X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Muros sin Fronteras

Todo es propaganda menos la realidad

Publicada el 09/09/2021 a las 06:00 Actualizada el 10/09/2021 a las 13:21

La estrepitosa caída de Kabul a finales de agosto cierra un círculo iniciado hace 20 años. Han pasado dos décadas desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 y sus efectos siguen activos. La historia no empieza ni acaba cuando lo deciden los líderes. Tampoco arranca en un acontecimiento súbito, brutal o extraordinario. La historia se desliza de manera silenciosa, sin señales de advertencia. Somos expertos en contar lo que ha sucedido, no en narrar lo que está pasando o lo que va a pasar.

La URSS no colapsó en septiembre de 1991. Las independencias de Lituania, Estonia y Letonia fueron la consecuencia de un largo deterioro en los años de Leónidas Brezhnev. Nadie lo quiso ver porque todos estaban embriagados en su propia propaganda, la comunista y la capitalista. Sin recurrir a la teoría del efecto mariposa de Eduard Lorenz –el aleteo de una mariposa en Sri Lanka puede provocar un huracán en EEUU–, cada movimiento tiene su secuela, no siempre inmediata porque la vida se mueve en tiempos más prolongados que los periodos electorales.

Las dos superpotencias emergentes de la Segunda Guerra Mundial, EEUU y la URSS, jugaron durante décadas una partida de ajedrez con modales de póker llamada Guerra Fría. Cada uno sembró sus odios y recogió sus tempestades. Los atentados de Nueva York y Washington, de los que este sábado se cumplen 20 años, están relacionados con la política neocolonial de EEUU en Oriente Próximo y Asia.

EEUU vende libertad y democracia. Afirma que su objetivo es exportar estos valores a todos los países, aunque no lo pidan, como en el caso de Afganistán. Ese ha sido uno de los pilares de la derrota: creernos nuestro propio cuento, despreciar la cultura de los demás. Democracia no es votar en un país en el que la mayoría de la población es analfabeta. La democracia sería la consecuencia de una evolución educacional, social y económica que demanda un sistema justo de participación para toda la sociedad.

Pese a sus lemas, EEUU impulsó desde los años 50 del siglo XX decenas de golpes de Estado y guerras en defensa de sus intereses. Lo mismo que la URSS, que alentó independencias y revoluciones en África y Asia para librar a los pueblos del yugo colonial. No fueron los ideales, sino el petróleo, el gas y los minerales estratégicos los que marcaron el rumbo y las prioridades de una partida que buscaba el jaque mate del contrario. Ninguno de los dos imperios se preocupó por las personas que vivían dentro de los casilleros del tablero de juego.

Resulta extraño defender la democracia y aplastar sus efectos cuando las urnas no bendicen al candidato patrocinado. En América Latina se cometieron todo tipo de atropellos en nombre de la libertad. Quedan secuelas: miles de desaparecidos, países carcomidos por el narcotráfico y una clase política y empresarial incapaz educada en la corrupción sistémica.

EEUU y Reino Unido patrocinaron en 1953 el golpe de Estado contra Mohammad Mosaddegh, primer ministro iraní elegido democráticamente. En su lugar instalaron al Shah Reza Pahlavi, un dictador que inundó las páginas de las revistas del corazón con la misma facilidad que llenó sus cárceles de torturados tras su matrimonio con Farah Diva.

Deberían ver el documental Coup 53 de Taghi Amirani.

Después vino la guerra de Suez porque al líder egipcio Gamal Abdel Nasser se le ocurrió nacionalizar nuestro canal que pasaba por su país. Hablábamos del efecto mariposa. De las ruinas del régimen del Shah surgió la revolución iraní de los ayatolás. De Nasser y los otros líderes panárabes como Muammar Gadafi y Sadam Husein brotaron movimientos yihadistas que han extendido su influencia por el Sahel africano, una ruta mortal para la inmigración que huye de guerras y trata de alcanzar Eldorado europeo.

El siguiente vídeo muestra un discurso de Nasser de 1958 en el que se mofa de la exigencia del líder de los Hermanos Musulmanes de obligar a las mujeres a llevar hiyab. ¿Nos reiríamos tanto ahora? La historia se mueve aunque no sepamos leerla.

Pueden argumentar, y harían bien, que Gadafi y Husein eran dictadores, igual que el sirio Basar el Asad. Fueron nuestros hijos de puta, o los de Moscú en el caso de Siria, mientras eran útiles. Luego, la propaganda los colocó el cartel de indeseables. ¿Era mejor el Shah de Persia? ¿Lo es el príncipe heredero de Arabia Saudí Mohamed Bin Salman?

Aquellas intervenciones en asuntos de otros países en beneficio de nuestros intereses y una actitud benevolente y neocolonialista crearon un cultivo de odio hacia EEUU, y a Occidente en general. Es un odio esquizofrénico porque combinaba el rechazo con la admiración.

