X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Entrevista

Guillermo Fernández: "Las concentraciones de ¿Hablamos? fueron una rebelión cívica de la cordura"

  • "Esta indignación que sentimos sólo se puede vehicular a través de un movimiento cívico y apartidista", afirma en esta entrevista con infoLibre el promotor de la iniciativa ¿Hablamos? / Parlem?
  • "La pelea del PSOE y Podemos por ver a quién le pertenece este movimiento es una pelea que no se adecúa a la seriedad del momento que vivimos", sostiene Guillermo Fernández
  • "No ser equidistante pasa por defender el diálogo, la convivencia y la responsabilidad en un momento en el que nos estamos jugando algo crucial"

Publicada 11/10/2017 a las 06:00 Actualizada 11/10/2017 a las 00:13    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 11

Guillermo Fernández, promotor de la iniciativa ciudadana ¿Hablamos?

Guillermo Fernández, promotor de la iniciativa ciudadana ¿Hablamos?

Diálogo. Ese es el mandato claro que quieren trasladar a los gobernantes miles de ciudadanos que salieron a las calles el sábado 7 de octubre, convocados por el movimiento cívico ¿Hablamos? / Parlem?, y que llenaron plazas de ciudades como Madrid y Barcelona. La iniciativa surge como respuesta al debate en torno a Cataluña y a las posiciones irreconciliables de los principales representantes políticos.

Guillermo Fernández, uno de los impulsores de la plataforma, reconoce no tener la fórmula para resolver los términos en los que ha de producirse el diálogo, pero tiene claro que es la única salida posible hacia el entendimiento. infoLibre habla con él sobre el origen de ¿Hablamos?, sus objetivos y su previsión de futuro.

PREGUNTA: ¿Cómo y cuándo surge la iniciativa?

RESPUESTA: Surge el lunes día 2 de octubre, por la tarde, hablando de la situación política con mi hermano y otros dos amigos, particularmente de lo que había ocurrido en Cataluña los días precedentes y sobre todo el domingo del referéndum. Nos decidimos a hacer algo y se nos ocurrió crear una cadena de whatsapp, preparamos el texto, lo lanzamos y funcionó muy bien. A partir de ahí creamos una página de Facebook y entonces se fue añadiendo gente y las muestras de cariño que nos llegaban nos hicieron animarnos más y más y creamos después una cuenta de Twitter. A partir de ahí se relanzó todo mucho.

P: ¿Cuál es la importancia de su carácter apartidista?

R: Es absolutamente fundamental, porque cuando pensamos en la iniciativa creímos que ningún partido político estaba en condiciones de lanzar algo así y que sin embargo la situación era muy complicada. Entonces la reflexión fue: esta indignación que sentimos sólo se puede vehicular a través de un movimiento cívico, apartidista y que sea diferente a lo que hemos visto hasta ahora, que huya de la guerra de banderas y que sea muy visual.

P: ¿Por qué cree que ningún partido estaba en condiciones de generar algo así?

R: Porque hasta ahora no habían sido capaces de aglutinar la suficiente fuerza para afrontar una situación como esta. La situación es tan grave que se requiere de la participación de una ciudadanía muy diversa, es decir, de cuantas más personas mejor y de procedencia muy distinta, con un mensaje muy claro y unitario, que sea simplemente pedir responsabilidad y diálogo a los gobernantes para que frenen esta dinámica.

P: ¿Ha habido un intento por parte de PSOE y Podemos de patrimonializar las concentraciones?

R: En mi opinión es fundamental que ¿Hablamos? continúe siendo un movimiento ciudadano. La pelea del PSOE y Podemos por ver a quién le pertenece este movimiento es una pelea que no se adecúa a la seriedad del momento que vivimos. Este intento de arrimar el ascua a su sardina lo veo poco responsable por su parte. Creemos que es bueno, e invitamos a toda la ciudadanía y por supuesto a los representantes de Podemos, del PSOE, de Ciudadanos, de Equo, de cualquier partido, a asistir a las concentraciones de color blanco, pero hacemos también hincapié en que el protagonismo tiene que ser de la ciudadanía, y ese es un elemento central.

P: Varios medios de comunicación han señalado que hay personas en el movimiento vinculadas a Podemos, a usted por ejemplo lo sitúan como asesor de la formación.

R: Es una información inexacta. Yo no tengo ninguna vinculación con Podemos, actualmente trabajo en la universidad. Lo que sí que es cierto es que trabajé como asesor de Podemos en la Secretaría de la Sociedad Civil, los primeros meses del año 2016, cuando me contrataron, porque mi tema de investigación es ese, movimientos sociales. A los pocos meses me fui por discrepancias, porque no estaba de acuerdo, y volví a la facultad y seguí con mis tareas.

