X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

El caso Navalni y la rusofobia de Europa

Juan José Torres Núñez
Publicada el 26/02/2021 a las 06:00

"Todo lo que provenga de Rusia, incluido un avance científico transcendental como una vacuna, debe ser malo."

Celia González

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, sobrepasó los límites que imponen la moderación y la cortesía diplomática en su reciente viaje a Moscú. En lo que ha escrito en su blog se ven dos errores. Primero, señala que “las autoridades rusas no querían aprovechar esta oportunidad para tener un diálogo más constructivo con la Unión Europea”. Se equivoca el señor Borrell, pues como declaró Vladímir Putin en su discurso en el Fórum Económico Mundial en Davos, “algunos expertos comparan la situación actual con la de los años de la década de 1930”. Advirtió que “la inhabilidad y la desgana de encontrar soluciones sustantivas a los problemas en el Siglo XX condujeron a la Segunda Guerra Mundial”. Al terminar, a una pregunta del organizador del fórum, Klaus Schwab, Putin contestó: “Si Europa y Rusia son capaces de superar los problemas heredados de los últimos siglos y miran al futuro, [entonces] sin lugar a duda disfrutaremos de una etapa positiva en nuestras relaciones”. Y añadió: “Nosotros estamos preparados, lo queremos y nos esforzamos para que esto suceda, [pero] el amor es imposible si lo declara solo una parte. Debe ser mutuo”. Rusia sí quería aprovechar la oportunidad de la visita, pero resulta mucho más fácil demonizar a Putin y a Rusia.

Borrell escribe en su segundo error que “en ocasiones, la discusión con mi homólogo [el ministro de Exteriores ruso Seguéi Lavrov] alcanzó altos niveles de tensión, como cuando pedí la liberación inmediata de Navalni”. Aquí, Borrel repite las palabras del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que también ha pedido que se “libere inmediatamente” a Alexéi Navalni. La portavoz del ministerio de Exteriores de Rusia, María Zakharova, ha calificado estas palabras como un “ultimátum” que resulta tan descabellado y tan absurdo como el ultimátum del presidente de España, Pedro Sánchez, al presidente de Venezuela Nicolás Maduro. Borrell dio un ultimátum a Rusia olvidando que es un país soberano.

Sentimos, pues, vergüenza al ver cómo Borrell, Biden y la Unión Europea se lanzan a la defensa de Navalni pidiendo su liberación y la libertad de expresión, mientras que condenan a Julian Assange, que lleva ya más de diez años en la cárcel, olvidado en una prisión de Londres por exponer al mundo los crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos, y lo hacen en su calidad de periodista. Las contradicciones y la hipocresía de la Unión Europea causan desprecio. Biden y su administración acaban de apelar la resolución del juicio de Londres. Como Biden considera que Assange es “un terrorista”, quiere que se extradite a EEUU para que muera allí en una cárcel de máxima seguridad. “En estos tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario”, sentenció George Orwell.

Borrell nos avisa que “la Unión Europea puede influir en estos acontecimientos en un momento en que nos encontramos en una encrucijada”, pues “las decisiones estratégicas que tomemos ahora determinarán la dinámica del poder internacional en el Siglo XXI”. Sin embargo, quien ha explicado y entendido muy bien esta encrucijada en Twitter ha sido Clare Daly, una irlandesa miembro del Parlamento Europeo. El caso Navalni, señala, no es una cuestión de “supuestos derechos humanos”, sino de “una implacable rusofobia”. Y se pregunta “por qué se sorprende la gente de que Rusia no vea ninguna razón de mostrar interés por la Unión Europea”. Clare Daly clarifica que no se trata de derechos humanos, sino de “una agenda geopolítica contra Rusia, alimentada por un complejo militar-industrial que necesita un enemigo para justificar sus millones” en los gastos del mantenimiento de su maquinaria criminal de guerra. Ella se pregunta que si al rapero catalán Pablo Hasél se ha encarcelado por la letra de sus canciones, entonces, por qué no pedir que se sancione a España. A Navalni lo considera un “despiadado racista” que desprecia a los inmigrantes, con quizá un 4% de apoyo popular y que si no hubiera sido arrestado en Rusia, nadie estaría hablando de él. Según ella, lo que verdaderamente necesitamos es “el diálogo, no la guerra”.