Ese sentimiento que prendió en las calles de Bagdad, Islamabad, El Cairo o Argel anida en miles de jóvenes árabes de segunda y tercera generación que viven en las banlieues de Francia. Son europeos que sienten la asfixia de una crisis que les deja sin oportunidades. Es cierto que le sucede también a la mayoría de los jóvenes blancos, pero ellos notan el rechazo de la piel. De la oportunidad del multiculturalismo hemos pasado al miedo al otro, al diferente. Son espacios en los que triunfan los discursos del odio, sean yihadistas o de extrema derecha.

Una de las herencias psicológicas y políticas de los atentados del 11S es el miedo. No importa lo fuerte que sea una superpotencia ni las armas de destrucción masiva que tenga para defenderse, 19 personas con cutters pueden secuestrar cuatro aviones y atacar Nueva York y Washington de manera casi simultánea. Desde ese día, todo el mundo es sospechoso.

La desconfianza ante un enemigo invisible, difícil de descubrir y frenar, ha derivado en una renuncia colectiva a derechos fundamentales, como los derechos humanos y la presunción de inocencia. Guantánamo y otros agujeros negros de tortura nos han destruido moralmente como sociedad. ¿Somos mejores que el mal que combatimos? ¿Cuántos civiles han muerto en Afganistán e Irak? Solo contamos a los nuestros, no como acto de memoria y respeto sino como justificación de una respuesta militar. Tenemos suerte de tener la propiedad de la máquina de los adjetivos, de ser los que deciden quién es terrorista y quién no.

La cesión de nuestra intimidad a los aparatos de seguridad del Estado forma parte de la misma renuncia. Acabaremos como nuestros invadidos, en un teatro de democracia sin contenido. Se imponen los regímenes fuertes, los que garantizan mano dura frente a los malos, un cajón de sastre en el que cabe cualquiera. Llevamos encima teléfonos móviles y otros artilugios que nos vigilan, nos escuchan y siguen.

El derrumbe de las Torres Gemelas fue el símbolo de un hundimiento más amplio, como en la URSS de Brezhnev. Ahora resulta evidente con el colapso de EEUU en Afganistán. Se acabó el siglo americano sin que haya noticias de una Europa agazapada entre mercaderes, sin el valor de dar el salto hacia la unidad política y defender su visión del mundo.

Han pasado 20 años del 11S y nada hemos aprendido de aquellos trágicos días, como nada aprenderemos de la pandemia. Seguimos instalados en nuestra fantasía de vivir en un mundo rico lleno de pobres que no vemos. Somos el imperio romano en vísperas del asalto de los bárbaros.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




36 Comentarios
  • Iosu Iosu 16/09/21 01:44

    Hablando Propaganda vs Realidad...pero seguimos con el mantra de los yihadistas secuestradores del 11S: "19 personas con cutters pueden secuestrar cuatro aviones y atacar Nueva York y Washington de manera casi simultánea"...Realmente esto se ha demostrado??? Hay muchas preguntas sin respuesta y muchas extrañas coincidencias: 1. ¿El edificio WTC7 únicamente tuvo unos incendios menores y aún así se demolió de forma contrada. Porqué ¿¿?? Se decidió y preparó esa misma mañana...¿? 2. ¿Listados de pasajeros publicados inicialmente por las compañías no incluían los nombres de secuestradores.
    Los posteriores de la CIA, sí ¿? 3. Algunos de los supuestos secuestradores vivos en sus países? 4. Supuestas llamadas desde móviles en vuelo, técnicamente imposibles en 2001 a esas altitudes? 5. Violentas explosiones reportadas en los subterráneos de las WTCs.. 6. El curiosamente altísimo porcentaje de pasajeros en esos vuelos de personas relacionadas con Dptos de Defensa..7. Pasaportes perfectamente legibles de los secuestradores encontrados entre los restos. 8. Boquete perfecto en el Pentágono...la lista no tiene fin.
    Y viendo el historial de estas potencias y su falta de escrúpulos, no hay que descartar tan rápido cosas aparentemente ilógicas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 11/09/21 20:42

    No soporto el tono imprecatorio, parece que abunda en España, pero eso sî: los mâs imprecatorios son los indepes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    0

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 11/09/21 20:47

      Tanto no lo soporto que me vuelvo imprecatorio y el imprecador imprecado, me parece de justicia.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      0

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 11/09/21 20:47

      Tanto no lo soporto que me vuelvo imprecatorio y el imprecador imprecado, me parece de justicia.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 11/09/21 19:46

    El Afganistan de los Talibanes tenîa que ver con el atentado de las torres gemelas pero Saddam Hussein nada.
    Bush junior invadiô Irak en realidad para terminar lo que Bush padre habîa empezado en 1991, fue solamente una historia de familia, es alucinante.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    0

  • elcapitantan elcapitantan 11/09/21 18:24

    El 11-S que yo quiero recordar es el de 1973, cuando el Golpe de Estado en Chile contra Allende propiciado por estos impresentables norteamericanos que ahora nos meten hasta en la sopa sus Torres Gemelas, desembocó en la sangrienta dictadura de Pinochet que duró siete eternos y sanguinarios años y segó la vida de miles de chilenos inocentes.
    Lo siento, pero los atentados de las Torres Gemelas no me conmueven en absoluto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • rubica rubica 11/09/21 14:31

