X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
@cibermonfi

Florentino vs. Catar

Publicada el 02/09/2021 a las 06:00

El emirato de Catar le ha ganado a Florentino Pérez los primeros 45 minutos del encuentro: Mbappé no jugará en el Real Madrid en la temporada 2021-22, lo seguirá haciendo en el Paris Saint-Germain (PSG). Pero aún queda partido, toda una segunda parte, como señalan los comentaristas radiofónicos y televisivos del recién clausurado Mercado de Verano. Con un poco de suerte, Florentino bien podría terminar fichando a Mbappé dentro de unos meses, en el próximo Mercado de Invierno. Y, además, podría pagar por ello mucho menos de los 200 millones de euros que ofrecía ahora.

Soy futbolero. Aunque hace lustros que no le doy una patada a un balón, me sigue entreteniendo mucho ver a 22 hombres o mujeres compitiendo por introducir el esférico en la portería contraria. Pero aunque usted no sea futbolero, aunque incluso odie este deporte y el masivo espectáculo y colosal negocio en que se ha convertido, seguro que está al corriente de que Messi terminó abandonando el Barça e incorporándose al PSG, y de que Mbappé es el gran objeto de deseo de Florentino y el madridismo. Los muchos rumores y las escasas noticias relacionadas con estos dos casos han sido los grandes culebrones mediáticos de los meses de julio y agosto.

Sin dejar de ser un juego muy democrático –lo practican millones de chavales y chavalas pobres en todo el mundo–, el fútbol ha terminado por convertirse en el epítome más evidente del capitalismo contemporáneo. El fútbol es global, lo importante en el fútbol es ganar, en el fútbol termina cayendo el débil y sobreviviendo el fuerte, el fútbol mueve muchísimo dinero... Y voy más lejos: el fútbol es el principal, si no único, negocio que, sin la menor vergüenza, con absoluta obscenidad, exhibe públicamente un mercado de seres humanos, del físico y el talento de seres humanos.

¿Acaso compiten en vivo y en directo los bancos y las multinacionales, las universidades y las tecnológicas, las editoriales y las productoras por el fichaje de un ejecutivo, un ingeniero, un arquitecto, un investigador, un escritor o un actor? No lo hacen, no. Compiten por contratar a los que consideran mejores, pero, de momento, con discreción. Solo el fútbol ha transformado en un show adicional asuntos como si Messi o Mbappé terminan jugando en el Barça, el PSG o el Real Madrid. Asuntos que generan nuevos temas, audiencias e ingresos para los medios de comunicación.

En Mercado de invierno, una de sus últimas novelas, el escritor noir Philip Kerr expresó sentimientos respecto al fútbol que comparto. No hay un modo racional de explicar por qué a cientos de millones de personas en todo el planeta nos encanta ver jugar con un balón a dos equipos de once miembros cada uno. Pero es un hecho indiscutible. El fútbol ha terminado por encarnar una especie de fraternidad universal, lo más parecido en nuestros tiempos a la lengua franca del planeta. O, si lo prefieren, el fútbol es un asunto religioso. Los clubes son los dioses, el estadio es la catedral donde jugadores e hinchas comulgan, los equipos compiten para que sus seguidores vayan al día siguiente al trabajo llenos de orgullo porque ganaron los suyos.

Y, por supuesto, el fútbol es política y negocio, ya más de lo segundo que de lo primero, añade Philip Kerr en su novela. El fútbol confirmó su politización en el Mundial de Argentina de 1978. Se celebró bajo una dictadura militar e incluyó una victoria por 6-0 de los anfitriones frente a Perú, amañada por el mismísimo general Videla. Volvió a confirmarlo ocho años después, en el Mundial de México, donde el triunfo de la Argentina de Maradona frente a Inglaterra fue una revancha simbólica y emocional por la derrota en la Guerra de las Malvinas. Por cierto, el Maradona entre divino y diabólico de la Mano de Dios y el Gol del Siglo, el machismo y las drogas, la cordialidad y el antiimperialismo, sigue siendo el jugador de fútbol más literario.

Cayeron después el Muro de Berlín y la Unión Soviética, y el fútbol fue más allá de la politización, se entregó en cuerpo y alma a lo importante en los nuevos tiempos: el dinero. Se convirtió en mascarón de proa del triunfante capitalismo global. No es casualidad que la disputa por Mbappé haya estado protagonizada por Florentino Pérez, el empresario más poderoso de España, y el riquísimo emirato de Catar, propietario del PSG y, dicho sea de paso, protector de la dirigencia talibán. Al final, los jeques de la dinastía Al Thani han dejado muy claro que, en vísperas del Mundial que se celebrará el próximo año en Catar, un Mundial comprado por ellos al precio que fuera menester, quieren ver al PSG ganar la Champions 2021-22 con la tripleta formada por Mbappé, Messi y Neymar.

Pero Florentino no está derrotado, faltaría más. No solo porque podría fichar a Mbappé dentro de unos meses, cuando termine su contrato con el club parisino, sino también porque sigue adelante con su idea de alumbrar una copa europea aún más elitista, millonaria y americana que la Champions de la UEFA, la llamada SuperLiga. A tal efecto, según informó este miércoles infoLibre, ha contratado junto al Barça y la Juve un bufete de lobby británico. Su objetivo es “ganar los corazones y las mentes” de aficionados y creadores de opinión para el sueño del empresario que convirtió el palco presidencial del Real Madrid en el espacio VIP más codiciado del sur de Europa.

Pueden ir encargando las pizzas. Volveremos dentro de 15 minutos, tras la publicidad.

