X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Cataluña ante el 1-O

Trapero pidió a la cúpula de los Mossos corregir 11.000 actas del 1-O

  • En una reunión, los mandos de los Mossos reconocieron que las actas fueron "en su gran mayoría poco profesionales, carentes de información y que tenían que ser supervisadas"
  • "Con diez ejemplos de actuaciones poco rigurosas, desde la Guardia Civil y la Fiscalía construyen el delito de sedición. Hay que tener mucho cuidado en no poner facilidades", advierte Trapero

infoLibre Publicada 27/02/2018 a las 13:48 Actualizada 27/02/2018 a las 14:21    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

El exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional.

El exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional.

EFE
La estructura de mando de los Mossos d'Esquadra bajo la dirección del mayor Josep Lluís Trapero corrigieron 11.000 actas del dispositivo que desplegó durante el referéndum del 1 de octubre para evitar ser acusados de "poco profesionales" a sabiendas de que la investigación judicial iniciada en la Audiencia Nacional podría señalarles por un delito de sedición.

Así se desprende del informe, al que ha tenido acceso Europa Press, enviado por la Guardia Civil a la Audiencia Nacional en base al análisis de la cuenta oficial del correo electrónico de Trapero, que declaró en la Audiencia Nacional por última vez el 23 de febrero tras imputarle la jueza Carmen Lamela un nuevo delito de sedición en relación con la actuación del cuerpo policial durante el 1-O.

La jueza, que también ha tomado declaración como testigo a Ferrán López, número dos de Trapero y jefe de los Mossos en aplicación del artículo 155 de la Constitución, ha constatado la "total inactividad" de la policía autonómica ese día en base a un "plan premeditado para evitar actuar" contra el referéndum.

Según el informe de la Policía Judicial sobre el correo de Trapero, el 13 octubre se levantó un acta de una reunión de mandos en el complejo central de Egara en el que, tras la primera comparecencia del mayor Trapero en la Audiencia Nacional, reconocen que las actas del 1-O fueron "en su gran mayoría poco profesionales, carentes de información y que tenían que ser supervisadas".

"No poner facilidades"

Trapero intervino en aquella reunión para mandar un mensaje claro: "Tenemos que ser muy conscientes y tener muy presente que, con diez ejemplos de actos o vídeos de actuaciones poco rigurosas, desde la Guardia Civil y la Fiscalía construyen el delito de sedición. Hay que tener mucho cuidado en no poner facilidades".

Según el acta de aquella cita, el entonces máximo jefe de los Mossos pide personalmente no delegar la supervisión y controlar de forma exhaustiva la supervisión de la documentación sobre el dispositivo del 1-O a sabiendas, según la Guardia Civil, de que la investigación judicial revelaba que la actuación fue "poco creíble".

Los mandos hablan en aquella reunión del día 13 de octubre del "esfuerzo ingente que supone revisar más de 11.000 actas en las que se ha detectado una gran cantidad de estas con falta de supervisión, contenidos insuficientes, falta de información y algunas actitudes poco profesionales".

"Quieren hacer desaparecer el cuerpo"

Siempre de acuerdo al acta de aquella reunión intervenida por la Guardia Civil, la dirección de los Mossos era consciente doce días después del 1-O que su actuación sería "estrictamente escrutada por la judicatura".

La consigna era revisar todos esos vídeos en los que aparecían Mossos transportando urnas, en algunos casos entre aplausos de los votantes del 1-O, y enviarlos a la División de Asuntos Internos si se comprobaba que había actuaciones que no se ajustaban a las instrucciones dadas, "a fin de determinar posibles responsabilidades disciplinarias, aparte de las que se pudieran derivar a nivel judicial".

El mensaje de la dirección policial de los Mossos fue: "Hay que tener mucho cuidado en no poner facilidades". En este sentido, se hace hincapié en que no se trata de atender a los problemas judiciales que se pueden derivar para los mandos, sino de evitar que el relato judicial pueda "anular" al Cuerpo de los Mossos.

"Nosotros no debemos tener ningún papel en el proceso. Debemos ser conscientes de lo que quieren, hacer desaparecer el COS (Cuerpo de Mossos). El miedo no nos puede vencer. Hemos hecho lo que teníamos que hacer y lo que queríamos hacer. No nos podemos permitir que dirijan nuestras actuaciones. Los mandos aquí presentes somos los motores y tenemos una gran responsabilidad", resumía el acta en catalán de la reunión del 13 de octubre.

Colegios cerrados antes y durante el 1-O

El acta intervenida por la Guardia Civil de aquella reunión atribuye al comisario Joan Carles Molinero, que compartía junto a Ferran López el puesto de número dos, la observación de que las actas del 1-O tenían "contenidos insuficientes, falta de información e incluso actitudes poco profesionales".

"De hecho desde la Prefectura se solicitaron informes para ampliar el contenido de las mismas", advierte el documento del Instituto Armado. Los sindicatos de Mossos se quejaron de que deslizaran la responsabilidad sobre policías de base cuando las actuaciones del 1-O se habían diseñado por la estructura de mando.

"Ha quedado contrastado en esta investigación que los organizadores del referéndum nunca vieron en la actuación de MdE (Mossos d'Esquadra) ningún peligro o riesgo que pudiera afectar a la celebración de este acto", continúan los agentes de la Guardia Civil, que señalan las reservas de Trapero para aceptar la coordinación del coronel Diego Pérez de los Cobos, alto cargo del Ministerio del Interior, y la connivencia con la Generalitat, en particular con la Conselleria de Interior encabezada por entonces por Joaquim Forn, actualmente en prisión.

La Guardia Civil insiste en que los colegios que los Mossos cerraron antes del referéndum del 1-O se debió a que fue con ocasión de los requerimientos judiciales que entregaron a los responsables de los centros. Los que cerraron el mismo domingo del 1-O lo fueron tras finalizar la votación, una vez que la Policía Nacional y la Guardia Civil se desplegó para hacer efectiva la orden judicial de impedir e intervenir el material de la votación.
 
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



2 Comentarios
  • phentium phentium 28/02/18 11:16

    LO que diga la GC en este tema hay que cogerlo con pinzas ya que se les esta permitiendo ser juez y parte.

    Por otro lado ¿Son los mismos GC´s del "¡¡¡QUE NOS DEJEN ACTUAR, QUE NOS DEJEN ACTUAR....¡¡¡¡". entonado en el hall del hotel en el que estaban??. Fue evidente que no se conformaban con obedecer ordenes. O bien querian "algo mas", o bien querian determinadas ordenes. La cuestion es que llegaron a Catalunya con la cabeza caliente y el estomago frio cuando debiera ser bien al contrario.

    De la interpretacion que hagan los jueces de este asunto no me creo nada. No son ni justos ni objetivos. Como mucho, y es mucho suponer, seran legales y ya sabemos lo que son las leyes españolas hechas a medida de una banda de ladrones encabezada por Rajoy I El Mezquino.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JesusF JesusF 27/02/18 18:57

    Se lucieron esos guardias regionales también al hacer las actas. Me pregunto qué exigencias de formación tendrán para ingresar.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    1

Lo más...
 
Opinión
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Televisión de negro

    La manipulación partidista de los medios públicos de información es el signo más claro de la degradación democrática. Y en este sentido, como en todos, las actuaciones del PP son desoladoras.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    ¿Empieza el diálogo en Cataluña de una vez?

    El periodista Fernando Berlín analiza cómo ha reaccionado la prensa internacional a la investidura de Quim Torra como president de la Generalitat.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La maldita Torrateca

    ¿En qué se parecen Aristóteles y Quim Torra? En nada. Uno lleva gafas y el otro no, uno tiene cuenta de Twitter y el otro no, uno reflexionó y el otro no... Muy fan de Quim el incontinente.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre