese quien pueda. Salvo milagro demoscópico.


    O empezamos a reforzar nuestra sociedad civil o seguiremos cavando nuestro pozo. Ayer en InfoLibre se habló del periodismo que necesitamos, de cuánto cuesta y del compromiso. Y se explicó, poco, por qué estamos donde estamos. Y el director de Mediapart nos lo dejó clarísimo. La próxima vez amplíe el tiempo para los comentarios, señor Maraña. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • alcornoque alcornoque 25/03/21 14:38

    Sr. Valenzuela, entiendo sus dudas y su ansiedad, que es la de tantas personas, pero estamos sufriendo una pandemia como no había sufrido la humanidad en décadas. En una enfermedad debida a un agente tan contagioso, no se pueden aplicar ejemplos automovilísticos para su control, pues si se permite la libre circulación del patógeno, el número de personas afectadas aumenta exponencialmente. En España se han notificado más de 3,2 millones de contagiados y más de 74.000 muertos. La prevalencia está en torno al 10%, lo cual indica que han sufrido contagio unos 4,7 millones de personas, lo que supone que a día de hoy quedarían por contagiar 42,2 millones de españoles. Ciertamente con las vacunas esa cifra sería inferior, pero el número de muertos que se producirían dejando circular el virus podría llegar a más de 900.000 personas. ¿Estamos dispuestos a asumir esas muertes para volver a la economía pre-pandemia? Y por supuesto que las juergas de franceses y alemanes son un completo error, motivado por el “efecto llamada” del “todo abierto” y por el interés de compañías aéreas y algunos hosteleros en no perder negocio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Pepe R. Pimentel Pepe R. Pimentel 25/03/21 13:30

    ¡No me jodas, Javier Valenzuela! No eres un negacionista, ¡Seguro! No eres un ayusista. ¡Seguro! Eres un periodista. ¡Seguro! Eres un opinador, ¡Faltaría más! Pero, ¡por favor! no degrades lo LIBERTARIO, que no te pega.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    1

    4

    • VENCEREMOS VENCEREMOS 26/03/21 14:24

      Tu sabes lo que significa libertario, lo dudo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Pepe R. Pimentel Pepe R. Pimentel 26/03/21 18:35

        ¿Lo afirmas o lo preguntas? En cuanto a tu duda, mientras sea razonable, como la de Javier Valenzuela.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Damas Damas 25/03/21 19:00

      Reste un negativo, el único ahora mismo, quería poner positivo, porque estoy de acuerdo con su comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • Lunilla Lunilla 25/03/21 12:54

    "La abundancia de palabras y la ignorancia predominan en la mayor parte de los hombres; Si quieres sobresalir dela mayoria inutil,culivate cocnocimiento, y envuelvete en nubes de sllencio'- "Es necesario cuidarse dela censura de los amigos y de las intrigas de los adversarios y enemigos varios'- 'Aceptar la injustiicia, no es una vitud; 'Sino todo lo contrario; "La ignorancia y la abundancia de palabras, predominan en la mayor parte de los hombre; Nada hay en el mundo, tan comùn , como la ignoranci a y la 'chrlataneria'- 'haced el bien tanto a los amigos, como a los enemigos, porque asi conservareis los unos , y os, serà posible atraer, los otros'- El enemkigo del pueblo, es enemigo de la Ley; No salgas de tu casa sin darte cuenta de lo que vas a hacer: 'ni vuelvas a entrar en ella'- sin darte cuenta de lo que has hecho'- 'se gran oidor y no gran hablador'- 'cuando los hombres sufran burla, no te rias a su costa, para no provocar odio'- "No debes desear mandar , ni obedecer" '- Porque suele converirse el mundo en tirania, y la obediencia en tedio'- "Ocurrencias y Payasadas" ¡Cuando los hombres sufran burla" ¡No te rias!...... El DIablo Cojuelo Diixit" Saludos Cordiales " ( 12,54 h. p/m )

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    6

    2

    • Lunilla Lunilla 25/03/21 13:33

      OTROSIDIGO: Lo que no, era ya tan previsible; La absoluta inaccion del ejecutivo de Ayuso bajo su pobrisima Direcciòn A la hora de asumir el impacto de la del virus y la enfermedad en las Residencias de ancianos; Tampoco la toma de decisiones, que tuvo un nulo encaje ètico, que con toda 'pachorra' de la Presidenta Ayuso'- que condenaba a miles de ancianos a la muerte, 'entre toses'-ahogos y sin que nadie hiiciera nada para acompañarles, en un protocolo lo mas parecido a un 'campo de, concentraciomm delas SS. Nazis; Creanlo sin dudarlo; Aunque me parece que ya lo sabian " / El Diablo Cojuelo Dixit" ( 13,32 h. p/m )

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      4

      • Lunilla Lunilla 25/03/21 18:44

        OTROSIDIGO: "La Gazmoñeria de Isabel Diaz Ayuso; 'Este tèrmino define a la falta de nobleza, prudencia, Recato, Moderaciòn , Sencillez, Templanza, Austeridad, Modestia, Humldad, o Parquedad, Tambien; de alguna delicadeza, escrùpulo, aprensiòn, o 'continencia'- "Eso depende de lapersona o, tambien de su propi acciòn ; "Esto es lo que sele conoce; 'Como Gazmoñeria; El DIablo Cojjelo: Dixit" .......¡Saaludos COrdiales,,,( 18,43 h. p/m )

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        3

  • Caracola Caracola 25/03/21 12:49

    HAY MUERTOS CADA DÍA, además de por otras enfermedades no atendidas, por la covid 19!!!!!!!!!!!!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8



Lo más...
 
Opinión