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • nosé nosé 04/09/21 11:06

    Nunca un artículo tan fútbolero me ha hecho sonreír, sonreír de admiración, no me gusta el fútbol aunque tengo que reconocer que veo algunos partidos de esos llamados "históricos". Muy buena relación entre los entresijos de la realidad política, de la realdad de los hinchas y sus respectivos clubes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Chinchirina Chinchirina 02/09/21 16:29

    D. Javier que todos los club no son como el R. Madrid de Florentino, afortunadamente. Sin ir más lejos, tenemos por aquí al Bilbao o al Rayo. En Alemania es digno de ser nombrado el St. Pauli de Hamburgo y el East Berlin. Son equipos que crean afición y otras formas e gestión. Aquí sería impensable.
    Debería decir algo de como no es solo Qatar el que se apropia de un club. En España, la mayoría están en manos de los chinos. El Granada de usted y de Luis García Montero también está en manos de un chino. Eso habla del empoderamiento de un pueblo con su equipo y del sentimiento empresarial de los granainos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Herbert Herbert 02/09/21 13:10

    Su mala política de obtener una selección de futbolines y entrenadores, a base de pagar traspasos-gastos faraónicos y cómo césar nerón cree que sus "Actividades Crematísticas Sumergidas" puede comprar lo que se le antoje o se encapriche, sin ton ni son 200.000.000 €, derroche con la que está cayendo aquí y en acullá.
    Ajo y agua, puesto que se ha topado con otros, con igual o más poderío económico. Lo que es inconcebible que desde 2009-2010-2020-2021-2022, sea ACS-Madrid Florentino Club-Sociedad Irregular en Comandita (a) "Casa Oficial Apuestas Real Madrid CODERE", puteando resultados tras a-v-i-o-n petisú CTA-VAR-RFEF-LFP-PRENSA-RADIO-TELEVISIONES.
    Ya lo despotricaba el ateo iluso cristiano Madrid CF en un spot en CANAL+/MOVISTAR+: "Todo lo que ves lo puedo comprar"...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Makoki-2 Makoki-2 02/09/21 12:43

    Me gusta el fútbol. ODIO TODAS LAS PESETERAS LIGAS,y màs a lasSuperligas- , a los peseteros presidentes de casí todos los equipos, a los padres/madres que presionan a sus hijos/hijas para que les saquen de su miseria, a los futbolistas zumbaos, a los futboleros/as más zumbados/as... Una mierda

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • lofer lofer 02/09/21 11:32

    El Real Madrid es de sus socios (miles) y los madridistas (no sólo de Madrid) sino de todo el mundo (es el que más tiene) están encantadas de que Florentino Pérez sea el Presidente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    8

    0

    • Chinchirina Chinchirina 02/09/21 16:18

      Y que IDA gobierne Madrid, Ella sigue las formas de Florentino: los impuestos que los pague maría castaña.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

  • lofer lofer 02/09/21 11:32

    El Real Madrid es de sus socios (miles) y los madridistas (no sólo de Madrid) sino de todo el mundo (es el que más tiene) están encantadas de que Florentino Pérez sea el Presidente.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    0

  • Cea Cea 02/09/21 11:29

    Estoy muy lejos del Real Madrid y más todavía de su caudillo Florentino pero he de reconocer que ,si es verdad, que Mbappe quiere venir al Madrid ganando menos es porque la historia de este club a nivel mundial no tiene parangón y los grandes cracks saben que si no estás en el Madrid no habrás hecho Historia con mayúscula aunque ganes q5 champions seguidas,cosa que no ha hecho nadie en el fútbol moderno.Así que que nos guste más o menos a los madridistas les debería llenar de orgullo que ,probablementye ,el jugador del próximo futuro quiera jugar con ellos aguantando las presiones,demuestra una cabeza muy bien amueblada,y ganando menos ,si fuera verdad,que no lo só.Eso dicen los mentideros

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 02/09/21 10:58

    El franquismo ayudô y utilizô todo lo que pudo al Madrid pero este club de futbol existîa antes de la dictadura, me parece que copiando al AS Cannes naciô en 1902 y no dudo que entre el medio millon de exiliados republicanos huyendo de la babarie habîa bastantes seguidores del Madrid.

    Es verdad que el Catar es a la vez un maestro del capitalismo mundial y el maximo financiador de las corrientes mâs reaccionarias del islamismo.

    Excelente articulo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • GRINGO GRINGO 02/09/21 10:19

    Como para no estar al corriente de las noticias que afectan al RM o al Barça, si están todo el día dando el coñazo, el resto de deportistas no existen, salvo que ganen una medalla o un torneo, y eso dura 15 minutos como mucho.

    "Sin dejar de ser un juego muy democrático...", yo lo llamaría popular, más que democrático.

    No obstante Javier, creo que sería más educativo y a nuestra sociedad le vendría mejor que los periodistas con capacidad crítica hicierais eso, critica a un mercado "deportivo" donde se intercambian personas y el dinero fluye en unas cantidades que son inmorales y vergonzosas, sobre todo cuando las comparamos con el día a día de muchas de esas personas, fieles seguidoras del fútbol, muchos de los cuales estarán esperando el incremento del SMI para poder comprar la última camiseta del su club de los cojones....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Excomulgado Excomulgado 02/09/21 08:20

    No me preocupa la cantidad de millones que alguien pague por fichar a un futbolista, lo que me preocupa es los impuestos que dejan de pagar y las trampas que hacen en contra de Hacienda para quedarse con un dinero que debería pasar a ser de todos.
    Por lo demás el fútbol no me importa en absoluto y solo lo veo como fuente de corrupción, vease como ejemplo la jugada de las torres de 40 pisos montadas en los terrenos de la antigua ciudad deportiva del real Madrid, o las que están montando en los terrenos del antiguo estadio del Atlético de Madrid. En ambos casos han modificado la legislación urbanística para que los clubes especulen legalmente con sus terrenos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15



 
Opinión