    Si las tertulias tuvieran más Ramón Lobo y menos Inda, esta sociedad sería un poco mejor

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Angel10 Angel10 11/09/21 12:52

    Gracias Ramón por tu lucidez y gracias a InfoLibre por ofrecernos estas joyas periodísticas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Jotaechada Jotaechada 10/09/21 23:46

    “Somos el imperio romano en vísperas del asalto de los bárbaros”: es la frase última del artículo de un  escritor que analiza inteligentemente los hechos más trascendentales de esta mierda de mundo contemporáneo NUESTRO. Gran escritor, singular analista este Ramón Lobo, cuyos testimonios serán imprescindibles en la historiografía venidera. ¡Gracias y enhorabuena, admirado Ramón y admirable infoLibre!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Makoki-2 Makoki-2 10/09/21 10:17

    "Somos el Imperio Romano antes de la entrada de los bárbaros". Espero que con ello surja una cultura con valores más humanitarios, con alguna lección aprendida. Pero conociendo la condición humana me asaltan muchas dudas...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Lunilla Lunilla 10/09/21 05:32

    " El Teatro de la vida" Es tan, infinitamente fascinante,porue es muy accidental; Tanto como la vida misma; ¿Puede Alguien , recordar el Amor ..? "Es como querer conjugar, el Aroma de las Rosas en un Sotano; Podrias ver la Rosa, pero el perfume jamas'- "Y Esa, es la verdad de las cosas; "Su Perfume" "Colgadlas bien alto sobre el PUeblo"; uien llre por estas llora, por la corrupciòn : El Caractr d una persona, lo determinan, los problemas que , no uede eludir'- y, el remordimiento que le provocan ,los que ha tenido que Eludir'- Ningùn hombre necesita poco; Noles concedas ni una lagrima; Las Làgrimas les placen; MUestratu honor Ahora y muestra un COrazon de Piedra'- y 'hùndelos con el ; ¿Puede uno (a) recordar el Amor'- ..? "Es como'- tratar de evocar el Aroma ade esas 'Rosas'- en el sotano; Puedes ver la Rosa pero nunca el perfume; "La manzana, no puede ser vuelta a poner de nuevo, en el Arbol del conocmiento'- UNa vez que empezamos a ver'- 'estmos condenados y enfrentados; "A buscar la fuerza, para ver mas , lo menos'- Los sentimientos de fuerza, son muy repetitivos, se repiten tanto en la mente humana; "En que llega un punto en que te aburres de ellos'- "El trabajo consiste, en hacer preguntas" Todas las que se puedan, "Y hacer frente ; A la falta de respuestas; Y hacer frente a las falta de respsuestas precisas; Con una cierta humildad".- "Me han preguntado A veces; Si Hay Brujas en el MUndo'- "Pero lo que no puedo, creer es que las haya Ahora entre nosotros; Saludos COrdiales " El DIablo Cojuelo'- ( 5,31 h. a/m )

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/09/21 22:42

    En 1989 los sovieticos tuvieron que retirarse de Afganistan y algunos dicen que esta mala aventura tuvo bastante importancia en el derrumbre de la Union Sovietica en 1991, yo no sé. A raiz de eso los Estados Unidos aparecieron como la unica no "superpotencia" sino "hiperpotencia" en el mundo. En Francia el ministro de asuntos exteriores Hubert Vedrine no paraba de referirse a la hiperpotencia americana.

    A raiz de del ataque a las torres gemelas de Al Quaida Estados Unidos invadiô Irak y Afganistan oficialmente para implementar la democracia allî pero opino que en realidad esas dos invasiones fueron una venganza en toda regla con las torturas del campo de Guantanamo en la isla cubana. Estados Unidos matô a Usama Ben Laden en Pakistan en 2011 y poco despues Obama dio el pistolazo de salida para la retirada de Estados Unidos de esos dos paises. Trump siguiô en la misma senda de retirada y ahora Biden la culmina. La imagenes del aerropuerto de Kabul han sido desastrosas para Estados Unidos pero:
    va a tener el mismo significado la retirada de Estados Unidos ahora que la retirada sovietica en 1989 ?
    Yo creo que no, Estados es ahora el mayor productor de petroleo en el mundo, hace tiempo que es exportador de petroleo y que ha iniciado cierta retirada del Medio Oriente. No creo que los Estados Unidos estân a punto de derrumbarse. Eso sî saben que no son ya la hiperpontencia de 1991 y lo que hacen es un redespliegue de sus fuerzas pensando en China y tal vez en Taiwan, yo no sé. Por ultimo Biden espera que cumplir esta promesa de retirada le va a permitir de ganar las eleciones de mis-term de noviembre 2222.

    Decir que los Estados Unidos son los peores del mundo y que como casi siempre no han aprendido casi nada en esos 20 ultimos años cosecharâ los aplausos de cierta izquierda bastante pequeña pero muy ruidosa pero creo que los socios merecemos analisis mâs atinados.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    11

    2

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/09/21 22:45

      las eleciones de mid-term de noviembre de 2022.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      3



 
Opinión