X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Anemia española

Ramon J. Moles Plaza Publicada 19/03/2018 a las 06:00 Actualizada 18/03/2018 a las 16:09    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

La ciencia atribuye la anemia a que la sangre no transporta suficiente oxígeno al resto del cuerpo por falta del hierro necesario para producir la hemoglobina, que es el vehículo para el transporte del mismo. Ello produce debilidad, mareos e irritabilidad.

No seré yo quien abone el tradicional discurso español cainita y catastrofista. Tenemos cosas muy buenas, otras no tanto y algunas muy malas. Entre las buenas y no tan buenas no está la calidad de nuestra gobernanza ni nuestro sistema político-administrativo. Justamente, a pesar de las apariencias, podría decirse sin faltar a la verdad que España está anémica: débil, mareada e irritable. Por otra parte, y tal como indicaba recientemente un artículo en la prensa diaria del catedrático de Derecho Administrativo Muñoz Machado, Catalunya está anómica, esto es, “faltada” de normas a causa de un proceso político mal planteado que, por razones diversas sobre las que unos y otros polemizan, augura un devenir incierto. Pues bien, entre muchos otros varios factores causales, a mi juicio no se puede entender esta anomia catalana sin la anemia española primera, puesto que ambos dos son desafortunados procesos que, de forma interesada, se están alimentando mutuamente.

Ciertamente, si en la anomia catalana es preocupante la “ausencia” de leyes, en la anemia española, lo es constatar la debilidad del sistema, el mareo político en su conjunto y la irritabilidad —por no decir mala educación en ocasiones— del clima político, tertuliano y opinador. Más aún, esta anemia es muestra, sobre todo, del agotamiento de la llamada “Transición”, no sólo por la incapacidad de vislumbrar proyecto alguno capaz de generar entusiasmo y confianza, sino sobre todo constatando —contra lo que podía parecer hace cuarenta años— que la dictadura se cerró en falso. A pesar de la interesada amnesia impuesta por un bipartidismo sofocante, las consecuencias del golpe de Estado del 18 de Julio de 1936 llegan hasta hoy y requieren reparaciones, no sólo —por supuesto— a las víctimas de uno y otro lado, sino en las estructuras del Estado mismo.

No es ya posible mirar a otro lado: la fachada anémica se cae a pedazos. Como recuerda el catedrático de Derecho Administrativo Alejandro Nieto, la “organización del desgobierno” viene de lejos: la partitocracia se ha adueñado no sólo de nuestra democracia y de nuestras Administraciones Públicas, sino hasta del Poder Judicial y del mismísimo Tribunal Constitucional. Salvo honrosas y contadas excepciones las élites extractivas y los “políticos” sin otra profesión que la militancia ciega e interesada campan a sus anchas en la economía de los oligopolios del BOE, la corrupción rezuma por los poros del sistema, la baja competitividad y el empleo precario presiden una economía basada en el ladrillo y el turismo que hasta ahora ha sido receptora neta de fondos europeos. Mientras tanto, la brigada Aranzadi del alto funcionariado enfoca su miopía al uso partidista de la razón de Estado para imponer la idea de que sólo hay una forma de ser y sentirse español.

Aunque la crisis sociopolítica actual tiene dos actores principales, la anomia catalana y, también, la anemia española, que se benefician tapándose mutuamente las vergüenzas, no será extraño que en un futuro próximo se amplíe el problema a otros territorios que irán constatando progresivamente no sólo la falta de proyecto político y territorial sino también la falta de respeto por la discrepancia.  En su carrera por el control del nacionalismo español en una España única, tanto el PP como Ciudadanos, instalados en su credo único en el que no han sabido aún encontrar encaje a la idea de “las Españas”, abonan sin ambages un uso autoritario de los aparatos del Estado que causaría sonrojo en otros sistemas democráticos.

Así, mantener un Senado que cual cementerio de elefantes sirve sólo para garantizar el control territorial del bipartidismo o convertir al Tribunal Constitucional en órgano del Poder Judicial para que pueda “ejecutar lo juzgado” a pesar de que la Constitución establece claramente que no lo es, o generar desórdenes públicos dónde no los había, o usar a los Tribunales para dirimir conflictos políticos aún a costa de un uso partidista del delito de rebelión, de la prisión preventiva y hasta del rigorismo del Código Penal para calmar al populismo revanchista da votos en una España del 155 que ya no es autonómica. No sólo ello no merece reproche alguno, ni tan sólo electoral; tampoco la corrupción sistémica del bipartidismo, ni la gestión de la crisis bancaria, ni la de los oligopolios empresariales con pérdidas a cargo del erario público, ni, en suma, la indolencia de un Gobierno del Estado en comunión plena con la ineficacia más descarada.

Ante todo ello, y con profundo pesar, quienes nos hemos dedicado durante años a la docencia del Derecho Administrativo, tendremos que disculparnos con las generaciones de alumnos a quienes hemos pretendido mostrar lo que hubiera podido ser el Estado Autonómico que no fue, para reconocer finalmente que ni la Transición era lo que se dijo, ni la organización del desgobierno era “casual”, sino que todo ello es simplemente un decorado de cartón piedra que esconde, en fin, una anémica forma de vivir.
____________________

Ramon J. Moles Plaza es profesor de Derecho Administrativo.


Hazte socio de infolibre



4 Comentarios
  • irreligionproletaria irreligionproletaria 19/03/18 20:07

    Extraordinario, Profesor Molés;

    "...un decorado de cartón piedra que esconde una anémica forma de vivir".

    Todo su magnifico texto, expone al conocimiento de tod@s, el estado de salud del Estado español.

    El pasado jueves, 14 marzo, tuve el placer de asistir por segundo año consecutivo, al VII Foro de las Autonomias, en el Palacio del Senado, con el siguiente programa:
    - Valoración general del año autonómico 2017. (Ponente: D.Javier Garcia Roca, Catedrático de Derecho Constitucional de la UCM; y moderador: José Tudela Aranda, Dtor de la Fundación 'Manuel Giménez Abad')

    - Participación de las CC.AA. en la UE (Ponente: José Martín y Pérez de Nanclares, Catedrático de Derecho Internacional de la U. de Salamanca)
    Inrervinientes:
    - José Pascual Marco, Dtor. Gral.de Integración y Coordinación de Asuntos Generales de la UE.
    - María Ángeles Elorza Subiría, Secretaria Gral. de Acción Exterior del Gobierno Vasco, e
    - Ildefonso Socorro Quevedo, Viceconsejero de Economía y Asuntos Económicos con la UE del Gobierno de Canarias.

    - Los cambios del sistema de partidos y su influencia en las Instituciones de las
    CC.AA. (Ponente: Elviro Aranda, Catedrático A. de Derecho Constitucional de la Universidad Carlos III de Madrid)
    Intervinientes: Pilar Blanco, Consejera de Hacienda y AAPP de Extremadura y, Rafael de la Sierra, Consejero de Presidencia y Justicia de Cantabria.

    -Conferencia de Clausura M.H.S. Ximo Puig, Presudent de la Generalitat Valenciana. Prpuesta de Reforma Constitucional.

    [Pueden consultarse las ponencias en la web del Senado. "VII FORO DE LAS AUTONOMIAS]

    Agradezco en lo que representa, su magnífico arlo. Todos los ciudadanos debemos conocer la salud de nuestra 'delicada' democracia y formar nuestro criterio para obrar en consecuencia.

    Los ciudadanos de un Estado, son los sujetos de esa democracia 'con serios problemas de salud' en la actualidad... Nosotros, desde la consciencia de la causalidad que provoca los problemas, debemos aplicar el tratamiento pertinente para restablecer la salud democratica en las Autonomías históricas.

    No podemos maltratar el hígado, pretendiendo que responda de la agudeza visual. Los problemas políticos, no competen al TC.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Azalea Azalea 19/03/18 18:33

    Un análisis certero y también desolador, qué más necesitamos para echarlos del poder en la próxima cita electoral. Gracias , un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • FFgaro FFgaro 19/03/18 12:50

    Gracias Profesor por abrirnos los ojos y darnos suficientes datos para poder razonar la situación que atraviesa nuestro país y enfoca los problemas que tendríamos que solucionar.


    Nuevamente gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • platanito platanito 19/03/18 06:25

    Gracias a InfoLibre por esta marea de profesores que nos están abriendo los ojos a muchas verdades. Datos estructurados y no opinadores panfletistas es lo que necesitamos. Gracias profesor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.