P: Se ha llegado a decir que ¿Hablamos? está financiado y apoyado por Podemos.

R: No es así. Es una iniciativa que surge de un grupo muy pequeño y con medios muy pequeñitos. El éxito fundamental es que la cadena de whatsapp funcionó.

P: ¿De qué forma se financia?

R: Se basa en nuestras aportaciones particulares, en mi caso de becario, de investigador. Con una pequeña colecta. Como se pudo ver en las manifestaciones, los medios eran muy precarios.

P: ¿Los organizadores militan en algún partido?

R: No, que yo sepa. Yo no milito en ningún partido, ni mi hermano. No.

P: Han insistido en el uso del color blanco, ¿va más allá de lo puramente simbólico?

R: Tiene un valor simbólico fundamental, porque nos parecía muy importante que fuera algo vistoso y algo diferente. Pero a la vez reunirse en torno a lo blanco hace que no haya guerra de banderas, ni a nivel de partidos ni de banderas nacionales. No porque tengamos algo en contra, sino porque creímos que lo que estaba pidiendo una parte importante de la ciudadanía, y así lo expresó, era salir a la calle para reclamar diálogo de forma cívica y de forma diversa. Además el color blanco es un símbolo de paz, de cordialidad e incluso de esperanza. Si lo que está ocurriendo es una guerra de banderas en una dinámica muy beligerante, el blanco es un color que admite a todos los colores. El blanco es un buen punto de partida para la discusión. Es el llamamiento a los partidos políticos: volvamos al blanco, volvamos a retomar el punto de partida y empecemos a hacer política, a entendernos y a pensar en la situación grave de este país de forma seria.

P: Hablan del uso agresivo de las banderas, ¿a qué se refieren?

R: Es un uso poco inclusivo de la bandera, particularmente de la nacional de España. Creo que en este país uno de los problemas que se está viendo ahora es pensar en la diversidad siempre como una amenaza y no como una oportunidad. Da la impresión de que algunos dirigentes, cuando se envuelven en la bandera, están proponiendo una idea de España muy estrecha que no recoge todo el potencial de nuestro país, por eso nos parece muy irresponsable estrechar el significado de la bandera y tratar de patrimonializar. En ese sentido, la presencia de Pablo Casado en Colón y las declaraciones que hizo precisamente en este momento son una irresponsabilidad muy grande. Parecen niños con un mechero en una gasolinera.

P: ¿Hablamos? se ha comparado con el movimiento 15-M y su retórica. Sin embargo, entonces no había una situación de conflicto tan candente con dos bandos tan claramente diferenciados. ¿Qué le parece esta comparación?

R: Hay algo que pueden tener en común o que rima, y es que ambos surgen de la sociedad civil a través de un llamamiento que a partir de muy poquitas personas se expande y la gente lo hace suyo. Creo que esa puede ser una similitud. Nosotros lanzamos una cadena de whatsapp, tiene mucho éxito y congrega a miles de personas en muchos puntos de España. Personas a las que no conocemos y que en ese momento se empoderan.

P: Pero el contexto es completamente distinto. En 2011 lo que se denuncia es la inacción de la clase política.

R: En este caso es una especie de defensa de la ciudadanía, que le dice a los políticos: no nos enfrentéis, no nos dividáis, dejad de ser tan irresponsables. De algún modo lo que ocurrió el sábado fue una rebelión cívica de la cordura y también de la cordialidad, porque lo que se demostró en aquellas concentraciones es el deseo de convivencia, el deseo de entenderse y también el deseo de reconciliarse con España tal y como es: diversa y compleja. Entender eso como una riqueza y no como una amenaza.

P: Ha alabado la presencia de Ada Colau en la concentración, a la que acudió como ciudadana. El discurso de la alcaldesa, de hecho, coincide en algunos aspectos con el de ¿Hablamos?. A ella se le ha acusado de equidistante, ¿qué le parece esta valoración?

R: Nunca hay que ser equidistante, y menos aquí. Pero en este caso no ser equidistante pasa por defender el diálogo, la convivencia y la responsabilidad en un momento en el que nos estamos jugando algo crucial y en el que los gobernantes están actuando como si estuviéramos ante una guerra, y no ante un asunto político que concierne a ciudadanos que viven en el mismo país.

P: ¿Cómo encaja el elogio a Colau en vuestro carácter apartidista?

