x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El Gobierno prepara un decreto ley de emergencia para el caso de que no consiga apoyo a la prórroga del estado de alarma

  • El Ejecutivo no renuncia a obtener la mayoría que necesita para una sexta prórroga del mando único sanitario y de los límites a la movilidad pero se prepara para lo peor
  • La vicepresidenta Carmen Calvo defiende en el Congreso que el Gobierno disponga de mecanismos para hacer frente a un rebrote en otoño aunque sólo tengan vigencia mientras no haya una vacuna
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 26/05/2020 a las 20:44 Actualizada el 27/05/2020 a las 11:45
La vicepresidenta Carmen Calvo, a su llegada a la Comisión de Reconstrucción del Congreso.

La vicepresidenta Carmen Calvo, a su llegada a la Comisión de Reconstrucción del Congreso.

Efe

El Gobierno prepara un decreto de urgencia para el caso de que la semana que viene no consiga mayoría suficiente en el Congreso para prorrogar, por sexta y y última vez, el decreto de alarma sobre el que descansa su plan para salir de forma ordenada de las restricciones impuestas para combatir la pandemia del Covid-19. Así loanunció este martes en el Congreso la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una comparecencia en la que describió este decreto como una norma que “ordenará la legislación vigente” nacida “a la luz del decreto de alarma” y que ha tomado forma a través de “órdenes ministeriales”.

La idea del gobierno es dotar a esas órdenes ministeriales, fundamentalmente sanitarias y de movilidad, del “paraguas de un decreto ley” que, ya sin decreto de alarma, le permitías mantener las “normas mínimas” necesarias para ordenar “la reacción y la respuesta sanitaria hasta el final de la desescalada” en los territorios que hoy están en Fase I, que son aquellos que llevan más retraso en la desescalada: Madrid, el área metropolitana de Barcelona, la Comunitat Valenciana, y algunas áreas de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía.

El Gobierno, explicó, “tiene un plan alternativo” paea el caso de que “sus señorías consideren que no podemos tener quince últimos días de alarma para hacer finalmente bien la desescalada en los territorios en los que particularmente tenemos todavía problemas”. Porque los demás, anticipó, “van muy bien y podrán salir muy pronto” de las limitaciones que impone el estado de alarma.

El decreto en cuestión es el plan B que el presidente Pedro Sánchez aseguró no tener hace varias semanas para presionar a la oposición, en particular al PP, con el fin de que respaldaran la prórroga del estado de alarma. Y concreta la solución “creativa” que adelantó infoLibre de la que hablaron el pasado jueves el presidente y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias para el caso de que PSOE y Unidas Podemos no sean capaces de reunir la mayoría que necesitan.

Esta salida no significa que el Gobierno renuncie a la prórroga de la alarma. “El Gobierno quiere plantear una prórroga última”, reafirmó Calvo en la comisión de erconstrucción del Congreso, aunque “con modificaciones muy importantes para dejar a las comunidades autónomas que desescalen el tramo final que les queda”, porque “constitucional y legalmente es posible que en unos territorios se salga de la alarma antes que en otros” en función de la evolución que tengan de la pandemia. Sólo se trata de contar con una alternativa para el caso de que la Cámara Baja vote en contra.

Al mismo tiempo, recordó la vicepresidenta, el Gobierno se dispone a llevar al Congreso, “en legislación de urgencia, alguna reforma” de las normas estatales básicas con el objetivo de “poder responder a algún rebrote”.

No tener que depender de los jueces

Sin herramientas extraordinarias como las que ofrece el estado de alarma se puede confinar a la población, admitió, pero hace falta que lo ratifique un juez, como sucedió en un hotel de Canarias o en una comarca catalana cuando el virus empezó a manifestarse en España. Y si hay un rebrote, “o un otoño complicado”, advirtió Calvo, “no vamos a poder depender” de mecanismos que exijan “largos días” de espera antes de poder actual porque “se tenga que pronunciar otra autoridad que no sea la sanitaria”. Hacen falta fórmulas más ágiles que incorporen que impliquen el respaldo de los ejecutivos autonómicos del Gobierno de España y del del Congreso pero sin necesidad de intervención judicial. “No hay más ni mejor democracia que esa”, remarcó.

Al mismo tiempo, recordó la vicepresidenta, el Gobierno se dispone a llevar al Congreso, “en legislación de urgencia, alguna reforma” de las normas estatales básicas con el objetivo de “poder responder a algún rebrote”.

Sin herramientas extraordinarias como las que ofrece el estado de alarma se puede confinar a la población, admitió, pero hace falta que lo ratifique un juez, como sucedió en un hotel de Canarias o en una comarca catalana cuando el virus empezó a manifestarse en España. Y si hay un rebrote, “o un otoño complicado”, advirtió Calvo, “no vamos a poder depender” de mecanismos que exijan “largos días” de espera antes de poder actual porque “se tenga que pronunciar otra autoridad que no sea la sanitaria”. Hacen falta fórmulas más ágiles que incorporen que impliquen el respaldo de los ejecutivos autonómicos del Gobierno de España y del del Congreso pero sin necesidad de intervención judicial. “No hay más ni mejor democracia que esa”, remarcó.

A la hora de decidir entre la puesta en marcha del plan A —solicitar la prórroga de la alarma—  o el plan B —un real decreto ley que rescate las medidas esenciales de restricción a la movilidad y de gobernanza de la desescalada— influirán, sobre todo, dos factores. El primero, la evolución de la pandemia. El Gobierno maneja datos muy favorables de la enfermedad que permiten soñar con acelerar el desconfianamiento en las comunidades que van mejor —las quer están en Fase II—. El segundo es el apoyo que PSOE y Unidas Podemos sean capaces de conseguir entre las fuerzas del Congreso. La diferencia en esta ocasión es que el Gobierno no quiere volver a mezclar debates y sólo está dispuesto a negociar los términos del decreto de alarma. Es decir: las normas sanitarias y las restricciones de movilidad, pero no a intercambiar el respaldo parlamentario por medidas que nada tienen quer ver con el virus y que la semana pasada fueron puestas encima de la mesa por diferentes partidos.

Los contactos cn los grupos parlamentarios ya fueron confirmados en la mañana del martes por la ministra Portavoz del Gobierno, María jesús Montero, e incluirán a todas las fuerzas dispuestas a hablar de la última prórroga del estado de alarma para completar el plan de desescalada en condiciones de seguridad.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.


 

 

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Antonio B. Antonio B. 26/05/20 22:56

    Si hay que llegar a este extremo es señal inequívoca de que hay partidos, especialmente la derecha y la ultraderecha y los nacionalistas catalanes a los que les importa un pimiento la salud de los españoles. Para ellos es prioritario hacer caer al gobierno.
    Si hay más muertos, siempre estará Sánchez para que le echen la culpa por la actitud canallesca de estos partidos que actúan, en este caso, como partidos criminales.
    Si no se aprueba la prórroga del estado de alarma y hay rebrotes de la epidemia aumentando el número de contagiados y de muertos, ¿habrá alguien que se atreva a llevar ante los tribunales a Casado, Abascal, Rufián y Puigdemont como presuntos CRIMINALES?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

 
Opinión