Zakhrova considera que la fundación de Navalni contra la corrupción es “phony” [falsa]. Se pensaba que el caso era “una historia doméstica exclusiva”, pero con el video publicado en la red RT sobre le reunión en 2012 de un miembro de la organización de Navalni, Vladímir Ashurkov, con un diplomático de la embajada británica en Moscú, queda claro que Navalni está financiado por poderosas fuerzas extranjeras para desestabilizar Rusia, como se ve en la conversación. Esto empezó hace años y se trata de un asunto muy serio. Se habla de financiar a la organización con “diez o veinte millones de dólares al año y proporcionar agencias de inteligencia para preparar una revolución de color y derrocar a Putin”. Este video fue grabado por el Servicio de Seguridad Federal (FSB) de Rusia. El presunto espía británico muestra lo que ya conoce el Kremlin: la CIA y el MI6 apoyan a la oposición en Rusia con dinero y con agencias de inteligencia. El objetivo de la organización de Navalni es conseguir el poder político de cualquier forma. En su descripción de las actividades de la organización, Ashurkov pide: “protestas masivas, iniciativas civiles, propaganda, establecer contacto con la élite y explicarles que [ellos son] gente razonable y no van a destruir nada ni a quedarse con sus bienes”. En el video se pide hablar con la gente de la comunidad empresarial. No parece una coincidencia que Ashurkov fuera uno de los testigos invitados por el Parlamento Británico en la comisión de investigación sobre la presunta corrupción en Rusia. Ahora vive en el Reino Unido y en Rusia está acusado de fraude en la financiación de la campaña de Navalni en las elecciones de la alcaldía de Moscú. El video se puede visionar en inglés en este enlace.

El profesor de la Universidad South-Eastern de Noruega Glenn Diesen, en su artículo Borrell visit fallout: the West has failed to realize that Russia has given up on ‘Greater EU’ and no longer cares what the EU thinks [Consecuencias de la visita de Borrell: Occidente ha fracasado al no saber que Rusia ha renunciado a la ‘Gran UE’ y ya no le importa lo que la UE piense] califica el viaje de Borrell como “un fracaso espectacular”, al considerar que fue a Moscú a “sermonear a Rusia sobre su incapacidad de defender los valores liberales”, que Borrell quiere que se rectifiquen “para restaurar unas relaciones constructivas con la UE”. Subraya que Bruselas y Washington aún no se han dado cuenta de cómo se siente Moscú con lo que sucedió el año 2014 en Maidán, con el golpe de Estado que derrocó al gobierno legítimo de Ucrania y puso en el nuevo régimen a un grupo de nazis, con la ayuda de 5.000 millones de dólares de la administración del presidente Barack Obama. Para el profesor Diesen este golpe de Estado fue la última gota que colmó el vaso. Esta revolución de color era un ensayo para después hacer lo mismo con Bielorrusia y finalmente dividir y acabar con Rusia. En el 2014 ya se estaba preparando la desestabilización de Rusia.

Diesen nos da en pocas palabras un resumen sobre “los valores liberales” en Rusia. A principios del Siglo XVIII, Pedro el Grande intentó que Rusia volviera a Europa. Boris Yeltsin aplicó esta misma política tratando de “rehacer” Rusia como un país europeo liberal, después de la Guerra Fría. Pero desde la revolución francesa Rusia ha sido muy crítica con los movimientos liberales, porque los liberales rusos “con frecuencia se alían con Occidente, de tal manera que parecen una quinta columna”. Diesen nos pone como ejemplo la humillante derrota de Rusia en la guerra contra Japón. Los liberales rusos felicitaron al Emperador japonés, lo que demuestra su afinidad. Estos liberales rusos a menudo están conectados con la violencia de los cambios de régimen. Muchos de ellos apoyaron el golpe de Estado en Ucrania y lo vieron como precursor de “una revolución democrática en Rusia”. Diesen sostiene que la “Gran Europa ha sido reemplazada por la iniciativa más viable de la Gran Eurasia [y] Rusia ahora mira al emergente Este por la conectividad económica y la integración”. Esto implica que Occidente tiene que renegociar las relaciones con Rusia. Continuar con las mismas estructuras de la Guerra Fría es un fracaso total. Para “influir” en los acontecimientos de Rusia, como Borrell sugiere, y promover los “valores liberales” se necesita no defender los valores de la extrema derecha que representan la oposición en Rusia.