R: Lo que yo dije, sobre la concentración, es que Ada Colau se mantuvo en un segundo plano. Lo bonito del sábado, lo valioso y lo potente es el carácter ciudadano y apartidista de la iniciativa. Creo que eso es un valor que hay que mantener. Estos tirones que se pegan Podemos y el PSOE por ver de quién es no ayudan, y espero que acepten la iniciativa, que la acompañen, pero que se mantengan en un segundo plano para que pueda entrar mucha más gente.

P: Rajoy ha dicho que no hay negociación posible en el marco actual y el Govern tiene una hoja de ruta hacia la independencia que prevé cumplir. ¿Qué clase de diálogo es posible en este contexto?

R: La pregunta es, ¿y si no dialogamos, cuál es la alternativa? Creo que es posible el diálogo, debe de haber diálogo hasta el final, y creo que en lugar de ponerse en una situación límite y mandar ultimátums el uno al otro, es el momento de dar un par de pasos atrás y recuperar el poco diálogo que pueda haber. Dar dos pasitos atrás, ralentizar el ritmo, analizar en qué situación estamos y que dejen de comportarse en este tema con fines electoralistas, más como partido que como instituciones. Deben ser mucho más responsables.

P: ¿Qué condiciones serían necesarias para ese diálogo? ¿Debe ser sin condiciones previas de ningún tipo?

R: Yo le llamaría diálogo sin apellidos.

P: ¿Cómo se introduce el diálogo en un escenario de escalada creciente de enfrentamiento y cuando no parece posible la mediación?

R: El punto adecuado sería para empezar que Rajoy y Puigdemont tuvieran el número de teléfono del otro y se hablaran. Creo que en este sentido tienen que ser los políticos, de manera responsable, los que recuperen el sentido común y establezcan las condiciones de ese diálogo. El objetivo de la iniciativa que promovimos y que ha congregado a tanta gente era llamar a la cordura y a que los gobernantes dejaran de hacer electoralismo. Creo que lo que está ocurriendo es una gran sequía de sentido común político y lo que reclamaron las plazas era que a ver si llovía un poco de sentido común y mojaba a Rajoy y Puigdemont.

P: ¿Cree que cabe la posibilidad de un referéndum pactado?

R: Creo que podría ser una de las soluciones entre muchas otras, pero eso tendrán que decidirlo los partidos políticos, no le corresponde a una iniciativa ciudadana decir en qué términos, y menos en este momento tan incipiente.

P: ¿Teme que los políticos recojan el testigo de la necesidad de diálogo pero no resuelvan la forma de llevarlo a cabo?

R: Nosotros lo primero que hemos hecho es pedir diálogo y después juntar al mayor número de personas, de inteligencia y sentido común, para presionar y para ser capaces de aglutinar también a sectores de la sociedad civil y asociaciones que quizá puedan dar ideas. Pero nosotros somos en realidad un lugar de encuentro.

P: De cara a los próximos días, ¿cómo piensan mantener el espíritu de ¿Hablamos? en el espacio público?

R: Lo tenemos que decidir, porque todo ha ido tan rápido que realmente no hemos concluido nada todavía. Estamos trabajando en iniciativas que en estas semanas tan convulsas puedan volver a aglutinar de nuevo sentido común, civismo, participación y compromiso respecto a la situación tan grave en la que estamos.


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Bacante Bacante 12/10/17 11:41

    Mariano no habla sin papeles,  ¿cómo piensan que va a dialogar?  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 11/10/17 18:01

    !!Me joden los hipócritas! Esos buenistas que en vez de hablar de soluciones políticas se hacen los buenos hablando de paz y amor mientras el mundo se desangra. Reivindicar el dialogo ¿Que significa?. ¿Que la gente se ponga hablar en la barra del bar? ¿Que hablen de las contradicciones psicologicas de cada uno y se deseen las buenas noches?. Es una de las palabras falsas, hipócritas, mentirosas como "el derecho a decidir". Veamos: El derecho a decidir es (si es un derecho) una cualidad individual de cada persona. Toda persona tiene derecho a decidir, a protestar, a implorar , a determinar, a juntarse, a circular, etc. La hipocresía (como en la democracia organica franquista) esta en adjudicarle esa cualidad humana a un territorio. El derecho a decidir individual se transfiere (a la manera organica o fascista) a un órgano o territorio que elimina la libertad individual para sustituirla por una decisión del territorio que los mangantes o mandantes determinen. Es una prostitución de la cualidad humana de decidir o no. Igual ocurre con la palabra dialogo: En el caso que nos ocurre es una intención de determinadas personas, de quedar bien, en el sentido de hipocresia religiosa. Lo importante no es que dialoguen sino que negocien y lo mas importante es ¿Quien negocia y en nombre de quien? Las negociaciones no se pueden dar entre un policía y un delincuente: el policia puede dialogar con él pero para que se entregue o para detenerle. Nadie puede negociar derechos que no le corresponden. Yo no puede negociar por mi comunidad de vecinos los derechos indisponibles de todos y cada uno de mis vecinos. El estado español o el gobierno no puede negociar mi derecho a decidir lo que es España con el subconjunto Cataluña, porque el gobierno no puede disponer de mi derecho, porque en las democracias ningun gobierno puede disponer mi derecho (y el de millones) para entregarlo a una pequeña parte. Muy bien lo dijo el TC alemán. Ningun territorio puede disponer de la autodetermnación o de la Constitución porque no le pertenece. La Constitución pertenece a todos los alemanes y por ende al pueblo alemán y no a ninguna de sus partes.

