x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Redes sociales

Una de cada cinco mujeres españolas ha sufrido abusos en Internet

  • Estrés, ansiedad, ataques de pánico, pérdida de confianza, problemas para dormir, etc. son algunos de los efectos que las víctimas reconocen haber experimentado tras haber vivido una situación de este tipo
  • "Muchas mujeres se alejan de conversaciones públicas o se autocensuran por temor por su privacidad o su seguridad”, asegura Amnistía Internacional

Publicada el 20/11/2017 a las 00:01 Actualizada el 19/11/2017 a las 18:50
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Una adolescente conectada a Internet en su ordenador.

Una mujer conectada a Internet en su ordenador.

E.P.
El 19% de las usuarias de Internet ha sufrido, al menos una vez, abusos o acoso en nuestro país y en el 27% de los casos, los ataques incluyeron amenazas de agresión física o sexual. Así lo refleja una investigación realizada por Amnistía Internacional que, a través de una encuesta en ocho países –Dinamarca, Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido, Suecia y España– alerta sobre el impacto que este tipo de agresiones tiene sobre las mujeres.

Estrés, ansiedad, ataques de pánico, pérdida de confianza, problemas para dormir, etc. son algunos de los efectos que las víctimas reconocen haber experimentado tras haber vivido una situación de este tipo. La ONG señala una consecuencia más: el 76% de las mujeres acosadas en redes sociales –el 54% en España– hicieron después cambios en la forma en que usaban las plataformas, como dejar de publicar su opinión sobre ciertos temas.

“Las redes sociales han contribuido a aumentar la libertad de expresión, incluido el acceso a la información, de muchas maneras. Pero con la migración al mundo digital de la discriminación y la violencia contra las mujeres de fuera de Internet, muchas mujeres se alejan de conversaciones públicas o se autocensuran por temor por su privacidad o su seguridad”, dice Azmina Dhrodia, investigadora de Tecnología y Derechos Humanos en Amnistía Internacional.

La organización recuerda que dentro del derecho a la libertad de expresión no se incluye la apología del odio o de la violencia y que este derecho “debe ser disfrutado por igual por todas las personas e incluye el derecho de las mujeres a expresarse y a vivir sin violencia y abusos, tanto dentro como fuera de Internet”.

La investigación presenta algunos datos más: el 26% de las mujeres dijo que se había divulgado información personal o que las identificaban (práctica conocida como doxxing); en el 59% de las ocasiones, el ataque provino de una persona completamente desconocida; en el 46% de los casos –49% e España– se trató de un mensaje de naturaleza misógina o sexista y una quinta parte de las encuestadas –27% en nuestro país– aseguró que el acoso incluyó racismo, homofobia o transfobia.

Amnistía señalan la importancia del papel de gobiernos y empresas de redes sociales a la hora de responder ante estos abusos y recogen que la gran mayoría de las víctimas no están conformes con las medidas gubernamentales ni creen que las empresas hagan lo suficiente. Por ello, la ONG pide a las estas plataformas que cumplan sus propias normas de uso y que empoderen a “usuarios y usuarias para que hagan uso de medidas individuales de seguridad y privacidad, como el bloqueo, el silenciamiento y el filtrado de contenidos” y así tener una “experiencia menos tóxica”.

También pide a los gobiernos que actúen para prevenir y acabar con estas situaciones de acoso en Internet, pero insisten en que es fundamental no imponer restricciones o penalizaciones indebidas al ejercicio de la libertad de expresión: “abordar la violencia y los abusos en Internet no debe utilizarse como excusa para reducir el disfrute de la libertad de expresión”.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.