Y este es el gran problema de Occidente. En el pacto “brutal y cínico” de Munich las democracias liberales no vieron “el peligro mortal que representaba Alemania y sus aliados para el mundo entero” y como consecuencia estalló la Segunda Guerra Mundial. ¿Se puede comparar la situación actual con la década de 1930? Hoy Occidente, liderado por Estados Unidos, habla de democracia liberal y al mismo tiempo utiliza hipócritamente activistas de extrema derecha como Navalni, Juan Guaidó y Leopoldo López, entre otros, para seguir con sus revoluciones de color, invasiones, sanciones ilegales y una rusofobia que nos va a llevar a la confrontación y a la guerra. Lo que Occidente está consiguiendo con su ceguera es el fomento del fascismo global. Lo estamos viendo con la entrada potente de la extrema derecha en los Parlamentos de distintos países.


__________

Juan José Torres Núñez es escritor y socio de infoLibre

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




38 Comentarios
  • cromwell cromwell 26/02/21 21:46

    A Borrell ya le conocemos hace mucho tiempo pero para la UE sigue valiendo el slogan "Rusia es culpable" haga lo que haga sin darse cuenta de que mientras no tengamos una estrecha colaboración con Rusia no llegaremos a nada pues tienen todo los recursos naturales que necesitamos. En cuanto a la ciencia nos aferramos a lo occidental neoliberal y pagamos las vacunas al doble precio de la Sputnik V que sólo Hungría se atrevió a comprar vacunando a su población mientras la UE discutía con unos laboratorios que nos están tomando el pelo. Rusia con su vacuna se está afianzando en América Latina y Asia y está montando una fábrica en Argentina para producirla allí. Mientras tanto USA nuestro amo y señor ya ha vuelto a los bombardeos en Siria. Es lo unico que aporta este Imperio, muerteby destrucciôn. ME HA GUSTADO SOBREMANERA ESTE ARTÍCULO. Puedo preciarme de conocee el pais hasta el leano oriente y tener amigos rusos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Argaru Argaru 26/02/21 21:20

    Para que conste en acta, la figura de Putin no es santo de mi devoción, más bien todo lo contrario. Es más, me parece un “perfecto” representante de estos nuevos tiempos con los oscuros métodos de la KGB. Dicho todo esto, el  “malo” de Putin no hace bueno a Navalny, de la misma manera que Maduro con Guaidó y compañía. Evidentemente, Borrell entró en Rusia como elefante en una cacharrería. Este señor no se ha enterado que la diplomacia es una cosa y la crítica política, que es muy legítima, es otra y para otro foro. Que todo lo que está alrededor de la política es en parte puro cinismo e hipocresía, lo sabe hasta el más tonto. Y eso le suele pasar a uno cuando se convierte en un “mamporrero” del sistema. La socialdemocracia, lleva tanto tiempo con la cabeza metida en el trasero de la derecha, que aún no se ha dado cuenta que estos quieren dinamitar y hacer saltar por los aires “su” adorado Estado del Bienestar. Cuando visité la URSS en el año 82 vi cosas que no me gustaron, algunas propias de la herencia estalinista y otras como consecuencia del aislamiento obligado por occidente y me explico. Me sorprendió ver televisores en color que eran mucho más anchos que los que comenzaban haber en España. El “truco” estaba en el “truco de las patentes”, valga la redundancia, la inmensa mayoría occidentales y a las que no tenía acceso aquel gran país. Por esta razón, allí se vieron obligados a “reinventarlo” todo, incluido un televisor de color construido con válvulas y no con transistores como en el resto de mundo. Sólo la ignorancia o la mala fe pueden “falsear” el análisis de esta situación. Algo que pude comprobar es que era un pueblo mucho más culto y educado que el nuestro y de lo segundo, por las referencias que tengo de la Rusia actual, por lo menos, lo siguen manteniendo. Siempre se habla de las víctimas del holocausto, pero durante la Segunda Guerra Mundial moría un soviètico cada 20 segundos. 20 millones de muertos, que se dicen pronto y un desorbitado número mucho mayor de heridos. Como contrapartida eso significó un espectacular avance científico en medicina. Por esta razón, se puede dudar de Putin, pero no de su vacuna que, gracias a Borrell, no tendremos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Tajo Tajo 26/02/21 21:02