    Responder

    Denunciar comentario

    13

    5

  • Pitiyur Pitiyur 11/10/17 17:21

    Es curioso, la cantidad de intermediarios y pacificadores, aparentemente neutrales, que  surgen de forma espontánea cuán si de hongos se tratara, para dar su opinión y dirigir a una masa dubitativa, hacia  el adoctrinamiento y la uniformidad de pensamiento. A este señor, le asoma la patita por debajo de la puerta y espero que no sume a más incautos a su redil. Trabaja, cobra y vive, por y para Podemos.A otro perro con ese hueso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    15

    4

    • Bacante Bacante 12/10/17 11:49

      Es curiosa la cantidad de iracundos que salen debajo de las piedras cuando hay jarana.  ¡Venga al lío! ¡Cuanto peor,  mejor!  ¡A las armas!  El espíritu del genocida ¡presente! 

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      1

  • jositochema jositochema 11/10/17 15:07

    Hola, lo de siempre.

    Un movimiento que tiene buena pinta, hagamos todo lo posible por que funcione, sea coherente, masivo y un montón de adjetivos buenos y cuando lo tengamos encumbrado les exijimos que formen un partido político y nos lo cargamos, o antes.
    En el momento que los malos vean que la gente reacciona ante él, los medios de comunicación, que no dejan de ser eso, mediocres, los malos políticos, abundantes, los jueces, y un número intangible de ciudadanos, diran que no vale por que no tiene posturas habituales.
    Contar con todo mi apoyo. El sabado hay una reunión de unas cien personas en torno a unas migas y gachas y yo iré de blanco, que hasta ahora solo se usaba para las fiestukis de ibizencos.
    Buen finde.
    Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    7

    • HEREJE HEREJE 11/10/17 20:05

      Sin duda si un personajón como Basanta, amante de la violencia institucional venga del estado que venga, está tan cabreado y suelta espumarajos por sus fauces, es que se trata de un movimiento civilizado. Lo que pasa es que le quita la oportunidad de contemplar una nueva Diada y ver a todos los catalanes en el trullo, y eso le fastidia su juguete bélico.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Bacante Bacante 12/10/17 11:46

        Cómo anda la caverna,  HEREJE.  Pero se debe a su mala leche crónica y a que les han servido la oportunidad.  Todos ellos sueltan espumarajos y propugnan la violencia,  entre misa y misa,  rosario y rosario. 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • nietanigal nietanigal 11/10/17 10:09

    Yo estuve en Cibeles el sábado y todavía me pregunto porqué permitiron una manifestación de ideología contraria a 200 metros. ¿Fue una prueba? Menos mal que no pasó nada

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • nietanigal nietanigal 11/10/17 10:09

    Yo estuve en Cibeles el sábado y todavía me pregunto porqué permitiron una manifestación de ideología contraria a 200 metros. ¿Fue una prueba? Menos mal que no pasó nada

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Carmen61 Carmen61 11/10/17 06:46

    Sería muy interesante tener una iniciativa que noncoordine a todos a movernos por el bien general. Pues hasta ahora la mayoría solo piensa en manejar a las masas y necesitamos movimientos de este tipo para poder defendernos de los de siempre, que no hay forma que después de tantos años no se puede con ellos, lo tienen todo controlado y hay que luchar con armas distintas a los que ellos utilizan, manejando a las masas para que hagan todo lo que quieren. 
    Gracias por vuestro espacio que creo que muchos nos podemos sentir identificados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Independiente Libre Alaia Independiente Libre Alaia 11/10/17 06:22

    Si realmente es una iniciativa limpia sin algo detrás, bienvenida sea, muy conveniente y que se puede convertir en una movilización generalizada importante y un impulso a la solución extrema actual, que no se parezca nada a las mareas de colores que fracasaron en otros países y con oscuridades y manipulaciones emocionales de las gentes detrás.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre