x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El nuevo ciclo electoral

El alejamiento de Díaz y Rivera allana el camino al adelanto electoral en Andalucía

  • "Ya la discusión es [si las elecciones son] tres meses antes o tres meses después", afirma la presidenta, que culpa a su socio durante tres años de lo que ocurra
  • La discrepancia se centra en el fin de los aforamientos, que Ciudadanos exige ya aunque requiere de un cambio del Estatuto
  • La oposición acusa al PSOE y Cs de escenificar una ruptura para justificar el adelanto

Publicada el 03/09/2018 a las 20:00 Actualizada el 03/09/2018 a las 20:39
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Juan Marín y Susana Díaz, en el Debate sobre el Estado de la Comunidad

Juan Marín (Cs) y Susana Díaz, en el Parlamento de Andalucía.

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, se refirió este lunes abiertamente en la posibilidad de un adelanto electoral, decisión que sólo puede tomar ella, como establece el Estatuto de autonomía. No lo descartó. Al contrario, alentó la idea, al negarse con rotundidad a aceptar la exigencia planteada por Ciudadanos, su socio de legislatura, que tras tres años de apoyo ahora reclama la eliminación de los aforamientos autonómicos como requisito para apoyar los presupuestos de 2019.

"Ya la discusión es [si las elecciones son] tres meses antes o tres meses después, cuando llevamos un año escuchando a algunos que va a haber elecciones", dijo en referencia al PP en una entrevista en la cadena Ser. El periodista Fernando Pérez Monguió le preguntó entonces si la estabilidad del Gobierno andaluz, y por lo tanto la terminación de la legislatura en la fecha previa, dependía de la aprobación de los presupuestos andaluces: "Bueno, claro. Es normal que influya", respondió Díaz.

La presidenta, que intentó cargar con la responsabilidad de un hipotético adelanto a Albert Rivera, no se refirió a esta posibilidad en términos dramáticos. Se trataría de si los comicios son "tres meses" antes o después, reiteró, aunque insistió en que su voluntad es terminar la legislatura. "No depende sólo de mí", señaló la presidenta, que afirmó que si hay adelanto o no "lo vamos a ver" en el arranque del curso político, "en cuestión de semanas", en función –dijo– de si Ciudadanos quiere "darnos órdenes desde Madrid y Cataluña".

Un adelanto de alrededor de tres meses sería lo que se viene llamando en las conversaciones informales sobre el tema un "adelanto técnico", que a priori requeriría menos justificación política, al estar la legislatura casi agotada. El camino hacia un adelanto de este tipo, sin estar todavía expedito, sí quedó este lunes algo más despejado. Hipotéticamente un adelanto podría interesar a Díaz por dos motivos: uno) actualmente las encuestas sonríen al PSOE, tanto a nivel general como en Andalucía; dos) cuanto más separadas estén las elecciones andaluzas de las municipales y autonómicas, en teoría será más fácil encontrar un aliado para la investidura.

En 2015, con las andaluzas en marzo y las municipales en mayo, hubo que esperar a junio para el acuerdo. Si se mantiene el esquema en 2019 como está previsto (andaluzas en marzo, municipales-autonómicas en mayo), el problema podría repetirse. Este es uno de los factores que podrían aconsejar un adelanto a Díaz, que no ha acompañado su alejamiento de Cs de un acercamiento a Podemos e IU, lo cual podría salvar lo que queda de legislatura.

Lo evidente es que todos los partidos actúan ya en clave únicamente electoral y que la legislatura está en su tramo final. Tras tomarse sus vacaciones veraniegas, los dirigentes políticos andaluces han regresado al trabajo con el posible adelanto en el centro de la agenda. Juan Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía, vinculó cualquier apoyo a los presupuestos autonómicos a que se cumplan dos puntos concretos del acuerdo de investidura con el PSOE: la eliminación de los aforamientos a nivel autonómico y la aprobación de una ley electoral con mayor "proporcionalidad" y "listas abiertas o desbloqueadas". El presidente del partido, Albert Rivera, y la portavoz nacional y jefa de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, repitieron y amplificaron el mensaje de Marín, que revalidó su condición de candidato en unas primarias exprés en julio.