    Excelente y clarificador artículo de Juan José Torres que muestra la decadencia moral de ese "alto representante" llamado Borrel, siervo y obediente a los mandatos USA en su colonia la vieja Europa cada vez más reaccionaria. Ese mequetrefe llegó a Moscú creyéndose todopoderoso para ordenar a Rusia la libertad de ese Guaidó ruso convertido en símbolo de la conspiración occidental contra Rusia. La rusofobia está ahogando a la UE que cada vez es más sumisa y dependiente de USA; la campaña no cesa, los "envenenamientos" son cada vez más utilizados contra Rusia, que por cierto, que mal envenenan los rusos, todas sus "víctimas" sobreviven como el Navalni. Con lo fácil que fue en el Vaticano liquidar al papa Juan Pablo I con un simple cafetito bien preparao 33 días después de su elección. Lo dicho, los rusos que mal envenenan. Borrel ya tenía muy claro cuando era ministro de exteriores que Rusia es el peligro y hay que combatirla por todos los medios: sanciones, rodear sus fronteras con todo tipo de armas, misiles, tanques, aviones de combate, fuerzas terrestres y navales y todo lo necesario hasta que salte la chispa y consigan desencadenar la guerra. Para mayor desgracia ese Borrel es español.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • salvafer salvafer 26/02/21 18:54

    Perfectamente desenmascarados. Pero mientras el 99% de los medios de comunicación mundiales sigan aplaudiendo como héroes de la libertad y mártires de la lucha por ella, a estos delincuentes comprados por el ultraliberalismo, crudo lo tienen Rusia, China, Venezuela.....,y cualquiera que desobedezca sus principios.
    Un artículo para enmarcar.
    Sin tener datos, pero algo me olía mal en el envenenamiento y la posterior cura milagrosa.
    Europa a lo suyo: Acunar a los Guaidó, López y compañía. Como bien apunta el autor, así nos va y peor nos irá

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • elcapitantan elcapitantan 26/02/21 18:36

    Los hay que dicen que no debemos pasar por alto la democracia que es, el histórico imperialismo ruso, sus intereses geoestratégicos, sus raseros, sus intervencionismos políticos y militares en otros países, su apoyo a dictaduras y criminales y manipular la historia reciente de la manera más penosa.

    Curiosamente, mientras tanto, pasamos por alto la democracia que es USA, el historico imperialismo norteamericano, sus intereses geoestratégicos, sus raseros, sus intervencionismos politicos y militares en otros paises, su apoyo a dictaduras y criminales y manipular la historia reciente de la manera mas penosa.

    De cualquier manera, Rusia parece que cansada de los desprecios e injerencias de Occidente en su pais, mira a Oriente donde segun los expertos en geopolitca está el futuro, a India y China. Mientras Europa siguen sigue perteneciendo a la esfera de poder de una Norteamerica cada vez más debilitada y desnortada. Pero es lo que tiene el estar gobernados por un grupo de neoliberales que siguen a rajatabla la anticuada politica del telon de acero pero actualizada al siglo XXI.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    6

    • Arkiloco Arkiloco 26/02/21 18:48

      capitántan, defienda lo que le parezca a Putin (usted como tantos no defiende a Rusia) y critique aun más a los USA, su imperialismo, el neoliberalismo y demás. Es decir diga lo de siempre y lo mismo una vez mas y cuantas veces quiera. Pero no manipule mis comentarios y no ponga en mi boca lo que no he afirmado ni defendido. No invente y utilice esta capacidad manipuladora y basta que tiene para ser más creativo en sus comentarios, repetitivos mensajes y frases de plantilla desgastada. Hable por su boca, dele caña al neoliberalismo y todo eso, comprenda a Putin y todo ese cansancio de desprecios y menosprecios que le hace mirar a Oriente. Y que mire usted, ocupa más de medio Oriente. A darle al tan capitán.

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      4

  • Blueberry Blueberry 26/02/21 18:02

    Estoy de acuerdo en que Assange debería estar disfrutando de su libertad y la Unión Europea no se atreve a exigirlo para no ofender a EEUU. Pero lo de que lleva 10 años en la cárcel te lo has inventado. Que yo sepa en la cárcel lleva 2 y los otros refugiado en la embajada de Ecuador. Putin ha cogido por costumbre envenenar y asesinar a quien le parece bien. Solamente por eso creo que no está de más que le marquen de cerca. Que desde otros países se ataque a Rusia por intereses, digamos opacos, no lo pongo en duda pero defender los modos de Putin para gestionar las diferencias políticas es algo que no puedo concebir.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    2

    • Ayla* Ayla* 26/02/21 20:30

      No defiendo a Putin, pero creo que te olvidas de guantánamo, por poner un ejemplo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Coronel Dax Coronel Dax 26/02/21 17:48

    Bueno, la he releído y creo que la columna del Sr Torres se dedica a criticar la posición de la UE, pero yo no veo que en él se ensalce a Putin. Algunos nos hemos ceñido al asunto que se nos plantea. Es decir, que hemos ido a setas, pero otros parece se han dedicado a buscar Rolex, asunto que les debe parecer más rentable que intentar meterse en el jardín de analizar el cinismo de los países occidentales al señalar como asuntos de derechos humanos lo que nada tiene que ver con ello. ¿Acaso criticar esto es ensalzar a Putin? ¿Que Putin no sea trigo muy limpio es razón para que no se pueda criticar a la UE?

    Más de una vez he traído a colación la frase del maestro Kubrick (no creo que cite a un hagiógrafo de la URSS): “Las grandes potencias se comportan como gánsteres; las pequeñas como prostitutas”. Me da vergüenza señalar qué papel juegan los EE.UU. y la U.E. con respecto a dicha frase (no soy muy patriótico, pero esto sí que me toca la fibra). Que ese sea el juego de la política internacional no debería impedir que el periodismo digno de tal nombre desenmascare lo que se esconde detrás de los fakes de los políticos. Eso sí, esa labor parece que no la hacen los periódicos “serios”, que en estos casos nunca nos señalan las más que palmarias contradicciones que se producen. Y, si alguna vez han acometido dicha tarea, ha sido a destiempo, cuando los hechos son irremediables.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    10

    • Arkiloco Arkiloco 26/02/21 19:22

      Respecto a la frase de Kubrick y que creo es la nonagésima vez que la utiliza, le tengo que decir que aqui le queda fatal y totalmente fuera de lugar. Identificar "grandes potencias" solo con USA y la UE y que China o Rusia (aun con su decadencia) sean "pequeñas potencias" es de los más ridículo. ¿O cree que Kubrick dejaba fuera a la segunda potencia mundial en armamento nuclear y segundo o tercer país en poderio militar? Kubrick no asistió a todo el "milagro chino". O será que estos paises no se comportan y actuan como "grandes potencias" y solo son "pequeñas prostitutas". En fin, creo que es consciente de algun resbalón o precipitación en el elogio y que está haciendo una retirada un poco desastrosa y de mala manera.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      3

