x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Feminismo

Desplegar el Pacto de Estado, promover la corresponsabilidad y la igualdad salarial, retos para el feminismo en 2018

  • En opinión de las expertas, 2017 ha sido "una sorpresa" dado el 'renacer' del movimiento
  • Destacan la importancia de "avanzar en la denuncia, sensibilización y medidas de protección frente a la violencia sexual"

Publicada el 06/01/2018 a las 13:02 Actualizada el 06/01/2018 a las 13:03
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional de la Mujer.

EFE
Desplegar las medidas para todas las violencias de género que contempla el Pacto de Estado al respecto, concienciar y promover la corresponsabilidad en los cuidados de menores y dependientes, incentivar el empleo femenino y la erradicación de la brecha salarial son algunos de los principales retos de la agenda feminista para 2018.

Así lo explica en declaraciones a Europa Press la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, quien señala en primer lugar la necesidad de dar una "adecuada respuesta" a la violencia de género en el ámbito de la pareja "desplegando el Pacto de Estado con presupuesto y con un calendario de implementación", pero también responder a las otras formas de violencia que contempla.

En este sentido, destaca la importancia de "avanzar en la denuncia, sensibilización y medidas de protección frente a la violencia sexual" y profundizar en la lucha contra la trata, así como en el abordaje de la mutilación genital femenina y el matrimonio forzoso.

No son los únicos retos que plantea para este año en el que según afirma, el objetivo debe ser "conseguir que la recuperación económica no deje atrás a las mujeres", erradicar la desigualdad salarial y trabajar y profundizar en la corresponsabilidad en los cuidados, cuya ausencia es "uno de los grandes males de este tiempo".

Todo, tras un 2017 que en su opinión, "ha sido una sorpresa". "La sorpresa de que por fin, lo que llevamos trabajando tantos años haya ido calando y se vea ya que el feminismo no es una amenaza o un ataque que suponga desigualdad para los hombres, sino que se trata de un modelo de vida y de convivencia, de una forma de entender las cosas", apunta.

Se refiere al renacer que el movimiento feminista ha experimentado el año pasado, desde las marchas de mujeres tras la proclamación de Donald Trump, hasta el movimiento internacional #Metoo contra el acoso sexual, pasando por los paros en Latinoamérica frente a los feminicidios, la declaración de feminismo como palabra del año en EEUU o las proclamas de igualdad estampadas en camisetas de firmas que venden en todo el mundo.

A su juicio, lo sucedido el año pasado es resultado directo del trabajo del movimiento feminista durante épocas anteriores y que ahora se materializa en forma de nuevas adhesiones pero también, de nuevos temas en la agenda que "es muy complicado" hacer que calen en la sociedad, como la violencia sexual. "Ha sido un gran año para el movimiento feminista", asegura.

Para la presidenta de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, "todo esto trasciende el tema de si nos enfrentamos a un mayor o menor machismo". "Es un movimiento político de mucho mayor alcance y no es un tema estricto de derechos sociales, sino de un modelo de convivencia social. El feminismo tiene la respuesta a muchas de las injusticias y las discriminaciones que nos han provocado lo que solemos llamar ideologías neoliberales. El feminismo tiene las respuestas en el orden social", explica.

Opina que "el feminismo ha estado preparado para los retos que le ha tocado vivir". "Siempre se ha autopercibido como un movimiento que debería disolverse, ya desde las sufragistas, que decían 'cuando tengamos el voto todo se arreglará', en lugar de percibirse como una oferta política completa de un modelo de convivencia. Eso es lo que es. Y hoy el feminismo está preparado para hacer propuestas de gobernanza", asegura.

Soleto habla en términos de renovación generacional y destaca a mujeres que se están incorporando a la edad adulta y que, "al contrario que las mujeres de generaciones precedentes, han abandonado radicalmente la idea de la resignación ante este tipo de cuestiones", de modo que defienden "lo evidente, que es la normalidad de las relaciones sociales", en lo que considera un "movimiento natural que se tiene que ir produciendo" a medida que esas hijas del trabajo de difusión del feminismo vayan tomando el espacio público.

El empuje de las mujeres jóvenes

Nina Infante, del Forum de Política Feminista, baja al caso particular de España también en términos de renovación generacional. "A todo el feminismo histórico se ha unido el de mujeres jóvenes que hasta hace poco nos decían que hablábamos del pasado pero que ahora están sufriendo la desigualdad porque los ataques también las afectan a ellas. Al final hay una mayor confianza en romper el silencio para que otras no sufran y porque es algo que nos está tocando la dignidad", apunta.

La experta destaca que "ha habido un avance del feminismo en España pero sobre todo de la percepción del feminismo" y pone el punto de partida en la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, tras la fallida reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo que sacó a las asociaciones de mujeres a las calles en 2014. Recuerda también como inflexión la manifestación contra todas las violencias machistas que el 7 de noviembre de 2015 colapsó el centro de Madrid, con la mayor afluencia que recuerdan las asociaciones.

"El movimiento feminista fue capaz de unirse para decirle a la sociedad y al mundo entero que esto no puede seguir así, que nos están matando. Fue capaz de sensibilizar ante una presión muy fuerte del machismo más rancio que es inaudita. Podemos así decir que ha habido avances porque ante determinados hechos hemos sido capaces de unirnos y no les ha quedado más remedio a las instituciones que reconocer ese empuje", apunta Infante.

Entre esos hechos, cita el caso de Juana Rivas y el juicio a La Manada en Pamplona. "Sin el movimiento feminista, estas mujeres estarían de otra manera, porque se estaba poniendo en duda su palabra y el movimiento fue capaz de poner encima de la mesa lo que se estaba haciendo con ellas. Creo que esto ha movilizado a la población en general. Ahí está el avance", añade.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.