x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Vox, la escisión decadente de la clase dominante

Publicada el 02/06/2019 a las 06:00
Jesús Grande-Melgarejo Osborne es aristócrata, empresario ecuestre en el Puerto de Santamaría y candidato fallido al Senado por Vox. En declaraciones a El Diario, se postulaba como un guerrero contra el comunismo: “A mi bisabuelo, también Caballero de Calatrava y duque de Quiroga, lo asesinaron de una forma muy cruel en el 36”.

La extrema derecha en España representa una escisión decadente de la clase dominante, de quienes detentan una parte desproporcionadamente grande de la riqueza nacional y los medios para influir en la toma de decisiones. Esto se muestra con claridad en las redes de poder que configuran este partido, así como en los perfiles y biografías de sus principales líderes. Como se suele decir, la ultraderecha española ha salido del vientre del Partido Popular y viene apoyada por intereses económicos que, envalentonados por el favorable tratamiento estatal al mundo de los negocios durante la crisis, ambicionan una recomposición del Estado del bienestar y del sistema tributario a su favor.

Como queda ampliamente desarrollado en Las redes de poder en España (Roca Editorial), la posición social y la ideología de nuestros dirigentes van fuertemente asociadas a las propuestas y a las decisiones que estos adoptan. En Vox, por sus peculiares características, esto se pone de manifiesto con suma claridad.

Al lado del líder, Santiago Abascal, siempre marcha Iván Espinosa de los Monteros, procedente, como el primero, de la Asociación en Defensa de la Nación Española (DENAES), e hijo de Carlos Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós, cuarto marqués de Valtierra.

Espinosa padre es uno de los mayores empresarios del país, un funcionario de élite que ha pasado por infinitos consejos de administración, muestra de lo entreverados que están los intereses estatales y empresariales en la presente fase del capitalismo.

Técnico comercial y economista del Estado –de la misma promoción, por ejemplo, que el exministro Pedro Solbes–, el marqués de Valtierra es expresidente de Iberia, exdirectivo del antiguo Instituto Nacional de Industria y exasesor de los gobiernos de la Unión de Centro Democrático, especialmente del de Leopoldo Calvo-Sotelo.

Como buen burócrata de élite –economistas del Estado, abogados del Estado, etc–, Espinosa padre ha pasado por consejos de administración como los de Inditex, Acciona, Fraternidad-Muprespa, Tío Pepe, Schindler, Mercedes Benz… La lista es inabarcable.

Su tío abuelo –el tío bisabuelo de Iván, erigido hoy en oposición a la ‘dictadura de lo políticamente correcto’– tuvo que ejercer difíciles labores de diplomacia ante una tiranía de verdad. Eugenio Espinosa de los Monteros y Bermejillo fue el embajador en la Alemania de 1940, la que, encabezada por Adolf Hitler, estuvo en la localidad de Hendaya entrevistándose con el dictador Francisco Franco. Eugenio aparece en las fotos de aquel encuentro y, al parecer, desempeñó un papel clave para disuadir a Franco de integrar a España entre las denominadas potencias del Eje, las que salieron derrotadas de la Segunda Guerra Mundial. Aunque esto le supuso un enfrentamiento de por vida con el cuñado del dictador, Ramón Serrano Suñer, el tío bisabuelo de la saga puede contarse entre la inteligencia estratégica que contribuyó decisivamente a perpetuar el régimen franquista, con permiso de los Estados Unidos.

Puede ser una casualidad, pero los asesores sobre política exterior y estudios estratégicos no están precisamente ausentes en la dirección de Vox. Rafael Bardají, principal enlace de Vox con el norteamericano Steve Bannon y fotógrafo aficionado a inmortalizar modelos femeninas en Instagram, fue miembro fundador del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES), un think tank cercano a FAES que tiene su origen en la entrada de España en la OTAN.

Promotor de la segunda guerra de Irak en España y acompañante de Aznar a varios encuentros con George W. Bush, Bardají había asesorado a otro grande de la alta función pública y la empresa española, Eduardo Serra, como ministro de Defensa y director del Instituto Elcano. De Serra parte una red atlantista con innumerables conexiones armamentísticas y con la Corona, incluyendo al exministro de Defensa Pedro Morenés. Bardají, sionista convencido y admirador de Chuck Norris, fundó la organización Amigos de Israel en compañía de Pablo Casado y de otro ilustre miembro actual de Vox, Carlos Bustelo García del Real, exministro de Industria con la UCD y coincidente, en su momento, con Carlos Espinosa de los Monteros en Mercedes Benz, así como presente en Banesto y en otras grandes empresas.

Terminando con la saga Espinosa, que todos los años celebra el encuentro familiar ‘La Espinosada’ con todos sus miembros en un hotel de lujo, Iván Espinosa de los Monteros no ha sido como su hermano Beltrán, que continúa la carrera de su padre, Carlos, en la empresa Inditex, como directivo financiero de Stradivarius. A camino entre los negocios inmobiliarios y la política nacionalista, este dirigente de Vox comparte vida con Rocío Monasterio y sus cuatro hijos. Monasterio, decisiva ya en la Comunidad de Madrid, es una arquitecta que también procede de una familia con éxito empresarial décadas atrás. Propietaria de fábricas azucareras, fueron expropiados de varias empresas en el régimen cubano. El primer establecimiento de la franquicia Kentucky Fried Chicken en España se lo debemos también a sus familiares.

Los intereses empresariales descritos arriba se corresponden con un programa ideológico que compatibiliza la guerrilla cultural –combate a feminazis, imperio gay, enemigos de la nación e izquierdistas– con un conjunto de propuestas económicas que transformarían sustancialmente la economía española a corto y largo plazo: revolución fiscal con la eliminación de la progresividad de los impuestos, impulso a las pensiones privadas a través del sistema de capitalización, imposición del copago sanitario y el cheque escolar… No todas estas se detallan explícitamente en su programa, pero queda claro que, en una nación obligada al equilibrio presupuestario y a la austeridad, una fuerte bajada en los ingresos por impuestos tiene que venir reforzada por un recorte vertical de sus gastos.

Al frente de dicho programa económico está, por una parte, el economista Rubén Manso Olivares. Inspector del Banco de España en excedencia y, en la actualidad, titular de una empresa de servicios financieros, Manso considera que el Estado debe limitarse a las tareas de seguridad ciudadana, defensa y justicia, lo que lo convierte en un exponente extremo del neoliberalismo. Su fervor religioso no se corresponde especialmente con una fuerte sensibilidad social hacia los inversores que más dinero han perdido en esta crisis: ha sido perito defensor de Bankia y de la CAM frente a las acusaciones de los afectados por las preferentes y por las distintas formas fraudulentas y ruinosas vendidas a las familias durante la crisis financiera.

Por otra parte, la estrategia económica tiene un pilar en Víctor González Coello de Portugal, captador de fondos del partido. Asiduo tertuliano de Intereconomía y miembro de órdenes religiosas ultramontanas (Cura Infirmorum et Natura-Seminare, presidida por Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Franco), González Coello prometió, en un tono de amenazante sorna, el cierre de La Sexta en plena campaña electoral a la presidencia.

Los Coello de Portugal, apellido de más de quince siglos, fueron célebres durante el franquismo. En 1940, mientras Eugenio Espinosa de los Monteros trataba de convencer a Franco de no participar al lado de Hitler, Leonor Coello de Portugal, hija del conde de Coello de Portugal, lanzó al mercado la muñeca Mariquita Pérez, juguete para niñas de elevado poder adquisitivo que revolucionó el mercado de la juguetería en España. Muchos de sus descendientes se han dedicado al mundo de la moda y el diseño pero, como podemos comprobar, otros han preferido determinados compromisos políticos.

Toreros comprometidos con España, cantantes tradicionales más o menos apartados del estrellato, militares ultramontanos, neonazis reinsertados y otras criaturas políticas conviven con una fuerte red en la que los intereses empresariales se cruzan con los políticos, con altos funcionarios de la Administración y con familias que todavía detentan títulos nobiliarios. Se trata de esta parte de la clase dominante, de la élite de poder española, que quiere dar un paso más en el desmantelamiento de la protección social. Ahora tienen un partido y, por tanto, una voz.
______________________________________________________________________________________________________________________
Andrés Villena es periodista y doctor en Sociología. Acaba de publicar Las redes de poder en España. Élites e intereses contra la democracia (Roca Editorial).
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




7 Comentarios
  • Azalea Azalea 02/06/19 21:02

    Éstas sagas, son el verdadero PODER ; harán lo que sea con tal de seguir medrando , en detrimento de los derechos y el bienestar social de la mayoría . NO deberíamos de resignarnos ...
    Muchas gracias por tu articulo , Andrés Villena , Saludos cordiales !!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • GRINGO GRINGO 02/06/19 19:38

    "La España que madruga.......", a que hora llamarán "madrugar".....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Galias Galias 02/06/19 12:06

    Estoy de acuerdo en que sea la voz y escisión decadente de la clase dominante, pero eso no le quita su enorme peligro. Son e estos momentos minoría, pero si se les deja entrar en las instituciones, adquirirán más poder y el franquismo-fascismo irá adquiriendo más fuerza. No escuché las declaraciones de Anguita anoche, pero creo que dijo que vox no era un partido fascista, solo neoliberalismo puro y duro.Blanqueo de Vox: es neoliberalismo en lo económico y fascismo en lo político. Estoy muy preocupado por si el Tribunal Supremo acepta las medidas cautelarísimas que pide la familia Franco y retrasa el traslado de sus restos. Todo ayuda a mantener hoy las posiciones más pasadas, que dejó el pueblo español atrás.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • tarrul tarrul 02/06/19 11:47

    Muchas gracias por la informaciòn. Vivimos en un mundo donde la mentira y el engaño son dominantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • serrekunda serrekunda 02/06/19 09:14

    Pues es lo que hay, veamos si los socialistas les meteran mano o se asociaran con ellos.-bakau

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Sorcière Sorcière 02/06/19 09:10

    El franquismo,   camuflado cobardemente en las entrañas de la Democracia.
    Uno de sus más abominables logros ha sido el odio que atizan y las reivindicaciones franquistas de jóvenes (peperos, por ejemplo, y además) que no conocen nuestra Historia ni vivieron la ominosa dictadura.
    Señalo al bipartito por cobarde y obsecuente. No se incluyó nuestra cercana  Historia en los planes de estudio ni se criminalizó el fascismo como en el resto de  países europeos.
    Yo conocí la verdad cuando viví fuera de España y me  relacioné con “rojos” pasados por campos de concentración, represaliados y huídos, o con sus familiares directos. 

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    6

  • JPA JPA 02/06/19 09:09

    Nuestra libertad es puro espejismo. Siguen tirando los mismos de siempre de las cuerdas de las marionetas que somos. Carne de cañón en las guerras y rehenes del gran masturbados capitalista en las crisis económicas permanentes en las que nos han sometido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

Lo más...
 
Opinión