Ciudadanos ha apoyado tres presupuestos autonómicos. La relación de la cúpula del PSOE andaluz con Marín y los suyos ha sido buena durante toda la legislatura, así como la de Díaz con Rivera. El pacto que ambas formaciones firmaron está lejos de su cumplimiento, pero durante todo el primer tramo de legislatura la dirección de Ciudadanos en Andalucía reivindicó la vigencia del acuerdo y su carácter de "oposición útil". Rivera también lo hacía. La proximidad de las elecciones, previstas en principio para marzo de 2019, ha coincidido con un progresivo distanciamiento entre los dos socios.

La oposición cree que el alejamiento es táctico, puro teatro: que Díaz y Marín sólo tratan de borrar las huellas de su colaboración para acudir ahora a por el voto a izquierda y derecha, respectivamente. Este relato se abrió hueco en primavera, con Ciudadanos lanzado en las encuestas, si bien el panorama para la formación naranja ha cambiado a raíz de la moción de censura que ha aupado a Pedro Sánchez y del ascenso al liderazgo del PP de Pablo Casado, sucesos que han cambiado un guión político que favorecía a Rivera.

No obstante, el líder nacional de Cs no evidencia miedo a las urnas. La exigencia planteada por él mismo, Marín y Arrimadas al PSOE es de complicado cumplimiento en los plazos que requeriría como requisito para aprobar el presupuesto. Dirigentes del PSOE y miembros del Gobierno andaluz repiten desde el domingo que la eliminación de los aforamientos autonómicos requeriría una reforma del Estatuto de autonomía de Andalucía, que debería pasar por las Cortes Generales y ser ratificada en un referéndum. Este requisito, insisten desde el PSOE, es una intromisión "desde Madrid y Barcelona" en los asuntos andaluces.

Por la mañana Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE andaluz, pidió a Cs "sensatez". Insistió en la idea de la "estabilidad", la misma palabra que Díaz repetía como requisito para culminar la legislatura del pacto con IU, que acabó rompiendo en enero de 2015 tras un progresivo distanciamiento con la coalición de izquierdas. "Es imposible hacerlo [la eliminación de los aforamientos] en el espacio de tiempo que queda", dijo Cornejo. Mostró sus dudas con respecto a la posibilidad de negociar el presupuesto con Podemos e IU, aunque numéricamente es posible, ya que entre los tres partidos suman con holgura mayoría absoluta. No obstante, Cornejo afirmó que no sacar los presupuestos no era sinónimo de adelanto.

Díaz fue por la tarde en la Ser más contundente que su número dos. Hubo un aparente desajuste en los mensajes de ambos en relación con las consecuencias que tendría no sacar el presupuesto. Para Díaz, "claro" que podría suponer el fin de la legislatura. "Cuando no haya estabilidad, pues es evidente que tendrán que hablar los andaluces", afirmó Díaz, que acusó a Rivera de dar un "volantazo" fruto de los "nervios" en su pelea con Casado por ver "quién es más de derechas". Díaz afirmó que el caso ha evidenciado una "falta de autonomía" de Ciudadanos en Andalucía. Es un mensaje duro con Marín, que –a pesar de todo– sigue siendo a priori el socio potencial más probable del PSOE tras las próximas elecciones. Preocupa en el PSOE que, si Cs queda segundo o tercero muy cerca del PP, se vea como alternativa real a los socialistas y no quiera pactar.

Sin complicidad con Podemos e IU

Los comicios serán cuando decida Díaz, que si quiere adelantarlos necesita una excusa. Un relato. La posición de Ciudadanos le facilita ese relato. Su negativa a aceptar la exigencia de Cs ha sido tan rotunda como la propia exigencia de Cs. Está por ver si hay rectificación total o parcial de alguno de los dos. Si no la hay –y la antesala electoral es poco propicia para rectificaciones políticas–, las opciones del PSOE para sacar las cuentas serían el PP, harto improbable, y Podemos-IU. La complicidad entre Díaz y los máximos dirigentes de las dos formaciones de izquierdas, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, es escasa tirando a nula. Este martes Díaz dijo que ambos se han abierto ahora a negociar el presupuesto "con la boca pequeña". El PSOE no quiere verse en el escenario de tener que negociar con Podemos e IU en una situación análoga a la de Pedro Sánchez en Madrid, si bien la comparación siempre sería inexacta porque la relación de fuerzas no es la misma.

Díaz sí expresó claramente su deseo de no compartir cita electoral con las generales. Lo dijo a su manera. Los comicios deben tener "acento andaluz", afirmó. Las circunstancias que pueden ayudar a la presidenta a adelantar elecciones no son sólo andaluzas. Díaz recordó que las cuentas andaluzas están conectadas a las negociaciones generales. "Hay 1.100 millones que nos estamos jugando", afirmó, en referencia a 750 en los anticipos de las liquidaciones de entregas a cuenta, y los 350 –dijo– que supondría una relajación del objeto de déficit. Díaz acusa a PP y a Podemos de ser responsable de que Andalucía pierda estos 350 millones por votar en contra del techo de gasto. No lanza ningún mensaje para construir potenciales alianzas para lo que queda de legislatura. Todo lo que dice es en clave de culpabilización de sus adversarios. 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

5 Comentarios
  • JUAN CARLOS51 JUAN CARLOS51 08/10/18 18:23

    Yo me sigo reafirmando en que la coherencia no abunda en nuestros partidos políticos. Si Ciudadanos es para el PSOE la derecha naranja, ¿por qué llevan gobernando en Andalucía más de tres años con un pacto de gobierno precisamente con ese partido?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    2

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 08/10/18 19:05

      ¿Usted no se enteró que tras los resultados electorales Podemos a través de su candidata de la que no recuerdo ahora el nombre y respaldada por Pablo Iglesias dijo que de ninguna manera entraría en un gobierno de coalición con el PSOE y que de ninguna manera haría un pacto parlamentario con el PSOE andaluz, la casta decían? Ese es el motivo de que no quedara otra opción que el pacto parlamentario con CIUdadanos? ¿No le suena lo que le digo? Pues fue así: El maximalismo, el sectarismo y el fanatismo de Podemos no dejó otra opción que elegir entre la inestabilidad politica, que es malisima, y el pacto con Ciudadanos que es menos malo que la inestabilidad. Podemos, tal y como pasó en el Congreso de los Diputados, puso exigencias imposibles para no pactar y de resultas hay que buscar otro pacto porque es lo que votaron los ciudadanos que no hubiera mayorías absolutas y que se pactara.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      2

      • JUAN CARLOS51 JUAN CARLOS51 08/10/18 22:40

        Por un motivo u otro, el pacto de gobierno se realizó con la derecha naranja, tal y como la llama el PSOE. Lo que espero en que en campaña digan que es posible, si las circunstancias se repiten tal y como usted las ha expuesto, volver a pactar con Ciudadanos. Así nadie se llamará a engaño.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • vibado vibado 04/09/18 10:27

    Susana , el P$OE , con su aliado C´S o Ribera , peores q su original marca PP , no se entiende o lo q se entiende es el poder chanchullear de ese P$SOE q por no ser ni son socialistas , ni izquierda unida ni unidos Podemos deberían sacarla las castañas del fuego , mientras Blas Infante ,padre del andalucismo sigue condenado Y Felipe el Gonzalez felon veranea en Marbella ,en el Marbella Club ,de lo mas selecto , y la maltratada Andalucia por el franquismo , se vuelve de la derecha tardofranquista ,si alguien lo entiende me lo explique

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    7

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 08/10/18 17:44

      Nadie se lo puede explicar porque lo que usted dice no hay mente humana que lo entienda. Tantas ganas de insultar por su boquita que no sabe lo que dice. Es inentendible mas allá de los insultos. Me refiero a lo que se llama entendimiento humano.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.