Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Corrupción

La Audiencia de Madrid obliga a admitir la querella del número 2 de 'Gürtel' contra dos policías por los registros de hace 10 años

  • Pablo Crespo acusa ahora de delito de falsedad a dos agentes bajo el argumento de que simultáneamente firmaron en 2009 actas derivadas de registros y de que habían estado interrogando a una de las detenidas
  • La tramitación de la querella, presentada en enero, fue rechazada en marzo por un juzgado de instrucción porque no resultaba "debidamente acreditada" la perpetración de ningún delito, pero la Audiencia sostiene que si los hechos denunciados responden a algún delito hay que admitirla "sin perjuicio de las decisiones que posteriormente procedan"
  • Fechado el 25 de octubre, el auto tiene como ponente al portavoz de Jueces para la Democracia, Ignacio González Vega

Publicada el 12/11/2019 a las 12:00 Actualizada el 12/11/2019 a las 12:44
Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes', Pablo Crespo y Francisco Correa

Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes', Pablo Crespo y Francisco Correa

La Audiencia Provincial de Madrid acaba de obligar a que se admita la querella por falsedad presentada por el número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, contra dos policías que participaron en la investigación. La querella fue presentada el 31 de enero, es decir, a punto de cumplirse 10 años del estallido de la operación y ocho meses después de la sentencia que condenó a Correa, Crespo y otras 27 personas por graves delitos de corrupción. 

En marzo, el juzgado en el que había recaído la denuncia, el de instrucción 39 de Madrid, resolvió inadmitirla. Crespo recurrió y ahora, con la oposición de la Fiscalía, la Audiencia Provincial le da la razón. Fechado el 25 de octubre, el auto de la Sección 17 ha tenido como ponente a Ignacio González de Vega, portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) desde hace tres años.

Con esa querella, Crespo persigue la nulidad de los registros y convencer al Tribunal Supremo de que la sentencia dictada en mayo de 2018 por la Audiencia Nacional ha de ser revocada. La ofensiva contra la sentencia se reactiva así, en paralelo a la recusación de uno de los jueces clave en aquel juicio, José Ricardo de Prada, a quien el pleno de la Sala Penal de la Audiencia Nacional ha apartado del tribunal que juzgará los papeles de Bárcenas. Lo ha hecho copiando los argumentos que el PP esgrime contra la sentencia en su recurso ante el Supremo.

En su querella, Crespo acusa ahora de delito continuado de falsedad en documento público y oficial a dos agentes bajo el argumento de que simultáneamente firmaron en febrero de 2009 actas derivadas de registros y otras relacionadas con que habían estado interrogando a una de las detenidas, Isabel Jordán.

Al inicio del primer macrojuicio de Gürtel, el de la llamada Época 1, su defensa esgrimió el dato de la simultaneidad en un nuevo intento por lograr la nulidad de las pruebas obtenidas. En la sentencia de mayo de 2018, la Audiencia Nacional tumbó el intento de Crespo, que ya había lanzado otros anteriores. E introdujo un párrafo que cita parcialmente la querella de Crespo pero no, mucho menos de forma completa, el tribunal madrileño. Es este: "Hecha tal alegación [la de la falsedad en las actas del registro a una de las sedes empresariales principales de la trama] en fase de cuestiones previas, hubiera sido poco prudente que este Tribunal acordara, en ese trámite, la nulidad del propio registro, y mucho más la de todas las demás diligencias, porque, dejando al margen esas irregularidades, calificadas de falsedades documentales, que, de ser tan graves como se dice, lo razonable es que hubieran sido objeto de denuncia". Es esa última parte, la que ahora aparece en negritas, la que cita Crespo en su querella.

Según la Audiencia, resulta contrario a la ley "la inadmisión de la querella por no resultar debidamente justificada la perpetración del delito que ha motivado la formación de la causa, como se fundamenta en la resolución recurrida". Esto es, en el auto del juzgado 39 que denegó la apertura de diligencias. La querella, dice también el auto, debe admitirse "solo si los hechos alegados, en su concreta formulación llenan las exigencias de algún tipo penal". La Fiscalía se opuso desde el inicio a la admisión de la denuncia de Crespo.

La Audiencia sostiene igualmente el siguiente argumento: que la "fase de instrucción no tiene como finalidad la plena acreditación de los hechos objeto de imputación, ya que solo se puede declarar probada la comisión de un hecho delictivo tras la práctica de la prueba en el acto plenario [el juicio], excepción hecha de la prueba anticipada o preconstituida".  Y que, por tanto, esta querella ha de ser admitida.

No es la primera vez que los policías asignados a Gürtel reciben ataques en forma de denuncia. Durante su comparecencia ante la comisión del Congreso que investigaba la financiación del PP, el inspector jefe de la UDEF, Manuel Morocho, cuantificó en siete las querellas que distintos cargos del PP presentaron contra él por el caso Gürtel. Todas ellas fueron archivadas.


 
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión