x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Libertad de expresión

Las activistas de Femen que se encadenaron en La Almudena declaran que no pretendieron ofender sino crear debate

  • Su abogado insiste en que no hubo profanación y que hubo un respeto "exquisito" a los objetos sagrados
  • Desde el movimiento se apela a la absolución de las dos activistas, así como a la despenalización de los denominados "delitos religiosos" que todavía existen en el Código Penal

infoLibre
Publicada el 16/11/2018 a las 17:03 Actualizada el 16/11/2018 a las 17:04
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Las dos activistas de Femen que han sido juzgadas por encadenarse al altar de la Almudena.

Las dos activistas de Femen que han sido juzgadas por encadenarse al altar de la Almudena.

Las dos activistas de Femen que se encadenaron en junio de 2014 al altar de la catedral de la Almudena han declarado hoy en el juicio que no pretendieron ofender ni herir los sentimientos religiosos, sino que su acción era para crear un debate social sobre la despenalización del abordo y en un momento social donde se pretendía "cercenar el derecho de las mujeres", informa Europa Press.

Así lo han manifestado Ana y Carlota durante su declaración en el juicio que se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid. Las activistas fueron detenidas por miembros de la Policía Nacional en junio de 2014 tras reivindicar el derecho al aborto libre de las mujeres con una inscripción pintada en el torso que rezaba "libertad para abortar".

Se enfrentan a una petición fiscal de pena de nueve meses de prisión por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos. La Asociación Española de Abogados Cristianos reclama una solicitud de condena de dos años de cárcel por delitos de provocación a la discriminación, al odio y a la violencia y contra los sentimientos religiosos de los ciudadanos. Si les condenan a dos años de prisión, no entrarían en la cárcel si no cuentan con antecedentes penales.

Su presidenta, Apolonia Castellanos, ha reclamado tras concluir la vista oral que se deje de arremeter contra los cristianos y ha pedido respeto hacia los creyentes. "No cabe otra cosa que una sentencia condenatoria", ha apostillado.

No se profanó

El abogado de las activistas, Endika Zulueta, ha subrayado que no hubo profanación en la reivindicación de sus clientas en el altar de la catedral madrileña, aunque ha admitido que la acción pudo molestar dado que se desnudaron ante los fieles.

Así, ha insistido en que su intención era crear un debate social contra el Proyecto de Ley para penalización del aborto que impulsó el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, lo que finalmente se echó para atrás.

"Te pueden expulsar de un templo por vestir de forma indecorosa o por no vestir. Pero eso es una cosa y otra intentar meter a alguien en la cárcel. La profanación tiene que ser algo mucho más grave. Hubo exquisito respeto a los símbolos religiosos", ha aseverado.

En esta línea, ha incidido en que lo único que se "ha profanado" son los derechos fundamentales como el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la protesta pacífica, como "fue este caso", según ha dicho. "La intención era crear un debate social", ha afirmado.

Desde el movimiento se apela a la absolución de las dos activistas, así como a la despenalización de los denominados "delitos religiosos" que todavía existen en el Código Penal, algo de lo que están en contra.

Una de las activistas de Femen que ha acudido a arropar a sus compañeras ha destacado que sus acciones se enmarcan dentro del marco de la libertad de expresión. Además, ha insistido en que Femen intenta cambiar la sociedad a través de sus reivindicaciones, sin ofender.

"Si demostramos algo con Gallardón es que en el colectivo feminista trabajamos juntas para defender unos derechos de las mujeres. Y eso es lo que realmente importa. Que todas trabajemos", ha reseñado.

"No pretendíamos ofender ni herir los sentimientos religiosos. Respetamos los objetos religiosos", han manifestado ante el tribunal ya que en el transcurso de su "performance" se encadenaron al crucifijo del altar del templo.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.