x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Una buena ocasión

Pablo Pérez Tremps
Publicada el 20/11/2018 a las 06:00 Actualizada el 19/11/2018 a las 21:35
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Leo con estupor lo que se publica este lunes sobre un whatsapp de un responsable político, y luego hay quien se rasga las vestiduras cuando llega una condena a España de Estrasburgo. Y me viene a la memoria algo que pasó hace años. Se constituyó el Tribunal Constitucional fruto de un acuerdo político, como la Constitución quiere. Parece que cuando se constituyó el Tribunal lo primero que hizo fue desoír el acuerdo del que nació y eligió un Presidente y un Vicepresidente distintos de los sugeridos en ese acuerdo. Y es que mal empezaría el Tribunal Constitucional desde el punto de vista de su independencia si su primera decisión, aunque organizativa, hubiese venido marcada por las fuerzas políticas y ello a pesar de que a las personas propuestas nada se les podía reprochar desde el punto de vista de su solvencia técnica. Aquello cargó de legitimidad a la institución, legitimidad que ha presidido buena parte de su hacer quizá hasta nuestros días.

No se cuestionaron las reglas de elección de sus miembros sino su propio funcionamiento. Y es que las instituciones se legitiman sobre todo por ese funcionamiento. Quizá es un buen momento para que alguna otra institución, en un momento de legitimación muy cuestionada, se acordara de aquel precedente.
______________________

Pablo Pérez Tremps es catedrático de Derecho Constitucional y exmagistrado del Tribunal Constitucional.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

4 Comentarios
  • gomados gomados 20/11/18 14:42

    Este es el magistrado del constitucional al que recusaron por un artículo jurídico para que no pudiera avalar la constitucionalidad del estatuto catalán. Con él se hiló muy fino en la recusación. A otros magistrados por muchos más elementos que hacen dudar de la imparcialidad se les ha permitido votar y dictar sentencia. ¿Verdad Sra. Murillo en el caso Otegui? ¿Verdad Sr. Ollero ex diputado popular y ahora magistrado independiente del Constitucional?. Sistema podrido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • luzin luzin 20/11/18 09:18

    Mejor ocasión sería si esta repetida situación de crísis estructural del diseño político español sirviera para implantar una real separación de poderes, pero no sólo con el judicial, la más importante, la fundamental: separación entre legislativo y ejecutivo ...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Copito Copito 20/11/18 09:12

    Artículo corto, pero de enorme valía viniendo de quien viene. Como dice el comentario de Platanito, nos deja con la miel en los labios y ganas de conocer el tema más a fondo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • platanito platanito 20/11/18 06:39

    Nos ha dejado con la miel en los labios don Pablo. Seguro que más de un comentarista sabrá en qué momento sucedió y quiénes fueron los protas.
    Luz, más luz, con lámparas Osram, la lámpara de todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.