    • Arkiloco Arkiloco 26/02/21 18:39

      Yo no sé si usted iba a por setas pero sí se le ve experto en buscadores de Rolex que buscan rentabilizar para no analizar el cinismo de los paises occidentales y tal. Quizás usted, obsesionado con las setas, pasa por alto lo que en el artículo es muy evidente y claro como el agua. Para criticar ciertos "cinismos", la Rusia de Putín no parece el guion más adecuado, ni Navalni, ni las inmersiones que el articulista hace en la historia. Manipulándola, omitiendo la mayor parte y más gruesa y sujetándose a lo que ha sido un canon desde tiempos de la URSS sobre el enemigo exterior, los quintacolumnistas financiados desde el exterior y los cinismos occidentales. Y que servían y sirven para justificar o no hablar de cinismos mucho más graves. Sobre el tema Navalni, la cuestión no es si es estrictamente un caso de derechos humanos y sí es utilizado por Occidente para desprestigiar, sancionar y mantener una política hostil hacia Rusia equivocada y sin motivos y si es un facha. Aparte el selectivo uso de fuentes y la veracidad que se otorga a documentos y mensajes, algunos difundidos por sus eficientes servicios secretos y que no se pueden contrastar, el caso es que Navalni es un opositor más de los que la Rusia de Putin trata de eliminar si están fuera y encarcelar si están dentro. No sé si usted es muy ingenuo o que con esta cosa que tiene de los medios, lo que manipulan, depende lo que se lea opinamos y fíjese en esto y no en aquello, se ha tragado un panfleto tendencioso, lleno de falsedades y que es todo un clásico en el género de la manipulación y la propaganda. Yo no digo que usted ensalce a Putín, el articulista tampoco lo hace pero es que no hace falta. Es lo que se dice, como se dice, las fuentes que se utilizan, su selección, la interpretación de la historia y, fundamentalmente y sobre todo, lo que se omite o no se dice. Usted ni setas ni rolex, creyéndose experto en medios y manipulación e inmune a influencias interesadas, yo creo que usted se ha tragado un panfleto de escándalo. Para hablar de cinismos occidentales mal asunto tirar de Rusia y ,como dije, no parece la rusofilia la mejor manera de abordar la rusofobia.

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      4

  • Chinchirina Chinchirina 26/02/21 16:48

    Lo que se debe revisar es la condición para entrar en el parlamento europeo. Como es posible que se manden los peores de cada país. Y Borrell no es el peor, pero anda que Tertsch o Monserrat por no nombrar más que a dos es que es para llorar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    4

    • Arkiloco Arkiloco 26/02/21 16:52

      Te has olvidado de Puigdemont.. Y bueno, como no hay examen y no conoces a ninguno de otros paises. Habrá que esperar a que llegue la buena gente y chinchirina por más señas

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      2

  • Arkiloco Arkiloco 26/02/21 15:11

    Como el artículo, me han dejado boquiabierto los elogios que el artículo recibe y lo selectivamente que se utiliza el sentido crítico. Un artículo, más bien panfleto, como este no sería digno de publicarse en ningun medio serio. Y que parece de los que se escriben por encargo. A mi me ha recordado a aquellos artículos que se publicaban en periódicos de partidos pro-soviéticos y que se dedicaban a criticar las miserias de occidente y al imperialismo americano omitiendo las miserias y represión que se vivía en la URSS y las andanzas del otro imperialismo, el ruso. O te ensalzaban a la URSS hablando de sus avances en tecnologia espacial, militar e ingenieria. Mientras los rusos hacían chistes sobre poner satélites en orbita pero ser incapaces de fabricar un buen coche o una lavadora que funcionase. Esto es lo más parecido a la continuidad de aquellos. Si es por encargo o no lo ignoro. Parecer lo parece.

    Responder

    Denunciar comentario

    14

    4

  • nosé nosé 26/02/21 15:01

    Somos subditos del Imperio Anglosajón, lo que diga el Emperador va a misa. Trump, Biden, el Pentágono, Wall Street, la City, si ellos dicen que Navalni es un héroe, pues es un héroe aunque sea un simple manipular que no lo vota casai nadie (50.000 votos según la U.E, 4.000 votos según los rusos), Es decir, es un gran valor estadístico para que una persona sea válida para que sus funciones se hagan vale en occidente. Pero, por qué no valorar y defender mas al segundo patido de Rusia? Será porque defienden una Rusia que no quiere saber nada de Europa y defienden una reaunificación de la antigua URSS? No somos superiores en armas de toda clase? o, quizás, solo el armamento que tienen los rusos en su provincia entre Polonia y Lituania es mas que suficiente para arrasar varias veces a toda europa y, aún sabiéndolo, nos permitimos el lujo de chulear a la PRIMERA POTENCIA mundial en armas? No, no creo que los rusos estén dispuesto a regalar casi todo su territorio al Imperio Anglosajón, por mucho que los amos quieran.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6



Lo más...
 
Opinión